BonomédicoBlogSalud dentalTécnicas de blanqueamiento dental

Técnicas de blanqueamiento dental


Comentar
Publicado en Salud dental

La preocupación por tener unos dientes blancos puso de moda hace unos años las técnicas de blanqueamiento dental, que experimentaron importantes avances. No obstante, más que una moda, este tratamiento se ha convertido en una necesidad para muchas personas que, por los motivos que sean, tienen problemas en el esmalte o manchas en los dientes. Pero también para quienes ejercen una actividad de cara al público y, abocados por los estándares estéticos de la sociedad actual, tienen que lucir una sonrisa perfecta.

El blanqueamiento dental es un tratamiento estético que consigue reducir en varios tonos el color de las piezas dentales, dejando la dentadura más blanca y brillante, con un aspecto más limpio, sano y juvenil. El caso es que las diversas técnicas de blanqueamiento para dientes que hay en la actualidad son cada vez más demandadas, tanto por su eficacia para aclarar los dientes y darles más brillo, como por lo fácil que resulta el procedimiento.

Blanqueamiento dental

Conseguir unos dientes blancos se ha convertido en uno de los cebos publicitarios más explotados en las últimas décadas. Pastas dentales, geles, enjuagues bucales… utilizan este reclamo con frecuencia y, aunque es cierto que en algunos casos pueden resultar de utilidad, lo más efectivo para lucir la sonrisa deseada es realizarse un tratamiento blanqueamiento dental.

Someterse a este tratamiento dental es tan sencillo que, en algunos casos, puede hacerse en casa; eso sí, siempre bajo la supervisión de un especialista. Por ello, lo aconsejable es acudir a una clínica dental para que un especialista informe de las posibilidades que ofrece este procedimiento y de cuáles son las alternativas en el marco del mismo.

En cualquier caso, este es el método que mejores resultados proporciona al paciente. Se trata de un tratamiento indoloro, rápido, seguro y eficaz, que permite devolver la tonalidad a los dientes y eliminar la mayoría de las manchas en los dientes. No altera la sensibilidad ni afecta al esmalte, y apenas presenta efectos secundarios. 

Técnicas de blanqueamiento dental

Como ya se ha señalado, el objetivo de este tratamiento es lograr unos dientes más blancos. El odontólogo valorará el procedimiento a aplicar, en función de la tonalidad previa y la que se desea.

La más común de las técnicas para tener los dientes más blancos consiste en un sistema de Fotoactivación, en el que se aplica sobre los dientes luz fría y peróxido de hidrógeno al 35%. Para evitar que las encías se vean perjudicadas, el dentista primero las protege con una funda especial. En casi todos los pacientes, con una sesión ya se pueden ver resultados.

¿Sabes que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta? Sin cuotas mensuales, sólo pagas si vas al médico. Consulta aquí como funciona.

Algunas veces, después del tratamiento en la consulta, el paciente tendrá que llevar puestas unas férulas con peróxido de carbono durante dos semanas aproximadamente -una hora al día- para prolongar y fijar los resultados de la técnica. Se aconseja evitar ingerir sustancias que puedan oscurecer los dientes durante, al menos, las próximas 72 horas, para impedir que entren pigmentos antes de que el poro del esmalte se cierre.

Además del explicado, se pueden mencionar otras tres técnicas de blanqueamiento dental:

  • Blanqueamiento dental en casa: es importante que nadie se lleve a engaño con esta opción, ya que, también se debe realizar bajo la supervisión de un especialista y siguiendo sus indicaciones. Esta técnica utiliza unas férulas hechas a medida en las que se aplica el gel que contiene la acción blanqueadora. El paciente deberá ponerse dichas fundas durante el tiempo que indique el dentista, acudiendo a la consulta para las revisiones pertienentes.
  • Blanqueamiento dental mixto: combina las técnicas de Fotoactivación y la que se hace en casa. En la clínica se aplica el procedimiento con luz fría y peróxido de hidrógeno, que se refuerza en casa con las férulas.
  • Blanqueamiento interno: está indicado para casos muy concretos, en los que uno o varios dientes se han oscurecido después de una endodoncia. Siempre se tiene que realizar en la clínica y no necesita de anestesia.

En todos los casos, el procedimiento de blanqueamiento no afecta al esmalte de los dientes. El único riesgo del blanqueamiento dental que puede destacarse es la posibilidad de que surja una ligera sensibilidad, que normalmente desaparece cuando haya finalizado el proceso.

Carillas dentales: alternativa al blanqueamiento

Hay algunos problemas estéticos de los dientes, relacionados con su color o con la presencia de manchas, que son difíciles de resolver con un blanqueamiento. Para estas situaciones, lo recomendable es el uso de carillas dentales.

Estas son una especie de láminas muy finas que se colocan sobre la superficie externa de los dientes y que sustituyen visualmente a los mismos. La mayoría se fabrican a medida del propio paciente, a partir de distintos materiales, fundamentalmente se emplean las carillas de porcelana o zirconio, y las de composite.

Si tienes algún problema de salud, recuerda que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta. Consulta aquí como funciona.

Consejos para mantener los dientes blancos

Para conservar la tonalidad adecuada de los dientes -se haya o no realizado un blanqueamiento- se pueden seguir una serie de consejos sencillos. La mayoría de ellos tienen que ver con el cuidado de la boca y con ciertos alimentos que oscurecen el esmalte.

Así, además del cepillado dos veces al día, como alternativas al blanqueamiento dental clínico, se recomienda evitar bebidas con cafeína -como el café o el té-, ya que manchan los dientes. También mancha los dientes el tabaco y el vino tinto. 

Hay productos naturales que pueden ayudar a blanquear los dientes, como por ejemplo el bicarbonato de sodio -se puede utilizar cada día, después del cepillado habitual-; y el limón, cuya acidez es ideal para devolver el blanco a los dientes amarillentos.

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *