BonomédicoBlogMedicamentosSintrom: riesgos y efectos secundarios

Sintrom: riesgos y efectos secundarios


1 comentario
Publicado en Medicamentos

Sintrom es un fármaco cuyo objetivo es conseguir una coagulación sanguínea correcta de forma controlada y que tenga menos intensidad de coagulación. Por ello, gracias a este medicamento la sangre se hace más líquida y se disminuyen las posibilidades de sufrir trombosis y embolia, con un menor riesgo de hemorragia.

Los coágulos sanguíneos se forman por las plaquetas y la fibrina (una proteína). La función de los medicamentos anticoagulantes es impedir la formación de fibrina para que no aparezcan los coágulos. El Sintrom realiza esta función y es uno de los anticoagulantes más utilizados en nuestro país.

La formación de coágulos de sangre puede impedirse con la toma de determinados medicamentos.

La formación de coágulos de sangre puede impedirse con la toma de determinados medicamentos.

Los pacientes con fibrilación auricular utilizan Sintrom porque así evitan, que como consecuencia de la arritmia, se les formen coágulos dentro del corazón.

Otros pacientes que usan Sintrom son aquellos que tienen prótesis valvulares metálicas para que no se le formen coágulos en la prótesis.

Las personas con trombosis venosa profunda, esto es, con trombos en las venas de las piernas toman también Sintrom para disolverlos y evitar que vayan hasta los pulmones y les provoquen un infarto pulmonar.

Este medicamento anticoagulante no puede darse con una dosis fija, por lo que requiere de un exhaustivo y regular control del paciente. Dicho control se realiza de acuerdo a un parámetro en la analítica denominado INR. Cuando la dosis de Sintrom es baja, la sangre tendrá una coagulación normal (INR bajo), parecerá que no se está tomando el fármaco, por lo que habrá que incrementarla. En cambio, si la dosis es demasiado alta (INR alto) existirá un riesgo de que se produzcan hemorragias.

La persona que tome Sintrom corre unos riesgos por lo que deberá informar a todo el personal sanitario que le atienda (médico, enfermera, dentista, etc.) de que lo hace ya que tomar este medicamento junto a otros fármacos puede resultar peligroso.

¿Sabes que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta? Sin cuotas mensuales, sólo pagas si vas al médico. Consulta aquí como funciona.

Riesgos del Sintrom

No todo el mundo puede tomarlo, pues existen unos riesgos del Sintrom que están asociados este medicamento.

Así las personas con hipersensibilidad al acenocumarol y derivados cumarínicos o a alguno de los excipientes del Sintrom no pueden tomarlo. Al igual que personas que no se puedan supervisar su tratamiento (porque estén seniles, con trastornos psiquiátricos, etc.), tampoco lo deberían tomar.

Cuando exista un riesgo de que se pueda sufrir hemorragia no se tomará Sintrom pues esto es más peligroso que el beneficio clínico que se obtendría tomándolo ( es el caso de intervenciones quirúrgicas recientes, úlcera péptica, endocarditis infecciosa y otras).

Tampoco lo tomarán las personas con hipertensión grave, insuficiencia hepática importante o insuficiencia renal grave, siempre que el riesgo de padecer hemorragia sea mayor que el de sufrir una trombosis.

No se tomará este medicamento si la persona sufre una coagulopatía hereditarias, adquiridas y trombocitopenias con recuentos plaquetarios inferiores a 50×109/L. Por último, no se utilizará si existe un incremento de la actividad fibrinolítica (después de una operación de próstata, pulmón, útero, etc).

Hasta aquí, los casos en los que no se tomará este medicamento bajo ningún concepto, a no ser que lo diga el médico. A continuación expondremos cuándo se puede hacer uso de Sintrom con cierta precaución. Es el caso de los pacientes con insuficiencia hepática leve o moderada. Al igual que las personas con insuficiencia renal que lo podrán tomar pero siendo cautos ya que en su caso existe un riesgo mayor de sufrir hemorragias que los pacientes con insuficiencia renal normal. Si la persona tuviera una insuficiencia renal grave con un riesgo de hemorragia mayor que el de trombos, tampoco tomaría acenocumarol (Simtrom).

Las personas con problemas del corazón tomarán Sintrom según la dosis que le indique su médico, que incrementará la vigilancia de los pacientes en estos casos.

Los riesgos del Sintrom son mayores para un cierto sector de la población, por lo que la precaución en esos casos ha de aumentar.

Los riesgos del Sintrom son mayores para un cierto sector de la población, por lo que la precaución en esos casos ha de aumentar.

Los pacientes con déficit de proteína C y S lo tomarán con precaución si así lo dicta su doctor, pues se sabe que con este problema existen mayores riesgos del Sintrom, como sufrir necrosis cutánea hemorrágica.

Sectores especiales de población

Los mayores de más de 65 años deben controlar la ingesta de Sintrom por lo que se someterán a controles más frecuentes al igual que les ocurrirá a los niños que lo usen, con los que se tendrá que tener más precaución.

Además de en estos casos, hay otros en los que se requiere un férreo control médico del tratamiento con Sintrom. Esto ocurre en afecciones que puede disminuir la fijación proteica de Sintrom. Es el caso de:

  • Tumores.
  • Enfermedades renales.
  • Inflamaciones.
  • Infecciones.
  • Tirotoxicosis.

Por otra parte, los problemas de salud que afectan a la absorción gastrointestinal pueden hacer que se altere el efecto anticoagulante de este medicamento.



Cuando se realice un tratamiento con Sintrom se intentará que no se pongan inyecciones intramusculares, para evitar el riesgo de hematomas en la zona. Pero se podrán poner inyecciones subcutáneas e intravenosas ya que no conllevan complicación alguna.

Finalmente, se tendrá cuidado al utilizar este fármaco cuando por intervenciones diagnósticas se acorte el INR.

Entre los riesgos del Sintrom aparece el hecho de suponer un peligro para la salud de las personas con problemas de tolerancia a la lactosa, ya que contiene una parte de esta sustancia. Por ello, no deberían tomar este medicamento.

Sintrom y otros medicamentos

El uso de Sintrom y otros medicamentos puede provocar ciertos riesgos. Aunque sólo un número concreto de tales interacciones es significativo. Por ello, el médico deberá conocer qué fármacos se toman además del Sintrom para vigilar mejor la coagulación y controlarla más a menudo. O puede que tenga que interrumpir el uso de Sintrom con otro medicamento.

Hay ciertos fármacos que incrementan la actividad anticoagulante y aumentan el riesgo de hemorragia por lo que no deben tomarse junto al Sintrom. Es el caso de los inhibidores de la agregación plaquetaria como clopidogrel, ticlopidina o ácido salicílico y derivados (por ejemplo, ácido acetilsalicílico), heparina (menos en situaciones que requieran de una rápida anticoagulación), fenilbutazona u otros derivados pirazolónicos (antiinflamatorios no esteroideos, etc.) vitamina E, inhibidores de la trombina, etc.

A veces estará indicado el uso de Sintrom con alguno de los medicamentos prohibidos, es el caso de cuando se inician episodios tromboembólicos que se tomará Sintrom con un anticoagulante parenteral hasta alcanzar un INR en rango terapéutico. En este caso las pruebas de coagulación se harán de forma más frecuente.

Habrá unos medicamentos que potencien el efecto anticoagulante de acenocumarol y otros, que en cambio, lo disminuyan como ocurre con diuréticos tiazídicos, antineoplásicos y otros.

Hay determinados medicamentos que también poseen efectos anticoagulantes y por ello no deben tomarse al mismo tiempo.

Hay determinados medicamentos que también poseen efectos anticoagulantes y por ello no deben tomarse al mismo tiempo.

Todas estas cuestiones las conocerá el médico y sabrá en cada caso si se deberán utilizar o no dichos fármacos, pues existen efectos secundarios del Sintrom y del resto de medicamentos.

Por otra parte, cuando se trate de forma simultánea el Sintrom con derivados de la hidantoína (tales como fenitoína), se podrá incrementar la concentración sérica de hidantoína.

Sintrom no se deberá tomar con el alcohol ni con zumo de grosella, pues puede provocar en el metabolismos problemas como el incremento de posibilidad de sufrir hemorragias.

Hay además una serie de alimentos con alto contenido en vitamina K, que pueden disminuir el efecto anticoagulante de los dicumarínicos tales como:

  • Col.
  • Espinaca.
  • Coliflor.

Es por este motivo por el cual se intentará evitar tomar estos alimentos.

En etapas de la vida como el embarazo no debe tomarse Sintrom porque está asociado a la posible malformación congénita del embrión y su uso está contraindicado durante este periodo vital. Lo mismo ocurre con las mujeres que están dando de mamar, pues si toma Sintrom pueden pasarle el medicamento al bebé por la leche materna, por lo que se desaconseja el uso de dicho fármaco y si se tiene que tomar el médico indicará el tratamiento y el control más oportuno.

Por otra parte, las mujeres en edad de concebir que tomen este medicamento evitarán quedarse embarazadas mientras dure el tratamiento para evitar los efectos secundarios del Sintrom y problemas ya mencionados.

En otro orden de cosas, no se sabe si el Sintrom afecta a la capacidad de conducir de las personas o al utilizar maquinaria peligrosa. No obstante, y aunque esto no se sepa es bueno que las personas que trabajen de forma física y que corran ciertos riesgos en su trabajo lleven consigo una tarjeta en la que se recoja que están tomando medicamentos anticoagulantes, por si resultan heridos.

Efectos secundarios del Sintrom

Hasta aquí hemos comprobado los sectores de la población que no deberían tomar Sintrom o cuyo uso de este medicamento debería estar muy controlado.

Ahora detallaremos los efectos secundarios que se asocian a este importante medicamento anticoagulante:

  • Uno de los más llamativos y peligrosos es la aparición de hemorragias, que pueden llegar a ser graves en algunos casos.
  • Lo normal es que se produzcan pequeñas hemorragias en lugares como la orina, encías o nariz.
  • También pueden aparecer heces oscuras o negras que indiquen la posible presencia de sangre.

En cualquier caso, cuando aparezca alguno de estos síntomas el paciente deberá indicárselo a su médico para así evitar que se produzcan efectos secundarios mucho más graves.

Si tienes algún problema de salud, recuerda que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta. Consulta aquí como funciona.

Entre los principales efectos secundarios del Sintrom está la aparición de pequeñas hemorragias.

Entre los principales efectos secundarios del Sintrom está la aparición de pequeñas hemorragias.

En resumen, el Sintrom es un medicamento muy útil para evitar que se produzca una hipercoagulación sanguínea o riesgo de trombosis. Si desaparece la posibilidad de sufrir esta hipercoagulación o trombosis y así lo aconseja el médico, se puede dejar de tomar dicho medicamento y evitar así posibles efectos secundarios del Sintrom. También se puede terminar un tratamiento con Sintrom porque el uso de este fármaco suponga más riesgos que beneficios para la salud del paciente (por la probabilidad de provocar sangrado digestivo o de otra clase). En ambos casos se sustituiría el tratamiento por otro alternativo, si lo hubiera.

  • Artículo escrito por:
  • Doctora Maria José Fernández Jiménez

  • Licenciado en 1995 en Medicina y Cirugía por la Universidad de Málaga (UMA)
  • Colegiado 7.624 del Colegio de Médicos de Málaga
 
 

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *