Sintrom y alcohol


Comentar
Publicado en Medicamentos

Sintrom es un fármaco compuesto por acenocumarol, que forma parte de los medicamentos anticoagulantes. Su función es disminuir la coagulación sanguínea para prevenir la formación de coágulos en los vasos sanguíneos. Por tanto, previene y trata la coagulación de la sangre.

En la sangre se pueden formar trombos y embolias. El tratamiento con anticoagulantes previene la aparición de estos. Es decir, gracias a ellos no se producirán ni un trombo (coágulo que se da en algún vaso del sistema circulatorio sanguíneo) ni una embolia (que es cuando un trozo del coágulo se rompe y de forma brusca tapa alguna arteria o venta, a distancia, por lo general en el cerebro o pulmón).

Con este medicamento se intenta evitar que la sangre se coagule y se formen trombos o embolias.

Con este medicamento se intenta evitar que la sangre se coagule y se formen trombos o embolias.

Este medicamento lo tomarán, por tanto, aquellas personas con riesgo de padecer una complicación de embolia o trombosis. Pero no está indicado para todos los pacientes que tengan insuficiencia cardíaca, sino que sólo para aquellos que corran algún riesgo como los mencionados. Por tanto, tomarán Sintrom:

  • Aquellos pacientes con arritmia: Fibrilación articular (es un tipo de arritmia que produce coágulos en el interior del corazón)
  • Los que lleven válvula cardíaca artificial mecánica
  • Quienes padezcan algunas enfermedades cardiovasculares (con válvulas cardíacas o corazones dilatados)
  • Los que hayan sufrido una trombosis venenosa en piernas o una embolia en el pulmón para que no se repitan.
  • Aquellos con enfermedades de la sangre pro-trombóticas.

Sintrom es uno de los anticoagulantes más utilizados en nuestro país, pues en otros se emplean más la warfarina, que es muy similar también. La característica de este tipo de fármacos es que no tienen una dosis fija y el tratamiento debe ser constantemente revisado y ajustado por el médico, pues entre los efectos graves que causa están las hemorragias.

En nuestro artículo hablamos del Sintrom y alcohol. En este sentido, debemos señalar que el prospecto del medicamento recoge de forma clara y concisa que no se pueden tomar grandes cantidades de alcohol con Sintrom porque podría cambiar la actividad del fármaco en el organismo. Por tanto, aunque no se debe tomar mucha cantidad de alcohol con Sintrom, sí se puede consumir de forma moderada y en ocasiones especiales como celebraciones. En esos casos, un uso moderado (tomar una copa de vino o una cerveza en las comidas) y con cierta regularidad o brindar con champan no supondrá ningún peligro. Pero todo de forma moderada y haciéndoselo saber al médico, pues el alcohol puede interaccionar de forma negativa con el tratamiento de medicamentos anticoagulantes, haciendo que sea muy difícil su control.

¿Cómo se controla el tratamiento con anticoagulantes?

Los tratamientos con medicamentos anticoagulantes deben ser controlados de forma muy estricta. Se hace midiendo el “tiempo de protrombina”(TP). Se trata de medir el tiempo que tarda en coagular la sangre en relación a una persona que no toma estos medicamentos (anticoagulante) y el resultado se expresa como INR (ratio internacional normalizada). Generalmente alguien que no toma este tipo de medicamentos tiene un INR de 1 y las personas con INR 2 son aquellas cuyo organismo tarda el doble de tiempo en coagular.

Cada paciente tendrá asignado por su médico un INR, según la enfermedad que se deba tratar.

¿Sabes que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta? Sin cuotas mensuales, sólo pagas si vas al médico. Consulta aquí como funciona.

Pero el paciente con tratamiento de anticoagulante deberá, como dijimos antes acudir de forma periódica a controles de su tratamiento puesto que unos niveles de INR inadecuados pueden provocar complicaciones en la salud. Es decir, que valores demasiado bajo de INR incrementan la posibilidad de sufrir trombosis o embolias y los niveles demasiado altos pueden generar hemorragias. Por esta razón, la dosis que se asigne a cada paciente se deberá tomar de forma diaria y según se establezca tras el pertinente control periódico. La dosis recomendada estará asignada junto con la cantidad correcta de anticoagulante cada día. Por lo que cada paciente tendrá su propia dosis que no se deberá comparar con la de otros. La cantidad de anticoagulante recomendado por el médico no tiene relación alguna con el grado de enfermedad de la persona.

¿Cómo tomar Sintrom?

Si el consumo de alcohol es moderado, podría compaginarse perfectamente con la toma de Sintrom.

Si el consumo de alcohol es moderado, podría compaginarse perfectamente con la toma de Sintrom.

Hemos visto que tomar Sintrom y alcohol no está muy recomendado pero que se puede hacer con cierta precaución.

A continuación detallaremos como tomar el tratamiento de forma habitual. Para empezar señalar que será el médico el que establezca la duración y dosis con Sintrom para cada persona en particular. Para reajustar el tratamiento se someterá al paciente a análisis de sangre. Así se controlará mejor su coagulación y se pondrá la dosis diaria más adecuada de Sintrom.

Nunca se deberá exceder la dosis recomendad por el médico. Según la respuesta del paciente al tratamiento se incrementará o disminuirá la dosis.

Se establecerán las dosis diarias basándose en la dosis semanal distribuida a lo largo de los siete días que dura la semana. Para ello, se establecerán pautas como tomar los comprimidos a la misma hora del día junto a un vaso de agua y separados de las comida.

El medicamento se presenta en comprimidos con una ranura que sirve para partirlo si el paciente no puede tragarlo entero.

La persona que tome Sintrom deberá informar a todos los que atiendan su salud de que hace esto (dentista, farmacéuticos, enfermeras…)

En resumen, cada persona es diferente y necesitará de dosis concretas para conseguir un buen efecto sobre su salud con este medicamento.

El tratamiento diario de Sintrom puede ser para toda la vida, pero no siempre es así. La dosis establecida debe ser vigilada y controlada por el médico, pues si no se hace así puede resultar muy peligrosa.

Como es un tratamiento oral su eficacia dependerá también de la absorción del medicamento por parte del aparato digestivo del paciente.

Es un tratamiento que en alguna medida puede afectar a la calidad de vida del paciente puesto que no está exento de riesgos como la posibilidad de sufrir hemorragia. Pero como hemos repetido, varias veces, con una alta calidad del control de anticoagulantes se conseguirá evitar complicaciones mayores.



En España el Sintrom es el anticoagulante más demandado. Lo hay en comprimidos de 1 mg y en otros ranurados de 4 mg.

Los controles del tratamiento serán al principio más frecuentes y después más estable pudiendo ser mensuales y en el Centro de Salud.

El fin de establecer estos tratamientos anticoagulantes es conseguir un nivel de anticoagulación bueno y adaptado a cada caso en particular. Esto se consigue al tomar la dosis diaria recomendada por el médico y con los controles periódicos mencionados antes. Pues existen límites por los que se incrementa el riesgo de sufrir trombosis o embolia y otros que pueden causar hemorragias.

Mencionamos antes el tema del alcohol y Sintrom. Ahora señalaremos que hay una serie de alimentos que no conviene tomar con este medicamento porque pueden interferir de forma negativa en el tratamiento con Sintrom. Se trata de alimentos ricos en vitamina K como: coles de bruselas, col lombarda, repollo, castañas, chocolate en tabletas, turrones y mazapanes o vegetales de hoja verde entre otros.

La alimentación también deberá controlarse mientras se esté bajo tratamiento de Sintrom.

La alimentación también deberá controlarse mientras se esté bajo tratamiento de Sintrom.

Entre las sustancias que se deben evitar al tomar Sintrom se encuentra el tabaco porque es rico en Vitamina K y puede frenar el efecto de este fármaco. Por otra parte el tabaco tampoco es bueno que lo usen personas con problemas cardiovasculares y puede provocar cáncer de pulmón y otras enfermedades respiratorias.

Si tienes algún problema de salud, recuerda que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta. Consulta aquí como funciona.

Durante el tiempo que esté con este tratamiento, la persona, además de no combinar Sintrom y alcohol ni tomar los alimentos antes mencionados, intentará evitar el estreñimiento:

  • Comiendo alimentos ricos en fibra (fruta, pan integral, etc.).
  • Haciendo ejercicio físico regular.
  • Llevando una vida lo más sana y equilibrada posible.
  • Artículo escrito por:
  • Doctora Maria José Fernández Jiménez

  • Licenciado en 1995 en Medicina y Cirugía por la Universidad de Málaga (UMA)
  • Colegiado 7.624 del Colegio de Médicos de Málaga
 
 

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *