BonomédicoBlogSaludRiesgos y efectos de la nicotina

Riesgos y efectos de la nicotina


Comentar
Publicado en Salud

Antes de enumerar los riesgos y efectos de la nicotina, comenzaremos diciendo que esta es una sustancia alcaloide procedente de la ornitina que se halla en las plantas del género Nicotiana. Sus efectos en el ser humano están directamente relacionados con la cantidad ingerida, es decir, puede llegar a funcionar como estimulante o como bloqueante de la transmisión nerviosa ganglionar, si bien como sustancia estimulante incide en el incremento de la atención al tiempo que mejora la memoria y reduce el nivel de irritabilidad.

Se trata de una sustancia que provoca adicción en la persona que la consume con frecuencia, ya que el fumador suele mantener los niveles sanguíneos de nicotina condicionalmente persistentes. De hecho, es en el momento en el que el organismo detecta una bajada de estos niveles cuando el fumador adquiere la necesidad de encenderse un cigarro. Si le damos la vuelta a la moneda y el fumador no llega a satisfacer esta necesidad, podrá llegar a desarrollar estados de irritabilidad, nerviosismo o falta de concentración, entre otros factores. Efectos que llegan a desaparecer en el momento en el que se enciende el cigarrillo.

Por su parte, el tabaco que fumamos en realidad se corresponde con una planta cultivada por sus hojas, las cuales se pueden fumar, masticar o inhalar y supone el principal contenedor de la adictiva nicotina. La introducción de este químico en el organismo hace que el cuerpo reaccione de diferentes formas. A continuación te señalamos algunos de los posibles comportamientos orgánicos:

  • Reducción del apetito. Asimismo, el miedo a incrementar el peso corporal incide en que algunos fumadores no se plantean dejarlo.
  • Potenciar el estado de ánimo proporcionando cierta sensación de bienestar o incluso atenuando la depresión menor.
  • Aumento de la actividad del intestino.
  • Creación de saliva y flema.
  • Aumento de la frecuencia cardíaca en torno a unos 10 o 20 latidos por minuto.
  • Aumento de la presión arterial a 5 a 10 mmHg.
  • Aparición de sudoración, náuseas o diarrea.
  • Inducir el aumento de memoria.

A la hora de plantearnos el dejar de fumar, debemos tener muy en cuenta los efectos secundarios de dejar el tabaco, que harán acto de presencia de cualquier forma alrededor de las dos o tres horas posteriores a haberse fumado el último cigarro. Los síntomas de abstinencia al dejar de fumar y que vamos a detallar a continuación rozarán su punto álgido en torno a los dos o tres días posteriores y serán más intensos en aquellas personas acostumbradas a recibir en su organismo mayores dosis de nicotina:

Por otro lado, este tipo de síntomas no se sienten únicamente al dejar por completo al tabaco y es que las personas que empiezan a reducir su consumo de cigarrillos -o incluso empiezan a optar por aquellos que contienen niveles más reducidos para sustituir la nicotina– también serán susceptibles de padecer algunos de estos factores, aunque eso sí, en menor medida, ya que el organismo sigue recibiendo dosis de nicotina aunque sea en niveles inferiores. En cualquier caso, será muy importante controlar o reducir el estrés y la ansiedad al dejar de fumar.

En relación a los riesgos y efectos de la nicotina y del consumo de tabaco para la salud, conocerlos puede convertirse en uno de los principales condicionantes para que el fumador deje precisamente el tabaco. Entre ellos:

Riesgos cardiovasculares

  • Creación de coágulos sanguíneos, así como el deterioro de las paredes de las venas en el cerebro que puede originar un ataque cerebrovascular.
  • Creación de coágulos sanguíneos en las piernas que se pueden desprender hasta los pulmones.
  • Arteriopatía coronaria, angina y ataques cardíacos.
  • Hipertensión arterial.
  • Riego sanguíneo insuficiente en la zona de las piernas.

Otros riesgos para la salud

  • Cáncer de pulmón, boca, laringe, nariz, senos paranasales, garganta, esófago, estómago, vejiga, riñón, páncreas, cuello uterino, colon y recto.
  • Cicatrización deficiente.
  • Problemas pulmonares como EPOC o endurecimiento del asma.
  • Problemas a lo largo del embarazo: bebés con bajo peso, parto prematuro, aborto espontáneo o labio leporino.
  • Reducción en los sentidos del gusto y olfato.
  • Degeneración macular.
  • Patologías propias de los dientes y encías.
  • Arrugas de la piel.

Por su parte, aquellas personas que consumen tabaco pero no lo fuman siguen manteniendo riesgos y efectos de la nicotina:

Si tienes algún problema de salud, recuerda que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta. Consulta aquí como funciona.

  • Incremento del cáncer nasal o bucal.
  • Complicaciones de las encías, desgaste de dientes y formación de caries.
  • Agravamiento de la hipertensión arterial y anginas.

El consumo de tabaco va más allá. Y es que no solo las personas que son fumadoras están a expensas de que surja cualquier enfermedad, sino que las personas de su alrededor también se incluyen en este círculo. En este sentido, los fumadores pasivos tienen un riesgo más alto de padecer los siguientes factores:

  • Ataques cardíacos y cardiopatía.
  • Cáncer de pulmón.
  • Reacciones súbitas y graves en ojos, nariz, garganta y vías respiratorias bajas.

Los más pequeños tampoco están a salvo de las consecuencias nocivas del tabaco si se encuentra un fumador a su alrededor:

  • Ataques de asma.
  • Infecciones de boca, garganta, senos paranasales, oídos y pulmones.
  • Daño pulmonar.
  • Síndrome de muerte súbita del lactante.

Por todo lo anterior se recomienda encarecidamente detener el consumo de cigarrillos. En este sentido hay muchos métodos para dejar de fumar: acupuntura, hipnosis, parches de nicotina o medicamentos.

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *