BonomédicoBlogEnfermedadesRiesgos de la anorexia

Riesgos de la anorexia


Comentar
Publicado en Enfermedades

La anorexia es un trastorno mental que afecta a la relación de la persona con la comida. Se caracteriza porque el enfermo, aunque esté bien de peso, se ve obeso y está obsesionado por adelgazar (al igual que sucede con la bulimia, dos enfermedades muy relacionadas). Eso hace que su conducta vaya encaminada a realizar ejercicio físico diario e intenso y a reducir al máximo la ingesta de alimentos, que pueden hacerle engordar. Estas personas llegan hasta límites en los que ponen en riesgo su salud por alcanzar el mínimo peso posible y el aspecto más delgado. Pero la persona con anorexia, en los peores casos, nunca acaba viéndose bien así misma y puede empeorar su salud hasta el límite de morir por la enfermedad, aunque los riesgos de la anorexia son infinitos.

Factores de riesgo de la anorexia

Nadie sabe por qué se genera anorexia. Lo único que sí se conoce es que existen una serie de factores involucrados en el desarrollo de esta enfermedad. Entre estos se encuentran:

  • Tener predisposición genética a padecer problemas de anorexia.
  • Problemas hormonales que influyen en la aparición de la enfermedad.
  • Haber padecido un trastorno de ansiedad durante la niñez.
  • Tener una imagen distorsionada y negativa del propio cuerpo.
  • Preocuparse en exceso por el peso y la figura.
  • Haber padecido problemas alimentarios en la lactancia o primera infancia.
  • Ser muy perfeccionista y seguir en extremo las normas establecidas.
  • Tener ideas preconcebidas sobre salud y belleza.

La edad y el sexo también son otros de los factores de riesgo de la anorexia. Pues muchos de los casos de esta enfermedad aparecen durante la adolescencia, y lo sufren más las mujeres que los hombres.

Posibles riesgos para la salud

Como hemos indicado la anorexia puede llegar a causar serios problemas de salud. Pues el tomar menos alimentos de los que el cuerpo necesita genera una serie de riesgos de la anorexia graves para la salud tales como:

  • Aumento de posibilidad de sufrir infecciones debido a la disminución de glóbulos blancos.
  • Posibilidad de sufrir osteoporosis por extrema delgadez de los huesos.
  • Enfermedades cardíacas fruto del grave descenso de potasio en sangre
  • Deshidratación por no tomar líquidos, ni siquiera agua.
  • Desnutrición por no comer suficiente alimentos y presentar falta de proteínas, vitaminas, minerales y otros nutrientes esenciales para el organismo.
  • Problemas dentales como caries.
  • Problemas de la glándula tiroides.
  • Convulsiones por culpa de la pérdida de líquido ocasionado por exceso de diarreas o vómitos repetitivos.

La persona que se sienta demasiado preocupada por su peso, realice mucho ejercicio, como muy poco y cuente las calorías de cada alimento debería acudir a un médico para que le detectara si padece o no de anorexia. El hecho de diagnosticar a tiempo la enfermedad mejora los síntomas y evita que se haga crónica.

Síntomas de anorexia

El principal síntoma de la anorexia es el miedo a engordar incluso pesando lo normal para la edad, altura y sexo. El enfermo de anorexia puede llegar a pesar un 15% o menos de su peso ideal. Tiene además una imagen muy negativa de su cuerpo y no admite que sufre un problema y obsesión por estar muy delgado. Esto le conduce a limitar todo lo que come y en casos determinados provocarse el vómito. También pueden intentar engañar a la persona que coma con ellos, cortando los alimentos en trozos pequeños y cambiándolos de lugar para luego comérselo.

Son personas que realizan ejercicio a todas horas incluso cuando hace mal tiempo o tienen otros compromisos o tareas que realizar. Suelen ir al baño inmediatamente después de comer y no quieren compartir el momento de la comida con nadie. Por otra parte, utilizan medicamentos para ir al baño (ya sea para realizar deposiciones u orinar) como pastillas diuréticas o laxantes, entre otros.

¿Sabes que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta? Sin cuotas mensuales, sólo pagas si vas al médico. Consulta aquí como funciona.

La anorexia es un trastorno mental que hace que la persona se vea obesa, aunque esté bien de peso, y se obsesione por adelgazar.

La anorexia es un trastorno mental que hace que la persona se vea obesa, aunque esté bien de peso, y se obsesione por adelgazar.

Como comen muy poco la piel suele resentirse, resecarse y tener un aspecto amarillo. Les caracteriza un fino vello que les sale por el cuerpo cubriendo todo. Algunas personas llegan a sufrir depresión, pensamiento lento y pierden memoria.

Otros síntomas de anorexia es la sensibilidad extrema al frío, los problemas óseos y la pérdida de grasa corporal, así como la sensación de sequedad en la boca. La anorexia también hace que la persona tienda a aislarse y sufra de ansiedad y depresión por lo que le sucede.

Los enfermos de anorexia son personas que se exigen mucho a sí mismas y muy inteligentes, pero a medida que sufren la enfermedad van perdiendo dicha inteligencia y empiezan a padecer problemas de memoria, concentración, etc. Se acaban convirtiendo en personas insatisfechas y cuya única ilusión es continuar con estas dietas extremas, que les puede acarrear graves consecuencias personales y de salud, si no aceptan ir al médico y que les ponga un tratamiento adaptado a su situación.

Diagnóstico de anorexia

 Este trastorno alimentario no es fácil de diagnosticar porque puede confundirse con otras enfermedades con síntomas parecidos. El médico intentará averiguar la causa de la pérdida excesiva de peso. Para ello podrá mandar las siguientes pruebas:

  • Pruebas de la función renal.
  • Análisis de orina.
  • Proteína total.
  • Pruebas del hígado.
  • Pruebas del tiroides.
  • Exámenes de la densidad ósea.
  • Conteo sanguíneo completo.
  • Electrocardiografía (ECG o EKG).
  • Electrólitos.

Además de estas pruebas el médico tendrá en cuenta si el paciente ha perdido un 15 % de su peso corporal, expresa un gran miedo a engordar, ha dejado de menstruar, en el caso de las mujeres, y se niega a admitir que tiene un problema de salud.

Tratamiento de anorexia

Como hemos apuntado el enfermo de anorexia se niega a aceptar que tiene un problema y lo niega. Por ello, lo primero que hará el médico será diagnosticar la enfermedad y ayudar al paciente a que la reconozca. El que el paciente acepte pronto su problema ayudará a empezar el tratamiento con celeridad y a evitar síntomas muy graves.

Lo primero que persigue el tratamiento contra anorexia es que el paciente recobre cuanto antes su peso normal. Para ello se establecerán una serie de pautas encaminadas a la consecución de este objetivo como:

  • Establecer horarios para comer.
  • Evitar que la persona realice mucha actividad física
  • Evitar que, si el paciente debe ser ingresado en el hospital, permanezca mucho tiempo allí.

Algunos casos de anorexia se pueden tratar de forma ambulatoria, pero otros en los que la salud del paciente peligra (porque que pese menos del 70% de su peso corporal ideal para su altura y edad) requiere de hospitalización. Esto suele ocurrir si la persona continúa perdiendo peso, incluso estando en tratamiento; sufre complicaciones de salud como problemas cardíacos; tiene convulsiones; pensamientos suicidas o bajos niveles de potasio.

Se pone en marcha entonces una maquinaria que incluye: médicos, nutricionistas y dietistas, profesionales en salud mental y la familia del paciente. La persona con anorexia tiene que tener esperanzas en curarse con las terapias y la ayuda médica y de su familia. Pues el tratamiento es muy duro y a veces largo y requiere que el paciente crea en él y lo ponga en práctica.

Terapia conductista

La terapia individual cognitiva conductista (un tipo de psicoterapia), la terapia de grupo y la terapia de familia son algunas que se utilizan en estos casos y que dan muy buenos resultados. Con estas terapias se pretende cambiar los pensamientos y comportamientos negativos del enfermo y estimularlo a que coma de forma sana y equilibrada. Son técnicas muy útiles para tratar a personas que no hayan sufrido anorexia durante mucho tiempo.

Cuando el enfermo es una persona joven la terapia puede hacerse con la familia entera. Esto es así, porque el trastorno alimentario suele generarse en el núcleo familiar y el profesional intentará que el enfermo vea a su familia como una solución a su problema y no como la causa del mismo.



Otro factor importante pueden ser los grupos de apoyo en el que participen pacientes que estén pasando por lo mismo, familias y profesionales. Esto ayuda a que el paciente no se sienta solo ante la enfermedad y conozca a otras personas que están pasando por lo mismo o que lo han superado con éxito.

Además de la terapia el médico podrá recetar ciertas medicinas para afrontar la anorexia, tales como: antidepresivos, antipsicóticos y estabilizadores del estado de ánimo. Estos fármacos pueden ayudar también en el tratamiento de otras enfermedades como la depresión o la ansiedad, pero siempre deben tomarse bajo control médico.

Curación de la anorexia

Esta enfermedad puede causar la muerte si no se trata de forma adecuada, de hecho, este es el mayor y más grave de los riesgos de la anorexia, aunque existen otros que no conviene olvidar. El tratamiento, antes mencionado, puede ayudar a que el enfermo regrese a su peso normal, pero esto no significa que la enfermedad desaparezca siempre.

Las mujeres que han sufrido anorexia muy jóvenes suelen tener mayor probabilidad de recuperarse de forma completa. Aunque casi todas las personas con este problema seguirá queriendo tener un peso corporal bajo y continuarán preocupadas por los alimentos y las calorías.

Si tienes algún problema de salud, recuerda que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta. Consulta aquí como funciona.

El que el paciente tengo un peso corporal normal requerirá de una tratamiento muy largo y en ese proceso, otro de los riesgos de la anorexia es el de las recaídas. La curación de la anorexia es posible siempre y cuando el paciente sea consciente de su problema, pida ayuda y quiera solucionarlo.

  • Artículo escrito por:
  • Doctor Francisco Javier Galán Marín

  • El Dr. Francisco Javier Galán Marín es Cirujano Capilar.   Especialidad en Medicina Familiar y Comunitaria.

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *