BonomédicoBlogGeriatríaViudos: rehacer la vida en la tercera edad

Viudos: rehacer la vida en la tercera edad


Comentar
Publicado en Geriatría

Después del fallecimiento de la pareja, algunas personas no saben si lograrán ser capaces de rehacer su vida y mucho menos si tendrán la capacidad de volverse a enamorar. Como es de suponer, no es una decisión fácil pero si se encuentra el amor y el cariño de otra persona, sea en una residencia de ancianos o fuera de ella, puede hacer que se superen mejor los obstáculos que la vida nos pone en el camino. Cuando esto sucede pueden presentarse sentimientos encontrados, de soledad y de angustia junto a las ganas de superar el fallecimiento de la persona con la que se ha compartido todo.

Está claro que durante los primeros meses y a veces ni siquiera en los primeros años, no se contempla el hecho de tener una nueva pareja o comenzar una relación seria pero con frecuencia desde el entorno comienzan a llegar mensajes animando a la búsqueda de nueva pareja. Mensajes que dependen del género de la persona y de la cultura del lugar donde se vive. Muchas creencias erróneas establecen que una mujer viuda no tiene necesidades afectivas, ni sexuales y que puede vivir sin pareja. Esto conlleva a pensar a muchas personas que la mujer es más fuerte para estar sola en la vida. Hasta hace pocos años en la mayoría de sociedades se arraigaba la idea de que debe enfocar su vida en salir adelante ella y sus hijos. Todavía algunas mujeres de cierta edad se dejan condicionar por el entorno cuando desea establecer una nueva relación sentimental. Incluso en algunas ocasiones se censura esta posibilidad en función del tiempo que haya transcurrido después de la muerte de su pareja.

Cambio de mentalidad

Afortunadamente la sociedad está cambiando y este tipo de situaciones se están dejando atrás. El fallecimiento de una persona afecta en múltiples áreas de la vida a la persona que queda viuda como las siguientes:

Pareja tercera edad bonomedico

La edad no debe ser un obstáculo en la búsqueda del amor en la tercera edad

  • Las necesidades sexuales y afectivas
  • El cambio en las expectativas de futuro
  • La desaparición del vínculo emocional que los unía
  • El rol que desempeñaban como pareja dentro de la sociedad
  • La crianza y educación de los hijos
  • La situación económica se modifica normalmente hacia un menor nivel de vida.

En pocas palabras se puede afirmar que la persona que pierde a su pareja comprueba que toda su vida cambia (ilusiones, sueños, metas y perspectivas) debiendo afrontar en solitario todas las responsabilidades que la nueva situación conlleva.

Con el paso del tiempo la persona va superando su pérdida, aprendiendo a vivir sin su ser amado y comienza a construir una nueva vida, haya decidido o no ingresar en una residencia de ancianos. Es a partir de ese momento cuando de repente puede aparecer en su vida alguien que le despierte un nuevo sentimiento, y aunque sea una buena noticia en algunos casos no lo es tanto por la posible aparición de sentimientos encontrados a los que la persona se puede enfrentar en un primer momento.

Aspectos psicológicos

Algunos pacientes, en sus consultas con el psicólogo, mencionan la aparición de sentimientos contradictorios que experimentan cuando un nuevo amor aparece en la tercera edad. Sentimientos como:

  • Despertar de una ilusión,
  • Recuperar las ganas de vivir,
  • Sentirse con más energía.

Pero al mismo tiempo también siente:

Si tienes algún problema de salud, recuerda que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta. Consulta aquí como funciona.

  • Miedos,
  • Inseguridades,
  • Recuerdos más intensos de la pareja fallecida,
  • Sentimientos de culpa por pensar que ya se ha olvidado de él o ella.
  • Inevitables comparaciones entre la anterior relación y la actual,
  • Sentimiento de traición hacia la pareja fallecida.

Si a esta situación de posible confusión se le añade que a veces el entorno familiar como los hijos, amigos, padres de su pareja fallecida no aprueban o les cuesta mucho aceptar a la nueva pareja, el un comienzo de una nueva relación puede convertirse en un proceso complicado.

La creencia de muchas personas mayores de que el inicio de una nueva relación es el final del proceso de duelo por la pareja fallecida no es cierta ni se ajusta a la realidad en muchísimos casos. Para los psicólogos el comienzo de una nueva relación en la tercera edad supone para muchas personas una nueva revolución interior, que implica un repaso detallado de toda su relación anterior, donde se vuelven a experimentar algunas emociones y sentimientos que sintieron al inicio de su proceso de duelo o incluso en el entierro de su pareja fallecida.

La convivencia en la residencia de ancianos puede dar lugar a nuevas relaciones de pareja

La convivencia en la residencia de ancianos puede dar lugar a nuevas relaciones de pareja

Nuevos horizontes

Con la nueva persona que ha llegado a su vida se tratará de aprender a construir una nueva relación, diferente a la anterior, con circunstancias diferentes, pues ella o él tendrán su propia personalidad, carácter, gustos, emociones, sentimientos y formas de pensar. Y puede costar mucho construir una nueva relación, porque en algunos casos la persona doliente suele aferrarse a conductas que le funcionaban con su anterior pareja, pero que ahora tendrá que modificar para que funcionen con la nueva.
Al iniciar una nueva relación debe evitarse toda frustración y tampoco hay que obligarse a tener sentimientos muy intensos por la nueva persona. Normalmente los sentimientos van creciendo a medida que la relación se va afianzando y además el tiempo siempre ayuda a sanar las heridas que se sienten en el interior. Aquello que en un momento puede parecer impensable puede llegar a hacerse realidad, logrando rehacer la vida con otra persona, culminando un proceso de pérdida y comenzando una nueva relación con alguien que puede hacernos muy feliz.

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *