BonomédicoBlogSaludProductos y aparatos para dejar de roncar

Productos y aparatos para dejar de roncar


Comentar
Publicado en Salud

Varias son las causas por las que las personas tienden a roncar a la hora de dormir, entre las cuales podemos destacar la hipertensión, la obesidad, la falta de hábitos saludables y el consumo de tabaco o alcohol. Los ronquidos se han convertido en un actor más en nuestra cama, ya que son capaces de dificultar el descanso no solo de la persona que ronca sino además del resto de los acompañantes. Es tal el efecto de los ronquidos que, a niveles elevados, puede suponer un grave problema para la salud del que los padece. Así que, antes de plantearse su paso por cirugía, debe saber que hay una gran variedad de productos y aparatos para dejar de roncar.

Almohadas antironquidos

Diversos estudios lo ha puesto de manifiesto: la postura que la persona adopta a la hora de dormir está directamente vinculada con la aparición del ronquido. En este sentido, y bajo la finalidad de alterar las conductas que tenemos para soñar, se han desarrollado diversos aparatos especializados en este aspecto. Entre ellos, las almohadas antironquidos.

Las almohadas antironquidos están especialmente originadas para potenciar la postura lateral de la persona a lo largo de toda la noche. Y es que es la postura boca arriba una de las mayores creadoras de ronquidos, ya que al relajarse la lengua y el paladar, ambos se desplazan hacia atrás dificultando el flujo adecuado del aire, de manera que a su paso produce cierta vibración que nosotros definimos como ronquidos.

Se trata de un tratamiento para dejar de roncar de carácter postural existente en la actualidad en el mercado y ofreciéndonos un sinfín de tamaños y formas que se intentan adaptar a las características personales de cada persona. Lo más habitual es que estén generadas a base material viscoelástico con el objeto de que la cabeza de la persona se acople a la almohada y se mantenga en esta misma posición.

La variedad de almohadas antironquidos no se queda aquí. También disponemos de diversos productos que en su interior llevan incorporados mecanismos electrónicos que reaccionan ante la aparición de los ronquidos. El procedimiento conlleva el accionamiento de un motor que se centra en conseguir que la persona se despierte y que, como consecuencia, cambie su postura. Uno de los inconvenientes en este aspecto es la frustración, por no hablar del mal humor que puede llegar a generar el aparato en la persona que está durmiendo y, de repente, es despertada por vibraciones. Y es que a nadie nos gusta que nos despierten así.

Pulseras antironquidos

Se trata de uno de los aparatos para dejar de roncar que dispone de un funcionamiento más sutil al tiempo que elaborado. Por el contrario, muchas de las personas que ya las han probado no encuentran mucha utilidad en el uso de estos instrumentos.

Lo más habitual es que estas pulseras se coloquen en las muñecas tal y como si fuesen un reloj de correa. Esta pulsera dispone en su composición de unos pequeños electrodos que deben mantenerse en contacto con la piel para que su funcionamiento sea adecuado. Una vez colocada de forma correcta, el procedimiento que viene se centra en lo siguiente: a lo largo de la noche, la pulsera detecta el inicio de los ronquidos, por lo que reacciona enviando pequeños impulsos eléctricos de baja intensidad que consiguen, en teoría, neutralizar estos molestos ronquidos.

¿Sabes que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta? Sin cuotas mensuales, sólo pagas si vas al médico. Consulta aquí como funciona.

Sprays antironquidos

Se trata más bien de un producto médico orientado a la eliminación del exceso de flujo nasal que originan, sobre todo en los más pequeños, los ronquidos de bajo nivel. En este sentido, están fabricados con fuerza y eficacia no demasiado potentes.

Su forma de aplicación es sencilla. Consiste en su aplicación de forma directa en la garganta justo antes de irnos a dormir. A partir de su aplicación, los componentes empezarán a actuar en la laringe y el paladar, originando el fortalecimiento de los músculos y actuando, a su vez, de antiinflamatorio y lubricante. Por un lado, el efecto de fortalecer estas partes del organismo incidirá en una mayor apertura de la garganta, por lo que el flujo del aire podrá seguir su paso con mayor facilidad. Por otro lado, tanto la rigidez como la tirantez de los músculos serán claves para la disminución de la resonancia y la vibración.

Estos productos para dejar de roncar se pueden encontrar de forma sencilla tanto en farmacias como en herboristerías. Este factor se debe a su composición, en ocasiones realizada a base de productos naturales o químicos inofensivos.

Dilatadores nasales

Se trata de un aparato compuesto por dos pequeños conos cuyos picos muestran una abertura y unidos por una tira curva fabricada, de forma general, con material plástico. Para un uso correcto, dichos conos se deben introducir en los orificios nasales con el objetivo de facilitar el correcto flujo de aire. Otro de los típicos aparatos clasificados en el marco de dilatadores nasales son las pinzas que se fijan al tabique nasal ayudando a abrir las vías respiratorias.

Una mayor cantidad de oxígeno focalizado a través de los orificios nasales corresponde a una menor cantidad de aire captada a través de la boca, por lo que la persona tenderá a roncar menos. Asimismo, una óptima oxigenación de cerebro y cuerpo es sinónimo de profundo descanso.

Si tienes algún problema de salud, recuerda que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta. Consulta aquí como funciona.

Tiras nasales

Su funcionamiento es similar a los dilatadores nasales mencionados con anterioridad pero ofrecen una mayor comodidad, ya que se fijan desde el exterior de la nariz. Se originó como solución para potenciar la respiración nasal en deportistas.

Presión Positiva Continua en vía Aérea (CPAP)

Se trata de una máquina eléctrica que envía aire ambiental a presión mediante nariz y boca, facilitando un fluidez de aire que elimina los ronquidos. Su procedimiento requiere la adaptación a la cara mediante mascarilla.

Férulas dentales

Placas ubicadas entre las mandíbulas que alteran la forma en la que las personas tienden a cerrar la boca a lo largo de las horas de sueño, forman parte de los más eficientes productos y aparatos para dejar de roncar, ya que avanza la mandíbula inferior y por este motivo las vías respiratorias se mantienen lo suficientemente abiertas como para asegurar una correcta fluidez del aire.

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *