BonomédicoBlogOrtodonciaProblemas de las maloclusiones y las malposiciones dentarias

Problemas de las maloclusiones y las malposiciones dentarias


Comentar
Publicado en Ortodoncia

Se estima que en torno al 90% de la población tiene problemas de maloclusiones o malposiciones dentarias. También hay estudios que señalan que en España hay muchas personas que sufren este problema y que no están diagnosticadas, por lo que, a largo plazo, corren el serio riesgo de padecer un desgaste grave en los dientes, además de otros problemas asociados a una deficiente masticación de los alimentos.

Aunque la sociedad está cada vez más concienciada sobre la importancia de acudir al dentista para cuidar su salud dental, es imprescindible darse cuenta de que no solo basta con mantener la boca limpia de caries, sino que también hay que vigilar la posición de la dentadura para, en caso de ser necesario, poder someterse a un tratamiento que corrija la alineación de los dientes. Se recomienda hacer esto tanto durante la niñez y la adolescencia (a partir de los 6 años se aconseja empezar a llevar a los hijos al dentista), y también en la etapa adulta.

Tipos de maloclusiones dentales

Para entender qué implica un problema de maloclusión dental, resulta de utilidad primero explicar qué es la oclusión. En este sentido, se considera que hay una oclusión buena cuando todos los dientes -superiores e inferiores- están bien alineados y se ajustan entre sí. De un modo más visual, cabría decir que esto sucede cuando las puntas de los molares de una mandíbula encajan en los huecos de los de la opuesta.

f

Cuando la dentadura no está alineada, hay problemas de maloclusiones y malposiciones.

Por contra, los problemas de maloclusiones o malposiciones de los dientes suceden cuando estos no están bien alineados, de manera que algunas piezas dentales sobresalen de las otras. Esto provoca un problema para la persona, tanto de tipo funcional como psicosocial y estético.

Se diferencian distintos tipos de oclusión incorrecta de los dientes. Destacan los siguientes:

  • Maloclusión de Clase I: Tiene lugar cuando los molares encajan bien, pero la línea de oclusión es errónea por una posición incorrecta de los dientes, anomalías en las relaciones verticales, transversales o por la desviación sagital de los incisivos.
  • Maloclusión de Clase II: Aquí se pueden dar dos variantes. En la primera de ellas -División I- sucede que los incisivos centrales superiores están en protusión -salen por delante de la línea inferior-; mientras que en la segunda -División II- lo que ocurre es lo contrario, es decir, los incisivos centrales superiores están retroinclinados.
  • Maloclusión de Clase III: Se produce cuando el surco vestibular del primer molar inferior ocluye por mesial de la cúspide vestibular del primer molar superior.

Maloclusiones transversales

Este tipo de maloclusiones se subdividen en:

  • Mordidas cruzadas unilaterales: están asociadas a una desviación en la línea media, hacia un lado de la mordida cruzada.
  • Mordidas cruzadas bilaterales: no están asociadas a ninguna desviación.
  • Mordidas en tijera: cuando en la mordida la cúspide de los molares superiores están por fuera de los inferiores. Se da de una forma unilateral.
  • Signo de Brody: tiene las mismas características que el problema anterior, pero aparece de manera bilateral.

Maloclusiones verticales

Por su parte, esta clase de problemas de maloclusiones se subdividen en:

¿Sabes que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta? Sin cuotas mensuales, sólo pagas si vas al médico. Consulta aquí como funciona.

  • Sobremordida: este problema en la mordida se tiene cuando el maxilar superior se superpone de manera considerable al inferior.
  • Submordida: el caso contrario, es decir, cuando el maxilar inferior sobresale al superior.
  • Mordida abierta: se encuentra en aquellos pacientes con sobremordida cero, sin contacto entre incisal.
  • Mordida borde a borde: cuando hay sobremordida cero, pero con contacto entre incisivos.

Causas de las maloclusiones

Las causas de la maloclusión o malposición dental no están del todo claras, puesto que se trata algo que puede estar originado por multitud de situaciones.

Con frecuencia se trata de una cuestión de herencia, o de una diferencia del tamaño de las mandíbulas. Pero también hay otras causas que están más relacionadas con malos hábitos, como chuparse el dedo, presionar los dientes con la lengua, el uso excesivo de chupete o biberón -después de los tres años normalmente-.

ortodoncia-sonrisa666

La ortodoncia ayuda a corregir una mala posición de los dientes.

En otras ocasiones, la posición incorrecta de los dientes puede estar ocasionada por la existencia de dientes extra, malformados o impactados; por el uso de prótesis o correctores dentales mal ajustados y, también, por la aparición de algún tumor en la mandíbula o la boca.

Por otra parte, puede pasar que una dieta basada en alimentos blandos provoque que el tamaño de los huesos de la mandíbula sean más pequeños.

También suele suceder en los niños, que la ingesta excesiva de dulces o azúcares haga que los dientes de leche se caigan antes de tiempo, complicando su correcta sustitución por los definitivos. Más allá de eso, también se considera que la tendencia a respirar por la boca puede dificultar el correcto desarrollo de los dientes.

Problemas derivados

Por lo general, los problemas de maloclusión o mala posición de los dientes deriva en otros problemas, de tipo estético, social y funcional. Así, si la dentadura no encaja bien, al cerrar la boca normalmente habrá algún punto en el que los dientes tropiecen unos con otros lo que con el tiempo hará que la mandíbula cambie de posición y se produzca una sobrecarga.

Uno de los problemas que más se comentan es el que tiene que ver con la estética: la importancia de tener una sonrisa bonita y saludable. Es este el motivo que lleva a muchos adultos a preocuparse por la posición de sus dientes, y a muchos padres a pagar a sus hijos un tratamiento de ortodoncia. Pero es importante tener en cuenta otra serie de inconvenientes derivados de una mala posición de la dentadura, entre ellos, los problemas digestivos consecuencia de una deficiente trituración de la comida en la boca.

Tener los dientes mal alineados hace que la persona tenga mayo predisposición a sufrir algún tipo de traumatismo o lesión en los dientes cuando los incisivos superiores están más salidos; además, hace que se posea una sensibilidad mayor, puesto que hay un desgaste del esmalte más elevado.

Si tienes algún problema de salud, recuerda que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta. Consulta aquí como funciona.

En cuanto a la higiene de la boca y los dientes, también esta se ve perjudicada como consecuencia de un problema de maloclusión o malposición dentaria. El hecho de no tener los dientes alineados hace que se sea más proclive a acumular bacterias en la boca y suciedad entre los dientes, al tiempo que también es más complicada la tarea del cepillado. Con esto, sufrir caries o afecciones periodentales es más probable.

ortodoncia-sonrisa555

En adultos, además de resolver problemas de maloclusiones dentarias, la ortodoncia sirve para mejorar la estética.

Todos estos problemas tienen solución con un tratamiento de ortodoncia, tanto durante la niñez y adolescencia, como durante la etapa adulta. Es más, cada vez hay tratamientos de ortodoncia en adultos que resultan más eficaces para mejorar la salud dental y la estética, de hecho, cada vez se avanza más en este campo de la ortodoncia.



Aún así, se sigue recomendando acudir cuanto antes al dentista -a partir de los 6 años- para poder llevar a cago un diagnóstico precoz que garantice la oportunidad de beneficiarse de un buen tratamiento con ortodoncia durante la etapa de la vida en que los huesos de la mandíbula están creciendo y es más fácil reconducir la posición de los dientes.

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *