BonomédicoBlogConsejosCómo prevenir la bronquitis crónica

Cómo prevenir la bronquitis crónica


Comentar
Publicado en Consejos, Enfermedades

¿Qué es la bronquitis?

Para poder saber cómo prevenir la bronquitis crónica -y cualquier enfermedad-, es necesario conocerla previamente. Por ello, primero expondremos qué es la bronquitis y qué tipos hay.

La bronquitis, en general, es toda alteración de las vías respiratorias -bronquios- que llevan oxígeno a los pulmones. Existen dos tipos de bronquitis según su duración:

  • Aguda. En este caso la enfermedad desaparece.
  • Crónica. La enfermedad es para siempre, pues reaparece cada cierto tiempo.

La bronquitis lleva consigo una serie de síntomas como:

  • Tos con mucosidad -también conocida como esputo-.
  • Problemas para respirar.
  • Sensación de presión sobre el pecho.

Cuando nos referimos a la bronquitis crónica, hacemos mención a un tipo de afección cuya duración es muy larga y no tiene curación. La bronquitis crónica dura más de 3 meses y, a veces, tiene lugar al mismo tiempo que un enfisema, un tipo de enfermedad pulmonar obstructiva crónica en la que se dañan los alvéolos de los pulmones.

Prevenir la bronquitis crónica

El conocer qué causa bronquitis crónica hará que se puedan establecer medidas preventivas.

La principal causa de esta enfermedad es el tabaco. El fumador, cuando se fuma un cigarrillo, hace que se inhale el humo hasta los pulmones, provocando la irritación de las vías respiratorias y generando mucosidad.

Otras causas por las que se produce bronquitis crónica es porque la persona ha estado respirando durante mucho tiempo sustancias dañinas para los pulmones como pueden ser las emanaciones químicas -de la pintura, barniz, etc.-, polvo y otras sustancias.

¿Sabes que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta? Sin cuotas mensuales, sólo pagas si vas al médico. Consulta aquí como funciona.

Por esto, la mejor medida preventiva será dejar de fumar, puesto que cuanto más humo se inhale, más se dañarán los pulmones. El fumador respirará mejor y toserá menos si deja el tabaco y sus pulmones podrán mejorarse.


    Notice: Undefined variable: widget in /home/bonomedico/domains/bonomedico.es/public_html/blog/wp-content/includes/bm_productos_widget.php on line 178

El evitar respirar sustancias tóxicas también podrá servir de medida preventiva para no padecer bronquitis crónica. Habrá que emplear mascarilla sobre la nariz y la boca si se utiliza pintura o cualquier elemento con emanaciones fuertes.

No siempre se puede prevenir la bronquitis crónica, pero al menos estas medidas servirán de ayuda.

Pruebas para detectar la bronquitis crónica

El médico, como en cualquier otra enfermedad, para poder detectarla, atenderá a sus síntomas y para ello le preguntará al paciente si:

  • Le cuesta respirar.
  • Tiene tos con mocos.
  • Cuánto tiempo lleva así.
  • Es fumador.
  • Otra serie de cuestiones sobre su estado de salud.

Una vez hecho esto, y si sospecha que tiene bronquitis crónica, valorará si es necesario realizarse pruebas para poder establecer un diagnóstico más seguro y también comprobar si existe algún daño en los pulmones.

El médico haría una prueba sobre la función pulmonar consistente en respirar por una máquina que mida la cantidad de aire que hay en los pulmones. Además, podría pedir una analítica de sangre y una radiografía de tórax.

Tratamiento

El tratamiento de la bronquitis crónica puede consistir en el uso de un medicamento broncodilatador que abra -dilate- las vías respiratorias en los pulmones y haga que el paciente pueda respirar con mayor facilidad.

Este tipo de medicamentos, para que funcionen mejor, generalmente se inhalan. Están compuestos por un dispositivo -inhalador- a través del cual el medicamento llega hasta los pulmones. El paciente deberá utilizar de forma correcta este dispositivo para que el medicamento le haga el mayor efecto posible. Para ello, el médico le enseñará al paciente cómo usarlo.

Aquellas personas que se encuentren muy mal por una falta de aire grave se podrán tomar medicamentos en píldoras.

Si a pesar de la medicación señalada el paciente no mejora, el médico podrá determinar que tome corticosteroides, ya sea con un inhalador o en forma de píldoras.

Los antibióticos solo se utilizarán si además de la bronquitis crónica el paciente padece una infección pulmonar que le produzca tos con más mucosidad, fiebre y una falta de aire aún mayor.



La bronquitis crónica suele dejar los pulmones muy dañados y sin que pueda llegar suficiente cantidad de oxígeno al cuerpo, por lo que el médico estima que el paciente, en esta situación, deba tomar oxígeno si los medicamentos no le ayudan a sentirse mejor. Este oxígeno lo utilizará el enfermo de día y de noche para sentirte mejor y vivir más tiempo.

Por otra parte, el hacer ejercicio físico de manera regular puede fortalecer los pulmones y ayudar a respirar mejor. Los enfermos de bronquitis crónica pueden hacer ejercicio tres veces a la semana, de forma moderada, e ir incrementando el tiempo paso a paso. Puede comenzar caminando 15 minutos tres veces a la semana, después 20 minutos, 25 minutos y hasta llegar a media hora. El médico será el profesional indicado para crear el plan de ejercicio adecuado para cada enfermo de este tipo de bronquitis.

Otra cosa que puede hacerle sentir mejor al paciente es la rehabilitación pulmonar. Se trata de un programa que lleva a cabo un especialista en el hospital y al que debe derivarlo el médico.

Existe además el método de respiración denominado “con los labios fruncidos”, cuyo objetivo es conseguir una respiración profunda y una exhalación más lenta por la boca mientas se fruncen los labios. Con esta técnica se logra una respiración más lenta y que la persona se sienta mejor.

Riesgos de la bronquitis crónica

En el caso de que no se pueda prevenir la bronquitis crónica, esta enfermedad incrementa el riesgo de padecer infección pulmonar. Los pacientes de bronquitis crónica deben protegerse más de lo normal de las gripes y los resfriados, por lo que puede que el médico de estos les aconseje vacunarse de la gripe y ponerse la vacuna antineumocócica cada 5 o 6 años para evitar la neumonía.

Otras bronquitis: la bronquitis aguda

Es también una enfermedad pero causada por infecciones o irritantes pulmonares. La bronquitis aguda se puede producir por virus como los de la gripe o el resfriado. Estos virus se transmiten por el aire cuando la persona infectada tose o mediante contacto físico -al darle la mano si esta no está limpia-. A veces también se puede producir esta infección por bacterias.

Al contrario que en el caso de la bronquitis crónica -de larga duración y escasa curación-, la bronquitis aguda dura menos, unos 10 días. A pesar de esto, la tos puede continuar semanas después de haber desaparecido la infección.

La bronquitis aguda puede aparecer con mayor frecuencia si la persona se expone al humo de tabaco -propio o de otros fumadores-, polvo, gases, vapores o contaminación del aire. El evitar al máximo esto hará que disminuya este riesgo de padecer la enfermedad.

Generalmente la bronquitis aguda mejora con el tiempo, aunque para eso el paciente deberá ir al médico, que le pondrá el tratamiento más conveniente en cada caso.

Población más sensible a sufrir bronquitis aguda

La bronquitis es una enfermedad frecuente que se repite cada año y que afecta a millones de personas.

El segmento de población más sensible a padecer bronquitis aguda son los ancianos, los bebés y los niños pequeños.

Síntomas de la bronquitis aguda

Como hemos señalado antes, la principal causa de que se produzca bronquitis aguda es una infección producida por una gripe o resfriado común. Por ello, sus síntomas primeros son:

  • Dolor de garganta.
  • Cansancio.
  • Fiebre.
  • Dolores en el cuerpo.
  • Congestión o goteo nasal.
  • Vómito.
  • Diarrea.

Otro de los síntomas más característicos de esta enfermedad -y también más molesto- es la tos persistente, que puede durar entre 10 y 20 días. Esta tos puede provocar mucosidad incolora. Si dicha mucosidad es de color amarillo o verde, puede que la infección sea bacteriana. A veces, la persona se recupera de la infección pero continúa padeciendo tos seca durante días o semanas.

La bronquitis aguda también se caracteriza porque el paciente emite al respirar una especie de silbidos.

Si es grave, la bronquitis aguda tiene otros síntomas añadidos como una falta de aliento similar a la que se tiene cuando se realiza alguna actividad física.

Tratamiento de la bronquitis aguda

El tratamiento de ambas bronquitis busca aliviar al máximo sus síntomas, sobre todo la tos.

Si tienes algún problema de salud, recuerda que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta. Consulta aquí como funciona.

La bronquitis aguda se puede curar con reposo y tomando líquidos y algunos antiinflamatorios que el médico aconseje. Normalmente no se suele arreglar esta enfermedad con antibióticos, a no ser que la bronquitis la haya causado una bacteria, que sí responde ante este medicamento. Para la bronquitis de origen vírico el tratamiento es el que antes hemos mencionado.

Para aliviar algunos síntomas como la mucosidad y hacer que el paciente respire mejor se puede utilizar el humidificador. Si la bronquitis genera al respirar sonidos parecidos a silbidos, puede que el médico recete un fármaco inhalable que le despeje las vías respiratorias al paciente y llegue directo a los pulmones. Como también puede que le recete medicinas para aliviar o disminuir la tos y para mejorar la inflamación de las vías respiratorias -en el caso de que esta tos continuase-.

Conclusión

Como se ha podido comprobar, se trata de una enfermedad que hay que tomarse muy en serio. Por ello, lo más aconsejable es saber cómo prevenir la bronquitis crónica o aguda. Pero si la persona cree padecer ya esta enfermedad -sea de un tipo o de otra-, deberá acudir a su médico de inmediato para que le realice todas las pruebas pertinentes que le faciliten un diagnóstico rápido y poner en funcionamiento un tratamiento que acabe con la enfermedad o, de no poder ser así, que alivie sus síntomas.

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *