BonomédicoBlogMedicina estéticaPresoterapia: Qué es y beneficios

Presoterapia: Qué es y beneficios


Comentar
Publicado en Medicina estética

La presoterapia es un método estético que no sólo potencia el funcionamiento del sistema circulatorio sino que, además, facilita la optimización del linfático. Es decir, actúa de forma progresiva en la eliminación de uno de los enemigos más temidos de las mujeres: la celulitis. En la actualidad, la presoterapia se ha convertido en uno de los tratamientos estéticos que está al alcance de todos y que nos ofrece multitud de beneficios.

La imagen es uno de los requisitos a cumplir hoy en día. Nuestro aspecto físico se ha convertido en prioridad pero muchas veces este es consecuencia también del detrimento de nuestra salud. Es el caso de la mala circulación de la sangre a través de nuestro organismo, una consecuencia capaz de afectar a nuestras venas al generar la inflamación tanto de estos vasos sanguíneos como de sus válvulas. Uno de los principales efectos negativos del fallo en las válvulas es el impedimento del retorno venoso dando lugar a la aparición de las temidas varices.

Muchas son las personas que tienen problemas en su circulación y que intentan paliar este efecto mediante la adopción de hábitos saludables, ya sea modificando su dieta hacia otra más sana o mediante la práctica de ejercicio físico.

La presoterapia es un método estético que mejora el funcionamiento del sistema circulatorio y linfático.

La presoterapia es un método estético que mejora el funcionamiento del sistema circulatorio y linfático.

Sin embargo, las largas jornadas profesionales potencian un estilo de vida sedentario. Algo que, en su conjunto, se ha visto mermado gracias a las revolución de la tecnología. Y es que, hoy en día, los tratamientos de presoterapia están al alcance de todos.

¿Qué es la presoterapia?

En concreto, podemos definir la presoterapia como un tratamiento estético con múltiples metas:

  • Mejora el funcionamiento del sistema circulatorio, reactivándolo y favoreciendo la oxigenación del organismo.
  • Mejora el funcionamiento del sistema linfático, reduce los cúmulos grasos y, por lo tanto, la celulitis.

La presoterapia es un tratamiento 100% natural, que se sirve de la presión ejercida sobre la superficie de la piel de la paciente para aplicar aire mediante la compresión y la relajación. Estamos ante un método que favorece la recuperación de la elasticidad de la piel además de la regeneración tisular, mediante el incremento del aporte de oxígeno a los tejidos de nuestro organismo.

Para llevar a cabo este tratamiento, al paciente se le coloca una par de botas, un fajín y unos recubrebrazos que, a su vez, están elaborados con múltiples cámaras de aire. Este grupo de instrumentos están conectados a un compresor de aire que es el encargado de aplicar las presiones a aquellas partes de nuestro cuerpo que se manifiestan afectadas.

¿Sabes que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta? Sin cuotas mensuales, sólo pagas si vas al médico. Consulta aquí como funciona.

Mediante la presoterapia se ejerce presión sobre la superficie de la zona a tratar, normalmente las piernas, con lo que se potencia la eliminación de líquidos, grasas y toxinas.

La presión que se aplica a las zonas afectadas también se conoce como presoterapia secuencial, es decir, se produce una potenciación de la eliminación de los líquidos, grasas y toxinas, edemas, linfoedemas y trastornos venosos.

La secuencia de los masajes suele oscilar entre las 10 y 20 repeticiones, por lo que una sesión de presoterapia puede tener una duración estimada de entre 30 y 45 minutos. Los efectos de una sola sesión se notan de forma inmediata, el organismo suele responder de forma eficaz a la aplicación de un tratamiento de estas características.

La presoterapia se sirve de la presión ejercida sobre la piel para aplicar aire mediante compresión y relajación.

La presoterapia se sirve de la presión ejercida sobre la piel para aplicar aire mediante compresión y relajación.

La mayor parte de los aparatos de presoterapia disponen de gran variedad de tubos de conexión y diversos programas. Dependiendo del tratamiento terapéutico al paciente se le aplicará una u otra presión. Por ejemplo, para tratar edemas, linfoedemas, varices, recuperación post traumática se aplica un presión que no debe superar los 50 mm Hg.



Para el tratamiento de la celulitis o para los edemas más fibrosos se aplicará una presión algo más alta que suele oscilar entre 60 y 120 mm Hg. Con independencia de la presión que se le aplique al paciente, éste no sentirá dolor alguno.

Con respecto a las precauciones que se deben tomar en el centro estético, la limpieza será uno de sus alicientes. Así, se aconseja el uso de plásticos higiénicos de tan sólo un uso. Este requisito es indispensable para prevenir infecciones o contagios en la piel. El asesoramiento profesional facilitará el óptimo tratamiento para cada caso.

Usos de la presoterapia

Se trata entonces de la estimulación del drenaje linfático con el objetivo de que éste pueda redireccionar con eficacia las grasas y toxinas hasta los canales naturales de desecho. Este tipo de métodos está dirigido tanto a hombres como a mujeres, ya que el tratamiento tiene varias vertientes. En concreto, la presoterapia está orientada hacia:

  • La eliminación de la celulitis.
  • El tratamiento y la prevención de evidencias varicosas.
  • Edemas y piernas inflamadas.
  • Retención de líquidos.
  • Sensación de piernas cansadas.
  • Estimulación del sistema circulatorio.
  • Como complemento a una liposucción recién realizada, ya que facilita la eliminación del edema y contribuye a la adhesión de los tejidos del organismo.
  • Obesidad.
  • Como tratamiento postmastectomía.

¿Para qué sirve la presoterapia?

La presoterapia no sólo está indicada para el tratamiento de linfoedemas, su aplicación es mucho más amplia. Este tipo de método estético puede destinarse, asimismo, al tratamiento de insuficiencias venosas, retención de líquidos, piernas cansadas y celulitis. Además, es una gran aliado para facilitar la recuperación tras una intervención quirúrgica como, por ejemplo, una mastectomía o una liposucción.

El objetivo de la presoterapia es que la piel recupere su elasticidad y se regenere.

El objetivo de la presoterapia es que la piel recupere su elasticidad y se regenere.

Lo más reciente ha sido su aplicación en el universo del deporte. Y es que la presoterapia es igual de efectiva en la recuperación muscular tras la práctica de ejercicio intenso como puede ser el ciclismo, el fútbol o el esquí, entre otros.

Por otro lado, la presoterapia también puede aplicarse a mujeres embarazadas. Se trata de otro de los usos de este tratamiento estético recomendado también por los especialistas. Sin embargo, al tratarse de mujeres embarazadas se aconseja únicamente usar las botas a baja presión para tratar el molesto síntomas de piernas cansadas tan característico de la etapa de embarazo. En concreto, las sesiones no debería superar los 20 minutos ni una presión de 20 mm Hg. De esta forma se conseguirá estimular de forma suave la circulación de retorno sin riesgo para el bebé.

Uno de los complementos que también se pueden aplicar en un tratamiento de presoterapia es su combinación con cremas o productos para vía tópica. En concreto, la acción que reproduce la presión de aire potencia la penetración transcutánea de cualquier producto. En este sentido, para aquellas personas que sufran de piernas cansadas o retención de líquidos es muy recomendable el uso de estos productos ya que observará cómo se multiplica el efecto drenante de la presoterapia.

La presoterapia está diseñada para desintoxicar el cuerpo mediante la aplicación de un eficaz drenaje linfático. Se recomienda la aplicación de presoterapia de forma semanal durante al menos unos dos meses. Y es que la presoterapia sirve para estimular de forma profunda el cuerpo llegando a romper la acumulación de grasas que se ubican bajo la superficie cutánea. El resultado es una piel mucho más suave.

La presoterapia es un tratamiento estético totalmente natural y no invasivo, que ayuda a potenciar la circulación y a mejorar el drenaje linfático.

Este tratamiento estético puede servir, además, como alternativa a la liposucción. Es más, si se emplea presoterapia en conjunto con la aplicación de algas marinas que desintoxiquen, reafirmen, tonifiquen y mejoren la circulación, se potenciará la acción del drenaje linfático.

Los resultados de este tipo de tratamiento se evidencian desde la primera sesión. Lo más habitual es que tras la primera cita de presoterapia, el paciente tenga la sensación de alivio y descanso en las zonas afectadas de su cuerpo. El nivel de elasticidad y flexibilidad de los tejidos se incrementa para conseguir, sesión tras sesión, excelentes resultados.

Beneficios de la presoterapia

Uno de los principales beneficios de la presoterapia consiste en ser un tratamiento no invasivo. Es decir, para la aplicación de este método no se requiere pasar por quirófano ni someterse a un proceso quirúrgico.

Para optimizar los beneficios de la presoterapia es requisito indispensable ponerse en las manos de un buen profesional que, además, te orientará en base a tus características personales. Y es que el tratamiento de presoterapia no consiste tan sólo en favorecer el aspecto estético sino que, además, ofrece determinados puntos positivos para la salud, por ejemplo, mejora la circulación sanguínea, mejora el sistema linfático, es económico, estimula y tonifica los músculos. 

Uno de los más importantes beneficios de la presoterapia es que es un tratamiento no invasivo.

Uno de los más importantes beneficios de la presoterapia es que es un tratamiento no invasivo.

Sin embargo, existe un determinado grupo de personas para las que no se recomienda la aplicación de presoterapia:

  • Personas con venas varicosas.
  • Personas con arteriosclerosis.
  • Personas con cirrosis hepática.
  • Personas con insuficiencia cardíaca o marcapasos.
  • Personas con edades avanzadas por riesgo de trombosis profunda.

Además, como se ha mencionado a lo largo de este artículo, la combinación de presoterapia con otros tratamientos estéticos logrará intensificar los resultados finales para el paciente. En este sentido, combinada con la cavitación, se logra eliminar la molesta celulitis además de reducir el volumen corporal en áreas localizadas; combinada con la radiofrecuencia, favorece la recuperación de la elasticidad de la piel al tiempo que combate la flacidez; combina con la mesoterapia, facilita la eliminación de la grasa localizada además de mejorar el nivel de celulitis.

Asimismo, el estilo de vida del paciente también influirá de forma directa en los resultados del tratamiento de presoterapia. Es decir, no es lo mismo llevar un ritmo de vida sedentario que optar por la práctica relativa de ejercicio físico. Está claro que adoptar un estilo de vida saludable facilitará la potenciación de los resultados. Tan sólo nos costará seguir unas pautas como beber al menos dos litros de agua al día, evitar el consumo de alcohol, dejar el viejo hábito del tabaco, conseguir una dieta sana y equilibrada dejando a un lado aquellos alimentos ricos en sal.

En resumen, los beneficios de la presoterapia son los siguientes:

  • Ayuda a combatir la molesta celulitis.
  • Mejora la sensación de tener las piernas cansadas.
  • Elimina las áreas de grasa localizada.
  • No es necesario aplicar anestesia de forma previa a su realización. 
    Entre los beneficios de la presoterapia está el de ayudar a combatir la celulitis y aliviar la sensación de piernas cansadas.

    Entre los beneficios de la presoterapia está el de ayudar a combatir la celulitis y aliviar la sensación de piernas cansadas.

  • Disminuye la inflamación de las zonas afectadas.
  • Dota al paciente de un mejor tono de piel además de firmeza.
  • Económicamente no supone un alto cargo al bolsillo si la comparamos con otros tratamientos de cirugía estética.
  • Es un tratamiento que no requiere la invasión en el organismo.
  • Los resultados son visibles desde la primera sesión.
  • Potencia la mejora del sistema circulatorio, incrementa el nivel de oxígeno en el cuerpo y reduce la tensión sanguínea.
  • Mejora la oxigenación de la piel.
  • Estimula y tonifica los músculos y las articulaciones. Facilita su relajación y alivia la fatiga.
  • Mejora el funcionamiento del sistema linfático. Es decir, ofrece una mayor nutrición a nuestras células y elimina las toxinas, además de potenciar la estimulación del sistema inmunológico.
  • Consigue relajar los músculos abdominales e intestinales por lo que el funcionamiento del aparato digestivo será más eficaz.

Si bien los beneficios de la presoterapia son, como acabamos de ver, múltiples no estamos ante un método milagroso. La constancia en las sesiones, además del compromiso con un estilo de vida saludable, potenciarán estos resultados. En cada sesión de presoterapia habrá que ponerse en manos de un especialista capacitado, formado y con la experiencia suficiente en este tipo de tratamientos de estética.

Los beneficios de la presoterapia son muchos, los más destacados son que ayuda a combatir la celulitis, aliviar el dolor de piernas cansadas, mejorar la circulación y oxigenación de la piel.

Lo más habitual es que se recomienden entre 8 y 15 sesiones de presoterapia para conseguir los resultados esperados, aunque el número en concreto va a estar directamente relacionado con las características propias de cada paciente.

Presoterapia y ejercicio

El tratamiento con presoterapia ofrecerá mayores resultados en el caso de que se combine con la práctica habitual de ejercicio físico. Esta combinación conseguirá sacarle un mayor provecho al esfuerzo del paciente. Es decir, tanto la grasa localizada como la temida celulitis tenderán a desaparecer con mayor facilidad sin incorporamos movimiento habitual a nuestras vidas.

Los ejercicios más intensos como correr, montar en bicicleta, hacer spinning o practicar natación favorecerán la liberación de grasa, además de contribuir a un mejor estado de salud, eliminando, asimismo, los efectos secundarios. Fuente de salud y forma física, la práctica de ejercicio físico está recomendada con o sin tratamiento de presoterapia. Además, el aporte económico invertido en las sesiones de presoterapia ofrecerá una mayor rentabilidad si apostamos por el ejercicio como complemento a este tratamiento. 

Para algunas personas este tratamiento no está recomendado.

Para algunas personas este tratamiento no está recomendado.

Sin embargo, esta combinación no está destinada a reducir la grasa localizada. Es decir, el paciente no puede esperar reducir esos centímetros de más precisamente de donde se necesita ya que los efectos lipolíticos del ejercicio beneficiarán a todos los tejidos de nuestro organismo sin discriminación.

Esforzándonos en la práctica de ejercicio facilitaremos los óptimos resultados del tratamiento de presoterapia mejorando la circulación de la sangre y reduciendo la retención de líquidos.

Si tienes algún problema de salud, recuerda que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta. Consulta aquí como funciona.

Riesgos 

La presoterapia es un método valorado por millones de pacientes, sin embargo ofrece también una serie de inconvenientes que caben tener en cuenta, ya que puede llegar a suponer riesgos para la salud de la persona que se someta a este tratamiento de estética:

  • Las mujeres embarazadas no deberán aplicarse presoterapia sobre el área del abdomen ya que la presión del aire podría dañar al feto.
  • Aquellas personas que padezcan de problemas coronarios y vasculares (insuficiencia arteriosa, trombosis venosa o tromboflebitis) no debería someterse a un tratamiento de presoterapia
  • No se recomienda el tratamiento de presoterapia dirigido hacia aquellas personas con marcapasos o antecedentes oncológicos.
  • En el caso de que el paciente padezca de problemas dérmicos la presoterapia también se antoja como tratamiento incompatible. Una de las alternativas a este tipo de pacientes podría ser la adopción de una alimentación rica en verduras y fibras acompañada de la práctica diaria de ejercicio físico. 
    Aunque es un método no invasivo, es importante saber cuáles son sus contraindicaciones.

    Aunque es un método no invasivo, es importante saber cuáles son sus contraindicaciones.

  • Acudir siempre a clínicas especializadas y que demuestren su experiencia en la práctica de este tipo de tratamientos. No es necesario asumir riesgos. Antes de someterse a un tratamiento de presoterapia se aconseja comprobar las licencias del lugar en el que se la piensa practicar además de la profesionalidad y experiencia del personal. Las diferencias en cada caso pueden ser económicas, algo que no debería impedir la seguridad que ofrece ponerse en buenas manos.
  • Para los pacientes hipertensos no es aconsejable la presoterapia.

En resumen, estamos ante uno de los tratamientos estéticos mejor valorados por las personas que tienen problemas de celulitis, junto con la cavitación ultrasónica o la rinoplastia sin cirugía. Las personas que se han sometido a tratamientos de presoterapia y tienen experiencia en este aspecto valoran, sin duda, la desaparición de la sensación de piernas cansadas y de la fatiga muscular. Además destacan la ausencia de hematomas o zonas enrojecidas en los lugares en los que se ha aplicado la presoterapia.

Sin necesidad de pasar por quirófano, este tratamiento, no invasivo, potencia los resultados desde la primera sesión aunque es a partir de la quinta el momento en el que se evidencian con mayor claridad los resultados en relación a la reducción de volumen corporal. Así, se trata de poner en valor beneficios de la presoterapia frente a contraindicaciones.

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *