BonomédicoBlogOrtodonciaPrecio de una ortodoncia: cuánto cuesta

Precio de una ortodoncia: cuánto cuesta


Comentar
Publicado en Ortodoncia

El tratamiento de ortodoncia

Son multitud de factores los que determinan el precio de una ortodoncia, aunque pueden agruparse en dos categorías principales: profesionalidad y equipación.

Profesionalidad del personal

En este grupo de factores se plantean cuestiones relativas a la cualificación y continua formación del equipo de la clínica o a si su dedicación es exclusiva o no.

Clínica exclusiva

En la especialidad de Odontología -también sucede así en Medicina- hay diferentes ramas:

  • Odontopediatría.
  • Periodoncia.
  • Cirugía bucal.
  • Endodoncia.
  • Ortodoncia.

El objetivo que esta diversificación persigue no es otro que agrupar todo el saber en una zona acotada de forma que se garantice la mejor de las atenciones posibles. Por este motivo, el paciente que asista a una consulta exclusivamente de ortodoncia podrá hacerlo con la tranquilidad de que tanto el equipo clínico como las instalaciones cuentan con la debida calidad y que le tratarán de manera exquisita.

Presentación de casos similares

También resulta de importancia que el ortodoncista cuente con la posibilidad de ejemplificar su situación mediante otras semejantes, pues solo así podrá formarse una idea acertada acerca de sus expectativas, de la realidad y, en consecuencia, del resultado final.

Titulación de ortodoncista

La ley en nuestro país no reconoce aún las especialidades de Odontología. Este es un hecho a lamentar, ya que se trata de la única nación europea que presenta este defecto. A políticos y autoridades parece que no les interesa afrontar esta cuestión y hacen caso omiso a la misma.

Sin embargo, en acuerdo con la Asociación Europea de Postgrados de Ortodoncia, en distintas universidades de España se imparte una formación -la cual supera las 3.000 horas- que cumple la norma vigente en Europa. Es por este motivo que hay profesionales con esta formación de postgrado y que, por tanto, poseen los necesarios requisitos para ejercer como ortodoncistas titulados.

¿Sabes que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta? Sin cuotas mensuales, sólo pagas si vas al médico. Consulta aquí como funciona.

Todo aquel paciente que visite a un ortodoncista está su perfecto de derecho de solicitarle que le acredite que cuenta con la debida formación relativa, para así comprobar que no se encuentra ante un dentista general, pues no dispone del conocimiento y la trayectoria que estos tratamientos precisan -aunque se encuentre autorizado para ello-.

Titulación del resto de personal

Del mismo modo que el paciente tiene la potestad de exigir ser tratado por un odontólogo cualificado, puede solicitar que los profesionales auxiliares cuenten para desempeñar su labor con el título necesario.

Aunque parezca una obviedad, hasta no hace demasiado tiempo era suficiente ser auxiliar de enfermería, a pesar de que no tuviera experiencia odontológica alguna.

En la actualidad se requiere disponer del certificado de higienista dental para cualquier acto de este tipo.

Reciclaje

En cualquier ámbito el conocimiento aumenta de manera exponencial. De esta manera, durante la extensa vida profesional de cualquier persona su habitual rutina puede modificarse de forma drástica y no quedar el mínimo atisbo de la que realizaba algunas décadas atrás. Esto es motivo más que suficiente para que el especialista se encuentre en constante formación, absorbiendo continuamente la nueva información relacionada con la labor que desempeña.

En los últimos tiempos han surgido tres procedimientos de ortodoncia primordiales para solucionar los problemas de las maloclusiones y malposiciones dentarias:

  • Colocación de microtornillos.
  • Tratamiento de ortodoncia invisible -Invisalign-.
  • Sistema Incógnito de ortodoncia lingual.

Pues bien, para aplicar estas técnicas se requiere poseer cierta cualificación y será necesario cursar ciertos estudios que únicamente podrán impartir aquellos profesionales que hayan empleado estos procedimientos con anterioridad.

Equipación de la clínica dental

Los resultados del tratamiento siempre acaban mereciendo la pena.

Los resultados del tratamiento siempre acaban mereciendo la pena.

En el otro gran conjunto de factores determinantes del precio de una ortodoncia surgen preguntas frecuentes acerca de si la clínica cumple la legislación vigente, de si dispone de los más novedosos dispositivos y materiales, etc.

Clínica exclusiva

Por norma general, aquella clínica especializada en ortodoncia que únicamente se dedique a ella asegura que la totalidad de dentistas e higienistas dentales que la integran poseen los conocimientos necesarios que garanticen la práctica de una ortodoncia adecuada. Asimismo, dicha clínica de ortodoncia contará con las mejores y más específicas herramientas de esta especialidad.

Es decir, que la totalidad de activos -tanto humanos como materiales- poseen la misma finalidad y están preparados para proporcionar el mejor tratamiento de ortodoncia posible. Este dato no es excluyente respecto a que otro tipo de clínica general disponga de la misma materia prima, aunque este matiz de exclusividad, en líneas generales, garantiza un trato óptimo sobre cualquier cuestión de este tipo.

Autorización del Ayuntamiento

Todas las clínicas dentales con sede en nuestro país han de disponer de los correspondientes permisos de la Administración Pública, ya que son indispensables para desarrollar la actividad laboral. Mediante estas autorizaciones se asegura tanto la idoneidad de las instalaciones de la clínica como la cualificación del equipo profesional sanitario.



De este modo, en Madrid son dos las instituciones encargadas de conceder la necesaria licencia para que una clínica dental pueda ejercer su habitual desempeño: el Ayuntamiento y la Consejería de Sanidad de la Comunidad Autónoma.

Instalaciones idóneas

Como en cualquier otro tipo de labor profesional, resulta esencial contar con unas adecuadas instalaciones y que estas se encuentren en consonancia con la actividad que se desarrolle.

Para el caso específico que nos ocupa, una clínica dental debería disponer de:

  • Recepción de pacientes.
  • Sala de espera.
  • Baños para pacientes.
  • Baños para el personal.
  • Gabinetes.
  • Almacén.
  • Vestuario.
  • Sala de máquinas.
  • Sala de Rayos X.
  • Laboratorio.
  • Sala de esterilización y embolsado.
  • Telefonía y servidor informático.
  • Despachos.
  • Sala de descanso.

Contar con la totalidad de estas zonas se traduce en el hecho de que la clínica deba contar con el suficiente espacio para albergarlas. En caso de que las dimensiones de una clínica sean reducidas, eso significará que carece de algunos de estos servicios y no ofrecerá la confianza y seguridad que el paciente desea.

Equipos de radiología

En un tratamiento de ortodoncia resulta fundamental el diagnóstico por imagen. Sin la posibilidad de realizar radiografías no puede recomendarse tratamiento acerca de cuándo debe hacerse una ortodoncia, ya que existe el peligro de errar en el diagnóstico.

Lucir la sonrisa que siempre soñaste puede ser ahora una realidad.

Lucir la sonrisa que siempre soñaste puede ser ahora una realidad.

Debido a lo anterior, las clínicas dentales que cuenten con un servicio de radiología proporcionan una ventaja añadida.

Como es evidente, y dada la revolución tecnológica que continuamente vivimos, la aparatología de Rayos X será digital y podrá realizar una telerradiografía lateral de cráneo y una ortopantomografía, pues ambos tipos de radiografías son fundamentales a la hora de emitir un certero diagnóstico.

Esterilización

Las herramientas que se introduzcan en la boca del paciente han de contar con la debida esterilización y es la Consejería de Sanidad la institución encargada de conceder el permiso de utilización de las mismas. Pese a que la totalidad de clínicas dentales están obligados a poseerlo, posteriormente estos instrumentos no se controlan.

De este modo, mientras pensamos que sí lo hace, el esterilizador puede no funcionar bien y no esterilizar, por lo que se corre el riesgo de contagiar infinidad de enfermedades. La gravedad de este asunto es flagrante, por lo que resulta muy recomendable que cada clínica cuente con un servicio de auditoría externa que se encargue de que dicho esterilizador está en regla y que cumple su función a la perfección.

Equipo informático

Disponer de un adecuado equipo informático y trabajar con él es casi obligatorio en los tiempos actuales. Toda clínica que se precie contará con un sistema de este tipo para desempeñar cuatro líneas de trabajo básicas:

  • Gestión de pacientes.
  • Software específico, tanto para el diagnóstico como para el tratamiento.
  • Historia clínica del paciente -un requisito legal y exigible-.
  • Educación del paciente y promoción de la salud.

Es primordial tener un par de equipos -como mínimo- para procesos de información.

No obstante, con el objetivo de cumplir todas estas líneas de trabajo de manera eficiente, lo más aconsejable sería contar con una red informática con la suficiente potencia como para destinar un ordenador a cada sillón dental junto a los equipos de:

  • Recepción.
  • Sala de esterilización.
  • Almacén -para controlar el stock-.
  • Despachos.
  • Sala de espera -para proporcionar información-.

La totalidad de estos equipos han de permanecer conectados entre ellos mediante el correspondiente servidor, que deberá situarse en un emplazamiento adecuado y con la necesaria ventilación para que no se produzcan sobrecalentamientos.

Asimismo, cada ordenador deberá disponer del software idóneo para desempeñar las actividades ya mencionadas. Desafortunadamente, nuestro país adolece de programas informáticos que cuenten con todo estos requisitos y solo hay programas de gestión que presentan importantes carencias a la hora de cumplir nuestras expectativas.

El precio de una ortodoncia es un aspecto a considerar, pero deben prevalecer otras cuestiones como la seguridad y confianza en los profesionales responsables.

El precio de una ortodoncia es un aspecto a considerar, pero deben prevalecer otras cuestiones como la seguridad y confianza en los profesionales responsables.

Escáner intraoral

Aunque tampoco resulta esencial -en algunos años quizás lo sea-, el que la clínica disponga de escáner intraoral refleja el hecho de estar situada a la cabeza de la evolución de la tecnología. Cualquier modificación que se realice en la boca o cualquier aspecto relativo a la colocación de aparatos requiere de una precisión exacta a la hora de llevar a cabo las correspondientes mediciones. Como es lógico, cuanto mayor es la precisión, mayor será el ajuste del aparato. Debido a este motivo, entrará en desuso el tradicional procedimiento de los moldes de referencia y elaborar los aparatos en base a ellos. Así, se realizará un escáner intraoral que automáticamente será enviado al laboratorio y se confeccionarán los aparatos con la mayor de las precisiones.

El clásico modo de realizar las mediciones suponía en determinados pacientes arcadas, vómitos, agobio y el peligro de poder ingerir material. Por si fuera poco, dicho material carece de la estabilidad deseada, por lo que es susceptible de modificación y el ajuste entre aparatos y dientes no será el adecuado.

A través de este escaneado, dispondremos en todo momento de la información que necesitamos respecto a la boca del paciente sin que tengamos que proceder de nuevo a tomar nuevas medidas, motivo por el cual se aconseja elegir una clínica dental que utilice el escáner intraoral para realizar estas medidas de forma digital.

Consulta en vacaciones o fines de semana

En el caso de que algún paciente sufra alguna urgencia un sábado o un domingo, ¿qué puede hacer? Lo más común en estos casos es que deba esperar al lunes para regresar a la clínica dental. Otra opción es acudir a un servicio de urgencias, aunque allí lo único que podrán hacer es administrarnos algún analgésico.

Estas situaciones son bastante posibles y en absoluto despreciables, por lo que existen ciertas clínicas que afrontan este problema con la instauración de un servicio de urgencias -o, como mínimo, de atención telefónica- al que poder recurrir los fines de semana.

Si se encuentra en la posibilidad de elegir, opte por una clínica que cuente con este tipo de servicio.

Permanente presencia del ortodoncista

No es de extrañar que a un paciente se le concierte una cita mensual. Debido a ello, multitud de clínicas que no disponen de muchos pacientes de ortodoncia cuentan con un especialista que únicamente acude a consulta una vez -o pocas más- al mes .

Sin embargo, es probable que el paciente experimente alguna molestia, posea alguna duda o sufra alguna urgencia y ese día el ortodoncista no se encuentra en la clínica. La consecuencia habitual es que no puedan solucionar el problema y se vean obligados a proporcionarte cita algunos días después. Esta situación sucede con demasiada frecuencia y, como es lógico, es motivo de angustia para los pacientes, pues necesitan que los atiendan en ese instante y no es posible. Además, en el hipotético caso de que no puedan asistir a la consulta en la fecha fijada, esta deberá ser pospuesta, con lo que el tiempo de espera vuelve a alargarse.

Asimismo, existen tratamientos de ortodoncia que requieren un control constante y no mensual. En ellos, el paciente se encuentra indefenso al no poder encontrarse con el especialista, por lo que habrá que realizar una adecuada selección de la clínica dental.

Precio de una ortodoncia

En relación al precio de una ortodoncia, no resulta sencillo elaborar un cuadro sobre el mismo, ya que los aspectos que lo determinan son muy variados. Además, cada especialista puede tratarlos de manera muy diferente. A pesar de ello, a continuación le ofrecemos cumplida información al respecto y que puede servirle de gran utilidad.

Tratamiento de primera fase

No hay una edad determinada para comenzar el tratamiento.

No hay una edad determinada para comenzar el tratamiento.

La ortodoncia infantil hace referencia a aquellos infantes que aún poseen la dentición temporal. El objetivo básico que persigue es impedir que una maloclusión evolucione. El precio de una ortodoncia en relación a este tratamiento oscila entre los 700 y los 1.500 € y en él figuran aparatos muy distintos, sean con brackets o no:

  • Botón de Nance.
  • Quad-Helix.
  • Disyuntor.
  • Aparato extraoral.
  • Aparato funcional para estimular el desarrollo de la mandíbula.
  • Barra transpalatina.
  • Placas.
  • Lip bumper.

Tratamiento con brackets metálicos tradicionales

El precio de una ortodoncia metálica se sitúa entre los 1.200 y los 2.500 €, aunque varía según una serie de cuestiones como:

  • La clase de maloclusión.
  • La calidad de los brackets.
  • La severidad de la anomalía.
  • Los años del paciente.
  • Los aparatos adicionales que se emplean.

En este punto cabe resaltar la importancia capital que para determinar cuánto cuesta una ortodoncia supone la calidad de los brackets. De este modo, el coste de un bracket adecuado y garantizado por el fabricante puede ser diez veces superior al de otro elaborado a mano y de ínfima calidad. El problema es que, al tratarse de piezas minúsculas, las diferencias reales no siempre son perceptibles a la vista.

Tampoco habrá que prestar demasiada atención al repetido anuncio de algunas importantes franquicias de clínicas dentales respecto que, con motivo de realizar sus adquisiciones al por mayor, el coste del aparato se reduce extraordinariamente, ya que esta cuestión afecta únicamente a la décima parte del montante final.

Además, la calidad de los alambres es otro de los aspectos a considerar. Pese a que pueda parecer una minucia, la verdad es que son parte fundamental del movimiento de los dientes e impiden que aparezcan molestias y dolores. Para comprobarlo, el paciente podrá solicitar a su ortodoncista que le muestre un par de alambres y verificar a así la extraordinaria diferencia entre uno rígido y otro flexible. Así, algunos alambres elásticos como los de níquel-titanio multiplican por diez el precio que otros rígidos. Es decir, aumentan notablemente el precio de una ortodoncia pero la diferencia para el paciente es mayor aún, ya que la comodidad de estos alambres flexibles es máxima y las hipotéticas consecuencias negativas del tratamiento y los riesgos de la ortodoncia son prácticamente inapreciables.

Tratamiento con brackets metálicos de autoligado (Damon)

Constituyen los brackets más novedosos y, por consiguiente, los que mayor evolución presentan. Así, no emplean ligaduras flexibles con las que unir bracket y alambre.

Mediante estos brackets, el diente se desplaza con mayor facilidad, ya que la incidencia ejercida por el alambre es inferior.

La duración del tratamiento será menor y el paciente deberá acudir a consulta una vez cada dos meses aproximadamente, al contrario que en un tratamiento con brackets tradicionales, caso en el que tendría que hacerlo de manera mensual. El precio de una ortodoncia con estos brackets de reducida fracción varía entre 1.800 y 4.000 €.

Brackets estéticos

Hay una gran variedad de brackets catalogados como estéticos y se diferencian según el material con el que están elaborados, como por ejemplo:

  • Porcelana.
  • Zafiro.
  • Plástico.

La distinción de calidad entre los mismos es considerable, como también lo es en relación a la consecución de resultados y beneficios de una ortodoncia de este tipo. Además, la duración de una ortodoncia con brackets de plástico es mayor que la necesaria para otro destinado a corregir la misma anomalía y que emplee brackets de porcelana o zafiro.

También hay que señalar que los brackets de plástico pueden teñirse con la ingesta de ciertas bebidas y alimentos prohibidos tras una ortodoncia, lo cual supone un motivo más que suficiente para decantarse por aquellos otros brackets de zafiro o porcelana. Dentro de estos dos, los relativos a la ortodoncia estética de zafiro son incluso menos perceptibles que los de porcelana, ya que su tonalidad se asemeja más fielmente a la de la pieza dental.

A la hora de valorar cuánto cuesta una ortodoncia con unos brackets metálicos, en el caso de que se decida por los estéticos, deberá añadirle entre 400 y 800 € más.

Tratamientos de ortodoncia y cirugía ortognática

Esta combinación de tratamientos lleva implícita ciertas características que provocan que el precio de una ortodoncia sea algo más elevado que en los tratamientos convencionales.

De este modo, el montante final depende de los siguientes aspectos:

  • Presupuesto de los brackets metálicos.
  • Posible coste adicional que supone un tratamiento con brackets estéticos.
  • Importe relativo a ser un tratamiento de cirugía que conlleva múltiples sesiones, presentaciones con los cirujanos, mayor control del caso y cantidad superior de consultas.
  • Precio de las férulas, necesarias para la cirugía, pues actúan como referencia a la hora de colocar los huesos a lo largo de la operación.

Al coste económico de un tratamiento inicial con brackets habrá que añadirle unos 1.000 o 1.500 € más, aunque esta adición varía según se requieran un par de férulas o solo una.

Tratamiento con Invisalign

Los principales beneficios y ventajas de la ortodoncia invisible se resumen en el hecho de que quizás sea el tratamiento más cómodo y estético de todos, lo cual -y como es lógico- repercute en el precio de una ortodoncia de este tipo, aunque este depende en gran parte de la cualificación y trayectoria del especialista.

Un tratamiento u otro determinará cuánto cuesta una ortodoncia.

Un tratamiento u otro determinará cuánto cuesta una ortodoncia.

Un buen modo de garantizar que la manipulación de estos alineadores es la adecuada sería conocer cuántos tratamientos con Invisalign u ortodoncia invisible realiza al año. Así, si supera los 40 anuales, adquiere la categoría platino, una cantidad suficiente como para verificar su destreza.

Otra forma es conocer de cuántos tratamientos se ha hecho cargo durante toda su trayectoria. Para disponer de esta información a ciencia cierta, se puede consultar la página web de Invisalign en la que figuran estos relevantes datos.

Aunque varía según la dificultad del tratamiento, el tiempo que requiera cada caso, la clase de aparato Invisalign y la trayectoria del especialista, el precio de una ortodoncia con esta patente estadounidense oscila entre los 3.500 y los 5.500 €. En la hipotética situación de que le oferten un coste inferior, no se tratará de Invisalign sino de otro de peor categoría.

Tratamientos con microtornillos

En aquellas consultas con los mejores ortodoncistas se emplearán en la encía unos pequeños tornillos que posibilitarán llevar a cabo tratamientos que eran impensables una década atrás, por lo que son considerados como protagonistas esenciales de un óptimo tratamiento.

Una vez se haya seleccionado el tratamiento, habría que añadirle un suplemento económico de entre 75 y 150 € por cada microtornillo.

Si tienes algún problema de salud, recuerda que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta. Consulta aquí como funciona.

Tratamiento de ortodoncia lingual

Nos encontramos ante el tratamiento de ortodoncia de mayor coste. El motivo fundamental no es otro que el hecho de que la elaboración de los brackets se realice a mano y de forma individual respecto a cada pieza dental de la persona que vaya a someterse a él. Como la cualificación de los profesionales encargados de realizar este trabajo es elevada, su mano de obra incrementa el coste sustancialmente. De hecho, no son pocas las ocasiones en las cuales es necesario buscar especialistas en ortodoncia lingual fuera de España, pues aquí tampoco se cuenta con los medios adecuados.

El margen en el precio de una ortodoncia de este tipo -entre 4.500 y 7.500 €- se debe a diversas cuestiones. Por ejemplo:

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *