BonomédicoBlogSaludPosturas para dejar de roncar

Posturas para dejar de roncar


Comentar
Publicado en Salud

Suele ser motivo de risas, pero llegados a niveles avanzados, más que risas pueden causar graves consecuencias tanto en la persona que los padece como en su compañero de sueños. Y es que los datos lo señalan: los ronquidos crónicos afectan a un 45% de los adultos, siendo un factor importante en el origen de molestias tanto físicas como emocionales. Una de las consecuencias de los molestos ronquidos es la falta de descanso tanto para la persona que ronca como para la que duerme a su lado, por lo que una de las soluciones será, en todo caso, poner en marcha una serie de medidas preventivas al respecto y conocer cuáles son las mejores posturas para dejar de roncar.

En este sentido, la postura que adoptamos a la hora de dormir suele ser uno de los condicionantes que afecta en la aparición del ronquido. Diversas investigaciones se centran en este aspecto, por lo que se ha podido concluir que la adecuada postura para dormir está directamente vinculada con el problema particular de cada persona. Y es que, además de interceder en la aparición de dolores de espalda o de tipo muscular, la postura que tendemos a adoptar a la hora de irnos a la cama incide en la forma de respirar a lo largo de la noche. Es decir, mientras que determinadas posturas tienden a potenciar los molestos ronquidos, otras facilitan la suavidad y correcta fluidez de la respiración.

Es por ello que existen tanto ventajas como inconvenientes a la hora de decidirse por una postura para conciliar el sueño. A continuación señalamos las posturas para dejar de roncar más comunes y los beneficios de cada una.

Dormir boca arriba

Adoptar esta posición a la hora de dormir supone un descanso para la espalda, ya que de esta forma descansamos la columna vertebral. Es decir, a lo largo de las horas en las que permanezcamos tumbados de esta forma, con los brazos extendidos a lo largo del cuerpo, esta parte de nuestro organismo recibe la máxima relajación al tiempo que no realiza esfuerzo alguno. Como contrapunto, también se trata de la postura en la que se potencian los ronquidos, si bien esta relajación también se centra en los músculos de la garganta y como consecuencia se produce el bloqueo de las vías respiratorias.

Dormir de lado

Está demostrado que se trata de una de las mejores opciones para que la persona no llegue a roncar. Al recostarse de lado, tanto la cabeza como el cuello se alinean, por lo que la garganta se muestra despejada para favorecer una adecuada respiración. Al dormir en esta postura debemos tener en cuenta, además, el no descansar todo el peso del cuerpo en las extremidades si no queremos padecer de calambres al día siguiente. Conocida asimismo por el nombre de posición fetal, alivia los problemas de espalda.

Por otro lado, y según diferentes investigaciones realizadas por especialistas, demostrado queda el factor positivo que deriva de dormir sobre el lado derecho. Si a la hora de dormir intentamos conciliar el sueño recostados sobre el lado derecho en vez del lado izquierdo, sufriremos un menor índice de pesadillas además de despertarnos con una gran sensación de bienestar.

Si tienes algún problema de salud, recuerda que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta. Consulta aquí como funciona.

Dormir boca abajo

En esta postura también se llegan a reducir los ronquidos que produce la persona al dormir. No obstante, está considerada como una de las peores opciones para adoptar a la hora de dormir. Dormir recostado boca abajo es uno de los principales factores que inciden en la aparición del dolor de espalda, ya que esta se mantiene en una posición forzada a lo largo de las horas de sueño.

Otras recomendaciones

Con independencia de la que adoptes para dormir, existen una serie de recomendaciones referentes a las posturas para dejar de roncar:

  • A la hora de dormir, intenta mantenerte apoyado. Es decir, en el caso de que duermas boca arriba, utiliza más almohadas de lo normal para recostarte sobre ellas. Asimismo, eleva la parte correspondiente a la cabeza de tu cama. Puede facilitarte esta labor la colocación de un par de tablas bajo las patas delanteras de la estructura de tu cama.
  • En la medida de lo posible, duerme de lado. Si bien tanto el paladar como la lengua se relajan y obstruyen las vías respiratorias durmiendo boca arriba, dormir de lado puede ser la solución a tus problemas. Una de las medidas a tomar ante la costumbre de dormir boca arriba es coser una pelota a la parte trasera de la camiseta de tu pijama para que te sea incómodo permanecer en esta posición.
  • Es la más recomendada por los expertos pero también la que más llega a potenciar el impulso de los temidos ronquidos. Dormir boca arriba con los brazos extendidos a lo largo del cuerpo nos proporciona una relajación intensa, ya que ninguno de nuestros órganos se mantiene presionado, motivo por el que el descanso aumenta.
  • Los especialistas aconsejan en mayor medida adoptar una posición fetal a la hora de dormir. Su principal función es proporcionar el mayor descanso posible sobre todo para aquellas personas que sufren apnea y para aquellas que roncan, ya que facilitan la circulación de aire por nuestro organismo. La columna vertebral permanece también de esta forma en posición correcta.
  • Promueve el giro del cuello que puede acabar traducido en dolor de cuello, espalda u hombros. La postura de dormir boca abajo no es para nada la más recomendada por los expertos. La presión en las áreas de la pelvis, rodillas y estómago hace que tampoco sea una de las más sanas y adecuadas para el descanso.
  • Un dato a tener en cuenta es que descansar sobre el lado derecho de nuestro cuerpo promueve la evitación del riesgo de infarto.
  • Igual de importante a la hora de facilitar el sueño es una buena elección tanto de la almohada como del colchón. Ciertas tendencias de especialistas aconsejan prescindir de la almohada en la medida de lo posible, ya que muchas personas están muy acostumbradas a dormir con este objeto.

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *