BonomédicoBlogSalud dental¿Qué es la periodontitis?

¿Qué es la periodontitis?


Comentar
Publicado en Salud dental

La periodontitis, también conocida como piorrea por enfermedad periodontal o inflamación de las encías con compromiso del hueso se define como aquella infección e inflamación tanto de los huesos como de los ligamentos que ejercen de apoyo para las distintas piezas dentales.

Esta periodontitis aparece cuando esta infección e inflamación de las encías, denominada gingivitis, no se trata y continúa su progresión, se extiende desde las encías hasta el hueso y los ligamentos que mantienen los dientes. Esta disminución de soporte provoca que los dientes pierdan sujeción y acaben por desprenderse. De hecho, la periodontitis es el primer motivo de caída dental en las personas adultas. A pesar de que esta anomalía no es demasiado habitual en los más pequeños, va aumentando conforme se desarrolla la etapa adolescente.

La base de los dientes constituye la principal zona de acumulación de placa y sarro. La inflamación de los tejidos blandos causa a su vez la formación de bolsas que actúan como depósitos de estas sustancias. Esta inflamación permanente provoca que tanto los tejidos como la parte ósea que rodea al diente se dañen. Como la placa alberga bacterias en su interior, es muy posible que se origine alguna infección e incluso pueda aparecer un absceso dental, lo que también incrementa el índice de destrucción de los huesos.

Síntomas de la periodontitis

  • Halitosis o mal aliento.
  • Encías con un color rojo brillante o con un color rojo púrpura.
  • Encías que presentan una apariencia brillante.
  • Encías que sangran con frecuencia -aparece sangre en el cepillo de dientes, incluso si se extreman las precauciones durante el cepillado-.
  • Encías que pueden presentar una gran sensibilidad al tacto pero que no duelen por lo demás.
  • Dientes con escasa sujeción.
  • Encías con inflamación.

Estos primeros síntomas hacen que se asemeje bastante a la gingivitis.

¿En qué consisten sus análisis y estudios?

El estudio de la boca y los dientes que realice el dentista arrojará un resultado de encías blandas, inflamadas y de un tono rojo púrpura. Las acumulaciones de sarro y placa se depositarán en la base de los dientes y las bolsas que se han formado en las encías pueden adoptar unas mayores dimensiones.

La práctica totalidad de las veces las encías no suponen dolor alguno -como mucho, presentan cierta sensibilidad-. Caso distinto sería si presentasen además un absceso dental. Las pruebas y radiografías de los dientes confirmarán la pérdida ósea que servía como sujeción y, asimismo, pueden confirmar la existencia de acumulaciones de placa debajo de las encías.

Tratamiento de la periodontitis

La finalidad básica de la periodontitis no es sino disminuir la inflamación, evitar la formación de bolsas en las encías y subsanar cualquier anomalía relacionada con la enfermedad periodontal. Por ejemplo, solucionar las asperezas de determinadas zonas o aparatos dentales.

Resulta primordial someterse a una limpieza dental profunda que suponga la utilización de distintas herramientas o dispositivos para reducir la sujeción y eliminar tanto la placa como el sarro de los dientes. Para ello, en todos los casos resulta preciso un adecuado cepillado y el empleo del hilo dental idóneo -aunque sea tras haberse realizado una limpieza a manos de un especialista-, pues de este modo se conseguirá disminuir la probabilidad de que surja una periodontitis. Será su dentista quien le indique el modo en el cual deber cepillarse y también cómo tendrá que utilizar correctamente el hilo dental. El paciente podrá disfrutar de las ventajas que supone la administración de fármacos aplicados en encías y dientes. El período de tiempo que se aconseja para esperar de una limpieza dental -a manos de un especialista- a otra es de unos tres meses.

Si tienes algún problema de salud, recuerda que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta. Consulta aquí como funciona.

Hay casos en los que se requiere intervención quirúrgica. Es decir, cabe la posibilidad de que precise abrir y proceder a la limpieza de las bolsas formadas en las encías y proporcionar apoyo a los dientes poco sujetos. Además, también puede darse la situación en la que el dentista opte por realizar la extracción de alguna -o varias- pieza dental para evitar mayores complicaciones y que se transmita a los dientes que la rodean.

Riesgos de la periodontitis

  • Infección o abscesos del tejido blando -conocida como celulitis facial-.
  • Infección de los huesos de la mandíbula u osteomielitis.
  • Nueva aparición de la periodontitis.
  • Absceso dental.
  • Pérdida de una pieza dental.
  • Dientes que se tuercen o se mueven.
  • Gingivitis ulceronecrosante aguda.

Con motivo de los riesgos anteriormente descritos, el paciente deberá ponerse en contacto con un odontólogo en el caso de que se manifiesten los típicos síntomas de la periodontitis.

¿Cómo se puede prevenir la periodontitis?

La mejor forma de prevenir la aparición de la enfermedad periodontal es seguir una higiene bucal adecuada que no deje de lado el empleo de hilo dental ni un completo cepillado. Evitando y tratando a tiempo la gingivitis se disminuirán las posibilidades de que aparezca una periodontitis.

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *