La ortoqueratología


Comentar
Publicado en Cirugía Ocular

Qué es y cómo funciona la ortoqueratología

Esta es una alternativa para las personas con miopía sin necesidad de recurrir a la cirugía láser.

La miopía es tan común en los seres humanos que ahora no nos extrañamos al ver a niños pequeños con lentes sujetadas por una cuerda tras la cabeza. Esta alteración de la vista se ha vuelto tan “popular” en los últimos años que el mundo de la medicina revoluciona con nuevas técnicas para tratarla.

Las más comunes son el uso de gafas prescritas por un oftalmólogo y la cirugía láser. Ambas opciones son muy buenas y dan excelentes resultados.

Sin embargo, recientemente hay un nuevo término que poco a poco se afinca en la medicina moderna: la ortoqueratología, unos dicen que es específicamente para tratar a las personas miopes.

La ortoqueratología se define como un tratamiento reversible que tiene por objetivo modificar la córnea ejerciendo presión por medio de un lente de contacto. Básicamente lo que hacen es aplastar esa zona del ojo para que este recupere su curvatura, que es en donde radica el problema en los ojos de los miopes.

La ortoqueratología puede ser útil a aquellas personas que no pueden llevar gafas ni someterse a la cirugía láser

La ortoqueratología puede ser útil a aquellas personas que no pueden llevar gafas ni someterse a la cirugía láser

De acuerdo a algunos especialistas, los efectos que produce la lente con esta técnica son similares a los de la cirugía láser, de ahí que en los últimos años ha ganado terreno en la oftalmología.

Todo el cambio que genera la lente en la córnea es posible gracias a que ésta tiene una forma tan flexible que permite moldearla para que tenga la forma que se busca. Los especialistas en ortoqueratología comentan que para tener los efectos deseados, el paciente debe usar la lente durante un par de horas todos los días, especialmente en las noches para ver los resultados.

¿Sabes que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta? Sin cuotas mensuales, sólo pagas si vas al médico. Consulta aquí como funciona.

Según registros médicos, con siete horas que el paciente las utilice, al día siguiente podría tener una vista de 10/10. En cuanto a si es mejor o no utilizarlas de noche, algunos difieren, puesto que si bien las condiciones de higiene son mejores en la noche, en el día el ojo tiene un poco más oxígeno. En este punto será el médico que determine en que periodo será el más indicado. 

En ese sentido, el paciente podría tener las lentes entre una semana y un mes, dependiendo del caso y el grado de avance de la miopía, pero también de las consideraciones médicas del especialista. Cabe resaltar que su uso, así como la prescripción y colocación de la misma están bajo supervisión del oftalmólogo constantemente, por lo que el paciente no podrá elegir si las lleva o no, es más, es una alternativa para tratar este tipo de alteración visual.

Pese a que en un inicio se planteaba que los lentes de ortoqueratología estaban destinados para los miopes, también los que presentan astigmatismo pueden usarlos, pero bajo ciertas condiciones.

Por ejemplo, las lentes ayudan con la miopía de una persona con hasta menos de cuatro dioptrías; mientras que para los que presentan astigmatismo, hasta menos de 2.5 de dioptrías. 

Beneficios de los lentes de la ortoqueratología

  • Ayudan a las personas a dejar las gafas, pues llega un momento en que ya no le parecen cómodas para realizar ciertas actividades.
  • Son útiles pata los deportistas, especialmente para aquellos que usar gafas les es imposible. En este grupo están los corredores, nadadores, boxeadores o en aquellas disciplinas de contacto.
  • Las lentillas son factibles para los pacientes que por uno u otro motivo no pueden operarse. Con ellas, podrían moldear la forma de la córnea sin necesidad de recurrir a una intervención.
  • En cuanto a si hay beneficios para los niños, algunos afirman que su uso desde temprana edad ayuda al perfeccionamiento de la córnea y evita que la miopía siga creciendo, sin embargo, hay que hacer hincapié en que para usarlas se debe tener plena conciencia de su uso y de su higiene, por lo que los adolescentes y adultos están más indicados en ese sentido.

Riesgos de los lentes en la ortoqueratología

Aunque hay muchos estudios al respecto sobre esta técnica, su uso es relativamente nuevo. La información que hay sobre ella es poca, por lo que hay que dirigirse al médico para que proporcione una guía al respecto.



Ahora bien, como en todo proceso, siempre hay pros y contras alrededor del mismo, de los cuales el paciente debe estar plenamente informado. En ese sentido, planteamos algunos inconvenientes que podrían surgir en cuanto al uso de los lentes.

  • Como se explicaba anteriormente, el uso de estas lentes es mayoritariamente de noche. En ese periodo, el paciente no tiene ninguna actividad física, a menos que, en el caso de una madre, se levanta a darle pecho al bebé o si va frecuentemente al baño. Eso podría provocar que la lente se mueva y que, al día siguiente, el paciente tenga problemas de visión.
  • Si bien de acuerdo a investigaciones recientes esto no se ha comprobado, uno de los riesgos más grandes que existen con el uso de las lentes nocturnas, como también se le conoce a esta técnica, es que al final la córnea termine deformándose de manera definitiva. 
  • La higiene es clave en la manipulación y uso de las lentes, no solo en estas, sino también en las convencionales de contacto, pero en este caso es particularmente necesario que el paciente esté bien consciente de cómo limpiarlos e introducirlos al ojo. En ese sentido, volvemos al punto que desarrollamos antes, que los niños no son buenos candidatos a usarlos, incluso los adultos por un pequeño descuido podrían causar un tipo de infección. Ante tal situación (dolor o enrojecimiento) deberá acudir de inmediato al médico.

Queremos dejar bien claro que la ortoqueratología deben realizarla personas con amplia experiencia en esta campo, además, estos deben estar dotados con el equipo médico necesario para ver detalladamente cómo es la córnea del paciente y así tener el molde del lente que utilizará. Todos estos aspectos son de vital importancia a la hora de decantarse por este tratamiento alternativo para tratar los problemas de refracción, en este caso, la miopía y el astigmatismo.

Las terapias visuales

Cuando hablamos de terapias visuales nos referimos a todos aquellos procedimientos clínicos que se basan en el estudio fisiológico y neurológico de la visión binocular. Estos tienen como objetivo fundamental tratas las disfunciones en ambos ojos, así como los problemas de enfoque, ambliopía (disminución de la visión debido a la falta de sensibilidad en la retina), ayuda en las funciones sensomotoras en los pacientes que presentan estrabismo y en las ametropías (enfoque inadecuado del ojo) tras una cirugía refractiva.

En síntesis, las terapias visuales lo que buscan es reeducar el ojo del paciente a través de diversos ejercicios para mejorar la conducta visual. 

Anatómicamente, el ojo está compuesto por la córnea, la pupila, el iris, el cristalino, humo vítreo, humos acuoso, mácula, retina y el nervio óptico, pero además, todo ese engranaje también está sostenido por unos músculos extraoculares e intraoculares que también se fatigan, por lo que es sumamente necesario que se traten para que funcionen con normalidad. 

Cabe destacar que estas terapias no son alternativas a las cirugías que reparan las anormalidades en los ojos, más bien son un plus sumadas a ellas, que permiten al paciente rehabilitarse visualmente, tal y como una persona que lleva intentando volver a caminar después de sufrir un accidente.

Si tienes algún problema de salud, recuerda que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta. Consulta aquí como funciona.

¿Qué pueden corregir las terapias visuales?

A continuación detallamos qué problemas se pueden corregir con las terapias visuales:

  • Visión borrosa de cerca.
  • Cuando hay dolor de cabeza, localizado en la región frontal y occipital producto de muchas horas de trabajo en las que el paciente ha estado muy cerca, ejemplo, frente al ordenador o haciendo un examen.
  • Para la fatiga ocular.
  • Si cuando el paciente lee un libro, periódico o cualquier texto y ve como que las palabras se mueven de un lugar a otro.
  • Usted es una persona que regularmente duerme las ocho horas, pero antes de irse a la cama decide leer su libro favorito y, al cabo de unos minutos, siente mucho sueño.
  • Si lee o escribe
    La ortoqueratología es una nueva forma de tratar la miopía

    La ortoqueratología es una nueva forma de tratar la miopía

    lentamente, a eso se suma picazón o enrojecimiento de los ojos.
  • Si siente algún tipo de dolor, pese a que se haya descartado una enfermedad ocular.
  • Si después de que se ha realizado una cirugía refractiva para corregir la miopía, astigmatismo, hipermetropía o presbicia continúa con la visión borrosa.
  • Mareos que surgen de repente mientras va en coche o en autobús. 

A todos estos detalles hay que ponerles especial atención, ya que en un inicio podrían pasar desapercibidos, sin darles mucha importancia, pero que a la larga son las primeras señales de alarma que algo no anda bien en los ojos.

Al menor síntoma que presente de todos los que hemos descrito anteriormente, es buena idea que vaya al médico para que le realice un examen de la vista. Puede que le recomiende usar gotas, lentes o terapias visuales que ayudan, en gran medida, al funcionamiento del ojo y de todas sus funciones como tal.

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *