BonomédicoBlogSalud dentalOrtodoncia, fundas dentales y carillas

Ortodoncia, fundas dentales y carillas


Comentar
Publicado en Salud dental

La ortodoncia, fundas dentales y carillas son tres conceptos diferentes, pensados para resolver diferentes problemas que pueden afectar a la salud o estética de la dentadura. Asimismo, cada uno tiene su utilidad, ventajas e inconvenientes. Por tanto: ¿Cuándo se debe recurrir a la ortodoncia y cuándo a las fundas dentales o carillas?

Diferencias entre ortodoncia y carillas dentales

La ortodoncia soluciona el problema de dientes torcidos o mordida incorrecta de forma estética y funcional evitando al paciente los siguientes problemas:

  • Riesgo de padecer problemas dentales: Ya que los dientes apiñados, desalineados o en una posición incorrecta pueden impedir que se realicen bien las labores de limpieza bucal al no poder accederse con el cepillo a espacios interdentales determinados donde habría restos de comida. De ahí que exista más riesgo de tener caries en personas con los dientes mal colocados al acumularse la placa bacteriana en zonas inaccesibles con el cepillo dental.
    Ortodoncia, fundas y carillas dentales son conceptos diferentes.

    Ortodoncia, fundas dentales y carillas son conceptos diferentes.

  • Masticación inadecuada: Al morder mal porque los dientes no contactan como deben el proceso digestivo no será bueno y el paciente sufrirá problemas de estómago por no recibir este la comida totalmente triturada.
  • Dolores musculares: Una mala mordida hace que aparezcan dolores musculares como les ocurre a las personas con bruxismo que por las noches hacen rechinar sus dientes sufriendo dolores de cabeza y el los músculos del cuello.

Pero algunos problemas de malposición de los dientes también se pueden resolver con el uso de carillas dentales. Estas son una especie de láminas resistentes, de unos 0,3 milímetros de espesor, que se colocan en la zona externa del diente para restaurar su aspecto natural. A veces sirve para mejorar una desalineación dental no muy acusada, o cuando el paciente tiene demasiado espacio entre dientes.

Las carillas además dan un tono de esmalte y forma muy bonitos a los dientes del paciente y sirven también para:

  • Mejorar leves malposiciones dentales, como apiñamientos moderados.
  • Mejorar la sonrisa armonizándola y homogeneizándola.
  • Cerrar espacios entre dientes produciendo una sonrisa más correcta.

Por otro lado, cuando se utiliza ortodoncia y se emplean aparatos como brackets, hay más opciones a la hora de corregir la mala posición o los problemas de mordida. A veces, solo se puede recurrir a la ortodoncia para mejorar ciertos problemas:

  • Las carillas también pueden ayudar a resolver problemas leves de malposición dentaria.

    Las carillas también pueden ayudar a resolver problemas leves de malposición dentaria.


    Corregir casi todo tipo de malposiciones de los dientes.
  • Arreglar problemas de maloclusión. Estas alteraciones no pueden solucionarse con carillas sólo con ortodoncia. A veces ni la ortodoncia sirve cuando hay graves problemas de maloclusión que sólo arreglaría la cirugía.
  • Cerrar espacios interdentales muy abiertos. En estos casos tanto la ortodoncia como las carillas dentales se pueden utilizar, claro está dependiendo del espacio entre dientes que exista (pues si es muy grande habrá que recurrir a la ortodoncia).
  • Alinear bien la sonrisa. Con ortodoncia se pueden mejorar la posición pero para temas como color o tamaño las carillas pueden servir para completar la homogeneidad dental.
  • Solucionar el apiñamiento. No siempre con la ortodoncia se logra esto, pero sí que se utiliza en un gran número de casos.

¿Cuándo utilizar carillas estéticas en vez de ortodoncia?

Es cierto que en algunos casos las carillas dentales solucionan algunos problemas dentales de forma más rápida que con ortodoncia, pero no resultan útiles para defectos pronunciados. En conclusión, las carillas estéticas pueden ser una buena alternativa cuando no se quiere hacer uso de la ortodoncia

De cualquier forma, con las carillas se mejora el aspecto de los dientes al mismo tiempo que la alineación de los mismos. El paciente puede escoger un tono más blanco de carillas para mejorar la apariencia de los dientes. Se obtiene un resultado natural y pulido.

¿Sabes que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta? Sin cuotas mensuales, sólo pagas si vas al médico. Consulta aquí como funciona.

Además las carillas solucionan el problema de los dientes rotos o con formas indeseadas, puesto que cubren los dientes con una lámina parecida al color del diente natural. Así se conseguirá mejorar problemas como roturas o formas menos armónicas.

Así, con las carillas dentales se pueden mejorar los dientes de uno en uno, pero con la ortodoncia hay que aplicar el tratamiento a toda la dentadura. A todo esto hay que añadir que con el tratamiento de carillas estéticas las encías no se dañan, pues suelen tolerar muy bien la porcelana y el resultado del tratamiento es de larga duración.

¿Cuándo utilizar ortodoncia en vez de carillas estéticas?

Por otro lado, la ortodoncia tiene ciertas ventajas de las que carecen las carillas estéticas y que expondremos a continuación:

El problema de dientes apiñados solo se soluciona con la ortodoncia.

El problema de dientes apiñados solo se soluciona con la ortodoncia.

  • La ortodoncia no precisa de la realización de un contorneado estético a diferencia de lo que ocurre con las carillas que precisan de un leve tallado del diente natural para su colocación. Por su parte la ortodoncia no necesita que se realice ninguna modificación en los dientes naturales.
  • Con la ortodoncia se solucionan tanto problemas de alineación como de mordida. Pues gracias a ella se arreglan también casos complicados de alineación dental.
  • El resultado que se obtiene con ortodoncia es permanente pues el paciente deberá utilizar retenedores para que así sea durante toda su vida (aunque sólo los tendrá que llevar algunas noches a la semana).

Fundas dentales y ortodoncia

Se trata de una pieza o piezas que van colocadas sobre la raíz del diente para sustituir a la corona dental preexistente. Se diferencia de las coronas dentales que se colocan sobre dientes artificiales (implantes dentales) en el hecho de que las fundas dentales aprovechan la parte del diente que se ha podido salvar para, junto a ella, formar una unión que lo sustituya.

De tal forma, que las fundas dentales aprovechan las raíces de los dientes que, aunque han sufrido daños en la corona dental, aún conservan un raíz sana. Así se realiza un proceso de tallado similar al que se hace para colocar un puente dental y se cimientan las fundas.

Cuando hay que realizar un tratamiento de ortodoncia sobre un diente con funda dental, si ésta se encuentra bien colocada no debería suponer ningún problema pues la funda se quedaría en el mismo lugar y el diente o la muela se recolocarían en su sitio junto al resto de la boca.

Las fundas se utilizan para sustituir la corona dental dañada.

Las fundas se utilizan para sustituir la corona dental dañada.

La única diferencia de un diente con funda respecto a uno natural es que el ortodoncista deberá utilizar unos productos específicos para estas cuando necesite ajustar los aparatos.
Por tanto, se puede realizar una ortodoncia con uno o mas dientes con fundas siempre y cuando estas se encuentren colocadas de forma correcta tal y como hemos podido comprobar en las líneas anteriores.

¿En qué se diferencian las fundas de las carillas estéticas?

Fundas y carillas estéticas se parecen, pero son diferentes, por lo que es bueno mencionar en qué coinciden y cómo distinguir unas de otras. En primer lugar, cabe señalar que en ambas consisten en colocar un material sobre la base del diente natural, pero el objetivo que se persigue en cada caso es diferente.

Con las carillas dentales, que son unas finas láminas que se adhieren sobre los dientes, se solventa un problema estético. Es decir, no sustituyen a la corona dental, sino que sirven de pantalla para mejorar algún aspecto de la estética dental. Por su parte, las fundas son más gruesas que las carillas estéticas, ya que su función es sustituir de forma total a la corona dental dañada.

Ventajas e inconvenientes de las fundas

Lo más positivo de las fundas dentales es que, gracias a ellas, se recupera la funcionalidad del diente al conservarse la raíz natural del mismo. Esto es así frente a los implantes dentales, técnica con la que no queda nada del diente natural. Esto hace posible un tratamiento más sencillo, indoloro y también más económico.

Tanto la ortodoncia como las fundas y carillas dentales, mejoran la estética y la salud dental.

Tanto la ortodoncia como las fundas y carillas dentales, mejoran la estética y la salud dental.

El aspecto malo de las fundas dentales frente a los implantes, por ejemplo, es que se pueden dar complicaciones más graves si el tratamiento no se realiza de forma correcta.

Colocación y duración de las fundas dentales

Las fundas dentales deben colocarse en la consulta de un dentista. Su colocación es sencilla, siendo el procedimiento similar al de las carillas.

Si tienes algún problema de salud, recuerda que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta. Consulta aquí como funciona.

Para empezar, es necesario quitar la parte de la corona dental que esté dañada; después hay que tallar la parte de la raíz donde se sujetará la funda. Hecho esto, se procederá a colocar la funda dental usando materiales adhesivos específicos para ello.

El tiempo medio de duración de las fundas dentales es bastante elevado, siempre y cuando el paciente sea cuidadoso y realice una correcta higiene bucodental (pueden durar hasta 15 años en buenas condiciones). Aunque será el dentista el que le diga el tiempo aproximado de vida de sus fundas, tras un diagnóstico individual.

Por último, señalar que los especialistas aconsejan de tres a cuatro limpiezas dentales profesionales al año, someterse a tratamientos con flúor anualmente, cepillarse y usar el hilo dental a diario y utilizar dentífrico y colutorio con flúor que recomiende el dentista. Esto es así con cualquiera de los procedimientos descritos: ortodoncia, fundas dentales y carillas.

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *