BonomédicoBlogOrtodoncia¿La ortodoncia puede dañar los dientes?

¿La ortodoncia puede dañar los dientes?


Comentar
Publicado en Ortodoncia

El tratamiento dental no es perjudicial

Una de las cuestiones que habitualmente se plantean en relación a temas dentales es si la ortodoncia puede dañar los dientes o al esmalte. La respuesta es clara y rotunda. Los aparatos no suponen daños, siempre y cuando se utilicen de manera adecuada. Es decir, no surgirán complicaciones adicionales derivadas del uso de brackets. Acabado el tratamiento, los dientes presentan un aspecto totalmente natural y puede procederse a otro tipo de terapia, como podría ser un blanqueamiento dental.

El primer aspecto a considerar es que, en determinadas ocasiones, el motivo que empuja a someterse a un tratamiento de ortodoncia no contempla el pensamiento de que los dientes se debiliten o incluso pierdan su color. A lo largo de la ortodoncia resulta primordial una higiene adecuada, que impedirá la formación de placa bacteriana y la inflamación de encías. El especialista encargado del tratamiento proporcionará los consejos necesarios acerca de los cuidados e indicaciones a seguir para la correcta utilización de los aparatos y también sobre los alimentos sobre los que habrá que prestar especial atención.

Alimentos que podrían dañar los dientes

Dentro del ámbito de la salud dental, la alimentación también juega un papel fundamental a la hora de lograr la sonrisa ideal. Y no nos referimos a aspectos exclusivamente estéticos, por lo que será muy importante saber qué alimentos resultan aconsejables y cuáles deberían evitarse para alcanzar nuestro objetivo.

Hay que tener siempre presente que la salud bucal es la base del resto, por lo que deberemos conocer determinados alimentos que no habrá que consumir en exceso si lo que se pretende es conseguir una bonita sonrisa.

Bebidas carbonatadas

Provocan la desmineralización del esmalte. En el caso de no eliminar totalmente la ingesta de las mismas, será mejor beberlas con un sorbete para que su incidencia no resulte tan perjudicial para las dientes. Además, en el caso de que se tomen bebidas carbonatadas, se aconseja utilizar acto seguido un colutorio adecuado.

Zumos de cítricos

Son de sobra conocidas las múltiples y saludables propiedades que en nuestra alimentación suponen estos jugos, por lo que no habría que detener su consumo. No obstante, con motivo de los ácidos que se hallan en su composición, es probable que el esmalte se vea afectado, lo que se traduce en la aparición de una sensibilidad superior y mayores opciones de que surjan caries.

Una posible alternativa es combinar estos zumos con otro tipo de frutas u hortalizas que no incidan tanto en el esmalte, equilibrando así el efecto de los ácidos. Por ejemplo, las fresas colaboran en la prevención de la placa, refuerzan el esmalte y frena la evolución de las caries. También pueden mezclarse con apio o zanahoria, alimentos caracterizados por eliminar la placa dental y acabar con los posibles restos de alimentos que puedan quedar.

¿Sabes que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta? Sin cuotas mensuales, sólo pagas si vas al médico. Consulta aquí como funciona.

Bebidas y alimentos demasiado calientes o demasiado fríos

Tantos unos como otros provocan que la sensibilidad de los dientes se incremente. Sus vasos sanguíneos se dilatan también. Debido a este motivo, siempre será mejor no llegar a este punto, por lo que se considera beneficioso tomar bebidas o alimentos templados. Las modificaciones extremas de temperatura no son precisamente aconsejable para nuestros dientes.

Azúcares

De todos es sabido su efecto en la producción de caries. Si bien es evidente que la ingesta de azúcares no se puede detener en su totalidad, siempre podrá disminuirse esta. O bien reemplazar dicho consumo por edulcorantes naturales. Por ejemplo, la miel, que asimismo cuenta con ciertas propiedades muy útiles para evitar la formación de placa.

Café, ketchup, salsa de soja y vinagre balsámico

Pueden modificar el natural color del esmalte, razón por la cual no deberán ingerirse en grandes proporciones. Una posible alternativa sería disminuir el consumo de café y reemplazarlo por té verde, que cuenta con diversas propiedades antioxidantes y ayudará a conservar las encías en buen estado.

Si tienes algún problema de salud, recuerda que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta. Consulta aquí como funciona.

Vino tinto

Al igual que en el caso anterior, el vino tinto decolora el esmalte. Pero es que incluso lo desgasta. Sin embargo, un reducido consumo del mismo supone determinadas ventajas para la salud de nuestros dientes.

Cebolla y Ajo

Influyen de forma negativa en nuestro aliento. Este aspecto puede compensarse ingiriendo algunas especias diferentes:

  • Perejil.
  • Eucalipto.
  • Romero.
  • Albahaca.
  • Menta.

Todas ellas pueden combinarse en recetas que contengan una considerable cantidad de cebolla o ajo, paliando de esta manera este indeseable efecto.

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *