BonomédicoBlogCirugía OcularOperación de miopía

Operación de miopía


Comentar
Publicado en Cirugía Ocular

La operación de miopía o intervención para eliminar la miopía es una cirugía ocular con una gran demanda en toda España en los últimos quince años debido a sus magníficos resultados en miles de pacientes que han solucionado su problema de visión de una manera sencilla, rápida, indolora y sin apenas efectos secundarios no deseados. 

Se calcula que casi 23 millones de personas en España utilizan algún sistema de corrección de su visión como gafas o lentes de contacto según la Federación Española de Asociaciones del Sector Óptico. Esta cifra supone un porcentaje que supera ligeramente al 50% de la población. 

Dentro de estos problemas de visión se calcula que más del sesenta y cinco por ciento de los mayores de 60 años sufren problemas de presbicia o vista cansada y más de once millones de españoles padecen de miopía. Uno de cada 5 menores de 18 años necesita utilizar gafas o lentillas, ya sea por miopía u otras patologías como el ojo vago o el estrabismo, propias de esa edad. 

Olvídate de las gafas con la operación de miopía láser

Olvídate de las gafas con la operación de miopía láser

Existen numerosos problemas o patologías que afectan a una correcta visión siendo las más frecuentes la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo que son defectos refractivos. Los defectos refractivos se manifiestan cuando la potencia de los lentes del ojo no es la adecuada considerando la distancia a la que se encuentran de la retina. Si la distancia es muy corta aparece la hipermetropía y si es demasiado larga surge la miopía. Una visión correcta de los objetos necesita que la córnea y el cristalino realicen adecuadamente su función y que los rayos de luz se enfoquen correctamente en la retina. Si no se enfocan correctamente las imágenes se verán borrosas, provocando un error de refracción. En la miopía los rayos de luz se enfocan antes de llegar a la retina provocando una visión borrosa que en algunos casos llega a provocar síntomas como  dolores de cabeza, estrabismo e irritación de los ojos.

La miopía es un problema visual que afecta a más del 25% de la población española cuyo síntoma principal es la pérdida de visión lejana o visión borrosa de lejos, síntoma que se agrava por las noches con la falta de luz. El paciente con miopía no puede enfocar correctamente los objetos lejanos. La persona miope ve mal de lejos pero puede ver de cerca perfectamente, sin ningún problema. 

Se calcula que casi 23 millones de personas en España utilizan algún sistema de corrección de su visión como gafas o lentes de contacto

La miopía puede tener diversas causas aunque las más frecuentes son bien que el ojo es más grande de lo normal o bien que la córnea o el cristalino tienen un elevado poder óptico, circunstancias que provocan que las imágenes se perciban borrosas o desenfocadas.

¿Sabes que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta? Sin cuotas mensuales, sólo pagas si vas al médico. Consulta aquí como funciona.

En estos casos se hace necesaria la utilización de gafas o las lentes de contacto para un correcto enfoque de las imágenes.

La miopía es un defecto visual que normalmente surge con pocos años de edad, en la infancia o adolescencia, y va creciendo a medida que crece el niño, estabilizándose cuando se alcanza la edad adulta y finaliza el desarrollo físico de la persona. Es un defecto que no se puede corregir o solucionar con medicación o con el paso del tiempo y obliga a llevar gafas o lentillas toda la vida. 

Actualmente el único medio definitivo para eliminar la miopía es la cirugía láser o la lente intraocular, aunque existen algunas alternativas para las personas que no son buenas candidatas a la operación de miopía con láser, tales como la ortoqueratología o las terapias visuales. La operación de miopía con láser consigue modificar la forma de la córnea que es una cubierta situada en la parte delantera del ojo para que las imágenes se enfoquen correctamente en la retina. Con esta operación de miopía se soluciona el problema de visión definitivamente prescindiendo así de la necesidad de utilizar gafas o lentillas. 

Es una cirugía que ha evolucionado mucho en las últimas décadas gracias a las nuevas técnicas y a los nuevos aparatos utilizados por los cirujanos que multiplican sus ventajas y reducen al mínimo los anteriores riesgos. Millones de personas en todo el mundo han sido operadas de miopía con distintas técnicas láser como las siguientes:

Cirugía láser Miopía Bonomédico

La cirugía láser es una de las operaciones más realizadas hoy en día.

  • PRK: utilizada en pacientes con corneas finas.
  • LASEK: utilizada con personas con cornea demasiado fina o demasiado blanda.
  • LASIK: es el método más utilizado actualmente ya que tiene el mayor porcentaje de éxito y una rápida recuperación, corrigiendo varios defectos de visión.
  • Intralasik: mezcla de las técnicas LASIK y LASEK.

Actualmente la técnica láser más utilizada por los especialistas para eliminar la miopía es el LASIK (láser Excímer) con la que se logra cambiar la curvatura de la córnea, tallando su superficie y corrigiendo el exceso de curvatura, logrando así un correcto enfoque de las imágenes. La palabra LASIK proviene de su definición inglesa Laser Assited in Situ Keratomileusis y es una técnica que ha revolucionado la cirugía refractiva por su gran seguridad y eficacia. 



¿Quien puede realizarse la operación de miopía con cirugía láser?

Requisitos para la operación de miopía con láser

Requisitos para la operación de miopía con láser

No todas las personas que padecen de miopía son buenas candidatas para someterse a una operación de miopía con técnicas láser ya que existen una serie de requisitos básicos que han sido descritos por las autoridades sanitarias y que son los siguientes:

  1. Mayoría de edad: este es un requisito imprescindible que algunos cirujanos elevan hasta los 21 años de edad ya que la visión del adolescente puede seguir sufriendo cambios hasta esa edad. Antes de esa edad el ojo no ha terminado de madurar y muchas personas siguen incrementando la graduación de su miopía hasta pasados los 18 años por lo que debe esperarse hasta que dicha graduación se haya estabilizado completamente. Son muy poco frecuentes las intervenciones en menores de 18 años.
  2. Mujeres embarazadas: estas pacientes deben evitar operarse de cirugía láser mientras dure el embarazo o mientras dure la lactancia materna ya que en esa etapa de su vida pueden modificarse las condiciones internas de los ojos. Estas modificaciones desaconsejan totalmente la intervención para evitar riesgos innecesarios o un resultado no deseado. 
    No escondas más tu mirada detrás de unas gafas con nuestra operación de miopía láser

    No escondas más tu mirada detrás de unas gafas con nuestra operación de miopía láser

  3. Medicación previa: se descartan como pacientes para esta intervención aquellas personas que estén tomando cierta medicación que afecte al estado actual de sus ojos. El oftalmólogo comentará con cada paciente toda la medicación que esté tomando actualmente para analizar sus posibles contraindicaciones. 
  4. Graduación estable de la miopía: si el oftalmólogo comprueba que la miopía sigue creciendo y no ha logrado estabilizarse completamente en los últimos dos años, no podrá operar al paciente. Existen algunos casos en los que la miopía sigue creciendo hasta los 30 años.
  5. Número de dioptrías: este factor es muy importante ya que dependiendo de la graduación se podrá realizar o no la operación. Si el paciente tiene muy poca graduación no suele ser necesaria la operación y si es muy elevada no se aconseja. Las técnicas de cirugía láser están recomendadas para graduaciones que no superen las 8 dioptrías y pueden utilizarse en el rango de las 9 y 12 dioptrías si las condiciones del ojo lo permiten, pero es una circunstancia que no concurre en todos los pacientes. Hasta 8 dioptrías los especialistas coinciden en que no existe problema alguno pero si se supera esta cifra siempre será el oftalmólogo el encargado de analizar el estado del ojo, en concreto el grosor de la córnea y la posibilidad de realizar la intervención. Con más de 12 dioptrías no se recomienda en ningún caso. 
  6. Ojos sanos: la salud de ambos ojos debe ser revisada por el oftalmólogo en las pruebas previas para descartar cualquier patología que pueda afectar o impedir la intervención. En estas pruebas se detectarán patologías como las siguientes que desaconsejan la operación:
  • Córneas muy delgadas, planas o demasiado curvas
  • Ojo seco
  • Ojo vago
  • Presión ocular demasiado elevada
  • Inicio de cataratas
  • Problemas en la córnea o en la retina
  • Pupilas que sean demasiado grandes
  • Otras patologías como creación de cicatrices con queloides, diabetes, glaucoma, herpes en el ojo, artritis reumatoide, lupus y enfermedades autoinmunes, infecciones.

¿Cuáles son las ventajas de la operación de miopía?

La operación de miopía con láser tiene importantes ventajas que recomiendan su realización, como son las siguientes:

  1. Es una intervención muy rápida, de carácter ambulatorio que no precisa de hospitalización en ningún caso y totalmente indolora. Sólo se utiliza una anestesia local en el ojo y no provoca dolor alguno al paciente. Algunos pacientes sienten ciertas molestias con el aparato que se coloca en el ojo para evitar el parpadeo pero es una molestia muy llevadera que a otros muchos pacientes no les supone problema alguno. Su duración suele ser de 10/12 minutos por cada ojo, unos 25 minutos en total. Una vez finalizada la intervención y tras la primera revisión del oftalmólogo, el paciente puede volver a su casa, aunque deberá estar de baja laboral durante algunos días.
  2. No requiere de anestesia general en ningún caso
  3. No causa dolor alguno ya que la cirugía no provoca dolores ni prácticamente molestias. Si surgen algunas molestias tras la operación desaparecen al poco tiempo.
  4. Se pueden operar los dos ojos en el mismo día sin ningún problema
  5. Es una operación muy segura y con un porcentaje muy elevado de éxito
  6. Los riesgos son muy poco frecuentes (aunque como en cualquier otra operación, cataratas, hipermetropía, etc., pueden existir) y suelen tener fácil solución en el caso de que aparezcan
    Las ventajas de la operación de miopía son muy numerosas

    Las ventajas de la operación de miopía son muy numerosas

     
  7. No existe ningún periodo de recuperación ya que es una cirugía muy poco agresiva y muy sencilla, sin hospitalización. Sólo requiere de algunas visitas de control en el especialista cada varios meses.   La mayoría de los pacientes recuperan hasta el noventa por ciento de su visión en las primeras 24 horas retomando así su vida diaria, incluida su actividad laboral o conducir.
  8. Con la corrección de la miopía láser se consigue la eliminación de las gafas o lentillas para una correcta visión. Cuanta más graduación se haya eliminado, mayor será el cambio observado por el paciente pero existen algunos casos en los que no se logra eliminar totalmente el defecto visual. Se consigue una importante sensación de libertad  e independencia al poder prescindir totalmente de gafas y lentillas.
  9. Se consigue una gran mejora estética al eliminar las gafas, cambio que es más importante si son gafas muy gruesas con muy alta graduación. Incluso si no se consigue eliminar totalmente la graduación y es necesario seguir llevando gafas siempre serán mucho más atractivas al requerir cristales mucho más finos.

Las ventajas son muchas y muy importantes pero también existen algunas desventajas que el futuro paciente debe conocer y analizar antes de una posible intervención. Las principales desventajas son las siguientes:

  1. El precio de la operación suele alcanzar los 800 y los 1000 euros por ojo y su coste no lo asume la sanidad pública. No todas las personas pueden permitirse ese desembolso. Con BonoMédico podrá encontrar los mejores precios en su ciudad con la garantía de los mejores especialistas médicos.
  2. En algunos casos no se consigue eliminar el 100% de las dioptrías existentes por lo que será necesaria una operación de “retoque” para eliminar el defecto existente tras la operación y conseguir el resultado deseado.
  3. En algunas personas reaparece el defecto visual pasados unos años y vuelven a tener cierta graduación aunque suele ser mucho menor de la que tenía antes de la operación.
  4. Pueden aparecer algunos problemas en al visión nocturna
  5. Riesgos de la operación que se describen más adelante.
Ventajas de la miopía láser

Ventajas de la miopía láser

 

Antes de la operación de miopía 

El oftalmólogo que vaya a realizar la operación de miopía siempre realiza una serie de pruebas pre operatorias en las que analizará la salud ocular del paciente con el objetivo de descartar cualquier patología que impida realizar la intervención. Durante estas pruebas se suele crear o realizar un mapa completo de cada ojo para estudiar la cantidad exacta que debe eliminarse de la córnea y garantizar así el mejor resultado posible. Estas pruebas son, entre otras:

  • Dilatación de la pupila para estudiarla adecuadamente
  • Medición exacta del error refractivo
  • Medición del espesor de la córnea y de la pupila para garantizar que quedará espesor suficiente después de la operación
  • Mapa topográfico de la córnea que permite detectar irregularidades o posibles complicaciones
  • Estudio del lagrimal y su correcto funcionamiento
  • Comprobación de la estabilización de la graduación actual durante al menos un año antes de la operación
  • Búsqueda de patologías que puedan impedir la operación como el glaucoma, tensión ocular muy alta, etc. 
    El mejor precio para tu operación de miopía láser

    El mejor precio para tu operación de miopía láser

Si las pruebas realizadas ofrecen un resultado positivo y el paciente utiliza lentes de contacto debe seguirse una serie de precauciones básicas. Si se utilizan lentillas blandas se debe dejar de usar al menos durante dos o tres semanas antes de la operación de miopía. Si se utilizan lentillas duras se deben dejar de utilizar durante al menos seis semanas o incluso un plazo mayor si se han estado utilizando durante más de 3 años. Esta recomendación es fundamental ya que la córnea es un tejido vascular cuyas células absorben oxígeno a través de una capa hídrica. El uso de lentillas impide que el oxígeno se absorba por esas células y sea menor la absorción de oxígeno por la córnea. Esta circunstancia puede provocar que la recuperación tras la operación sea más larga debido a la posibilidad de una mayor inflamación y la aparición de mayores molestias. Incluso de un mayor sangrado durante la cirugía. El cirujano realizará unas recomendaciones   muy concretas sobre el uso de las lentillas que deben seguirse rigurosamente por los pacientes.

Si todas las pruebas ofrecen un resultado positivo y el paciente toma la decisión de operarse, deberá firmar una autorización o consentimiento para la realización de la operación. Este consentimiento supone que acepta conocer los riesgos, los beneficios y las posibles complicaciones futuras de la intervención. 

¿Cómo es la operación de miopía con láser?

Actualmente la técnica más utilizada por su seguridad y excelente resultados para la operación de miopía es el láser LASIK que consiste en una intervención de carácter ambulatorio que tarda unos doce o quince minutos en cada ojo.

La operación de miopía es una cirugía muy poco agresiva y muy sencilla, sin necesidad de hospitalización.

El preoperatorio de la cirugía láser es también bastante sencillo. Antes de la operación se administra un analgésico local mediante un colirio que adormece la parte exterior del ojo. El paciente permanece despierto durante toda la intervención y muchos oftalmólogos optan por administrar un suave tranquilizante o sedante oral para que se relaje si lo encuentra muy nervioso antes de la operación. Siempre se le acuesta con la cabeza reclinada, se limpia la zona a intervenir y se le inmovilizan los párpados con aparato que evita que se puedan cerrar durante la operación. El cerrar los párpados actualmente no supone un problema grave ya que el láser está programado para detenerse en ese caso pero lógicamente supondrá un retraso en la intervención.

El paciente deberá dirigir su mirada hacia un punto predeterminado y mantenerla fija. Los actuales equipos láser están programados para detectar cualquier movimiento del ojo y para seguir sus movimientos durante la operación ya que los movimientos involuntarios pueden ser frecuentes. El posible movimiento o desvío de la mirada no debe ser un motivo de preocupación para el paciente.

La cirugía comienza con la creación del “flap” que es una capa o colgajo en el tejido externo de la córnea  o epitelio corneal que consiste con cortar parcialmente una capa muy fina de la zona exterior para levantarla o apartarla de manera que el láser pueda actuar sobre la zona de la córnea que queda al descubierto y poder modificar su forma. Esta fina capa o colgajo queda siempre unida al ojo por uno de sus extremos, sin llegar a separarse completamente de la córnea.  

Consulta a nuestros especialistas sobre tu operación de miopía láser

Consulta a nuestros especialistas sobre tu operación de miopía láser

Las primeras operaciones de miopía con este tipo de láser utilizaban una cuchilla especial automatizada que cortaba esta capa. Actualmente se utiliza un método mucho más seguro con el láser de femtosegundo para crear esta capa o colgajo. 

Uno de los aspectos más delicados de esta intervención es el cálculo de la cantidad de tejido que se va a retirar o eliminar con el láser. Este cálculo se realiza con anterioridad en las revisiones previas realizadas por el oftalmólogo. En esas pruebas se mide el grosor de la córnea para garantizar que tiene el grosor suficiente para eliminar la capa necesaria para corregir el defecto visual. El láser emite una luz ultravioleta que consigue cambiar o modificar la curvatura de la córnea ajustándose a los datos que previamente ha introducido el oftalmólogo. 

La córnea se talla para reproducir el mismo efecto que se crea con las gafas o lentillas. Una vez que se ha realizado el corte o tallado, se limpia toda la zona operada para evitar que puedan quedar pequeñas motas de polvo u otros elementos extraños.

Una vez realizado el corte de la córnea para eliminar el defecto refractivo, el oftalmólogo recoloca el colgajo en la córnea y asegura su correcta ubicación sin necesidad de suturas ya que afianza de manera natural. Se coloca un protector del ojo durante algunos minutos hasta la primera revisión del especialista.

La córnea es una estructura externa del ojo por lo que esta operación no afecta nunca a las capas o zonas más profundas. 

Tras la operación de miopía que elimina este defecto visual el ojo sigue siendo miope ya que la longitud del globo ocular sigue siendo muy elevada. El cambio se realiza en la córnea, que se pule o talla, pero el resto del ojo no sufre cambio o modificación alguna. La retina tiene un  tamaño muy concreto que es independiente del tamaño del globo ocular y en los ojos miopes ya operados la retina debe hacer un esfuerzo para alinearse dentro del ojo. Se produce un micro estiramiento que a larga debe ser controlado para evitar el riesgo de desprendimiento de retina. Los estudios médicos en personas operadas no han demostrado una mayor incidencia de desprendimiento de retina pero debe aceptarse la idea de que el ojo sigue siendo miope y deben realizarse controles periódicos. 

Recuperación tras la operación de miopía

Una vez finalizada la operación de miopía,  el paciente descansar unos 30 minutos en su camilla antes de la primera revisión que realizará el oftalmólogo en la que se retira la protección del ojo y se examina el resultado. Una vez comprobado que todo ha ido bien se recetan antibióticos y antiinflamatorios en gotas para evitar infecciones y una posible inflamación. Los ojos deberán reposar al menos 24 horas y protegerse de la luz con gafas de sol para evitar molestias. Se deberán mantener cerrados durante al menos seis horas.

También se recomendará humedecer los ojos varias veces al día con colirios lubricantes siguiendo las indicaciones del oftalmólogo.

El alta es inmediata y el paciente podrá volver a su casa aunque se recomienda que no conduzca y que vaya acompañado de una persona por si tiene alguna molestia en los ojos o le molesta la luz solar. Es normal tener una visión borrosa durante algunas horas.

Tras unas pocas horas se recupera casi totalmente la visión aunque es frecuente que permanezca una pequeña molestia o picazón, como tener una pestaña o mota dentro del ojo, que desaparece progresivamente en las siguientes doce horas. 

La operación de miopía láser te permite recuperar rápidamente tu vista

La operación de miopía láser te permite recuperar rápidamente tu vista

Al día siguiente a la operación se puede volver al trabajo o los estudios, aunque deberá tener unos cuidados básicos.

Está totalmente contraindicado frotarse los ojos durante las cuatro semanas posteriores a la operación de miopía. Esta prohibición es muy importante porque así se protege el flap o colgajo para que no se desplace ni se mueva de su zona.

Durante los primeros días se producirán variaciones en la sensibilidad ante la luz, que irá mejorando progresivamente. Los deportes intensos o de contacto están prohibidos durante varias semanas así como la natación en piscina o en el mar para evitar que entre agua en los ojos. Se recomienda el uso de gafas de sol durante el primer mes.

Durante los primeros días tras la operación de miopía se producirán variaciones en la sensibilidad ante la luz, que irá mejorando progresivamente.

Medicamentos prohibidos después de una cirugía ocular para miopía 

No se debe olvidar nunca que el paciente se somete a una intervención quirúrgica aunque sea muy rápida y segura. Y como toda intervención requiere de una serie de cuidados y precauciones durante la recuperación. Dentro de los cuidados para una correcta recuperación se encuentra la prohibición de ingerir determinados medicamentos cuya lista es más amplia de lo que se esperan muchos pacientes. El motivo de esta prohibición es que son medicamentos que pueden afectar negativamente en la producción de lágrima, disminuyendo dicha producción y perjudicando así a la correcta recuperación del ojo.    

Existen una serie de medicamentos que no se deben tomar después de la operación de miopía

Existen una serie de medicamentos que no se deben tomar después de la operación de miopía

Durante la operación de miopía se corta y se levanta una pequeña capa de la córnea para aplicar el láser, y durante sea aplicación se llegan a cortar fibras nerviosas muy delicadas que son las responsables de detectar la necesidad del ojo de recibir nuevas lágrimas y de dar el aviso correspondiente al lagrimal. Pero una vez cortadas, y mientras se recuperan, esa señal queda interrumpida. El oftalmólogo debe conocer y comprobar antes de la operación si el paciente tiene el ojo seco o tendencia a esa patología ya que la intervención suele provocar durante algún tiempo una mayor sequedad en los ojos sanos. Los pacientes se recuperan con rapidez utilizando lágrimas artificiales durante la recuperación pero un pequeño porcentaje que no supera el dos por ciento puede desarrollar ojo seco crónico y este riesgo se eleva si ya se padece antes de la operación.  

La lista de medicamentos prohibidos o al menos contraindicados para la cirugía láser son los siguientes y el paciente debe informar al oftalmólogo si los está tomando por cualquier motivo:

  • Tranquilizantes
  • Mucolíticos
  • Antihipertensivos
  • Diuréticos
  • Antidiarreicos
  • Antihistamínicos
  • Antisicóticos
  • Antidepresivos

Pero el paciente nunca debe dejar de tomarlos sin consultarlo previamente con el oftalmólogo y el médico que se los haya prescrito.

Otros datos sobre la miopía

¿Cómo aparece la miopía?

La miopía es una patología que sufren millones de españoles que no puede corregirse con medicación. Este defecto visual se produce cuando no las imágenes no se enfocan correctamente sobre la retina sino que se enfocan delante de la misma. El motivo suele ser que el globo ocular es más largo de lo normal y este tamaño evita que la luz que entra en el ojo se enfoque directamente sobre la retina. Es un defecto que suele nacer antes de los 12 años y que crece en la etapa de desarrollo físico de la persona. Los antecedentes familiares en padres y abuelos aumentan la probabilidad de padecer miopía en alguna etapa de la vida por lo que se recomienda un mayor control en los niños de corta edad cuyos padres padezcan de este problema. El oftalmólogo le dará una serie de consejos en caso de que la padezca.

¿Cuándo se padece miopía alta? 

La definición de alta miopía se utiliza en los casos de miopía severa en los que el globo ocular tiene una excesiva longitud que puede llegar a provocar pequeños agujeros o incluso desgarros en la

Si se detecta algún síntoma de la miopía, se debe acudir al oftalmólogo

Si se detecta algún síntoma de la miopía, se debe acudir al oftalmólogo

retina que terminen en un desprendimiento de retina. Los casos sanguíneos en el ojo pueden alcanzar un tamaño excesivo y provocar cambios en la visión. Estos pacientes necesitan de una mayor frecuencia en sus revisiones ya que detectar este problema a tiempo y llevar un adecuado control una vez detectado puede evitar numerosos problemas futuros, algunos de consecuencias irreversibles.   

Síntomas de la miopía y cómo se diagnóstica

Los principales síntomas y señales para detectar la miopía son los siguientes:

  • Visión lejana borrosa  o nula y una perfecta visión cercana 
  • Fatiga visual
  • Dolor de cabeza
  • Entrecerrar los párpados para intentar ver mejor de lejos

Una vez detectados estos síntomas en algún niño o adolescente se debe acudir al oftalmólogo que es el especialista en esta patología y en otros defectos refractivos  quien realizará un examen completo de los ojos previa dilatación de las pupilas. Muchos de las personas que padecen miopía no saben que la padecen y creen que su escasa visión es la normal.  

¿Que es la refracción?

La refracción es un efecto que tiene lugar cuando los rayos de luz cambian de dirección al pasar de un objeto a otro. La visión correcta se produce cuando los rayos de luz se desvían o se refractan al pasar por la córnea y el cristalino. Esa luz se enfoca a continuación sobre la retina que transforma la luz en impulsos eléctricos enviados al cerebro a través del nervio óptico donde se convertirán en imágenes. 

Los defectos o errores de refracción se producen cuando la forma del ojo impide que esa la luz se enfoque correctamente sobre la retina. La longitud del globo ocular, la forma de la córnea y los problemas en el cristalino pueden provocar los errores en la refracción y una visión defectuosa.

¿Qué es mejor? ¿Operación de miopía con láser o colocar lentes intraoculares?

La operación de miopía es muy segura. No obstante, como cualquier otra intervención, también tiene algunos riesgos

La operación de miopía es muy segura. No obstante, como cualquier otra intervención, también tiene algunos riesgos

Muchas personas preguntan en BonoMédico si existen alternativas a la cirugía para corregir la miopía y en concreto por la opción de las lentes intraoculares. Con la implantación de lentes intraoculares puede corregirse la miopía pero también presenta ciertas desventajas como su endurecimiento con el paso de los años y su pérdida de elasticidad o flexibilidad que puede conllevar la aparición de vista cansada a partir de los 45 años. Y llegando a los 60 años la lente puede volverse opaca provocando una catarata prematura a partir de esa edad. 

Un tipo de lentes intraoculares se colocan en aquellos pacientes que tienen muchas dioptrías o una córnea demasiado fina para tallarla o cortarla, casos en los que no se puede realizar la cirugía láser. Pueden utilizarse en pacientes con hasta 20 dioptrías. Con estas lentes se puede conservar perfectamente el estado del cristalino.

Otro tipo de lentes se colocan en pacientes de mayor edad que sufren de cataratas y de miopía. En estos casos la lente sustituye al cristalino que se ha vuelto opaco e impide la visión.

Precio de la operación de miopía con láser

El precio de la operación es una  de las desventajas de esta cirugía ya que supone un importante desembolso por cada ojo. El coste puede variar en función del problema de cada paciente y de su nivel de graduación que quiere eliminar. El precio también dependerá de la ciudad en la que se encuentre, el especialista elegido, las revisiones o pruebas realizadas antes de la operación, el número de controles tras la cirugía y la maquinaria utilizada.

La tecnología utilizada influye mucho en el precio final ya que es muy cara y en constante renovación gracias a los avances que se consiguen. 

El precio de la intervención suele oscilar entre 750 y  1200 euros por ojo dependiendo de cada centro. El paciente debe elegir un centro o un especialista con experiencia acreditada y con la mejor tecnología disponible en el mercado.

En  www.bonomedico.es podrá encontrar los mejores especialistas al mejor precio, con total garantía y seguridad.

Desventajas de la operación de miopía 

La operación de miopía tiene unos beneficios y ventajas evidentes e inmediatas pero también puede tener algunas desventajas si se producen efectos secundarios no deseados. Los pacientes que decidan someterse a esta operación deben conocer estos posibles efectos no deseados que afortunadamente no son muy frecuentes. 

Los principales efectos no deseados son lo siguientes:

Riesgos de la operación de miopía

La operación de miopía es una cirugía muy segura aunque tiene un pequeño porcentaje de que aparezcan riesgos y complicaciones al tratarse de un órgano muy delicado. La experiencia de un buen cirujano ayudará a reducir estos riesgos y complicaciones.

Los principales riesgos son los siguientes:  

  • Exceso de sensibilidad ante la luz
  • Pérdida de visión durante la noche o con luz escasa
  • Visión de imágenes dobles
  • Hipercorrección o hipocorreción
  • Ojo seco permanente
  • Molestias o dolor en un plazo demasiado largo
  • Visión borrosa 
  • Manchas en el blanco del ojo

Resultados no deseados

En algunas ocasiones el resultado final no es el deseado por el paciente ya que no se logra corregir totalmente del defecto visual y permanece la necesidad de utilizar las gafas. En esos casos el oftalmólogo puede realizar una pequeña intervención de retoque para conseguir el resultado deseado. En otros casos los pacientes necesitarán gafas sólo para algunas actividades muy concretas como conducir de noche, leer o ver la televisión. En todo caso, y pese a lo que mucha gente cree, no existe ningún riesgo de quedar ciego con la cirugía láser.

El ojo seguirá siendo miope

La operación de miopía logra corregir el defecto visual pero el ojo seguirá siendo miope debido al tamaño de su globo ocular. Al seguir siendo miope, en algunos casos la graduación puede seguir avanzando y por tanto reaparecer el problema de visión. No es una situación frecuente ya que la cirugía se realiza con personas mayores de 21 años en las que ya se ha estabilizado su graduación durante al menos un año.  Y por supuesto, la operación no puede impedir que aparezcan en el ojo otras patologías no relacionadas con la miopía como glaucoma, desprendimiento de retina, etc.

Calidad o capacidad visual

En algunos casos la calidad de la nueva visión tras la operación de miopía no es idéntica a la que se tenía antes utilizando gafas o lentillas. Si se corrige muchas dioptrías el paciente normalmente no nota esa diferencia.

Problemas en la visión nocturna

Este efecto no deseado es algo más frecuente ya que algunos pacientes pierden cierta capacidad

Si tienes algún problema de salud, recuerda que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta. Consulta aquí como funciona.

En la mayoría de los casos, la recuperación es casi inmediata

En la mayoría de los casos, la recuperación es casi inmediata

visual  cuando disminuye la luz ambiental llegando en ciertos casos a percibir halos de luz por la noche.

Retraso en la recuperación 

La recuperación es casi inmediata en la mayoría de los casos pero en algunas excepciones se puede llegar a tardar varios meses en recuperar totalmente la visión. Son aquellos casos en los que los ojos del paciente necesitan más tiempo para adaptarse  a la nueva situación.

Como conclusión final de este artículo debe destacarse que la operación de miopía con láser se encuentra en un momento de total madurez ofreciendo magníficos resultados a los pacientes. Tras décadas de investigación y desarrollo de nuevas tecnologías se ha alcanzado un alto grado de seguridad y eficacia en esta intervención logrando los mejores resultados. Más del 90% de los pacientes se muestran muy satisfechos con la operación.

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *