BonomédicoBlogHemorroidesLa operación de hemorroides

La operación de hemorroides


Comentar
Publicado en Hemorroides

¿En qué consiste la operación de hemorroides?

Muchos pacientes sufren en silencio los síntomas de las hemorroides. Las estadísticas nos dicen que más de la mitad de la población, mayor de cincuenta años, han padecido o padece de almorranas. Sin embargo, no todos necesitan acudir a la operación de hemorroides.

La técnica quirúrgica más común para tratar las hemorroides es extirparlas. Este tipo de operación de hemorroides no goza de demasiada popularidad debido a las molestias que el  paciente puede llegar a experimentar durante el postoperatorio

En ocasiones, este tipo de intervenciones se hace de forma ambulatoria, minorando las molestias durante el postoperatorio de las hemorroides.

La extirpación de las hemorroides a través del ano es la vía más usual para acabar con esta afección.

Tras la extirpación de las hemorroides o almorranas quedará una herida en la zona intervenida, la cual, en ocasiones, genera molestias durante el postoperatorio, e incluso, infecciones al tratarse de una zona

Prevenir las hemorroides es más fácil con una ingesta adecuada de líquidos

Prevenir las hemorroides es más fácil con una ingesta adecuada de líquidos

sensible y en contacto con las heces. Durante esta fase las haces se tornan más alcalinas, pudiendo generarse situaciones de estreñimiento, resultando muy molesto.

Hace algunos años, se inició la vía de la extirpación de las almorranas, conocido como la desarterialización y hemorroidopexia guiada por Doppler. Las hemorroides precisaban, al menos, de seis puntos de sutura, con el objetivo de que dejen de sangrar y eliminar las heridas causantes de las molestias. Se trata de una intervención en el que el paciente recibirá el alta a las pocas horas desde la intervención, una vez que hayan desaparecido los efectos de la anestesia.

¿Sabes que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta? Sin cuotas mensuales, sólo pagas si vas al médico. Consulta aquí como funciona.

Existen algunas situaciones que no hacen aconsejable someter al paciente a una intervención quirúrgica hemorroidal tales como que el paciente esté ingiriendo anticoagulantes, reacciones adversas a la anestesia u otras patologías asociadas.

En ocasiones no se alcanzan todos los objetivos marcados con esta intervención, lo que puede ser necesario recurrir a una segunda intervención.

La denominada “hemorroidectomía” es un procedimiento quirúrgico que se realiza para extirpar las almorranas, usando para ello anestesia general o anestesia espinal, es decir en la raquídea, con el objeto de minimizar el dolor durante la intervención. 

La intervención implica realizar incisiones en el tejido que está alrededor de las hemorroides, procediéndose a la ligadura de la vena hinchada, para la posterior extracción de las hemorroides. Para

Fruta y verdura en la dieta son importantes para la prevención de las hemorroides

Fruta y verdura en la dieta son importantes para la prevención de las hemorroides

realizar la intervención se puede emplear el bisturí o el láser.

La hemorroidepexia se basa en un sistema de grapado circular, evitando la necesidad de realizar incisiones. Por norma general, se trata de un procedimiento menos doloroso para el paciente frente a la cirugía tradicional. Se trata de una intervención más costosa y no descarta de una nueva intervención a futuro en el caso de que las hemorroides vuelvan a resurgir.

En la hemorroidectomía se utiliza un endoscopio con una sonda especial con el objeto de localizar las arterias hemorroidales, provocando de esta manera eliminar menos tejido. Se trata de un procedimiento menos doloroso.

Tras la operación de hemorroides, el paciente se podrá marchar a las pocas horas y una vez que hayan desaparecido los efectos de la anestesia.

Consejos para el postoperatorio de la operación de hemorroides

A continuación, comentamos algunas cuestiones que debe tener muy presente cualquier paciente que se vaya a someter a una operación de hemorroides:

Es muy común que un paciente experimente dolor tras la intervención quirúrgica. El cirujano prescribirá el tratamiento médico más adecuado para que el paciente minimice los efectos del dolor durante el postoperatorio.

Es normal que el paciente sufra un poco de sangrado, especialmente  durante la primera defecación, tras la operación de hemorroides.



Es muy recomendable, con el objeto de acelerar la recuperación del paciente, que se ingiera mucho líquido y alimentos blandos, sin condimentos. El pan tostado o galletas saladas, plátanos o puré de manzana se podrían incluir en la dieta diaria. Resulta muy recomendable incorporar a la dieta alimentos ricos en fibras.

Con el objeto de aliviar las molestias y reducir la inflamación se recomienda el uso de compresas frías sobre la zona del ano. En cualquier caso, es una cuestión que deberá comentarse con el cirujano. En la misma situación se encuentran los “baños de asiento” en los que se utiliza agua tibia para aliviar el dolor y los espasmos musculares.

El deporte contribuye a evitar el tener que pasar por una operación de hemorroides

El deporte contribuye a evitar el tener que pasar por una operación de hemorroides

Con el objeto de prevenir las infecciones y reducir el dolor que causa el postoperatorio hemorroidal, es normal que se prescriba algún tipo de antibiótico. 

Tras la intervención, las heces podrían tornarse duras, por lo que es normal que el especialista prescriba algún medicamento con el objeto de ablandarlas. Con el mismo fin, se recomienda tomar alimentos ricos en fibras, ya que facilitan las evacuaciones intestinales. Debemos recodar que si se realizan sobreesfuerzos durante las defecaciones puede originar que resurjan las almorranas.

Si tienes algún problema de salud, recuerda que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta. Consulta aquí como funciona.

Se realizará un seguimiento durante algunas semanas con el objeto de verificar que el postoperatorio se desarrolla adecuadamente.

La intervención quirúrgica suele curar las hemorroides. Con el objeto de reforzar el éxito de la intervención, el paciente deberá seguir al pié de la letra las instrucciones del cirujano. Posiblemente tenga que modificar los hábitos de evacuación, con el fin de evitar el estreñimiento y el esfuerzo.

Estadísticamente se cifra en un 5% el porcentaje de pacientes que vuelven a tener hemorroides tras la intervención.

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *