BonomédicoBlogMedicamentosNaproxeno: para qué sirve, cómo se toma y efectos secundarios

Naproxeno: para qué sirve, cómo se toma y efectos secundarios


Comentar
Publicado en Medicamentos

Naproxeno es un medicamento de la familia de los antiinflamatorios no esteroideos (AINES), con propiedades analgésicas (contra el dolor), antiinflamatorias (para la inflamación) y antipiréticas (para bajar la fiebre). Comenzó a comercializarse en Estados Unidos en el año 1976.

Algunos de sus nombres comerciales más conocidos son Naprosyn o Antalgin. Cabe decir que frente a otros medicamentos similares, como el Paracetamol o el Ibuprofeno, el Naproxeno es un fármaco sujeto a prescripción médica.

Pese a que su eficacia como antiinflamatorio o analgésico es buena, y a que su riesgo cardiovascular es menor que el de otros fármacos, su principal inconveniente está en el potencial daño que puede causar a nivel gástrico y estomacal. De ahí que esté totalmente desaconsejado automedicarse con Naproxeno sin la supervisión y las indicaciones de un médico.

Indicaciones del Naproxeno

¿Para qué sirve el Naproxeno? Como medicamento antiinflamatorio, analgésico y antitérmico, el Naproxeno está indicado para el tratamiento del dolor y la inflamación de articulaciones, tendones, músculos y ligamentos. En definitiva, el Naproxeno sirve para tratar los siguientes síntomas y patologías:

  • Aliviar los dolores menstruales. Así como para tratar la menorragia, es decir, las menstruaciones muy abundantes.
  • Migrañas. Se trata de un fármaco útil para muchas personas que sufren fuertes dolores de cabeza derivados de la migraña. Si bien algunas investigaciones le restan eficacia en estos casos (hay estudios que concluyen que funciona para 2 de cada 10 pacientes). Otras investigaciones apuntan que su uso en combinación con el Sumatriptán sí es una opción más válida para aliviar las migrañas.
    Naproxeno es un medicamento antiinflamatorio destinado al tratamiento del dolor leve o moderado, la inflamación y la fiebre.

    Naproxeno es un antiinflamatorio destinado al tratamiento del dolor, la inflamación y la fiebre.

  • Dolor osteomuscular con inflamación, de carácter leve o moderado. Así, entre las patologías para las cuales sirve el Naproxeno se incluirían la artritis reumatoide, la osteoartritis, los episodios agudos de gota, la espondilitis anquilosante, los síndromes reumatoides y los dolores musculoesqueléticos.

Muchos pacientes se preguntan si es más eficaz el Ibuprofeno o el Naproxeno. En este sentido, se puede hacer referencia a varios estudios realizados para comparar la eficacia del Naproxeno con respecto a otros antiinflamatorios como el Ibuprofeno. En este caso, los resultados indican que para aliviar el dolor de la regla y para otros como el provocado por la osteoartritis de rodilla, el Naproxeno es mejor que el Ibuprofeno.

Riesgos y efectos secundarios del Naproxeno

Al igual que todos los medicamentos, este también puede producir efectos secundarios que el usuario debe conocer antes de iniciar el tratamiento. Sin embargo, hay que decir que de entre los AINES que existen en el mercado, el Naproxeno está considerado como uno de los más seguros, aunque no sea el más popular.

Riesgos cardiovasculares

El riesgo cardiovascular asociado al consumo de Naproxeno es más bajo que el que se otorga a otros AINES. Algunos de los efectos secundarios de tipo cardiovascular que tienen los antiinflamatorios no esteroideos serían el aumento de la presión arterial y la retención hídrica.

¿Sabes que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta? Sin cuotas mensuales, sólo pagas si vas al médico. Consulta aquí como funciona.

A pesar de esto, el uso de este fármaco está mucho menos extendido que el de otros antiinflamatorios como, por ejemplo, el Voltarén (diclofenaco), cuyo riesgo cardiovascular asociado es bastante superior. Así, mientras que la cuota de mercado del Voltarén es del 30% aproximadamente, el Naproxeno se queda en el 10%.

Molestias gástricas

Entre otros síntomas, el Naproxeno sirve para aliviar el dolor articular y las migrañas.

Entre otros síntomas, el Naproxeno sirve para aliviar el dolor articular y las migrañas.

Los trastornos gastrointestinales son los efectos adversos más frecuentes de este medicamento. Úlceras, hemorragias digestivas, perforaciones, náuseas, vómitos, diarrea o estreñimiento, ardor de estómago, dolores abdominales, entre otros.

Esta es una de las primeras desventajas que presenta el Naproxeno, pues sus efectos secundarios sobre el estómago son más importantes que los que provocan otros fármacos similares. Así, para el tracto digestivo este medicamento resulta más agresivo que otros como el Voltarén o el Ibuprofeno.

Por ello, es fundamental prestar atención a las molestias grástricas que se puedan derivar del tratamiento con Naproxeno y consultar al especialista para tomar ciertas precauciones y evitar el riesgo de que aparezcan úlceras.

Durante el embarazo

Por otro lado, durante el embarazo y la lactancia no es aconsejable tomar este fármaco. La inhibición de la síntesis de prostaglandinas puede afectar a la gestación y al desarrollo del embrión.

Entre otras cuestiones, es importante tener en cuenta en qué momento de la gestación se encuentra la mujer para valorar si puede o no usar Naproxeno.

En el primer y segundo trimestre la ingesta de Naproxeno se ha asociado a un mayor riesgo de aborto o de que el bebé sufra anomalías congénitas, de malformaciones gastroquísticas y cardíacas. Así, el riesgo de malformaciones cardíacas se encuentra entre el 1% y el 1,5%, y se incrementa conforme sube la dosis y la duración del tratamiento.

El tratamiento con Naproxeno está contraindicado en caso de mujeres embarazadas, pues su uso se asocia con un riesgo de aborto o de que el bebé sufra anomalías congénitas.

Su uso también está contraindicado durante el tercer trimestre, cuando cualquier fármaco inhibidor de la síntesis de prostaglandinas puede exponer al feto a diversos riesgos:

  • Toxicidad cardio-pulmonar. Hipertensión pulmonar.
  • Disfunción renal, que puede derivar en un fallo renal.
  • Hemorragias.
  • Inhibición de las contracciones urinarias, lo que puede ocasionar un retraso o prolongación del parto.
Antes de tomar Naproxeno es necesario conocer cuáles son sus efectos secundarios, en particular, sus riesgos cardiovasculares.

Antes de tomar Naproxeno es necesario conocer cuáles son sus efectos secundarios, en particular, sus riesgos cardiovasculares.

Además de todo lo anterior, el Naproxeno también podría tener efectos negativos sobre la fertilidad femenina, por lo que si la mujer está intentando quedarse embarazada habría que intentar no tomarlo.

En periodo de lactancia

Por otro lado, durante la lactancia también se desaconseja su consumo. En este caso, no hay unanimidad entre los especialistas sobre si el Naproxeno en la lactancia puede ser perjudicial para el bebé. Mientras que algunos consideran que el fármaco puede excretarse en la leche materna en proporción importante, otros consideran que el riesgo es bajo.



De hecho, algunos laboratorios desaconsejan tomarlo durante el periodo de lactancia, precisando que el 1% del fármaco se excreta en la leche materna. Por tanto, lo más sensato sería utilizar otros analgésicos o antiinflamatorios más recomendados para este momento.

Interacciones con otros medicamentos

Antes de ingerir Naproxeno hay que informar al especialista de cualquier otro tratamiento farmacológico que se esté siguiendo, tanto si se tiene prescripción médica como si el medicamento se compra sin receta. Asimismo, también habrá que comunicar si se toman plantan medicinales o cualquier otro producto relacionado con la salud. 

En general, no se aconseja tomar Naproxeno con:

  • Antiácidos o colestiramina, ya que pueden retardar la acción del fármaco.
  • Hidantoínas. Medicamentos usados para la epilepsia.
  • Sulfonilureas. Fármacos para la diabetes.
  • Sulfonamidas y Furosemida. Empleados para facilitar la eliminación de orina.
  • Metotrexato. Medicamento inmunosupresor.
  • Probenecid. Usado en pacientes con gota.
  • Litio. Antipsicótico para la depresión.
  • Medicamentos para la hipertensión.

Otros efectos secundarios posibles

Otros de los efectos adversos posibles de Naproxeno, aunque mucho menos frecuentes, son los que se enumeran a continuación:

  • Trastornos del sistema linfático y de la sangre. Aumento o disminución de glóbulos blancos: anemia aplásica y hemolítica, leucopenia, trombocitopenia (reducción número de plaquetas).
  • Hipercalcemia (incremento del calcio en la sangre).
  • Depresión, alteraciones del sueño, falta de concentración.
  • Problemas de visión, opacidad corneal.
  • Trastornos del sistema inmunológico.
  • Alteraciones de la audición, zumbidos en los oídos (tinnitus), problemas de audición (hipoacusia).
  • Trastornos respiratorios como asma, neumonitis, disnea (falta de aire), edema pulmonar (retención de líquidos en el pulmón).
  • Dermatológicos: Picor, erupciones cutáneas, sudoración excesiva, enrojecimiento de la piel, urticaria. 
  • Alopecia o caída del cabello, en algunos casos.
  • Dolor y debilidad muscular.

Los efectos adversos o riesgos más importantes del Naproxeno son los trastornos gastrointestinales: Úlceras, hemorragias digestivas, perforaciones, náuseas, vómitos, etc.

Contraindicaciones

Por otro lado, además de los posibles efectos adversos del Naproxeno antes señalados, también hay que tener en cuenta sus contraindicaciones. Así, no se recomienda usarlo en los siguientes casos:

  • Si es alérgico al ácido acetilsalicílico.
  • En caso de hipersinsibilidad al Naproxeno o a cualquiera de sus componentes.
  • Personas que padezcan o hayan padecido en algún momento una úlcera o hemorragia de estómago o en el duodeno, o si ha sufrido alguna perforación en el aparato digestivo.
  • Tiene una insuficiencia cardíaca grave.
  • En caso de estar embarazada, especialmente en el tercer trimestre.

Presentaciones y precio

Naproxeno se puede administrar vía oral en forma de comprimidos, cápsulas o sobres, pero también en forma de supositorios o inyecciones. Asimismo, dependiendo del laboratorio, también se puede encontrar Naproxeno vía tópica en forma de gel o crema. De cualquier manera, para comprar cualquiera de las modalidades de Naproxeno hay que acudir a una farmacia y es necesario llevar una receta médica.

El precio de este fármaco depende, entre otras cosas, de si se trata de Naproxeno convencional o sódico.

El precio de este fármaco depende, entre otras cosas, de si se trata de Naproxeno convencional o sódico.

Lo más habitual es la presentación de Naproxeno vía oral en forma de comprimidos. En este caso, son envases de 40 pastillas que pueden ser:

  • Naproxeno 500 mg.
  • Naproxeno sódico 550 mg.

Las marcas más conocidas con las que se comercializa este fármaco son: Aleve, Aliviomas, Antalgin (naproxeno sódico), Denaxpren, Lundiran, Momen, Naprosyn, Naproval, Naproxeno Ratiopharm y Tacron.

En cuanto al precio del Naproxeno: Una caja de naproxeno sódico 550 mg de 40 comprimidos puede costar casi 5 euros, mientras que naproxeno 500 mg (sin sal sódica), tiene un coste ligeramente más económico.

Naproxeno sódico

Junto con el tradicional Naproxeno también hay que mencionar el Naproxeno sódico. Técnicamente son medicamentos iguales, con idénticas funcionalidades farmacológicas y los mismos efectos secundarios. Y en ambos es imprescindible contar con receta médica para su adquisición en farmacia. Entonces, ¿en qué se diferencia el Naproxeno del Naproxeno sódico?

  • La principal diferencia entre el Naproxeno y el Naproxeno sódico es su composición. En concreto, el Naproxeno sódico agrega a cada uno de sus comprimidos 50 mg de sodio. Por esto, el Naproxeno sódico se suele vender en tabletas de 550 mg (de los que 50 mg son sodio).
  • De forma que esta formulación con sal sódica favorece una absorción más rápida del fármaco por parte del metabolismo. Por lo tanto, sus efectos son más inmediatos.

La cantidad de sodio que se le agrega al Naproxeno convencional no evita ninguno de los efectos secundarios del medicamento. Por tanto, las precauciones y contraindicaciones son las mismas. Tampoco le resta eficacia, así, es utilizado también como tratamiento de dolores relacionados con los músculos y los huesos (artritis y osteoartritis).

Posología

Por lo general, la dosis diaria de Naproxeno que se aconseja es de uno o dos comprimidos. O, en su caso, se puede tomar una dosis inicial de una pastilla seguida de medio comprimido cada 6 u 8 horas, en función de la intensidad de los síntomas.

Es preferible hacer coincidir cada una de las tomas de Naproxeno con las comidas. De cualquier forma, lo que hay que hacer es seguir todas las indicaciones del especialista, puesto que la posología del Naproxeno varía en función de la patología a tratar.

Si tienes algún problema de salud, recuerda que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta. Consulta aquí como funciona.

  • Procesos músculo-esqueléticos agudos. La dosis inicial será de un comprimido de 500 mg, seguida de otra dosis de 250 mg (medio comprimido), cada 6 u 8 horas. En pacientes con dolores muy agudos se puede prescribir tomar tres comprimidos al día (1.500 mg diarios), durante no más de dos semanas y siempre que la persona no padezca de problemas gastrointestinales.

    "<yoastmark

  • Episodios de gota aguda. Se aconseja una primera dosis de 750 mg (una pastilla y media) y, 8 horas más tarde, un comprimido de 500 mg. Después habría que seguir con dosis de 250 mg cada 8 horas hasta que el dolor remita.
  • Para los casos de cefalea, migraña o dolores de cabeza. Una dosis inicial de 825 mg (un comprimido y medio) y reducir las futuras tomas según vaya disminuyendo el dolor.
  • Artrosis, artritis reumatoide y espondilitis anquilosante. Habitualmente la primera dosis sería de uno o dos comprimidos (500 mg o 1.000 mg), dos veces al día, preferiblemente por la mañana y por la noche. 
  • Dolores menstruales. Una dosis de 550 mg cada 12 horas o de 275 mg cada 6 horas; en casos de dismenorrea la toma debe ser de entre 500 – 550 mg cada 6 horas y disminuirla poco a poco.
  • Casos especiales. En los jóvenes con problemas de artritis reumatoide se aconsejan dosis de 10 mg/kg al día. Se harían dos tomas de 5 mg/kg, cada 12 horas. Por su parte, en personas mayores o que tienen patologías del corazón, hígado o riñón, las dosis se deben reducir a lo que el médico indique para cada paciente.

Para los niños, Naproxeno está autorizado por la FDA para mayores de dos años como analgésico o antiinflamatorio. Siempre se administrará por prescripción médica. La dosis dependerá del peso del menor y se suministran cada 12 horas. Generalmente, para aliviar el dolor y la fiebre se receta una dosis inicial de 11 mg /kg, seguida de 2,75 a 5,5 mg /kg cada 8 horas.

Otra información que le puede ser útil: Cetirizina. Dósis, para qué sirve y efectos secundarios.

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *