BonomédicoBlogNoticiasUn ‘mal trabajo’ quema tu salud a los 40 años

Un ‘mal trabajo’ quema tu salud a los 40 años


Comentar
Publicado en Noticias

Es nuestra segundo hogar, incluso el primero para muchos, porque podemos llegar a pasar en él más tiempo que en casa. Si se suman todas las horas que una persona dedica a su actividad laboral durante toda su vida, hasta la jubilación, el resultado es abrumador. Entre ocho y 10 años enteros en el trabajo. La cifra indica la importancia que tiene el trabajo y el impacto que esto puede tener sobre la salud.

En Estados Unidos, desde 1979 un estudio ha medido hasta qué punto el trabajo puede pasar factura a la salud de 6.442 ciudadanos. La investigación, presentado recientemente en Seattle, asegura que realizar de forma continuada un trabajo que no nos gusta, origina problemas mentales y también físicos, aunque en menor medida.

Se han identificado diferentes niveles de insatisfacción que van desencadenando problemas de salud mental, física y también en las relaciones sociales. Así, quienes desde jóvenes han desempeñado empleos poco satisfactorios o trabajos que nunca les llegan a agradar, empiezan a tener problemas de salud antes de los 40 años.

Las personas que durante su juventud y a lo largo del estudio afirmaron no estar contentas con su trabajo, obtuvieron peores valoraciones en todos los parámetros de su salud mental. Tenían más depresión, problemas para dormir, mayor incidencia de problemas emocionales, se mostraban más preocupados y, en general, tenían una peor nota en los test de salud mental.

Eso en cuanto a la mente, pero el estudio ha ido más allá, estudiando también la traslación que esto tenía para la salud física. Por ejemplo, se sufrían más dolores de espalda y más resfriados, consecuencia del efecto acumulativo. También se observó una mayor incidencia de problemas cardiovasculares, pues la ansiedad y la depresión actúan como precursores de estos. Además, los científicos subrayaron la importancia del factor acumulativo, es decir, el no experimentar mejoras a lo largo de la vida laboral o a padecer una pérdida progresiva en la calidad del trabajo.

Si la situación no mejora, se puede relacionar con un riesgo de infarto, hipertensión, depresiones, ansiedad o insomnio, entre otros. Es decir, no hace falta estar a las puertas de la jubilación para sufrir el impacto de la insatisfacción laboral en la salud.

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *