BonomédicoBlogHemorroidesLáser CO2 y hemorroides

Láser CO2 y hemorroides


1 comentario
Publicado en Hemorroides

Los avances científicos afectan a sectores profesionales de todo tipo -como a la medicina, el caso que nos ocupa-. En este ámbito en concreto, la utilización del láser ha supuesto un gran paso hacia adelante en el mundo de la cirugía, pues este se emplea cada vez más para operar distintas zonas de nuestro cuerpo como los ojos y también las hemorroides, entre otras muchas.

El Láser CO2 se utiliza cada vez más para la extirpación de las hemorroides, con muy buenos resultados en los pacientes.

Señalar que, además de las nuevas técnicas quirúrgicas, hay nuevos analgésicos y avances anestésicos que posibilitan un mejor y menos doloroso postoperatorio de cirugía hemorroidal.

Expondremos el tema de las hemorroides en general y de su intervención con esta innovadora y puntera técnica en particular.

Hemorroides y sus causas

vegetales vs. hemorroides bonomédico

Una dieta equilibrada con alto contenido de fibra ayuda a evitar la aparición de hemorroides.

Las hemorroides, también conocidas popularmente como almorranas, son dilataciones de la red venosa de la mucosa del recto o del ano. Cuando estas dilataciones las padecen las situadas en el plexo superior, es decir, las que están por encima del conducto anal y cuya particularidad es que están cubiertas por mucosa, se dice que son hemorroides internas. En cambio, si se trata de la red venosa inferior, que se localiza justo debajo de la unión del ano y recto, y cuya característica es que está cubierta por piel, estamos entonces tratando las hemorroides externas.

Hay algunos motivos por los que podemos tener predisposición a padecerlas:

  • Predisposición genética
  • Realizar esfuerzos al defecar
  • Padecer diarrea
  • Estreñimiento
  • Durante el embarazo o tras el parto
  • Padecer ciertas enfermedades del hígado
  • Permanecer mucho tiempo de pie o sentado
  • Exceso de peso, sobre todo de grasa en el abdomen, produce presión sobre las hemorroides

Tratamientos

baños de asiento beneficioso tratamiento contra hemorroides bonomédico.

El uso de baños de asiento es muy beneficiosos para el tratamiento de las hemorroides.

Los tratamientos para hemorroides que existen en la actualidad son muchos y diversos y deberán aplicarse en función del tipo de hemorroide que padezcamos. Para el caso de aquellas hemorroides más leves cuyos síntomas sean picor, escozor o cierto dolor al deponer heces duras, y que no se encuentran permanentemente en el exterior del conducto anal, se podría aplicar un tratamiento más conservador que incluiría baños de asiento de 10 a 15 minutos con agua tibia, realizar ejercicio moderado para favorecer el buen tránsito intestinal o llevar una dieta equilibrada para evitar padecer estreñimiento. Pero esto se podría aplicar a hemorroides que se encontraran en un primer o segundo estadio. Lo malo es que dichas hemorroides con el tiempo evolucionan hacia grados más graves que pueden acabar teniendo como única solución definitiva la cirugía.

¿Sabes que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta? Sin cuotas mensuales, sólo pagas si vas al médico. Consulta aquí como funciona.

Tratamientos quirúrgicos con y sin láser

Para la extirpación quirúrgica de las hemorroides existen varias técnicas, pero como estamos centrados en la que se realiza con Láser CO2, comenzaremos por ella:

Cirugía con Láser CO2

Es una operación que se realiza en un quirófano con anestesia raquídea, también conocida como espinal, y sedación del paciente. El paciente no tendrá que estar más de 24 horas ingresado en el hospital donde se le practique. Es además un procedimiento eficaz que minimiza el dolor.

Posibles complicaciones con Láser CO2

Por lo general, no debe haber ninguna complicación severa, aunque sí pueden producirse molestias postoperatorias. Los riesgos mayores de esta cirugía son dos fundamentalmente: la infección de la herida quirúrgica -después de la operación- o el sangrado agudo.

Las infecciones se tratarán con antibióticos tomados por vía oral y se reforzará con una limpieza correcta y normas alimenticias bien fijadas.

Estos dos aspectos mencionados deben tenerse muy en cuenta, ya que la dieta rica en fruta y verdura hará que el paciente adquiera un ritmo intestinal correcto. Por su parte, una higiene con agua y jabón natural que no irrite, aliviará también parte de las posibles molestias que pudiera presentar.

Resultados de la Cirugía Láser CO2

Los resultados son muy buenos, según señalan médicos cirujanos que trabajan con este tipo de tratamiento y que lo aplican en hemorroides de grado III (las hemorroides internas que prolapsan, es decir, se desplazan fuera del ano con la defecación y el paciente se las debe introducir manualmente) y grado IV (aquellas hemorroides internas que prolapsan y se quedan permanentemente fuera del ano, sin posibilidad de reintroducción manual) y que lo consideran de las cirugías más avanzadas del mercado. Los expertos señalan estas virtudes del láser: menor dolor postoperatorio que las técnicas tradicionales, heridas también más pequeñas, eliminación total de la hemorroide y menos inflamación de la herida postoperatoria.

Hemorroidectomía clásica de Millian y Morgan

Se trata de la técnica quirúrgica que elimina tanto las hemorroides internas como externas. Se considera la más definitiva y por ello suele ser la más demandada. El postoperatorio suele ser doloroso y deja tres heridas abiertas que deberán ser curadas durante este periodo de recuperación total.

Procedimiento para prolapso y hemorroides (PPH)

Es el tratamiento quirúrgico que consiste en la eliminación del tejido interno y parte de la mucosa rectal de la hemorroide utilizando una especie de grapadora circular, que se ha diseñado exclusivamente para esto. Con este método se extirpan tan sólo las hemorroides internas.

Si tienes algún problema de salud, recuerda que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta. Consulta aquí como funciona.

Además de la cirugía, hay otros procedimientos no quirúrgicos que mencionaremos para su conocimiento: inyecciones esclerosantes, ligadura con gomas elásticas, coagulación con láser o luz infrarroja y crioterapia.

¿Qué hemorroides se deben operar?

No todo el que padezca hemorroides debe “a priori” tener que pasar por una mesa de operaciones. Solo aquellas personas que padezcan hemorroides externas grandes o tengan hemorroides internas y externas con prolapsos importantes (grado III y IV), se tendrán que someter a cirugía. Así como pacientes con trombosis hemorroidal.



¿Qué ocurre si no se tratan las hemorroides?

Por lo general, las hemorroides no suponen una amenaza fuerte para la salud ni pone en riesgo la vida del que las padece. Pero pese a esto, en los casos en los que se posterga la puesta en marcha de un tratamiento, el paciente puede diversos siguientes riesgos, además de las típicas molestias asociadas a este mal como el picor o el dolor. Uno de ellos y el más alarmante es el sangrado. Este se puede producir durante la operación y generar anemia e incluso, en casos puntuales y extremos, requerir una transfusión sanguínea. Y el segundo riesgo puede ser el padecer una infección en el tejido hemorroidal que derive a una fístula anal.

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

1 comentario

  1. Fernando Teixeira

    Buenos días, una consulta, de todos los procedimientos según entiendo el proceso de ligadura de hemorroide es el menos doloroso después de la intervención ?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *