BonomédicoBlogEnfermedadesHerpangina: síntomas

Herpangina: síntomas


Comentar
Publicado en Enfermedades

El herpangina es una enfermedad vírica contagiosa caracterizada por la aparición brusca de fiebre y lesiones vesiculosas en los pilares anteriores del paladar. Lo motiva el Virus Coxsackie A. Es una enfermedad muy contagiosa que se produce generalmente en­tre los lactantes y niños de forma epidémica; se observa principalmente en el verano. Pueden estar presentes otros tipos de virus Coxsackie al mismo tiempo.

Su período de incubación es de 3 a 5 días.

Síntomas del herpangina:

  • Aparición brusca de fiebre de hasta 40,5 °C.
  • Disfagia en las 24-36 horas siguientes.
  • Angina tras la elevación de la temperatura.
  • Anorexia.
  • Ocasionalmente, cefalea y dolor abdominal.
  • Pueden aparecer convulsiones con el inicio brusco de la fiebre.
  • Hiperemia de los pilares anteriores.
  • Vesículas sobre base eritematosa en los pilares anteriores del velo del paladar; también, pero con menor frecuencia, en el paladar blando,
  • las amígdalas y la úvula.
  • Las vesículas se ulceran rápidamente y dejan úlceras poco profundas.
  • No hay afectación de la mucosa gingival o bucal.

El diagnóstico del herpangina se efectúa por su cuadro clínico y debe diferenciarse siempre de otras patologías como:

  • Enfermedad mano-pie-boca: cuadro clínico parecido, pero lesiones pequeñas, grisáceas y papulovesiculosas en palmas y plantas.
  • Gingivostomatitis aguda (herpe simple): afectación de la mucosa bucal y gingival.

Precauciones básicas ante el herpangina:

  • Acudir al pediatra si el niño no ingiere los líquidos o vomita.
  • La fiebre durará 1-4 días.
  • Baños de agua tibia; secado al aire o frotando enérgicamente con una toalla.
  • No debe abrigarse excesivamente al niño; hay que mantenerlo fresco.
  • Vigilar posibles signos de deshidratación
  • Se transmite por contagio directo mediante secreciones nasales y fa­ríngeas, heces y sangre del niño enfermo.
  • Mantener al niño aislado hasta que la temperatura sea normal duran­te 24 horas.
  • Muy contagiosa, al menos durante la fase aguda.
  • Deben evitarse las bebidas gaseosas, los zumos cítricos, los alimentos calientes y muy condimentados y otras cosas parecidas, ya que pue­den agravar las molestias.
  • No hay que preocuparse de la ingesta de alimentos durante la fase aguda, pero debe forzarse la ingesta de líquidos.
  • El pronóstico es excelente ya que tiene fácil curación (la herpangina es autolimitada).
  • Suele adquirirse inmunidad postinfecciosa contra la cepa causal.

¿Cuándo debo acudir al pediatra?

  • Si aparecen signos de deshidratación.
  • Curso prolongado: si el niño no ha mejorado en 5 días
  • Convulsiones febriles

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *