BonomédicoBlogEnfermedades¿Qué es la fiebre hemorrágica Crimea-Congo?

¿Qué es la fiebre hemorrágica Crimea-Congo?


Comentar
Publicado en Enfermedades, Noticias

Estos días se está escuchando mucho hablar de la fiebre hemorrágica Crimera-Congo, después de que hayan sido confirmados, por la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, los dos primeros casos de contagio por esta enfermedad detectados en España y en Europa Occidental. Pero, ¿qué es la fiebre hemorrágica Crimea-Congo? ¿Cuáles son sus principales síntomas? ¿Cómo se transmite y cuál es el riesgo de contagio entre humanos? Los dos casos confirmados son el de un hombre, de 62 años, que falleció el pasado 25 de agosto en el Hospital Gregorio Marañón, y el de una enfermera que lo atendió. Además, se vigila a otras 200 personas que habrían estado en contacto con alguno de ellos, por riesgo de que puedan estar infectadas. 

La fiebre hemorrágica Crimea-Congo es una enfermedad endémica en África, los Balcanes, Oriente Medio y Asia y causada por un virus de tipo Nairovirus transmitido por algunos animales e insectos, fundamentalmente garrapatas, pero también mosquitos y roedores. Después de que alguien haya sido infectado por la picadura de una garrapata puede producirse un contagio entre personas, por medio del contacto directo con los fluidos biológicos infectados, o también un contagio indirecto a través de objetos contaminados.

En el caso del fallecido (que murió por un fallo hepático), el hombre fue atendido inicialmente en el Hospital Infanta Leonor, donde explicó que se había detectado la picadura de una garrapata después de haber estado de excursión por la sierra de Gredos, en Ávila. El segundo caso es el de una de las enfermeras que lo asistió en este centro médico, y que comenzó a manifestar síntomas similares días después. La mujer está ingresada en la Unidad de Aislamiento del Hospital La Paz-Carlos III, el mismo lugar donde fueron atendidos los infectados por ébola en 2014.

Síntomas de la fiebre hemorrágica Crimea-Congo

El cuadro clínico del virus está conformado por fiebres altas, pequeñas manchas de sangre en las extremidades y el tronco, dolores, cansancio y una leve dificultad respiratoria, y puede llegar a ser mortal. Estos son los síntomas que se han encontrado en los dos casos detectados en España con fiebre hemorrágica Crimea-Congo.

Después del contagio por la picadura de una garrapata, tiene una fase de incubación que suele ir de unos tres días a nueve como máximo. Si la enfermedad se ha cogido a través del contacto con fluidos, sangre u objetos infectados, el periodo de incubación puede ser mayor.

Los síntomas casi siempre salen a la luz de manera súbita, con fiebre, dolor muscular, mareos, rigidez en el cuello, cefalea, irritación en los ojos y fotofobia. También pueden producirse náuseas, diarrea, vómitos, dolor abdominal y de garganta… Además, en la mayoría de los enfermos se encuentran pequeñas manchas de sangre en la piel de las extremidades y el tronco.

Al cabo de unos días, se produce somnolencia, depresión y debilidad, y puede aparecer dolor abdominal en el cuadrante superior derecho, con hepatomegalia detectable. Otros síntomas clínicos pueden ser las taquicardias y signos de hepatitis.

En una fase grave de la enfermedad, se puede sufrir un rápido deterioro renal o una insuficiencia hepática o pulmonar repentina. La muerte se produce en el 40% de los casos aproximadamente, por lo general después de dos semanas con fiebre hemorrágica. Quienes superan este virus empiezan a dar muestras de mejoría pasados unos 10 días.

Si tienes algún problema de salud, recuerda que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta. Consulta aquí como funciona.

Las fiebres hemorrágicas virales (FHV) no se consideran enfermedades altamente contagiosas entre humanos. Si bien, sí se consideran “potencialmente contagiosas” las secreciones y excreciones corporales, el semen, la sangre y las muestras de tejidos de los pacientes infectados.

¿Cómo ha llegado a España?

Según afirman los expertos, en España solo hay zonas reducidas en las que puede haber garrapatas infectadas con la fiebre hemorrágica Crimea-Congo y que, por tanto, son portadoras del virus.

Hasta el momento, solo se había detectado en algunos lugares silvestres de Extremadura; y ahora, Ávila, donde al parecer se infectó el hombre fallecido. Una de las teorías que se barajan es que esta garrapata podría haber llegado a España adherida a algún ave migratoria procedente de África.

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *