BonomédicoBlogOrtodonciaCuándo extraer piezas dentales en una ortodoncia

Cuándo extraer piezas dentales en una ortodoncia


Comentar
Publicado en Ortodoncia

¿Es realmente necesario?

Al poner en conocimiento del paciente la necesidad de extraer piezas dentales en una ortodoncia, lo más habitual es que la idea no le estusiasme precisamente, sino que le suponga diversas preocupaciones:

  • El posible espacio interdental resultante.
  • Que la duración del tratamiento aumente.
  • Que el hueco permanezca visible.
  • El dolor que puede llegar a causarle.
  • Falta de comprensión acerca de la extracción de un diente sano.

Como es lógico, los especialistas en ortodoncia siempre tienen algún motivo por el cual extraen piezas dentales. Es decir, lo hacen únicamente cuando pasar por alto esa extracción impediría que el tratamiento se considerase exitoso, influiría en la salud del resto de dientes, la duración del tratamiento aumentaría, etc.

Causas de la extracción de dientes durante la ortodoncia

Las causas más comunes que conducen a la extracción de piezas dentales en una ortodoncia serían:

Apiñamiento

Para una cantidad de dientes concreta disponemos en la boca de cierta cantidad de huesos. Cuando nuestro paladar es estrecho, hay piezas dentales de más o estas son más anchas de lo habitual, nos encontramos ante un apiñamiento dental, en el que los dientes intentan hacerse hueco de cualquier modo posible. Si esto sucede en niños pequeños, existe la posibilidad de utilizar aparatos expansores de los huesos. Sin embargo, en adultos y si el apiñamiento es notable, no quedará otro remedio que proceder a la extracción de de algunas piezas, que liberarán el necesario espacio para la correcta alineación del resto.

Muelas del juicio

En el caso de que las muelas del juicio entorpezcan o directamente no hagan viable el tratamiento o la estabilidad de este, habrá que recurrir a su extracción.

Resalte

Entendemos por resalte a la separación existente desde el extremo de los incisivos superiores hasta el filo de los inferiores. En otras palabras, aquellas personas cuyos dientes superiores sobresalgan y no lleguen a contactar con los inferiores, cuentan con un resalte aumentado. Para reparar esta anomalía, la solución es extraer dientes de la zona de arriba para que otros dientes puedan desplazarse hacia atrás, confiriendo una mejor apariencia al perfil de la cara, al labio y a la oclusión con los dientes y la mandíbula. Aquellos resaltes más moderados podrán modificarse sin necesidad de extracción.

Si tienes algún problema de salud, recuerda que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta. Consulta aquí como funciona.

Asimetrías

Mientras se realiza el reemplazo de los dientes de leche por las piezas definitivas -es decir, durante la infancia-, si se modifica el orden en el cual se van desprendiendo las piezas, es posible que se produzcan asimetrías y que los dientes se desplace a un lado u otro de la boca. Con la finalidad de repararlas en las personas adultas, en ciertas ocasiones puede resultar útil extraer un diente situado en el lado opuesto de la la desviación, lo que para los dientes debería traducirse en la recuperación de su sitio.

Estabilidad post-tratamiento

Una vez acaba el tratamiento de ortodoncia, y en el caso de haber forzado demasiado los dientes, el espacio del que disponen para su ubicación es bastante limitado, por lo que permanecen en tensión y la probabilidad de que se desplacen de nuevo es muy alta. La extracción de ciertas piezas disminuye dicha tensión y proporciona una estabilidad superior al tratamiento a largo plazo.

Resumen

Como conclusión, señalar que extraer piezas dentales en la ortodoncia no es plato de buen gusto para ninguna persona. Es más, una gran cantidad de pacientes no se someten a tratamiento por no perder dientes. Sin embargo, esos temores en ningún caso deberán influir en la detección y tratamiento a seguir. Debido a ello, se aconseja seguir las indicaciones del ortodoncista, que posiblemente ya hubiese contemplado otras alternativas con anterioridad y finalmente se decidió por la extracción por algún motivo fundamentado.

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *