BonomédicoBlogReproducción asistidaInfertilidad y esterilidad: diferencias

Infertilidad y esterilidad: diferencias


Comentar
Publicado en Reproducción asistida

Esterilidad e infertilidad

La esterilidad y la infertilidad son dos conceptos totalmente distintos, aunque se suelen emplear de manera incorrecta en numerosas ocasiones. Hay muchas parejas con la ilusión de ser padres y que están intentando poder tener hijos pero que, por distintas razones, les está siendo imposible. Por eso, es muy importante acudir a la consulta de un especialista para poder detectar cuál es el problema y qué soluciones concretas existen para el mismo.

En primer lugar, hay que saber que la esterilidad se refiere a la incapacidad de los seres humanos para concebir, lo cual puede conducir a una inestabilidad psicológica.  

Existen muchas técnicas de reproducción asistida para luchar contra la infertilidad

Existen muchas técnicas de reproducción asistida para luchar contra la infertilidad

Las causas de la esterilidad son muy diversas en lo que respecta a la mujer, pues puede originarse por problemas de ovulación, reserva ovárica reducida, endometriosis, determinadas enfermedades crónicas o incluso edad avanzada, entre otros. En cuanto al hombre, lo más frecuente es la alteración de la calidad del esperma, ya sea en la concentración o en la movilidad del mismo.

Por otro lado, la fertilidad se define como la capacidad de las personas para reproducirse. En ese sentido, cuando existen problemas de infertilidad o se habla de infertilidad se hace referencia a la imposibilidad de finalizar la gestación con el nacimiento de un hijo sano.  

En el caso de la infertilidad, se suman todos los problemas de la esterilidad más otras anomalías tales como, por ejemplo, las del tracto reproductor femenino, problemas en las trompas de Falopio o en el cuello del útero para el caso del sexo femenino. Cuando se hace referencia al sexo masculino, se pueden dar alteraciones testiculares, obstrucción de los conductos de salida del semen, alteraciones en la erección, problemas en el órgano de la próstata, etcétera.

Tratamientos de reproducción asistida

En la actualidad, hay multitud de tratamientos para poder ayudar a aquellas parejas que por una razón u otra están presentando dificultades para tener descendencia y solucionar así la esterilidad o infertilidad que padecen. No es momento de sentir culpa o remordimiento, sino de intentar poner remedio a los problemas y hacer todo lo posible para lograr el sueño de ser padres.

Asimismo, existen distintas técnicas de reproducción asistida para que muchas parejas puedan lograr el embarazo deseado. De igual modo, hay otras opciones como la maternidad subrogada, conocida como vientre de alquiler y la cual no es legal en todos los países, o la adopción.

¿Sabes que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta? Sin cuotas mensuales, sólo pagas si vas al médico. Consulta aquí como funciona.

En cuanto a las diversas alternativas de las que se disponen para poder tener hijos de manera biológica, hay que destacar la microinyección de espermatozoides, la cual consiste en extraer espermatozoides del hombre a través de muestras pequeñas de semen para, más tarde, introducirlos mediante una microaguja en el interior del óvulo de la mujer. La ovodonación o la transferencia de embriones también son técnicas que contribuyen a este buen fin.

BonoMédico puede ayudarte a cumplir tu sueño de tener un hijo

BonoMédico puede ayudarte a cumplir tu sueño de tener un hijo

De igual modo, la fecundación in vitro es otra de las posibles soluciones para la infertilidad de muchas parejas. Se trata de la fertilización de un óvulo en el laboratorio y la implantación posterior del embrión en el interior del útero femenino. Hay que decir que esta técnica necesita de una intervención quirúrgica, es decir, que implica ciertos riesgos que se deben asumir. 

Si tienes algún problema de salud, recuerda que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta. Consulta aquí como funciona.

Otro de los procedimientos más comunes que se llevan a cabo es la inseminación artificial, la cual consiste en la introducción de espermatozoides en el útero a través de una inyección y durante el periodo cercano a la ovulación. Previamente es necesario someterse a un tratamiento hormonal en el caso de la mujer. Además, los espermas pueden ser -en el caso de que resultase factible- del hombre de la pareja o -si no lo fuese- de un donante exterior o desconocido.

En cualquier caso, es imprescindible que las personas que se encuentren con estas dificultades para poder tener hijos, ya sea por esterilidad o infertilidad, se informen de manera adecuada de todos los procedimientos que existen y conozcan las probabilidades de éxito de cada uno de los mismos –fecundación in vitro, inseminación artificial, etc.- según sus propias circunstancias y características. 

Y si bien es cierto que, aunque mínimos, todas estas técnicas conllevan ciertos riesgos -y así existen los riesgos de la inseminación artificial, los de la microinyección espermática, los de la ovodonación, etc.- tales como el síndrome de hiperestimulación ovárica, que es uno de los principales efectos secundarios de la fecundación in vitro y de la estimulación ovárica en general, no dejan de ser mucho menores que los beneficios que estos tratamientos aportan.

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *