BonomédicoBlogVaricesTécnicas para eliminar varices

Técnicas para eliminar varices


1 comentario
Publicado en Varices

¿Cómo se pueden eliminar las varices?

Eliminar las varices se ha convertido en uno de los temas de salud más debatidos y buscados, ya que un amplio sector de la población padece de varices. Las técnicas para eliminar varices son varias y su aplicación a un caso concreto dependerá de factores como el tipo de variz que deseemos erradicar, el estado físico de la paciente, etc.

El recorrido normal de la sangre a través de los vasos sanguíneos de una persona sana consiste en retornar al corazón para, de esta forma, conseguir el proceso de oxigenación en los pulmones. Si existe algún tipo de interrupción en la correcta circulación de la sangre, esta puede llegar a

Existen varios tratamientos para eliminar varices

Existen varios tratamientos para eliminar varices

concentrarse en una misma zona produciendo la hinchazón y dilatación de los vasos sanguíneos. Se producen así las molestas y antiestéticas varices, de las que existen varias clases, cada una con un tratamiento adecuado, y que tienden a concentrarse en la zona de las piernas debido al difícil retorno que provoca la gravedad.

Si las arterias son las encargadas de llevar sangre hacia el corazón, son las venas las que recogen el testigo gracias a su sistema de válvulas y al bombeo muscular de las piernas que permiten el retorno en dirección ascendente. 

Formadas por tres capas de composición y grosor diversos, las paredes de las venas ofrecen menos resistencia al paso de la sangre por su carácter elástico. Esta característica hace que los vasos sanguíneos tengan la capacidad de distenderse y adaptarse a las variaciones de presión y volumen de sangre. La acumulación de sangre en las venas produce la dilatación e inflamación de las mismas, dando como resultado las molestas varices.

Las zonas inferiores del cuerpo son las más propensas a acoger este tipo de enfermedades de los vasos sanguíneos, aunque también pueden aparecer en otras zonas del cuerpo, como son por ejemplo, las varices esofágicas o las varices testiculares. En un alto porcentaje son las mujeres las que más sufren de varices, sobre todo derivadas de antecedentes genéticos o como consecuencia de alteraciones hormonales, como puede ocurrir durante el embarazo, la menopausia o con el cambio de anticonceptivos orales.

Como en muchas otras cuestiones relacionadas con la salud, la prevención es fundamental. Tener unos hábitos de vida saludables y realizar ejercicio físico contribuye a evitarlas o a retrasar su aparición. Pero en muchos otros casos es imposible prevenir las varices ya que las causas pueden ser muy variadas e incluso de origen genético. 

¿Sabes que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta? Sin cuotas mensuales, sólo pagas si vas al médico. Consulta aquí como funciona.

Pero antes de saber cómo eliminar las varices, hay que detectarlas, ver cuáles son sus síntomas y clasificarlas, ya que de ese diagnóstico dependerá que sea más conveniente uno u otro tratamiento.

Clasificación de las varices

Independientemente del grado de los vasos sanguíneos defectuosos, éstos deben ser corregidos, mediante intervención quirúrgica o no, ya que estamos ante un proceso crónico y se deben

Eliminar las varices no es sólo una cuestión estética, también es de salud

Eliminar las varices no es sólo una cuestión estética, también es de salud

mantener controlados. Debido al grosor y características del vaso sanguíneo obstruido se derivan hasta cuatro grupos: 

Grupo 1:  Varices reticulares y telangiectasias

Son las típicas venitas finas que cambian su color tornando a violáceo o azul. Por lo general, supone más un problema estético que una molestia por dolor. En muchos casos, pueden paliarse con simples remedios caseros.

Grupo 2:  Varices tronculares

El grosor del vaso sanguíneo defectuoso aumenta y puede llegar a dar problemas a largo plazo si no se trata adecuadamente. Suelen depender de la vena safena interna o externa.

Grupo 3:  Varices con edema

Cuando aparece una hemorragia interna, es preciso su tratamiento y el empleo de medias de compresión.

Grupo 4

Llegados a este punto, las varices pueden derivar en flebitis, trombosis o varicorragias. Su rápida intervención evitará mayores complicaciones.

Según su desarrollo, se pueden distinguir hasta 4 grupos de varices

Según su desarrollo, se pueden distinguir hasta 4 grupos de varices

¿Por qué salen las varices?

El rango de la población afectada por varices supone en torno a un 25% -en su mayoría mujeres-. Uno de los factores que más incide en el padecimiento de esta enfermedad es el componente hereditario. Claro está que el sobrepeso, la exposición a fuentes de calor o la realización de una jornada laboral de pie no ayudan, pero no está de más llevar a cabo unos ritmos de vida saludables.

Cuando existen alteraciones hormonales como, por ejemplo, durante el embarazo o la menopausia, prolifera la aparición de varices. El uso de anticonceptivos orales puede también contribuir a la aparición de varices, ya que la ingesta de una gran cantidad de hormonas dificulta la correcta circulación de la sangre en algunas mujeres.

La obesidad supone un riesgo más. Llevar a cabo unos hábitos de vida saludables es imprescindible en nuestro día a día. La práctica de ejercicio diario, ya sea simplemente andando media hora, y la incorporación de una dieta sana, rica en proteínas y reducida en grasas, además de la eliminación del alcohol y del tabaco de nuestras vidas, favorecerá la no aparición de varices.

El hecho de realizar la jornada laboral de pie o calzando zapatos de tacón agrava la situación. Permanecer en esta posición más de seis horas al día favorece la aparición de varices.



Piernas cansadas e hinchadas: síntomas de varices

Para la mayoría de las personas, las varices pueden suponer tan solo un agravio estético, pero cuando empiezan a aumentar los síntomas, se convierten en un problema mayor. Sensación de

El cansancio y la hinchazón de las piernas pueden ser síntomas de las varices

El cansancio y la hinchazón de las piernas pueden ser síntomas de las varices

piernas cansadas, hinchazón de las mismas, calambres o picores son solo algunos de los síntomas de las varices. Molestias que irán aumentando con el paso del tiempo si no se pone tratamiento, ya que esta enfermedad no tiende a ir a menos. Con el paso del tiempo se puede empezar a oscurecer la piel de los tobillos, debido a la inflamación y a la propia fibrosis del tejido.

En cualquier caso, a simple vista podemos identificar la formación de varices. Hay que diferenciar entre el cambio de coloración de la vena y el cambio de forma presentando también abultamiento. En el caso de que las varices empiecen a causar incomodidad, se pueden identificar los siguientes síntomas:

  • Dolor o sensación de pesadez
  • Calambres e hinchazón en las piernas
  • Picores o comezón en la zona inferior del cuerpo
  • Piel seca y delgada sobre la vena afectada
  • Úlceras en la piel próxima a los tobillos

De menor envergadura, y de forma general, las primeras varices en aparecer suelen ser las denominadas arañas vasculares. Estas, aunque más pequeñas, son similares a las venas varicosas. Se encuentran en la superficie de la piel y suelen tornar a rojo o azul. La zona de las piernas es una de las más afectadas, aunque también pueden aparecer en la cara.

La práctica de elevar las piernas cada noche o una vez acabada la jornada laboral, la realización de ejercicio o el uso de medias de compresión puede llegar a aliviar los molestos síntomas de las varices y evitar que empeoren, pero siempre es recomendable una opinión médica al respecto.

Las varices que salen en las piernas pueden derivar en dermatitis, es decir, en erupción cutánea con picazón, normalmente en la parte inferior de la pierna o en el tobillo. También puede llegar a producir sangrado o úlceras.

Eliminación de varices

Una de las claves para evitar la aparición de varices es la práctica de una vida saludable y equilibrada. No son necesarias largas horas de gimnasio ni únicamente comer verduras, pero sí es esencial, por ejemplo, caminar todos los días para intentar -en la medida de lo posible- no llevar una vida sedentaria. El control del peso, no usar ropa demasiado apretada o evitar largos periodos de pie o sentado. Siguiendo estos consejos se pueden aliviar las consecuencias de las varices, sus síntomas y empeoramiento.

Uno de los primeros elementos que se pueden probar antes de pasar a otros tratamientos para

Los tratamientos para eliminar las varices tienen muy buen resultado

Los tratamientos para eliminar las varices tienen muy buen resultado

eliminar las varices son las medias de compresión. Aprietan las piernas de forma controlada, ayudando a las venas a mover la sangre de forma más eficiente. Se pueden usar todos los días y pueden adquirirse en la mayoría de farmacias o en tiendas de suministros médicos.

Debido al avance en procedimientos menos invasivos, el tratamiento de las venas varicosas no requiere generalmente de hospitalización o recuperación larga e incómoda. Se pueden tratar de forma ambulatoria en la mayoría de los casos. En el caso de que el problema del vaso sanguíneo se agrave, será necesaria la opinión de un especialista que podrá sugerir diversas cirugías. El tratamiento va a depender en cada caso de la causa de la insuficiencia venosa así como del número de vasos sanguíneos problemáticos. No todos los tratamientos están enfocados a todos los pacientes, ni todos los procedimientos quirúrgicos se adecúan a las necesidades de la variz a reparar. Un acertado diagnóstico conllevará al éxito del tratamiento.

Esclerosis vascular o escleroterapia

Efectivo procedimiento para la eliminación de las arañas vasculares. El especialista inyecta un líquido esclerosante o espuma en las venas pequeñas que las cicatriza y cierra. En el momento en que se inyecta esta solución esclerosante directamente en las venas, irrita la capa de la misma, haciendo que se hinche y se pegue. Conforme prosiga el procedimiento, pueden sentirse pequeños pinchazos o probablemente sensación de quemazón. Pueden repetirse las sesiones dependiendo de la gravedad de la enfermedad, pero lo normal es que en pocas semanas estas tiendan a desaparecer. Es muy eficaz si se realiza de forma correcta y no requiere anestesia. Este procedimiento no llega a superar la hora.

Tras el tratamiento, es posible que el médico especialista le recomiende el uso de medias de apoyo o envolturas para apretar bien los vasos sanguíneos intervenidos. Como posibles consecuencias, pueden aparecer zonas rojas justo en las zonas en las que se ha realizado la inyección o incluso líneas o puntos color marrón  que deberían desaparecer al cabo de los pocos días.

De tres a seis semanas es lo que tardan en responder al tratamiento las venas de araña; entre tres y cuatro meses si hablamos de venas de mayor tamaño. Además, muchos son los beneficios de este tipo de tratamientos. Muchos y evidentes, ya que en cada sesión se pueden llegar a eliminar entre el 50 y el 80% de las venas inyectadas.

Por otro lado, también tiene factores de riesgo, ya que cualquier procedimiento que implique la penetración en la piel puede conllevar a una infección. Asimismo, se pueden producir coágulos, inflamación severa, reacciones alérgicas o lesiones en la piel que pueden dejar cicatriz.

Láser

Este tratamiento consiste en la introducción de una delgada fibra de láser o catéter de radiofrecuencia en la vena. Este envía una fuerte explosión de luz al vaso sanguíneo que lo hace desaparecer lentamente. Generalmente, este procedimiento es ambulatorio. El catéter va recorriendo la vena dilatada y, a medida que avanza, la va cerrando a través de calor.

Extirpación venosa

Como su propio nombre indica, se trata de extraer la vena mediante pequeñas incisiones. La falta de esta vena no llegará a afectar a la correcta circulación de la pierna, ya que son los vasos sanguíneos más profundos los encargados de llevar un volumen mayor de sangre.

Cirugía endoscópica

Este tipo de intervención implica ciertas complicaciones en las varices. El estado de los vasos sanguíneos ha empeorado originando úlceras en las piernas. A través de una pequeña cámara de vídeo insertada en la pierna, el cirujano va eliminando las venas varicosas mediante pequeñas incisiones.

Flebectomía

Para llevar a cabo este tratamiento se requiere la realización previa del denominado mapa venoso mediante una ecografía doppler que establezca los trayectos exactos de los vasos sanguíneos y el sitio concreto de las venas perforantes incompetentes. Una vez realizado, el especialista extrae

Si no se tratan a tiempo, las varices pueden llegar a ser un problema grave de salud

Si no se tratan a tiempo, las varices pueden llegar a ser un problema grave de salud

pequeñas venas varicosas mediante una serie de pequeños pinchazos. Este procedimiento se utiliza para extraer o ligar un vaso sanguíneo grande de la pierna, la llamada vena safena superficial. En torno a la hora u hora y media es lo que suele durar este tipo de cirugía.

Con tal fin se puede administrar tanto anestesia general como raquídea -esta última dormirá la mitad inferior del cuerpo-. La cirugía consiste en la extracción de la vena defectuosa a través de un cable de plástico flexible que el médico especialista introducirá por la ingle. 

Este tipo de intervenciones quirúrgicas se recomiendan para eliminar venas varicosas que causan problemas de circulación, mayor dolor y pesadez en las piernas, úlceras o cambios en la coloración de la piel, coágulos de sangre o hinchazón de las venas o venas varicosas que no se pueden tratar con otros procedimientos novedosos. También es cierto que este tipo de prácticas está en desuso ya que, en la actualidad, existen otros tipos de tratamientos que no precisan intervención quirúrgica, no requieren anestesia y se llevan a cabo sin necesidad de hospitalizar a la persona que las padece. Además, son menos dolorosos, por lo que su recuperación posterior se acorta en el tiempo.

Por otro lado, si tenemos en cuenta los riesgos, no difieren de los que pueden surgir con otro tipo de procedimientos. 

Una vez finalizada esta intervención quirúrgica, se procederá al vendaje de las piernas para controlar la zona inflamada y el posible sangrado a lo largo de tres a cinco días. Poco tiempo después, todo debería volver a la normalidad. Esta intervención reduce el dolor y mejora la apariencia de la pierna a que, en raras ocasiones, deja cicatriz.

Si tienes algún problema de salud, recuerda que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta. Consulta aquí como funciona.

En www.bonomedico.es te facilitamos el tratamiento de varices y ponemos a tu disposición aquellos centros y especialistas más cualificados de tu ciudad, ofreciéndote la mayor de las garantías de calidad y el mejor precio.

 
  • Artículo escrito por:
  • Doctor Luis Mérida Rodrigo

  • Especialista en Medicina Interna, enfermedad tromboembólica y riego vascular. Ecografía clínica. Valoración daño corporal.
  • Miembro del Comité científico de la Sociedad Andaluza de Medicina Interna.
  • Hospital Costa del Sol. Hospital Quirón Málaga. Hospital Alta Resolución Benalmádena. Hospitén.

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

1 comentario

  1. Yesica ramirez

    Hola buen día ..el motivo de mi correo es por que tengo una duda me operaron vía sargento ablación con radiofrecuencia bilateral y mi duda es por que aun el la pantorrilla aun siento como si estuviera con anestesia y aun la siento adolorida ya tiene 40 días de mi cirugía es normal??? Ya me an recetado dalacin ,elatec,actron,dolo-neurobion,dorsal ya a mejorado pero estoy preocupada por la molestia se la pantorrilla y lo adolorida ya me toca ir a trabajar y mi trabajo es caminar 12hrs y me da miedo como valla a reaccionar mis piernas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *