BonomédicoBlogConsejosGuía práctica para el manejo de las cefaleas infantiles en Atención Primaria

Guía práctica para el manejo de las cefaleas infantiles en Atención Primaria


Comentar
Publicado en Consejos, Enfermedades

“Si dispones sólo de 10 minutos para atender a un paciente, emplea 9 en la anamnesis, aunque sólo te quede uno para la exploración”

“La obtención de la historia clínica requiere tiempo, pero ten paciencia, el paciente con cefalea está intentando ofrecerte el diagnóstico”

Las cefaleas infantiles en Atención Primaria

  • El dolor de cabeza es una de las quejas más frecuentes en las consultas de Atención Primaria.
  • El número de cefaleas infantiles que acuden a una consulta de Atención Primaria ha crecido de forma exponencial en los últimos 25 años.
  • La mejora en la calidad de vida de la población en general exige un mejor acto terapéutico en los síndromes infantiles.
  • Las cefaleas infantiles provocan una gran ansiedad familiar, ya que con frecuencia las relacionan con enfermedades graves, especialmente con tumores cerebrales.
  • El médico de Atención Primaria es el primer receptor de la primera queja de los familiares sobre el dolor de cabeza de sus hijos.
  • La cefalea infantil es una patología emergente.
  • Es el primer profesional que se va a enfrentar a la cefalea, y por tanto el primero que deberá:
    Emitir un diagnóstico de sospecha
    Indicar o no un examen complementario
    Explorar clínicamente a su paciente
    Tranquilizar a los familiares, que demandan la seguridad de que la cefalea no va a ser el primer síntoma de un proceso grave
    Deberá informar detenidamente a los familiares sobre el proceso de su hijo y la conducta a seguir
  • El pediatra de Atención Primaria debe instaurar el primer tratamiento sintomático
  • Debe valorar la posible instauración de un tratamiento profiláctico
  • Por último, será el responsable de derivar al paciente a distintos servicios especializados cuando sea necesario (Neuropediatra, Salud Mental Infantil, etc.) o en casos muy especiales al Servicio de Urgencias de un Hospital para su ingreso y posterior estudio.

Formas de mejorar la actual situación de las cefaleas infantiles

  • Mejorando la formación universitaria de los profesionales de la sanidad, otorgando a las cefaleas infantiles la importancia que tienen en el momento actual como patología crónica, que afecta de forma directa a la calidad de vida de los pacientes que las sufren.
  • Realizando Cursos de Formación en Cefaleas Infantiles que se adapten a las necesidades señaladas por los propios profesionales.
    Estableciendo un sistema de Protocolos de Actuación para Centros de Atención Primaria, que incluya el control clínico del niño afecto de cefaleas y la derivación de estos pacientes al especialista, lo que de forma innegable mejoraría las vías de comunicación entre la medicina de Atención Primaria y el propio hospital.
  • Sería necesario solicitar de las administraciones correspondientes la mejora de las condiciones laborales de los profesionales de la sanidad, tratando de excluir la sobrecarga asistencial, y permitiendo con ello aumentar el tiempo que deben dedicar a su formación y al cuidado del niño afecto de cefaleas.

LA CLASIFICACIÓN DE LAS CEFALEAS DE LA “SOCIEDAD INTERNACIONAL DE CEFALEAS (I.H.S.)

  • La Sociedad Internacional de Cefaleas (IHS) ha creado una clasificación de todas las cefaleas, en un intento de unificar criterios y comprender mejor su patología.
  • Los criterios diagnósticos para la infancia fueron modificados en el congreso de septiembre del 2003 celebrado en Roma, al comprobarse la disparidad de criterios con los aplicados en la edad adulta en la práctica clínica diaria.
  • Esta clasificación aún no es la idónea para ser utilizada entre los niños, aunque seamos conscientes de la necesidad de un lenguaje común sobre cefaleas.
  • La propia Comisión de la Clasificación de la IHS reconoce que esta clasificación necesitará pasar varias pruebas y ser modificada antes de su aplicación universal, aunque recomienda que se extienda su uso lo más posible.
  • La Clasificación comprende los siguientes apartados:

1. [G43] Migraine
1.1 [G43.0] Migraine without aura
1.2 [G43.1] Migraine with aura
1.2.1 [G43.10] Typical aura with migraine headache
1.2.2 [G43.10] Typical aura with non-migraine headache
1.2.3 [G43.104] Typical aura without headache
1.2.4 [G43.105] Familial hemiplegic migraine (FHM)
1.2.5 [G43.105] Sporadic hemiplegic migraine
1.2.6 [G43.103] Basilar-type migraine
1.3 [G43.82] Childhood periodic syndromes that are commonly precursors of migraine
1.3.1 [G43.82] Cyclical vomiting
1.3.2 [G43.820] Abdominal migraine
1.3.3 [G43.821] Benign paroxysmal vertigo of childhood
1.4 [G43.81] Retinal migraine
1.5 [G43.3] Complications of migraine
1.5.1 [G43.3] Chronic migraine
1.5.2 [G43.2] Status migrainosus
1.5.3 [G43.3] Persistent aura without infarction
1.5.4 [G43.3] Migrainous infarction
1.5.5 [G43.3] + Migraine-triggered seizure
[G40.x or G41.x]1
1.6 [G43.83] Probable migraine
1.6.1 [G43.83] Probable migraine without aura
1.6.2 [G43.83] Probable migraine with aura
1.6.5 [G43.83] Probable chronic migraine
2. [G44.2] Tension-type headache (TTH)
2.1 [G44.2] Infrequent episodic tension-type headache
2.1.1 [G44.20] Infrequent episodic tension-type headache associated with pericranial
tenderness
2.1.2 [G44.21] Infrequent episodic tension-type headache not associated with
pericranial tenderness
2.2 [G44.2] Frequent episodic tension-type headache
2.2.1 [G44.20] Frequent episodic tension-type headache associated with pericranial
tenderness
2.2.2 [G44.21] Frequent episodic tension-type headache not associated with pericranial
tenderness
2.3 [G44.2] Chronic tension-type headache
2.3.1 [G44.22] Chronic tension-type headache associated with pericranial tenderness
2.3.2 [G44.23] Chronic tension-type headache not associated with pericranial
tenderness
2.4 [G44.28] Probable tension-type headache
2.4.1 [G44.28] Probable infrequent episodic tension-type headache
2.4.2 [G44.28] Probable frequent episodic tension-type headache
2.4.3 [G44.28] Probable chronic tension-type headache
3. [G44.0] Cluster headache and other trigeminal autonomic cephalalgias
3.1 [G44.0] Cluster headache
3.1.1 [G44.01] Episodic cluster headache
3.1.2 [G44.02] Chronic cluster headache
3.2 [G44.03] Paroxysmal hemicrania
3.2.1 [G44.03] Episodic paroxysmal hemicrania
3.2.2 [G44.03] Chronic paroxysmal hemicrania (CPH)
3.3 [G44.08] Short-lasting Unilateral Neuralgiform headache attacks with Conjunctival
injection and Tearing (SUNCT)
3.4 [G44.08] Probable trigeminal autonomic cephalalgia
3.4.1 [G44.08] Probable cluster headache
3.4.2 [G44.08] Probable paroxysmal hemicrania
3.4.3 [G44.08] Probable SUNCT
4. [G44.80] Other primary headaches
4.1 [G44.800] Primary stabbing headache
4.2 [G44.803] Primary cough headache
4.3 [G44.804] Primary exertional headache
4.4 [G44.805] Primary headache associated with sexual activity
4.4.1 [G44.805] Preorgasmic headache
4.4.2 [G44.805] Orgasmic headache
4.5 [G44.80] Hypnic headache
4.6 [G44.80] Primary thunderclap headache
4.7 [G44.80] Hemicrania continua
4.8 [G44.2] New daily-persistent headache (NDPH)
5. [G44.88] Headache attributed to head and/or neck trauma
5.1 [G44.880] Acute post-traumatic headache
5.1.1 [G44.880] Acute post-traumatic headache attributed to moderate or severe head
injury [S06]
5.1.2 [G44.880] Acute post-traumatic headache attributed to mild head injury [S09.9]
5.2 [G44.3] Chronic post-traumatic headache
5.2.1 [G44.30] Chronic post-traumatic headache attributed to moderate or severe head
injury [S06]
5.2.2 [G44.31] Chronic post-traumatic headache attributed to mild head injury [S09.9]
5.3 [G44.841] Acute headache attributed to whiplash injury [S13.4]
5.4 [G44.841] Chronic headache attributed to whiplash injury [S13.4]
5.5 [G44.88] Headache attributed to traumatic intracranial haematoma
5.5.1 [G44.88] Headache attributed to epidural haematoma [S06.4]
5.5.2 [G44.88] Headache attributed to subdural haematoma [S06.5]
5.6 [G44.88] Headache attributed to other head and/or neck trauma [S06]
5.6.1 [G44.88] Acute headache attributed to other head and/or neck trauma [S06]
5.6.2 [G44.88] Chronic headache attributed to other head and/or neck trauma [S06]
5.7 [G44.88] Post-craniotomy headache
5.7.1 [G44.880] Acute post-craniotomy headache
5.7.2 [G44.30] Chronic post-craniotomy headache
6. [G44.81] Headache attributed to cranial or cervical vascular disorder
6.1 [G44.810] Headache attributed to ischaemic stroke or transient ischaemic attack
6.1.1 [G44.810] Headache attributed to ischaemic stroke (cerebral infarction) [I63]
6.1.2 [G44.810] Headache attributed to transient ischaemic attack (TIA) [G45]
6.2 [G44.810] Headache attributed to non-traumatic intracranial haemorrhage [I62]
6.2.1 [G44.810] Headache attributed to intracerebral haemorrhage [I61]
6.2.2 [G44.810] Headache attributed to subarachnoid haemorrhage (SAH) [I60]
6.3 [G44.811] Headache attributed to unruptured vascular malformation [Q28]
6.3.1 [G44.811] Headache attributed to saccular aneurysm [Q28.3]
6.3.2 [G44.811] Headache attributed to arteriovenous malformation (AVM) [Q28.2]
6.3.3 [G44.811] Headache attributed to dural arteriovenous fistula [I67.1]
6.3.4 [G44.811] Headache attributed to cavernous angioma [D18.0]
6.3.5 [G44.811] Headache attributed to encephalotrigeminal or leptomeningeal
angiomatosis (Sturge Weber syndrome) [Q85.8]
6.4 [G44.812] Headache attributed to arteritis [M31]
6.4.1 [G44.812] Headache attributed to giant cell arteritis (GCA) [M31.6]
6.4.2 [G44.812] Headache attributed to primary central nervous system (CNS) angiitis
[I67.7]
6.4.3 [G44.812] Headache attributed to secondary central nervous system (CNS) angiitis
[I68.2]
6.5 [G44.810] Carotid or vertebral artery pain [I63.0, I63.2, I65.0, I65.2 or I67.0]
6.5.1 [G44.810] Headache or facial or neck pain attributed to arterial dissection [I67.0]
6.5.2 [G44.814] Post-endarterectomy headache [I97.8]
6.5.3 [G44.810] Carotid angioplasty headache
6.5.4 [G44.810] Headache attributed to intracranial endovascular procedures
6.5.5 [G44.810] Angiography headache
6.6 [G44.810] Headache attributed to cerebral venous thrombosis (CVT) [I63.6]
6.7 [G44.81] Headache attributed to other intracranial vascular disorder
6.7.1 [G44.81] Cerebral Autosomal Dominant Arteriopathy with Subcortical Infarcts
and Leukoencephalopathy (CADASIL) [I67.8]
6.7.2 [G44.81] Mitochondrial Encephalopathy, Lactic Acidosis and Stroke-like episodes
(MELAS) [G31.81]
6.7.3 [G44.81] Headache attributed to benign angiopathy of the central nervous system
[I99]
6.7.4 [G44.81] Headache attributed to pituitary apoplexy [E23.6]
7. [G44.82] Headache attributed to non-vascular intracranial disorder
7.1 [G44.820] Headache attributed to high cerebrospinal fluid pressure
7.1.1 [G44.820] Headache attributed to idiopathic intracranial hypertension (IIH)
[G93.2]
7.1.2 [G44.820] Headache attributed to intracranial hypertension secondary to
metabolic, toxic or hormonal causes
7.1.3 [G44.820] Headache attributed to intracranial hypertension secondary to
hydrocephalus [G91.8]
7.2 [G44.820] Headache attributed to low cerebrospinal fluid pressure
7.2.1 [G44.820] Post-dural puncture headache [G97.0]
7.2.2 [G44.820] CSF fistula headache [G96.0]
7.2.3 [G44.820] Headache attributed to spontaneous (or idiopathic) low CSF pressure
7.3 [G44.82] Headache attributed to non-infectious inflammatory disease
7.3.1 [G44.823] Headache attributed to neurosarcoidosis [D86.8]
7.3.2 [G44.823] Headache attributed to aseptic (non-infectious) meningitis [code to
specify aetiology]
7.3.3 [G44.823] Headache attributed to other non-infectious inflammatory disease [code
to specify aetiology]
7.3.4 [G44.82] Headache attributed to lymphocytic hypophysitis [E23.6]
7.4 [G44.822] Headache attributed to intracranial neoplasm [C00-D48]
7.4.1 [G44.822] Headache attributed to increased intracranial pressure or hydrocephalus
caused by neoplasm [code to specify neoplasm]
7.4.2 [G44.822] Headache attributed directly to neoplasm [code to specify neoplasm]
7.4.3 [G44.822] Headache attributed to carcinomatous meningitis [C79.3]
7.4.4 [G44.822] Headache attributed to hypothalamic or pituitary hyper- or
hyposecretion [E23.0]
7.5 [G44.824] Headache attributed to intrathecal injection [G97.8]
7.6 [G44.82] Headache attributed to epileptic seizure [G40.x or G41.x to specify seizure
type]
7.6.1 [G44.82] Hemicrania epileptica [G40.x or G41.x to specify seizure type]
7.6.2 [G44.82] Post-seizure headache [G40.x or G41.x to specify seizure type]
7.7 [G44.82] Headache attributed to Chiari malformation type I (CM1) [Q07.0]
7.8 [G44.82] Syndrome of transient Headache and Neurological Deficits with
cerebrospinal fluid Lymphocytosis (HaNDL)
7.9 [G44.82] Headache attributed to other non-vascular intracranial disorder
8. [G44.4 or G44.83] Headache attributed to a substance2 or its withdrawal
8.1 [G44.40] Headache induced by acute substance use or exposure
8.1.1 [G44.400] Nitric oxide (NO) donor-induced headache [X44]
8.1.1.1 [G44.400] Immediate NO donor-induced headache [X44]
8.1.1.2 [G44.400] Delayed NO donor-headache [X44]
8.1.2 [G44.40] Phosphodiesterase (PDE) inhibitor-induced headache [X44]
8.1.3 [G44.402] Carbon monoxide-induced headache [X47]
8.1.4 [G44.83] Alcohol-induced headache [F10]
8.1.4.1 [G44.83] Immediate alcohol-induced headache [F10]
8.1.4.2 [G44.83] Delayed alcohol-induced headache [F10]
8.1.5 [G44.4] Headache induced by food components and additives
8.1.5.1 [G44.401] Monosodium glutamate-induced headache [X44]
8.1.6 [G44.83] Cocaine-induced headache [F14]
8.1.7 [G44.83] Cannabis-induced headache [F12]
8.1.8 [G44.40] Histamine-induced headache [X44]
8.1.8.1 [G44.40] Immediate histamine-induced headache [X44]
8.1.8.2 [G44.40] Delayed histamine-induced headache [X44]
8.1.9 [G44.40] Calcitonin gene-related peptide (CGRP)-induced headache [X44]
8.1.9.1 [G44.40] Immediate CGRP-induced headache [X44]
8.1.9.2 [G44.40] Delayed CGRP-induced headache [X44]
8.1.10 [G44.41] Headache as an acute adverse event attributed to medication used for
other indications [code to specify substance]
8.1.11 [G44.4 or G44.83] Headache induced by other acute substance use or exposure [code to
specify substance]
8.2 [G44.41 or G44.83] Medication-overuse headache (MOH)
8.2.1 [G44.411] Ergotamine-overuse headache [Y52.5]
8.2.2 [G44.41] Triptan-overuse headache
8.2.3 [G44.410] Analgesic-overuse headache [F55.2]
8.2.4 [G44.83] Opioid-overuse headache [F11.2]
8.2.5 [G44.410] Combination medication-overuse headache [F55.2]
8.2.6 [G44.410] Headache attributed to other medication overuse [code to specify
substance]
8.2.7 [G44.41 or G44.83] Probable medication-overuse headache [code to specify substance]
8.3 [G44.4] Headache as an adverse event attributed to chronic medication [code to
specify substance]
8.3.1 [G44.418] Exogenous hormone-induced headache [Y42.4]
8.4 [G44.83] Headache attributed to substance withdrawal
8.4.1 [G44.83] Caffeine-withdrawal headache [F15.3]
8.4.2 [G44.83] Opioid-withdrawal headache [F11.3]
8.4.3 [G44.83] Oestrogen-withdrawal headache [Y42.4]
8.4.4 [G44.83] Headache attributed to withdrawal from chronic use of other substances
[code to specify substance]
9. Headache attributed to infection
9.1 [G44.821] Headache attributed to intracranial infection [G00-G09]
9.1.1 [G44.821] Headache attributed to bacterial meningitis [G00.9]
9.1.2 [G44.821] Headache attributed to lymphocytic meningitis [G03.9]
9.1.3 [G44.821] Headache attributed to encephalitis [G04.9]
9.1.4 [G44.821] Headache attributed to brain abscess [G06.0]
9.1.5 [G44.821] Headache attributed to subdural empyema [G06.2]
9.2 [G44.881] Headache attributed to systemic infection [A00-B97]
9.2.1 [G44.881] Headache attributed to systemic bacterial infection [code to specify
aetiology]
9.2.2 [G44.881] Headache attributed to systemic viral infection [code to specify
aetiology]
9.2.3 [G44.881] Headache attributed to other systemic infection [code to specify
aetiology]
9.3 [G44.821] Headache attributed to HIV/AIDS [B22]
9.4 [G44.821 or Chronic post-infection headache [code to specify aetiology]
G44.881]
9.4.1 [G44.821] Chronic post-bacterial meningitis headache [G00.9]
10. [G44.882] Headache attributed to disorder of homoeostasis
10.1 [G44.882] Headache attributed to hypoxia and/or hypercapnia
10.1.1 [G44.882] High-altitude headache [W94]
10.1.2 [G44.882] Diving headache
10.1.3 [G44.882] Sleep apnoea headache [G47.3]
10.2 [G44.882] Dialysis headache [Y84.1]
10.3 [G44.813] Headache attributed to arterial hypertension [I10]
10.3.1 [G44.813] Headache attributed to phaeochromocytoma [D35.0 (benign) or C74.1
(malignant)]
10.3.2 [G44.813] Headache attributed to hypertensive crisis without hypertensive
encephalopathy [I10]
10.3.3 [G44.813] Headache attributed to hypertensive encephalopathy [I67.4]
10.3.4 [G44.813] Headache attributed to pre-eclampsia [O13-O14]
10.3.5 [G44.813] Headache attributed to eclampsia [O15]
10.3.6 [G44.813] Headache attributed to acute pressor response to an exogenous agent
[code to specify aetiology]
10.4 [G44.882] Headache attributed to hypothyroidism [E03.9]
10.5 [G44.882] Headache attributed to fasting [T73.0]
10.6 [G44.882] Cardiac cephalalgia [code to specify aetiology]
10.7 [G44.882] Headache attributed to other disorder of homoeostasis [code to specify
aetiology]
11. [G44.84] Headache or facial pain attributed to disorder of cranium, neck, eyes,
ears, nose, sinuses, teeth, mouth or other facial or cranial structures
11.1 [G44.840] Headache attributed to disorder of cranial bone [M80-M89.8]
11.2 [G44.841] Headache attributed to disorder of neck [M99]
11.2.1 [G44.841] Cervicogenic headache [M99]
11.2.2 [G44.842] Headache attributed to retropharyngeal tendonitis [M79.8]
11.2.3 [G44.841] Headache attributed to craniocervical dystonia [G24]
11.3 [G44.843] Headache attributed to disorder of eyes
11.3.1 [G44.843] Headache attributed to acute glaucoma [H40]
11.3.2 [G44.843] Headache attributed to refractive errors [H52]
11.3.3 [G44.843] Headache attributed to heterophoria or heterotropia (latent or manifest
squint) [H50.3-H50.5]
11.3.4 [G44.843] Headache attributed to ocular inflammatory disorder [code to specify
aetiology]
11.4 [G44.844] Headache attributed to disorder of ears [H60-H95]
11.5 [G44.845] Headache attributed to rhinosinusitis [J01]
11.6 [G44.846] Headache attributed to disorder of teeth, jaws or related structures [K00-
K14]
11.7 [G44.846] Headache or facial pain attributed to temporomandibular joint (TMJ)
disorder [K07.6]
11.8 [G44.84] Headache attributed to other disorder of cranium, neck, eyes, ears, nose,
sinuses, teeth, mouth or other facial or cervical structures [code to
specify aetiology]
12. [R51] Headache attributed to psychiatric disorder
12.1 [R51] Headache attributed to somatisation disorder [F45.0]
12.2 [R51] Headache attributed to psychotic disorder [code to specify aetiology]
13. [G44.847, G44.848 Cranial neuralgias and central causes of facial pain
or G44.85]
13.1 [G44.847] Trigeminal neuralgia
13.1.1 [G44.847] Classical trigeminal neuralgia [G50.00]
13.1.2 [G44.847] Symptomatic trigeminal neuralgia [G53.80] + [code to specify aetiology]
13.2 [G44.847] Glossopharyngeal neuralgia
13.2.1 [G44.847] Classical glossopharyngeal neuralgia [G52.10]
13.2.2 [G44.847] Symptomatic glossopharyngeal neuralgia [G53.830] + [code to specify
aetiology]
13.3 [G44.847] Nervus intermedius neuralgia [G51.80]
13.4 [G44.847] Superior laryngeal neuralgia [G52.20]
13.5 [G44.847] Nasociliary neuralgia [G52.80]
13.6 [G44.847] Supraorbital neuralgia [G52.80]
13.7 [G44.847] Other terminal branch neuralgias [G52.80]
13.8 [G44.847] Occipital neuralgia [G52.80]
13.9 [G44.851] Neck-tongue syndrome
13.10 [G44.801] External compression headache
13.11 [G44.802] Cold-stimulus headache
13.11.1 [G44.8020] Headache attributed to external application of a cold stimulus
13.11.2 [G44.8021] Headache attributed to ingestion or inhalation of a cold stimulus
13.12 [G44.848] Constant pain caused by compression, irritation or distortion of cranial
nerves or upper cervical roots by structural lesions [G53.8] + [code to
specify aetiology]
13.13 [G44.848] Optic neuritis [H46]
13.14 [G44.848] Ocular diabetic neuropathy [E10-E14]
13.15 [G44.881 or Head or facial pain attributed to herpes zoster
G44.847]
13.15.1 [G44.881] Head or facial pain attributed to acute herpes zoster [B02.2]
13.15.2 [G44.847] Post-herpetic neuralgia [B02.2]
13.16 [G44.850] Tolosa-Hunt syndrome
13.17 [G43.80] Ophthalmoplegic ‘migraine’
13.18 [G44.810 or Central causes of facial pain
G44.847]
13.18.1 [G44.847] Anaesthesia dolorosa [G52.800] + [code to specify aetiology]
13.18.2 [G44.810] Central post-stroke pain [G46.21]
13.18.3 [G44.847] Facial pain attributed to multiple sclerosis [G35]
13.18.4 [G44.847] Persistent idiopathic facial pain [G50.1]
13.18.5 [G44.847] Burning mouth syndrome [code to specify aetiology]
13.19 [G44.847] Other cranial neuralgia or other centrally mediated facial pain [code to
specify aetiology]
14. [R51] Other headache, cranial neuralgia, central or primary facial pain
14.1 [R51] Headache not elsewhere classified
14.2 [R51] Headache unspecified

CLASIFICACIÓN DE LAS CEFALEAS EN LA PRÁCTICA DIARIA

  • La clasificación de las cefaleas más útil para su uso en la práctica pediátrica habitual es la que muestra un patrón temporal de las mismas.
  • Su clasificación contemplaría las cefaleas de instauración brusca o cefaleas agudas, las cefaleas agudas recurrentes, y las cefaleas subagudas o crónicas.
  • Los episodios más alarmantes en la infancia se encuentran en las cefaleas crónicas progresivas
  • La causa mas frecuente de cefalea aguda corresponde a las infecciones de vías respiratorias altas
  • El diagnóstico de migraña de presentación aguda debe realizarse por exclusión.

Cuadro sináptico de la Clasificación con Patrón Temporal de las Cefaleas

A. Cefaleas agudas
· Localizadas: asociadas a signos y síntomas del proceso local que las provocan: otitis media, alteraciones dentales, neuralgias, defectos visuales, etc.
· Generalizadas: La mitad de ellas secundarias a un cuadro infeccioso febril ajeno al S.N.C. El resto: cefaleas de tensión, traumáticas, vasculares, o en relación con el S.N.C.: meningitis, hemorragia cerebral o tumores de fosa posterior.

B. Cefaleas recurrentes:
· Migraña
· Cefalea Tensional Episódica
· Menos frecuentes: Bloqueos transitorios en la circulación de líquido cefalorraquídeo, cefalea desencadenada por la tos, cefalea punzante idiopática, cefalea agrupada o cefalea en racimos, la hemicránea crónica paroxística, neuralgia del trigémino, cefalea benigna desencadenada por el ejercicio, el colapso ventricular por válvula hiperfuncionante, y la cefalea relacionada con el síndrome de apnea obstructiva del sueño.

C. Cefaleas crónicas
· Progresivas: lesión estructural del SNC, hipertensión intracraneal.
· No progresivas: psicogénica o tensional.

LA HISTORIA CLÍNICA

  • La Historia Clínica es el pilar esencial en el que se apoya el correcto diagnóstico de una cefalea infantil.
  • En la mayoría de las ocasiones, la historia va a estar mediatizada por el relato de los padres, que debemos interpretar en su forma correcta.
  • Para dirigir de forma correcta un interrogatorio, y solicitar con posterioridad los exámenes complementarios oportunos, es necesario un amplio conocimiento de la etiología y la semiología clínica de las cefaleas en la infancia.
  • En la infancia, la objetividad de la información obtenida mediante la anamnesis está en relación inversa con la edad del paciente
  • Solo cuando la forma de presentación de la cefalea sea subaguda, que cada vez se va haciendo mas intensa, y prácticamente constante, es obligado pensar en la existencia de un proceso expansivo intracraneal como causa de esta, aunque no siempre se trate de una tumoración.

LAS 15 PREGUNTAS BÁSICAS EN LA ANAMNESIS DE UNA CEFALEA INFANTIL

  1. ¿Alguien más en la familia padece de cefaleas?
  2. ¿Desde cuando padece el niño cefaleas?
  3. ¿Ha coincidido con algún proceso infeccioso o traumatismo?
  4. ¿Son desencadenadas por algún alimento, o circunstancia?
  5. ¿El niño tiene algún síntoma previo?
  6. ¿Con qué frecuencia tiene las cefaleas?
  7. ¿Tienen un predominio horario?
  8. ¿Dónde se localiza la cefalea?
  9. ¿Es un cuadro progresivo?
  10. ¿Es un dolor punzante o continuo?
  11. ¿Se acompañan de signos digestivos o visuales?
  12. ¿Deja el niño de jugar y se acuesta?
  13. ¿Cuánto duran?
  14. ¿Cuántas veces le duele en un mes?
  15. ¿Deja de ir al colegio?

EXAMEN GENERAL Y NEUROLÓGICO EN EL NIÑO CON CEFALEAS

EXPLORACIÓN DEL NIÑO CON CEFALEAS

EXAMEN GENERAL:
Inspección y estado general
Talla y peso
Auscultación cardiorrespiratoria
Palpación abdominal y del raquis
Examen de órganos específicos (oídos, senos nasales, ojos)
Tensión arterial
EXAMEN NEUROLÓGICO
Perímetro cefálico
Pares craneales
Motilidad, tono muscular y fuerza
Reflejos
Coordinación y marcha
Signos meníngeos

¿Sabes que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta? Sin cuotas mensuales, sólo pagas si vas al médico. Consulta aquí como funciona.

LOS EXÁMENES COMPLEMENTARIOS.

En el 90% de los casos de cefaleas infantiles, NO es necesaria la realización de exámenes complementarios, y es suficiente con la anamnesis y el examen físico para diagnosticarlas y tratarlas.
En las cefaleas no hay marcadores biológicos
La realización de un electroencefalograma no aporta ningún dato al estudio de una cefalea infantil, por lo que no está indicado.
En los casos necesarios, el método de elección de estudio de diagnóstico por la imagen es el TAC craneal
Muchos de los estudios complementarios que se realizan en niños con cefaleas están motivados, por la inseguridad o el desconocimiento de esta patología por el médico, por complacencia o por medicina defensiva

Indicaciones de los exámenes complementarios en el estudio de las cefaleas.

LA MIGRAÑA INFANTIL. –

Ocurren en el 3-5% de la población infantil
La migraña con aura constituye el 15-20 % del total de migrañas en estas edades. El resto son migrañas sin aura
Los picos de mayor incidencia son: la entrada al colegio (6 años) y al inicio de la pubertad (11-14 años)
Existe una mayor incidencia en varones hasta los 11 años, en donde comienza a invertirse la proporción
En la infancia, es posible que un cuadro clínico de la cefalea de tipo tensional coincida o se superponga con el de una cefalea de tipo migrañoso, lo que dificulta su diagnóstico.
Para su diagnóstico se utilizan cualquiera de los siguientes CRITERIOS:

CRITERIOS DIAGNÓSTICOS DE VAHLQUIST PARA LA MIGRAÑA

Cefalea paroxística separada por intervalos libres, más al menos, dos de los siguientes cuatro puntos:

Cefalea unilateral.
Nausea.
Aura visual.
Historia familiar.

CRITERIOS DIAGNÓSTICOS DE PRENSKY PARA LA MIGRAÑA

Cefalea recurrente con intervalos libres, más al menos tres de los siguientes puntos:

Dolor abdominal
Náuseas
Vómitos
Unilateral
Pulsátil
Mejoría después de sueño
Historia familiar
Aura

MIGRAÑA SIN AURA. CRITERIO DE LA IHS. MODIFICACIONES PARA LA INFANCIA.

Al menos 5 episodios que reúnan las características descritas en B-D
Cefalea que dure 4-72 h (en niños menores de 15 años: 2-48 h)
Cefalea que reúna dos de las siguientes características:
Localización unilateral
Calidad Pulsátil
Intensidad moderada o severa (interrumpe su actividad habitual)
Empeora con la actividad física
La cefalea se asocia a una de las siguientes:
Nausea y/o vómitos
Fotofobia y sonofobia
Al menos una de las siguientes:
Por anamnesis y exploración se excluyen los procesos que ocasionan cefaleas secundarias.
La anamnesis y/o exploración sugieren la existencia de dichos procesos, pero se descartan mediante los estudios pertinentes.
Esos procesos están presentes, pero se descarta su relación directa con la migraña.

CRITERIOS DIAGNÓSTICOS DE MIGRAÑA CON AURA. IHS

Al menos dos ataques que cumplan los criterios de B
Al menos tres de las siguientes características:

Uno o más síntomas reversibles de aura que indican una disfunción focal cortical y/o de tronco cerebral.
Al menos un síntoma del aura se desarrolla de forma gradual por más de 4 minutos o dos o más síntomas que aparecen sucesivamente
Los síntomas del aura no duran más de 60 minutos. Si ocurre más de un síntoma durante el aura se incrementa proporcionalmente la duración aceptada.
La cefalea sigue al aura con un intervalo inferior a 60 minutos.

Al menos una de las siguientes características:



La historia clínica, exploración física y exploración neurológica no sugieren ningún trastorno de los especificados en los apartados 5-11 de la Clasificación de las Cefaleas que realiza el Comité de Clasificación de la IHS. **
La historia clínica y/o exploración física y/o exploración neurológica son sugestivas de algún trastorno, pero éste se descarta por investigaciones complementarias adecuadas.
El trastorno está presente, pero los ataques de migraña no ocurren la primera vez en relación temporal con dicho trastorno.

** Los apartados 5-11 de la Clasificación de las cefaleas de la IHS son:

5. Cefalea asociada a traumatismo craneal.
6. Cefalea asociada a trastornos vasculares
7. Cefalea asociada a trastornos intracraneales de origen no vascular
8. Cefalea asociada a la ingesta de sustancias o a su supresión
9. Cefalea asociada a infección no cefálica.
10. Cefalea asociada a trastornos metabólicos.
11. Cefaleas o dolor facial asociados a alteraciones de cráneo, cuello, ojos, oídos, nariz, senos, dientes, boca, u otras estructuras faciales y craneales

CEFALEAS TENSIONALES O TIPO TENSIÓN. –

También conocidas como cefaleas psicógenas, cefaleas por adquisición secundaria, cefaleas de estrés, cefaleas esenciales o cefaleas no migrañosas
Es la forma de cefalea mas frecuente en la infancia
En la mayoría de las ocasiones, se hace un diagnóstico por exclusión
Se suele asociar a patología neuropsicológica: ansiedad, depresión, cuadros conversivos, somatizaciones, etc.
No es infrecuente encontrar problemas escolares, familiares o personales en el trasfondo del inicio o mantenimiento de este tipo de cefalea.
Con mucha frecuencia la cefalea tensional asienta en niños lábiles emocionalmente que se ven desbordados por las exigencias escolares o por las situaciones de su entorno

Criterios diagnósticos de la Cefalea Tensional Episódica (IHS):

Por lo menos 10 episodios de cefalea que cumplen los criterios expuestos a continuación. Número de cefaleas menor a 180 / año (15 días / mes).
Duración entre 30 minutos y 7 días.
Por lo menos dos de las siguientes características:
1- Carácter opresivo
2- Intensidad leve o moderada (es limitante pero no invalidante)
3- Localización bilateral
4- No se agrava con el esfuerzo físico.
Las dos siguientes:
1- Ausencia de nauseas y vómitos, aunque puede presentar anorexia.
No asocia fotofobia o fonofobia o únicamente una de ambas.
Por lo menos uno de los siguientes:
1- La historia clínica y los exámenes efectuados no sugieren ninguna enfermedad.
2- La historia clínica y las exploraciones efectuadas sugieren una enfermedad, pero ha sido excluida por los exámenes convenientes.
Existe una enfermedad, pero la cefalea no ha aparecido por primera vez en presencia de la enfermedad.

Criterios diagnósticos de la cefalea tensional crónica (IHS):

Frecuencia de cefaleas 15 días /mes (180 días/año) al menos durante 6 meses cumpliendo los siguientes criterios.
Por lo menos dos de las siguientes características:
1- Carácter opresivo
2- Intensidad leve o moderada (es limitante pero no invalidante)
3- Localización bilateral
4- No se agrava con el esfuerzo físico.
Las dos siguientes:
1- Ausencia de náuseas y vómitos, aunque puede presentar anorexia.
No asocia fotofobia o fonofobia o únicamente una de ambas.
Por lo menos uno de los siguientes:
1- La historia clínica y los exámenes efectuados no sugieren ninguna enfermedad.
2- La historia clínica y las exploraciones efectuadas sugieren una enfermedad, pero ha sido excluida por los exámenes convenientes.
Existe una enfermedad, pero la cefalea no ha aparecido por primera vez en presencia de la enfermedad.

Cuadro diferencial entre Migraña y Cefalea Tensional. –

CEFALEAS SINTOMÁTICAS. –
El parénquima cerebral y la mayor parte de las meninges no son estructuras dolorosas.
La cefalea postraumática, forma parte del Síndrome Postraumático, y en ellas siempre hay que descartar la presencia de un hematoma subdural.
Las cefaleas por alteraciones vasculares se producen por vasodilatación simple, por accidentes cerebrovasculares (infrecuentes en la infancia), o por vasculitis inflamatorias.
La toma diaria de antipiréticos, analgésicos antiinflamatorios o productos que contengan ergotamina, sedantes o hipnóticos, pueden evolucionar a una forma de cefalea crónica diaria.
La hipoglucemia tras ayuno prolongado puede dar cefaleas asociadas a otros signos e hipoglucemia, como sudoración, mareo, debilidad y palidez.
Las cefaleas de causa oftalmológica son cefaleas de carácter opresivo, periocular o frontal, que se acompaña de molestias visuales (diplopía, borrosidad, etc.), y están relacionadas con los esfuerzos visuales.
Todos los procesos O.R.L. suelen producir dolor referido a estructuras vecinas.
Contrariamente a lo que se piensa, la sinusitis en la infancia es una causa poco habitual de producción de cefaleas.
CRITERIOS DIAGNÓSTICOS DE LA IHS PARA LAS CEFALEAS POR HETEROFORIA

1- Demostración de la existencia de heteroforia o heterotropia.
2- Cefalea frontal leve y constante.
3- Al menos una de las siguientes características:
La cefalea aparece o empeora durante una tarea visual, especialmente cuando se está cansado.
Visión borrosa intermitente o diplopía
Dificultad para ajustar el foco desde la proximidad a los objetos distantes o viceversa.
4- Alivio o mejoría de los síntomas al cerrar un ojo.

CRITERIOS DIAGNÓSTICOS DE LA IHS PARA LA CEFALEA AGUDA POR SINUSITIS:

Secreción nasal purulenta espontánea o por succión.
Hallazgos patológicos en una o más pruebas:
Radiología simple
TAC o RMN
Transiluminación
Inicio simultáneo de la cefalea y de la sinusitis
Localización de la cefalea:
Seno frontal: irradiación a zona retro orbitaria o a vertex.
Seno maxilar: sobre zona del antro o irradiado a frente o maxilar superior.
Esfenoidal: sobre zona frontal, orbitaria, occipital y vertex
Etmoidal: retro orbitario y temporal
Desaparición de la cefalea tras el tratamiento de la sinusitis aguda.

CRITERIOS DE LA IHS PARA LAS CEALEAS DE ORIGEN CERVICAL. –

Dolor localizado en cuello y región occipital, que puede proyectarse a región frontal y orbitaria, sienes, vertex y oídos.
El dolor se origina o empeora como consecuencia de movimientos especiales del cuello o de una postura mantenida.
Ha de darse por lo menos una de las siguientes características:
Resistencia o limitación de los movimientos pasivos del cuello.
Cambios relativos en la silueta muscular del cuello, consistencia, tono o respuesta al estiramiento y contracción activos y pasivos.
Sensibilidad anómala de los músculos del cuello
La exploración radiológica revela, al menos una de las siguientes características:
Anomalías en los movimientos de flexión y extensión
Postura anómala
Fracturas, anomalías congénitas, tumores, artritis u otra patología evidente (sin espondilosis u osteocondrosis).

TRATAMIENTO PROFILÁCTICO DEL DOLOR MIGRAÑOSO

Debe realizarse:
Cuando el dolor se cronifique o tenga una elevada recurrencia.
Si interfiere la actividad diaria y el rendimiento escolar.

CONTROL DE LOS FACTORES PRECIPITANTES.
Factores alimenticios
Problemas e higiene del sueño
Factores hormonales
Control del ejercicio físico
TRAT. NEUROPSICOLÓGICO. –
Entrenamiento en relajación
Retroalimentación térmica o electromiográfica
Entrenamiento autógeno
Hipnosis

Si no cede, elegir entre uno de los siguientes

BETABLOQUEANTES. –
PROPANOLOL 40-160 mg/día (fármaco de elección)
METOPROLOL 200 mg/día
ANTAGONISTAS DEL CALCIO. –
FLUNARICINA 5 –10 mg/día (fármaco de elección)

ANTICONVULSIVANTES. –
GABAPENTINA 900-1200 mg/día
TOPIRAMATO 2 – 5 mg/kg/día

ANTIDEPRESIVOS. –
AMITRIPTILINA 10 – 75 mg/día

Tratamiento de la Fase Aguda del Dolor

Debe ser:
Precoz. Antes de que aparezca el vómito. En dolores severos y poco frecuentes.
No administrar si son mas de 6 crisis al mes.

IBUPROFENO 20 mg/kg/día, debe ser la primera droga que administrar por tener escasos efectos secundarios.
PARACETAMOL 10-20 mg/kg/dosis
NAPROXENO 10 mg/kg/dosis
AAS 10 mg/kg/dosis (solo en último lugar, y en casos necesarios)
Si no cede:

Añadir, si falla la medicación anterior o si aparecen náuseas y vómitos, METOCLOPRAMIDA 0,2-5 mg/kg/día.
Si no cede

SUMATRIPTAN NASAL, 10 ó 20 mg (único triptan aprobado para la infancia)
Si Recidiva

ELETRIPTAN, NARATRIPTAN ó ZOLMITRIPTAN

En el ESTADO MIGRAÑOSO:

SUMATRIPTAN subcutáneo 6 mg ó
DEXAMETASONA 0,5 – 1 mg/kg/ día repartido en 4 dosis ó
CLORPROMACINA 1 mg/kg/día i.m.
Excepcionalmente,
FENITOINA 15-20 mg/dosis

CRITERIOS DE DERIVACIÓN AL NEURÓLOGO INFANTIL DE UNA CEFALEA. –

Cuando se sospeche una cefalea secundaria y no se pueda constatar.
Cefaleas crónicas primarias, que presenten una sintomatología que no sea la clínica característica.
Aquellas cefaleas que por su dificultad diagnóstica no vamos a poder tratar en el Centro de Salud.
En la persistencia de cefaleas tensionales o de migrañas, a pesar del tratamiento continuado durante dos o tres meses por el Pediatra de Atención Primaria.
Cuando de forma brusca cambie la semiología clínica de una cefalea.
Cuando se sospeche una cefalea secundaria

CRITERIOS DE DERIVACIÓN DE UN NIÑO CON CEFALEA A LA UNIDAD DE SALUD MENTAL INFANTO-JUVENIL. –

Aquellas cefaleas de tensión que por sus características clínicas abigarradas no van a poder ser tratadas en Atención Primaria.
Cefaleas de tensión persistentes a pesar de haber realizado un tratamiento farmacológico durante 2 o 3 meses en el Centro de Salud.
Cefaleas tensionales en un niño con importantes trastornos psicológicos.
Cuando la cefalea tensional acaece en un niño en el seno de una familia altamente conflictiva, o con importantes trastornos sociales.

SIGNOS DE ALARMA EN LAS CEFALEAS INFANTILES

Las Cefaleas que progresivamente van aumentando en intensidad y frecuencia.
Las cefaleas que no mejoran con el sueño y el reposo, y que empeoran con el decúbito y las maniobras de Valsalva.
Las cefaleas que se acompañan de fiebre y mal estado general.
Cefaleas que se instauran de forma brusca en niños que con anterioridad no sufrían de dolor de cabeza.

CRITERIOS DE INGRESO HOSPITALARIO EN LAS CEFALEAS INFANTILES. –

Toda cefalea secundaria a una enfermedad orgánica intracraneal
Cefalea diaria crónica refractaria
Cefalea acompañada de importantes problemas médicos-quirúrgicos.
Cefaleas que interrumpen y comprometen la actividad de la vida diaria a nivel escolar o familiar.
Estatus migrañoso
Cefaleas acompañadas de fiebre de origen desconocido, especialmente en los niños mas pequeños.

BIBLIOGRAFÍA:

Artigas J, Rufo-Campos M. Tratamiento de las cefaleas. En: Artigas J, Garaizar C, Mulas F, Rufo M. editores: Cefaleas en la infancia y adolescencia. Ergón Ed. Madrid 2003. pgs. 179-200. ISBN TD: 84-8473-174-X.
Headache Classification Subcommittee of the International Headache Society. The International Classification of Headache Disorders: 2nd edition. Cephalalgia. 2004;24 Suppl 1:9-160.
Márquez-Rivas J, Rufo-Campos M, Ferreras Iglesias G. Cefaleas de origen tumoral. En: Artigas J, Garaizar C, Mulas F, Rufo M. editores: Cefaleas en la infancia y adolescencia. Ergón Ed. Madrid 2003. págs. 127-146. ISBN TD: 84-8473-174-X.
Rufo-Campos M. Cefaleas en la infancia. Diferencias clínicas y terapéuticas con el adulto. Continua Neurológica. Cefaleas. Ed. Grupo Ars XXI de Comunicación S.A. Barcelona 2004:47-61. ISBN: 84-9751-059-3
Rufo-Campos M. Características clínicas y tratamiento de la cefalea en el adolescente. An Pediatr 2004;60(Supl 4):246-253.
Rufo-Campos M. Fisiopatología de la migraña Rev. Neurol Clin 2001;2(1):263-271
Rufo-Campos M. Tratamiento preventivo de las cefaleas. Rev. Neurol 2001;33(3):230-237
Rufo Campos M, Rodríguez C, Poyatos JL, Fernández M, Bueno MG, García E, Peña D, y cols. Forma de presentación de las cefaleas en la infancia Rev.Neurol.(Barc).1996;24(127):268 – 272.
Rufo Campos M. Cefaleas recurrentes en el niño: síndromes clínicos. An. Esp.Pediatr. Suppl.1995;74:6164.
Rufo Campos M, García E, Poyatos JL, Rodríguez C, Fernández M, Bueno MG, Peña D, y cols. Factores de influencia en las cefaleas infantiles. Rev.Esp. Pediatr.1995;51(6):539544
Rufo-Campos M. Migraña infanto-juvenil. Sumatriptan en las crisis en estas edades. En: Sumatriptan, la primera terapia específica para el tratamiento de la migraña. Ergón edt. Majadahonda (Madrid). 2004:153-175. ISBN:84-8473-249-5
Rufo-Campos M, Jiménez-Parrilla F, López-Corona JM. La historia clínica en las cefaleas. En: Artigas J, Garaizar C, Mulas F, Rufo M. editores: Cefaleas en la infancia y adolescencia. Ergón Ed. Madrid 2003. pgs. 33-54. ISBN TD: 84-8473-174-X.
Rufo-Campos M, Artigas J. Migraña sin aura. En: Artigas J, Garaizar C, Mulas F, Rufo M. editores: Cefaleas en la infancia y adolescencia. Ergón Ed. Madrid 2003. págs. 89-110. ISBN TD: 84-8473-174-X.
Rufo Campos M. Cefaleas y vértigos. En Del Pozo Machuca: Tratado de Pediatría Extrahospitalaria. Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria eds. Editorial PE Libros y Revistas BJ Murcia 2001: pg. 543-551. IBSN: 84-931152-2-3
Rufo-Campos M. Cefaleas en la infancia y adolescencia. Pediatr Integral 1999;3(4):440-455.

Si tienes algún problema de salud, recuerda que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta. Consulta aquí como funciona.

FÁRMACOS EN CEFALEAS INFANTILES. –
AAS® Acido acetilsalicílico, en comprimidos de 100 y 500 mg. Dosis recomendada de 15-20 mgrs/kg, la dosis se puede repetir cada 4-6 horas oral de forma oral…
Actron® Paracetamol, comprimidos efervescentes de 500 mg., en gotas 100 mg/ml, y en solución 120 mg/5ml. No causa irritación gástrica. Dosis recomendadas en la infancia de 10-15 mg/kg/dosis, repetibles en intervalos de 4-6 horas hasta un máximo de 60 mg/kg/día. Cuidado en pacientes con insuficiencia renal. No son recomendables tratamientos diarios mantenidos, por ejemplo, en algunas cefaleas tensionales.
Adiro® Acido acetilsalicílico, en comprimidos de 100 y 300 mg. Dosis recomendada de 15-20 mgrs/kg, la dosis se puede repetir cada/6-8 h. oral.
Algiasdin®. Ibuprofeno, comprimidos de 400 y 600 mg. Dosis media en niños pequeños de 20 mg/kg/día. Dosis de 5-10 mg/kg/dosis, cada 6-8 horas. Dosis máxima, 40 mg/kg/día.
Apiretal® Paracetamol, comprimidos de 160 mg, supositorios infantiles de 250 mg., en solución 100 mg/ml. No causa irritación gástrica. Dosis recomendadas en la infancia de 10-15 mg/kg/dosis, repetibles en intervalos de 4-6 horas hasta un máximo de 60 mg/kg/día. Cuidado en pacientes con insuficiencia renal. No son recomendables tratamientos diarios mantenidos, por ejemplo, en algunas cefaleas tensionales.
Aspinfantil® Acido acetilsalicílico, en comprimidos de 125 mg. Dosis recomendada de 15-20 mgrs/kg, la dosis se puede repetir cada 4-6 horas oral de forma oral.
Aspirina Infantil® Acido acetilsalicílico, en comprimidos de 125 mg. Dosis recomendada de 15-20 mgrs/kg, la dosis se puede repetir cada 4-6 horas oral de forma oral. Existen también comprimidos masticables de Aspirina®, pero son de 500 mg.
Beloken® Metoprolol, comprimidos de 100 mg. Raramente utilizado en la infancia, a una dosis de 20-50 mg/día y únicamente en los niños mayores. Muy poco utilizado en cefaleas en la práctica diaria.
Brainal® Nimodipino. Muy poco utilizado en cefaleas en la práctica diaria. Comprimidos de 30 mg. Se han utilizado dosis de 10-15 mg cada 8 horas
Dalsy®. Ibuprofeno, sobres de 200mg. En suspensión, 100mg/5ml. Dosis media en niños pequeños de 20 mg/kg/día. Dosis de 5-10 mg/kg/dosis, cada 6-8 horas. Dosis máxima, 40 mg/kg/día.
Diazepan Prodes® Diazepan con una amplia gama de presentación en ampollas de 10 mg/2 ml (preferible sin diluir), comprimidos de 2,5, 10, y 25 milígramos, gotas 2mg/ml (1 gota = 0,05 mg) (1 ml = 40 gotas), y supositorios de 5 y 10 mg. La dosis aconsejada es de 0,1-0,3 mg/kg/dosis. Puede producir somnolencia y vértigos.
Dogmatil® Sulpiride. Que se presenta en solución de 25 mg/5 ml y capsulas de 50 mg. Se aconseja una dosis aproximada de 5-10 mg/kg/día por vía oral repartido en 2-3 dosis. En algunos casos puede producir ginecomastia.
Dolostop® Paracetamol, gotas a 100 mg/ml. No causa irritación gástrica. Dosis recomendadas en la infancia de 10-15 mg/kg/dosis, repetibles en intervalos de 4-6 horas hasta un máximo de 60 mg/kg/día. Cuidado en pacientes con insuficiencia renal. No son recomendables tratamientos diarios mantenidos, por ejemplo, en algunas cefaleas tensionales
Epanutin® Fenitoína, que se presenta en cápsula de 100 mg y suspensión con 30 mg/5 ml. Se utiliza en algunos estados migrañosos a una dosis de 15-20mg/dosis. No debe utilizarse n niños.
Espidifen® Ibuprofeno, sobres de 400 y 600 mg y comprimidos de 400 mg. Dosis media en niños pequeños de 20 mg/kg/día. Dosis de 5-10 mg/kg/dosis, cada 6-8 horas. Dosis máxima, 40 mg/kg/día.
Febrectal® Paracetamol, supositorios infantiles de 300 mg. y lactantes de 150 mg., en gotas 100 mg/ml, y en solución 120 mg/5ml. No causa irritación gástrica. Dosis recomendadas en la infancia de 10-15 mg/kg/dosis, repetibles en intervalos de 4-6 horas hasta un máximo de 60 mg/kg/día. Cuidado en pacientes con insuficiencia renal. No son recomendables tratamientos diarios mantenidos, por ejemplo, en algunas cefaleas tensionales.
Fenitoina Rubió® Fenitoína, que se presenta en ampollas de 250 mg/5 ml. Se utiliza únicamente en la última opción de los estados migrañosos, prefundiendo a menos de 1mg/kg/minuto hasta una dosis total de 15-20 mg/kg/dosis i.v. Se puede mantener a una dosis de 5-10 mg/kg/día, repartido en dos dosis.
Flusemide® Nicardipina, comprimidos de 20 mg. Muy poco utilizado en cefaleas en la práctica diaria. La dosis habitual oscila alrededor de 10 mg cada 8 horas en adolescentes.
Fortecortín® Dexametasona, se presenta en ampollas de 4 mg/1 ml y de 40 mg/5 ml. Suele utilizarse en una dosis que se sitúa en los 0,3-0,5 mg/kg/día repartidos en 3-4 dosis i.m. ó i.v. Puede llegarse hasta 1 mg/kg/día. Solo se utiliza en algunos casos de estado migrañoso.
Guastil pediátrico® Sulpiride, que se presenta en solución de 25 mg/5 ml y capsulas de 50 mg. Se aconseja una dosis aproximada de 5-10 mg/kg/día por vía oral repartido en 2-3 dosis. En algunos casos puede producir ginecomastia.
Imigran Nasal®. Sumatriptan. Pulverizadores con 10 y 20 mg. Una pulverización intranasal al principio del proceso doloroso. Si en ataques previos se ha requerido la administración de una nueva dosis, puede iniciarse el tratamiento con 20 mg. No es recomendable utilizar en pacientes menores de 8 años.
Imigran inyectable® Sumatriptan para aplicación subcutánea. Se presenta en jeringas autoinyectables con 6 mg de sumatriptan en 0,5 ml de solución. Especialmente indicado en el estatus migrañoso. Puede repetirse la dosis dentro de las siguientes 24 horas y como mínimo tras 1 hora de la dosis inicial. No debe repetirse la dosis si la primera ha sido inefectiva. No indicado en la infancia.
Lamictal® Lamotrigina. Se ha visto eficaz en las cefaleas tipo SUNCT. Se presenta en comprimidos dispersables de 2, 5, 25, 50, 100 y 200 mg. Se inician dosis de 0,5-1 mg/kg/día, con incrementos semanales de 1-2 mg/kg/día, hasta alcanzar una dosis de mantenimiento de 5-10 mg/kg/día dividida en dos dosis. No es recomendable superar los 200 mg diarios.
Maxalt Max® Naratriptan. Se presenta en liotabs de 10 mg. No indicado en la infancia. Se administra en monodosis, a ser posible separados de alimentos. Tras 2-3 horas puede repetirse la dosis si la primera ha sido efectiva. Se administra al inicio del proceso doloroso.
Mejoral Infantil® Acido acetilsalicílico, en comprimidos de 125 mg. Dosis recomendada de 15-20 mgrs/kg, la dosis se puede repetir cada 4-6 horas oral de forma oral. Existe el Mejoral Masticable®, que son comprimidos masticables que contienen 500 mg de Acido acetilsalicílico.
Mosegor® Ciproheptadina, se presenta en grageas de 0,5 mg y solución de 0,25 mg/5 ml. Muy utilizado en la infancia como estimulante del apetito, ya no se emplea en cefaleas por los especialistas. La dosis recomendada en la infancia es de 0,25 mg/kg/día repartido en 2-3 dosis, y con una dosis máxima de 12 mg/día.
Naramig® Naratriptan. Se presenta en comprimidos de 2,5 mg. No indicado en la infancia. Se administra en monodosis, a ser posible separados de alimentos. Tras 2-3 horas puede repetirse la dosis si la primera ha sido efectiva. Se administra al inicio del proceso doloroso.
Neurontin® Gabapentina. Se presenta en cápsulas de 300 y 400 mg. y comprimidos de 600 y 800 mg. Se han utilizado en la infancia dosis iniciales de 10 mg/kg/día, hasta llegar a una dosis de 30-40 mg/kg/día, que se reparte en tres dosis. No es aconsejable pasar de los 60 mg/kg/día. Puede producir somnolencia y cansancio.
Periactin® Ciproheptadina, se presenta en comprimidos de 4 mg y jarabe de 2 mg/5 ml. Muy utilizado en la infancia como estimulante del apetito, ya no se emplea en cefaleas por los especialistas. La dosis recomendada en la infancia es de 0,25 mg/kg/día repartido en 2-3 dosis, y con una dosis máxima de 12 mg/día.
Primperan® Metoclopramida. En gotas 2,6 mg/ml (1 gota = 0,1 mg), en solución 5 mg/5 ml, ampollas de 10 mg/2 ml, y comprimidos de 10 mg. La dosis media aconsejable es de 0,1-0,2 mg/kg/dosis cada 6 u 8 horas con un máximo de 10 mg/día. En la infancia produce con facilidad reacciones extrapiramidales, irritabilidad y agitación.
Relpax® Eletriptan. Se presenta en comprimidos de 20 y 40 mg. Hay que tener en cuenta que se multiplica su efecto si se asocia a propanolol y verapamilo. Se inicia su administración con dosis única de 20 mg. al inicio del proceso doloroso. No indicado en la infancia. No es eficaz en la fase de aura, ni puede usarse de forma preventiva.
Saetil® Ibuprofeno, sobres de 400 y 600 mg. Dosis media en niños pequeños de 20 mg/kg/día. Dosis de 5-10 mg/kg/dosis, cada 6-8 horas. Dosis máxima, 40 mg/kg/día
SibeliumÒ Flunarizina; comprimidos de 5 mg: dosis diaria de 5 a 10 mg, según edad y peso, en toma única en la cena, porque puede inducir sueño. También puede aumentar el apetito o producir estreñimiento, nauseas, o hipotensión arterial. Valorar la evolución a las 6 u 8 semanas, y prolongar el tratamiento profiláctico durante 4 o 6 meses.
Solgol® Nadolol, comprimidos de 40 y 80 mg. Raramente utilizado en la infancia, a una dosis de 20-40 mg/día en los niños mayores. Muy poco utilizado en cefaleas en la práctica diaria.
SumialÒ . Propanolol; comprimidos de 10 y de 40 mg. Dosis inicial de 1 mg/kg/día en 2 dosis, aumentando cada semana hasta 3 mg/kg/día en 2 dosis, es decir, de 10 a 40 mg en desayuno y la misma cantidad en la cena, dependiendo de la edad del paciente. Puede producir ligera hipotensión arterial -que se traduce en cansancio y mareo-, insomnio, pesadillas. La eficacia y la tolerabilidad del tratamiento deben ser valoradas a las 6 u 8 semanas y, tras mantener o ajustar la dosis, se prolonga el tratamiento durante 4 o 6 meses.
Tacron® Naproxeno. Comprimidos entéricos de 250 y 500 mg. Utilizar únicamente en niños mayores de 2 años. Dosis recomendada de 5-7 mg/kg/dosis cada 8 o 12 horas con un máximo de 15-18 mg/kg/día.
Tenormin® Atenolol, en comprimidos de 50 y 100 mg. Solo puede utilizarse en niños mayores de 4 años. Muy poco o nada utilizado en cefaleas en la práctica diaria. Dosis recomendada de 0,5-1,5 mg/kg/día repartido en 1-2 dosis. Máxima dosis de 2 mg/kg/día.
Termalgin® Paracetamol, supositorios infantiles de 325 mg. y lactantes de 150 mg., comprimidos de 500 mg, y en solución 120 mg/5ml. No causa irritación gástrica. Dosis recomendadas en la infancia de 10-15 mg/kg/dosis, repetibles en intervalos de 4-6 horas hasta un máximo de 60 mg/kg/día. Cuidado en pacientes con insuficiencia renal. No son recomendables tratamientos diarios mantenidos, por ejemplo, en algunas cefaleas tensionales.
Topamax Dispersable® Topiramato. Se presenta en cápsulas de 15, 25 y 50 mg. Iniciar a dosis bajas de 0,5-1 mg/kg de peso al día para continuar con incremento cada 1-2 semanas hasta llegar a los 2-5 mg/kg/día. No sobrepasar los 50-75 mg diarios. Posibilidad de aparición de trastornos cognitivos en niños muy pequeños.
Tranxilium pediátricoÒ. Clorazepato dipotásico; sobres de 2.5 mg, 1 a 3 sobres diarios, en función de la edad, de los efectos favorables y adversos, intentando identificar la dosis mínima eficaz, que se mantendrá durante 2 o 3 meses.
TryptizolÒ Amitriptilina; comprimidos de 10 y de 25 mg: 10 a 50 mg diarios, según la edad, ajustando siempre la dosis mínima eficaz y bien tolerada, que se mantendrá durante 2 o 3 meses.
Valium® Diazepan, con una presentación en ampollas de 10 mg/2 ml (preferible sin diluir), y comprimidos de 5 y 10 mg., La dosis aconsejada es de 0,1-0,3 mg/kg/dosis. Puede producir somnolencia y vértigos.
Zomig® Zolmitriptan. La forma Flas contiene 2,5 mg y es un comprimido dispersable de grato sabor a naranja, de aplicación sublingual. Existe también el comprimido normal, con 2,5 mg. No utilizar en menores de 6 años. Aún sin autorización para su uso pediátrico. Se administra en monodosis al inicio del proceso doloroso. Puede administrarse una segunda dosis separada al menos 3 horas de la primera, y solo si ha
sido eficaz la primera dosis.

 
  • Artículo escrito por:
  • Doctor Miguel Rufo Campos

  • Dr. Miguel Rufo Campos es Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Sevilla.
  • Médico especialista en Puericultura y Pediatría. Médico especialista en Nueurología. Doctor en Medicina por la Universidad de Sevilla.
  • Jefe de Neurología Infantil
  • Instituto Hispalense de Pediatría
  •  
  •  

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *