BonomédicoBlogMedicamentosDogmatil: dosis y vértigos

Dogmatil: dosis y vértigos


Comentar
Publicado en Medicamentos

Es un medicamento cuyo principio activo es sulpirida y que se usa para tratar problemas de depresión con síntomas psicóticos cuando el tratamiento con antidepresivos solo no surte efecto y las formas de depresión son más graves y resistentes a dichos antidepresivos. También se utiliza Dogmatil para los vértigos u otros problemas que no tienen respuesta con otros tratamientos habituales. Además, sirve para mejorar las psicosis agudas y crónicas.

Puede recurrirse a este medicamento cuando otros tratamientos para la depresión no obtienen el éxito esperado.

Puede recurrirse a este medicamento cuando otros tratamientos para la depresión no obtienen el éxito esperado.

Dogmatil tiene varias presentaciones que se pueden comprar en farmacia. Entre las que se encuentran las siguientes:

  • Comprimidos de Dogmatil de 50 mg en cápsulas.
  • Dogmatil Fuerte 200 mg comprimidos en plaquetas blister.
  • Dogmatil 50 mg/ml solución inyectable. Se presenta en envase con 12 ampollas de 2ml.

En el caso de Dogmatil de 50 mg en cápsulas, señalar que los demás componentes de este producto son:

  • Lactosa monohidrato.
  • Metilcelulosa.
  • Talco.
  • Estearato de magnesio.

Y en el caso de las cápsulas duras de gelatina, están compuestas además de dióxido de titanio (E-171).

Es un fármaco que se engloba en los conocidos como antipsicóticos o neurolépticos.

Dogmatil: dosis y vértigos

Este medicamento deberá administrarse cómo lo indique el médico que lo prescribió. Su duración es limitada y será el médico quien establezca el tiempo y la dosis en la que debe tomarlo la persona en cuestión. Se aconseja no suspender el tratamiento de forma brusca, pues podrían reaparecer los síntomas de la enfermedad.

Excepto en la versión inyectable, se administra vía oral, tragándolo y con ayuda de un poco de agua.

¿Sabes que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta? Sin cuotas mensuales, sólo pagas si vas al médico. Consulta aquí como funciona.

La dosis dependerá de la función que deba ejercer este medicamento y del tipo de enfermedad que se trate.

Los adultos con depresión tomarán entre 3 y 6 cápsulas al día (150-300 mg/día). También se ingerirá esta cantidad de Dogmatil para los vértigos.

Para el tratamiento de psicosis agudas y crónicas se utilizará 200-1600 mg/día de sulpirida.

Para ello se comenzará el tratamiento con Dogmatil 50 mg/ml solución inyectable, que se pondrá por vía intramuscular durante las dos semanas iniciales.

Las dosis por vía oral se tomarán tres veces al día y, preferiblemente, antes de las comidas.

Los médicos adaptarán la dosis en el caso de personas con problemas de riñones. Lo mismo ocurrirá en personas de avanzada edad, pues podrían precisar, al principio, de una dosis inicial menor, que se ajustaría de forma gradual.

Si se tomara más dosis de Dogmatil de la que se debiera, el paciente debería acudir de inmediato a su médico, farmacéutico o al hospital más cercano.

Cuando existe sobredosis de Dogmatil pueden producirse una serie de síntomas como:

  • Espasmos musculares de cara, cuello y lengua.
  • Temblores.
  • Rigidez.
  • Incluso llegar a estado de coma.

Este medicamento combinado con otros, que afecten al sistema nervioso central, puede producir la muerte.

Como no hay ningún antídoto específico ante la sulpirida, se tratarán los síntomas y con hemodiálisis se eliminará solo parte del medicamento. Por lo que si hubiera sobredosis, el médico establecerá unas medidas para controlar las funciones vitales y cardíacas del paciente hasta que este se recupere.

El médico puede estimar oportuno la administración de agentes anticolinérgicos si apareciesen síntomas graves como:



  • Disminución de movimiento.
  • Incremento del tono muscular.
  • Temblor.
  • Salivación mayor de lo habitual.
Un exceso en las dosis de Dogmatil puede ocasionar severas complicaciones, por lo que siempre habrá que atender las recomendaciones médicas.

Un exceso en las dosis de Dogmatil puede ocasionar severas complicaciones, por lo que siempre habrá que atender las recomendaciones médicas.

De cualquier forma, siempre que haya sobredosis o ingestión accidental se deberá consultar con el médico e informarle de lo que ha tomado y en qué cantidad lo hizo.

Por último, y en referencia al olvido de alguna dosis de Dogmatil, nunca se debe compensar tomando dos y se deberá consultar al médico sobre qué hacer en ese caso.

Efectos secundarios de Dogmatil

El Dogmatil además de un uso terapéutico produce ciertos efectos secundarios en algunas personas, aunque no en todas.

De este modo, dichos efectos son:

  • Problemas de sangre y del sistema linfático.
  • Disminución del número de glóbulos blancos (pero esto ocurre pocas veces, concretamente en 1 de cada 100 pacientes).
  • Reacción alérgica grave (muy poco habitual) como urticaria.
  • Dificultad respiratoria.
  • Bajada de la presión arterial.
  • Shock anafiláctico (se trata de una reacción alérgica grave que puede hacer peligrar la vida de la persona).

Además de estos trastornos, se dan otros relacionados con problemas endocrinos como el incremento de los niveles de la hormona prolactina, y con el metabolismo y la nutrición, como la disminución del nivel de sodio en sangre y una patología conocida como síndrome de secreción inadecuada de hormona antidiurética, aunque en estos últimos casos no hay evidencias totales de que se produzcan estos síntomas al tomar este medicamento.

También puede ocurrir que al tomar Dogmatil se padezca:

  • Insomnio, confusión o lo contrario, somnolencia y temblores.
  • Problemas para estar sentado o sentarse (acatisia).
  • Incremento de enzimas del hígado.
  • Aparición de manchas y pápulas de color rojo de la piel.
  • Aumento de peso.
  • Dolor de pecho.
  • Secreción de leche por las mamas sin existir embarazo.

Precauciones importantes

Este medicamento no puede tomarlo todo el mundo pues hay personas que son alérgicas a la sulpirida o algunos de sus componentes, ya mencionados a lo largo de este artículo. Tampoco deben tomarlo enfermos con tumores dependientes de la prolactina como ocurre las personas con cáncer de mama. Ni lo tomarán los enfermos con tumor de glándula suprarrenal.

De otro lado, el médico aconsejará que no utilicen este medicamento las personas en tratamiento con fármacos contra el Parkinson. Ni quienes padezcan porfiria agua, que es una enfermedad del metabolismo.

Las personas con problemas cardíacos, ya sea por frecuencia cardíaca baja o alteración del ritmo cardíaco u otra enfermedad del corazón no deberán hacer uso de Dogmatil puesto que dicho fármaco puede potenciar el riesgo de alteraciones graves del ritmo cardíaco.

Por otra parte, las personas que también tengan cierto riesgo de padecer un accidente cerebrovascular deberán informar antes de tomar este medicamento a su médico o farmacéutico.

Las personas muy mayores harán un uso precavido de este medicamento pues como tiene entre sus efectos secundario la posible sedación, disminución de la presión arterial o la aparición de movimientos repetitivos involuntarios y que no se pueden controlar, esto les puede causar problemas.

Este fármaco posee determinados efectos secundarios que, no obstante, no aparecen en todas las personas que lo toman.

Este fármaco posee determinados efectos secundarios que, no obstante, no aparecen en todas las personas que lo toman.

Dogmatil no debe ser administrado a niños, pues no se sabe las secuelas que les podría causar a los pequeños.

De otro lado, quienes tienen insuficiencia renal deberán tomar una dosis de Dogmatil menor de la habitual, aunque este punto se lo indique su médico.

Hay que tener especial cuidado con Dogmatil si la persona tiene o ha tenido epilepsia, ya que es un medicamento que favorece la aparición de convulsiones y crisis epilépticas.

El Dogmatil no está aconsejado en personas con Parkinson. Tampoco si el paciente presenta una fiebre, cuya causa se desconoce, y rigidez en los músculos se tomará este medicamento puesto que podría padecer el síndrome neuroléptico maligno, que es un problema que causa la muerte y se caracteriza por esos síntomas y alteración del sistema nervioso.

Los diabéticos o con factores de riesgo de padecer diabetes no tomarán Dogmatil. Tampoco los ancianos con psicosis relacionada con demencia que estén siendo tratados con antipsicóticos, pues el uso de este medicamento podría causarles la muerte.

Las personas con riesgo de tromoembolismo no lo tomarán pues el Dogmatil puede hacer que se le obstruya un vaso sanguíneo por un trombo y ocasionarle la muerte.

Dogmatil lo podrán tomar con precaución los pacientes con antecedentes de:

  • Retención urinaria.
  • Hiperplasia de la próstata.
  • Glaucoma.
  • Obstrucción intestinal.
  • Estenosis congénita digestiva.

Las personas con hipertensión, sobre todo si son muy mayores, no deberán tomar este medicamento entre cuyos efectos secundarios posibles, está elevar la presión arterial.

El médico será quien indique con qué otros medicamentos es posible tomar Dogmatil sin que suponga un riesgo para la salud del paciente.

Dogmatil, alimentos, bebidas y alcohol

En la mayor parte de los casos no se aconseja tomar alcohol con los medicamentos, pero en este en particular más. Pues Dogmatil contiene sulpirida, que es una sustancia que incrementa el efecto sedante al igual que lo hacen las bebidas alcohólica. Por lo que no se aconseja combinar alcohol con una dosis de Dogmatil.

Tampoco se tomará zumo de pomelo cuando se esté con un tratamiento de Dogmatil 50 mg por cápsula.

Dogmatil, embarazo y lactancia

Si una persona está embarazada o quiere quedarse embarazada, o está dando el pecho a su bebé deberá, antes de tomar Dogmatil, consultarlo con su médico que le indicará si puede o no causarle problemas el hacerlo.
 
Pues hay estudios que recogen que recién nacidos de madres, que han tomado Dogmatil durante el tercer trimestre de su embarazo, presentan síntomas como:

  • Rigidez o debilidad muscular.
  • Temblores.
  • Dificultades respiratorias.
  • Somnolencia.
  • Problemas alimenticios.
  • Agitación.

Por ello, no se aconseja el uso de sulpirida durante el estado de gestación. Tampoco se deberá tomar durante la lactancia pues se puede pasar parte del medicamento que está tomando la madre a través de la leche al bebé.

Si tienes algún problema de salud, recuerda que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta. Consulta aquí como funciona.

También puede emplearse Dogmatil para problemas de vértigos, aunque hay que tener en cuenta ciertas consideraciones al respecto.

También puede emplearse Dogmatil para problemas de vértigos, aunque hay que tener en cuenta ciertas consideraciones al respecto.

Otras recomendaciones

El Dogmatil, debido a sus posibles efectos secundarios (somnolencia, alteración visual, disminución de la capacidad de reacción) y la propia enfermedad del paciente, que toma este medicamento, pueden suponer un riesgo a la hora de utilizar máquinas, vehículos o realizar actividades que requieran de una atención especial. Por este motivo el médico valorará si la persona debe tomar Dogmatil o no en estos casos.

Para terminar con nuestra exposición, señalar que Dogmatil (50 mg por cápsula) contiene una parte de lactosa, por lo que no está indicado en personas con intolerancia a esta ni a ciertos azúcares.

Dicho todo esto, siempre se deberá informar al médico de nuestro estado de salud, medicamentos que tomamos y todo aquello que le sea de utilidad antes de que nos ponga un tratamiento con Dogmatil para los vértigos u otros síntomas que precisen este medicamento.

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *