Dieta Disociada


Comentar
Publicado en Nutrición

Antes de hablar sobre la dieta disociada hay que señalar que no es lo mismo alimentarse que nutrirse, especialmente a la hora de perder peso, cuando parece que se incrementan las diferencias entre ambos conceptos, sobre todo si de esto depende el rigor científico de la dieta en cuestión. Si bien el hecho de alimentarse acaba en el momento en el que se introduce el alimento en la boca, el proceso de nutrición llega justo después.

Es por ello, que antes de empezar cualquier tipo de dieta es importante analizar los hábitos alimenticios de la persona para establecer ritmos de vida saludables. De cara al verano, cobra cada vez más importancia perder esos kilos de más acumluados a lo largo de la estación invernal y, que decir de las Navidades. Para lucir cuerpo en bikini empezamos a cuidarnos un poco más a medida que se acerca el calor y empezamos a buscar dietas por doquier que nos faciliten volver a nuestro peso ideal mediante hábitos alimenticios saludables.

La dieta disociada

En boca de todos está, en la actualidad, y desde hace ya años, una dieta que basa su efectividad y eficacia en la separación de alimentos y que, además permite comer de todo. Datada a principios del siglo XX y tomando como precursora la Dieta Separada de Hay, la conocida como Dieta Disociada separa grupos de alimentos con la intencionalidad de alterar el funcionamiento del metabolismo quemando este más calorías de lo normal.

Según la Dieta Disociada, los alimentos se dividen en tres categorías

La Dieta Disociada separa los alimentos en tres categorías

Su objetivo es no mezclar determinados alimentos basados en la creencia de que éstos no engordan por sí mismo sino al ser combinados con otros, es decir, de vital importancia es no unir hidratos de carbono con proteínas, ya que mientras los primeros se digieren en medio alcalino, los segundo lo hacen en medio ácido. Es una de las dietas más conocidas y figura entre los métodos milagro. Sencilla, abundante y con resultados a corto plazo.

Separar alimentos, clave para adelgazar

Su teoría es sencilla; equilibrar los ácidos y bases en el estómago. Es decir, podremos comer variado pero sin mezclar familias. Se trata de que el organismo asimile por separado los distintos componentes de los alimentos y así se movilizan los depósitos de grasa y se eliminan líquidos.

Categorías de alimentos 

Así, los alimentos se dividen en tres categorías que están completamente prohibidas de mezclar:

  • Glúcidos. Pan , trigo, patata, cebolla, zanahoria, batata, semillas, habas, chocolate, caramelos, pastas, arroz, azúcar.
  • Proteínas. Pescado, carne, pollo, lácteos light, frutos secos.
  • Alimentos neutros. Verduras, leche, quesos (más de 45% grasa), mantequilla, carne o pescado crudo o ahumado, aceites vegetales.

Prohibiciones en la dieta disociada

Por su parte, queda eliminado el azúcar y sustituido por algún tipo de edulcorante y las frutas y frutos secos se deben comer por separado. las legumbres y hortalizas se mezclan excepto con la fruta. Asimismo, los diferentes tipos de hidratos de carbono del primer grupo no se deben mezclar entre sí y las nueces no deben unirse a otros alimentos, especialmente con los que son ricos en proteínas.

¿Sabes que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta? Sin cuotas mensuales, sólo pagas si vas al médico. Consulta aquí como funciona.

Este tipo de dietas establece al fin y al cabo un sistema más ordenado de comer y en función de las necesidades energéticas del cuerpo. Y el éxito de un triple objetivo ya que facilita la pérdida de peso, sin pasar hambre y evitando una pesada digestión.

Inconvenientes

El contrapunto proviene de la facilidad que tienen los que ponen en marcha esta dieta de recuperar el peso perdido debido a la formación de tejido graso, es decir, se produce un mayor rendimiento del metabolismo corporal, con un mayor ahorro energético e incremento del hambre.

Cómo realizar la dieta disociada

Basado en unos hábitos de alimentación saludables, los alimentos de la Dieta Disociada se dividen en cinco tomas. Mientras que durante el desayuno debemos ingerir los hidratos de carbono, las proteínas pasan a consumirse a la hora de la cena. La fruta se tomará a media mañana o en la merienda.

Cinco tomas al día para perder kilos

Uno de los requisitos es intentar no saltarse ninguna comida al día, ya que los nutrientes están repartidos a lo largo del día en cada una de las tomas. El hecho de saltarse una de ellas podría derivar en una falta de nutrientes o en la ralentización del metabolismo.

Para la Dieta Disociada, las frutas no deben mezclarse con otros alimentos

Para la Dieta Disociada, las frutas no deben mezclarse con otros alimentos

La ansiedad que produce en muchas ocasiones el hecho de no saciarse debido a la limitación de cantidades que se establece en diferentes dietas hace que, en la mayoría de ocasiones, se produzca el efecto contrario al deseo. Más de una vez nos hemos puesto a dieta y hemos conseguido precisamente lo que más tememos, volver al peso inicial e incluso incrementarlo. Una de las ventajas de la Dieta Disociada radica precisamente en este hecho, ya que se puede comer la cantidad que se quiera siempre y cuando se mezclen de forma adecuada. Además, incluye en el marco de las características de las dietas equilibradas ya que no elimina ningún grupo alimenticio. El seguimiento de esta dieta, completada con la práctica de ejercicio diario, te llevará a perder en torno a unos 10 o 15 kilos al cabo de los treinta días.

Mediante la práctica de esta dieta nuestra alimentación estará basada en la ingesta principalmente de frutas, cereales integrales y vegetales. En el caso de estas últimas cuanto más crudas mejor, ya que su puesta sobre el calor al cocinarlas contribuye a la destrucción de de vitaminas. Por su parte, es recomendable reducir el consumo de carne y embutido ya que sólo contienen vitamina B y suele perderse al ser cocinada. Con apenas contenido en fibra y sales minerales, un exceso en el consumo de carne produce ácido úrico, responsable del reúma y otras complicaciones.

En cualquier caso, se recomienda evitar el consumo de sustancias que no favorecen un correcto funcionamiento del organismo tales como azúcar refinado, alcohol, bebidas gaseosas, precocinados, aditivos.

Combinaciones de alimentos prohibidas

Existen combinaciones de alimentos prohibidas en la Dieta Disociada

Existen combinaciones de alimentos prohibidas en la Dieta Disociada

Si quiere perder peso mediante la práctica de esta dieta debe tener muy en cuenta esta tabla de combinaciones prohibidas:

  • No mezclar carbohidratos con proteínas, ni ácidos con carbohidratos
  • No mezclar alimentos del mismo grupo de proteínas
  • No mezclar azúcares con carbohidratos
  • No mezclar lácteos y frutas con otros alimentos
  • No mezclar legumbres con proteínas
  • No mezclar frutos secos

Combinaciones recomendadas para perder kilos

En cambio, tome buena nota esta tabla de combinaciones saludables:

  • Pasta con setas, algas o verduras
  • Arroz con setas, algas o verduras
  • Pan integral con aceites, tomates, aguacates o confituras
  • Pescado con setas o verduras o limón
  • Carne con setas, verduras, o limón
  • Huevos con setas o verduras
  • Frutos secos con verduras, setas y hortalizas
  • Proteínas con grasas

Alimentos saludables

En el marco de los alimentos que son intensamente saludables para el correcto funcionamiento de nuestro organismo podemos señalar algunos de ellos:

  • Aceite de oliva o aceite de germen de trigo, es decir, aceites vegetales puros, crudos, sin refinar y prensados en frío
  • De carácter antioxidante, las semillas de lino previenen el envejecimiento celular. Además son un gran aporte de fibra.
  • El ajo es uno de los alimentos con mayores propiedades para la salud. Si bien su ingesta es capaz de mantener nuestro organismo de forma saludable también funciona de actor colaborando con el sistema inmunológico evitando infecciones así como determinadas enfermedades del sistema circulatorio por su propiedades antiinflamatorias.
  • El consumo de avena favorece la protección del sistema cardiovascular
  • El limón es uno de los frutos que mejor nos ayuda a combatir la acidez, además previene posibles infecciones
  • En el grupo de vegetales potenciamos el consumo de de brócoli y espinacas, ambos fuentes de múltiples vitaminas y de carácter antioxidante
  • Para ayudar en la digestión de proteínas se recomienda comer piña. Además es depurativa ayudando a nuestro organismo a eliminar lo que le sobra.

Un ejemplo de dieta disociada

Así, ya establecidas las diferentes tablas de alimentos que no resultan beneficiosos como los que dificultan el correcto desarrollo de nuestro organismo, nos arriesgamos a proponeros un modelo de dieta basada en estas pautas. Señalar antes de nada que este modelo es tan sólo un ejemplo por lo que antes de someterse a cualquier tipo de dieta se recomienda consultar la opinión de un especialista en nutrición.



  • Para el desayuno se puede tomar té, café, infusión o zumo de fruta. A elegir además entre un yogur con cereales o tostadas con mermelada o fruta con yogur o una simple pieza de fruta.
  • A media mañana se puede tomar un puñado de algún fruto seco o una pieza de fruta.
  • A la hora de comer podemos elegir entre diferentes clases de verduras (crudas, hervidas o a la plancha) combinado con arroz, maíz, pasta, patatas, pan boniatos o cualquier otro cereal.
  • Para merendar podemos escoger una de las alternativas del desayuno siempre que sea diferente a la que optamos en la mañana y en menor cantidad.
  • Para cenar podemos combinar verduras y proteínas.
Al igual que hay combinaciones prohibidas, también existen combinaciones recomendadas en la Dieta Disociada

Al igual que hay combinaciones prohibidas, también existen combinaciones recomendadas en la Dieta Disociada

La importancia de la alimentación en el desarrollo correcto de nuestro organismo es fundamental, ya que es la principal responsable de nuestro bienestar afectando al funcionamiento de las células de nuestro cuerpo. Una mala alimentación no podemos compensarla con suplementos alimenticios, medicamentos o terapias. Además, para complementar unos hábitos alimenticios saludables nada más apropiado que la práctica de ejercicio. Tan sólo andar alrededor de una hora al día será suficiente para conseguir eliminar esos kilos de más.

Sí queremos señalar desde BonoMédico que todo lo anteriormente expuesto lo es a título meramente informativo y que cualquier dieta o régimen alimenticio debe ser prescrito y supervisado por un especialista en Endocrinología y Nutrición o en Nutrición y Dietética. Estos especialistas son los indicados para estudiar su caso individualmente y recomendarle la dieta que mejor se adapte a su caso y a sus circunstancias particulares.

Consejos nutricionales

Mantenernos sanos y nutridos es algo esencial para afrontar con vitalidad nuestro día a día, con buen humor y con energía. La realidad es que no es necesario hacer grandes cambios en su sistema alimenticio, es mejor empezar poco a poco a reeducarnos; tampoco tenemos que renunciar a ciertos alimentos, sólo consumirlos con menor frecuencia. Ésta es una de las principales claves de nutrición ya que al reducir la cantidad de aquellos alimentos ricos en calorías ampliamos la ingesta de aquellos con menores niveles calóricos pero con muchos más nutrientes.

Y es que estos micronutrientes son tanto los encargados de prevenir las aparición de enfermedades en nuestro organismo y de mantenerlo en niveles saludables. Así que, a la hora de hacer la lista de la compra no debemos dejar de incluir, por ejemplo, todo tipo de frutas, verduras, frutos secos, carnes magras, pescado, cereales integrales, semillas y lácteos. Un gran paraguas de alimentos que nos ofrece la confianza de servir de gasolina para afrontar nuestro día a día. El hecho de ser conscientes de este tipo de beneficios a través de la ingesta de estos productos nos aleja de seguir una dieta poco equilibrada con la que conseguiremos contribuir a la aparición de la obesidad y determinadas enfermedades cardíacas, entre otras.

Nuestro sistema requiere de alrededor de medio centenar de micronutrientes para funcionar cada día. Así que, aunque en la actualidad existan complementos alimenticios que mediante la ingesta de una cápsula nos lo puede proporcionar, lo recomendable es acudir a los productos que tenemos a mano, alimentos frescos. En este sentido, tampoco existe un sólo alimento que contenga estos 50 micronutrientes por sí mismo y, es de agradecer, ya que de esta forma le ofrecemos a nuestro paladar un sin fín de sabores y cada uno de ellos muy distinto. 

Reducir el aporte calórico que nos ofrece nuestra dieta, aumentar el consumo de nutrientes y practicar ejercicio de forma rutinaria. Hay que darle ritmo al cuerpo y sin excusas. No importa la edad que tengamos ya que hay un tipo de ejercicio distinto según las recomendaciones de la etapa en la que nos encontremos. Y, mientras, intente dejar atrás el coche para disfrutar de un paseo.

Ventajas de las frutas y las verduras

Las frutas y las verduras son los alimentos mayormente aconsejados para conseguir ese aporte de nutrientes que requerimos para funcionar. Su gran variedad hace que nos resulte fácil optar por una u otra ya que se recomienda consumir unas cuatro o cinco piezas al día. Aunque debemos hacer uso de esa variedad, ya que cuanto más diversa sea nuestra dieta a la hora de comer frutas y verduras mayores micronutrientes obtendremos. Contienen altos niveles en vitaminas, minerales y fibra, además nos puede servir para engañar al típico “gusanillo” que aparece entre horas al tiempo de favorecer la absorción de otros nutrientes. Su aporte calórico suele ser casi inapreciable, así que conseguimos un doble objetivo: nutrirnos y mantener nuestro peso ideal.

Parece ilógico pero es la realidad. Su alto contenido en minerales, vitaminas y fibra contrarrestado con su bajo aporte calórico. Factores que las convierten en alimentos estrella de nuestro régimen alimenticio. Cada una de ellas es distinta en sí misma, en su sabor y en su compilación de nutrientes. Así que si quieres asegurarte una buena combinación de micronutrientes, favorece al organismo mediante la compra de los siguientes alimentos:

  • Coliflor, brócoli y coles de bruselas
  • Acelgas, col china, espinacas, col rizada y col
  • Lechuga de hojas verdes oscuras
  • Calabaza, nabo, zanahorias y batatas
  • Judías verdes, espárragos, guisantes y pimientos
  • Mango, manzanas, piña, papaya, ciruelas y plátanos
  • Fresas, arándanos, uvas rojas o moradas, cerezas y granada
  • Pomelos, naranjas y limones
  • Pera, melocotón y melón
  • Aguacates y tomates

Mantener cierto equilibrio tanto en el consumo de alimentos, como en las cantidades, así como en la manera de prepararlos pueden llegar a convertirse en claves a la hora de establecer ciertos hábitos alimenticios saludables. Una dieta que prohíba el consumo de alimentos no es un régimen equilibrado, por lo que puede carecer de validez. Es decir, si bien es cierto que debemos mantener el control en la ingesta de determinados productos como aquellos que tienen altos índice de grasa y calorías, también es cierto que, de vez en cuando, podemos mimarnos un poco y degustar ese dulce que tanto nos gusta. Todo es cuestión de equilibrio. Si nos encanta el pescado frito, por ejemplo, no corremos ningún tipo de riesgo por cocinarlo un día de esta forma. Debemos tener en cuenta que al freírlo aumentamos el consumo de calorías y reducimos la ingesta de nutrientes, la mejor opción es hacerlo a la plancha, al horno o al vapor, pero por una vez no pasa nada.

En cualquier caso, el pescado, con independencia de que sea blanco o azul, es otro de los alimentos estrella para incorporar en nuestra dieta. Ya sea frito o al horno, es portador de innumerables propiedades y sus micronutrientes nos facilitan la prevención y tratamiento de enfermedades del sistema circulatorio y del cerebro. Fuente de calcio y yodo y rico en omega 3, así como en vitaminas del grupo B, elementos que, además, son los responsables del cuidado de nuestro corazón. Pero el pescado no es el único que cumple esta función, el consumo de legumbres, aceite de oliva, nueces o verduras de hoja verdes nos asegura las mismas funciones. 

Y hablando de excesos, se recomienda tener especial cuidado tanto con la sal como con el azúcar. La sal es una de las principales protectoras de nuestro sistema inmunitario; el azúcar, por su parte, nos ofrece cada día la energía para funcionar correctamente. Ambas son indispensables en nuestro organismo, pero en exceso nos pueden causar problemas. Tendencia a la obesidad en el caso de un consumo elevado de azúcar; retención de líquidos o hipertensión en el caso de que cocinemos con demasiada sal.

Cinco comidas al día

Es importante repartir todos estos alimentos en unas cinco tomas al día, ya que de esta forma conseguiremos mantenernos nutridos, no ceder ante el picoteo y mantenernos con energía a lo largo del día para funcionar. Un buen desayuno es imprescindible para activar el motor; en él podemos  incluir frutas, lácteos, huevos o cereales integrales pero no saltarsela de ninguna manera, ya que le haríamos flaco favor a nuestro organismo. El equilibrio de nutrientes también se debe mantener en cada comida, más ligeros en la cena y comidas a media mañana y a media tarde. En el almuerzo podemos optar por dos platos, uno principal que nos deleite con una pieza de pescado o carne y una variada y sabrosa ensalada de verduras. En la cena, cuanto más ligeros los platos mejor para nuestro organismo.

La práctica de ejercicio al menos tres veces a la semana y el consumo de unos dos litros de agua al día, completan este ciclo de hábitos de vida saludables. Si bien a través de nuestra dieta conseguimos con éxito el objetivo de nutrirnos, igual de indispensable es hidratarnos. Los zumos de fruta fresca o los batidos de verduras nos pueden facilitar la función.

Si tienes algún problema de salud, recuerda que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta. Consulta aquí como funciona.

Pirámide alimenticia

La pirámide de alimentos es una buena forma de guiarnos hacia una alimentación nutritiva. Supone una forma gráfica, a modo de pirámide, de los principales productos recomendados. De abajo hacia arriba, siendo los primeros estadios los alimentos que más debemos incluir en nuestro sistema alimenticio. Nos ofrece una alimentación balanceada, equilibrada y saludable.

  • Base. Grupo Pan, cereal, arroz y pasta. De seis a once raciones al día
  • Primer estadio. Grupo Verduras (de tres a cinco porciones) y Grupo Frutas (de dos a cuatro porciones)
  • Segundo estadio. Grupo Lácteos (de dos a tres porciones) y Grupo Carne, Pescado y Frutos secos (dos a tres porciones)
  • En el último estadio se recomienda un consumo moderado de alimentos con exceso de grasas como aceites saturados o poliinsaturados, bollería, patatas fritas, pastas rellenas o al huevo, carnes grasas, fiambres, embutidos, vísceras o lácteos enteros

En relación con los lácteos, la opción de elegirlos enteros o desnatados va a depender de las características de la persona así como de la etapa vital que atraviese. La grasa es la principal diferencia entre ambos y ésta está recomendada en etapa como la niñez y desaconsejada en dietas de adelgazamiento. Sea como fuere, la evidencia es que los lácteos son una de las principales fuentes de calcio y contienen ricos nutrientes. Como podemos observar en dicha pirámide no encontramos los denominados alimentos “light”. Este tipo de productos nos ofrece un porcentaje menor de calorías que su alimento de referencia. Una reducción calórica que se consigue al sustituir algunos de sus componentes, es decir, mediante la disminución de hidratos de carbono o de grasas.

El índice de grasa corporal de cada persona, nos va a señalar, además, su capacidad de pérdida de peso. En este sentido, mediante este factor medimos la grasa que contiene el cuerpo y susceptible de ser reducida. Deben oscilar entre el 25% y el 30% en las mujeres y el 15% y el 20% en los hombres.

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *