Dieta Atkins


Comentar
Publicado en Nutrición

Ha vuelto a las primeras páginas de la sección de sociedad de los medios de comunicación de manos de una de sus fieles seguidoras. La celebrity Kim Kardashian ha vuelto a subir a la palestra la Dieta Atkins al demostrar su eficacia en la pérdida de más de 15 kilos puestos durante su segundo embarazo.  Aunque, claro está, lo que les funciona a unos no tiene porqué funcionarles a otros. La clave está en observar la respuesta de nuestro cuerpo ante un nuevo sistema evitando poner en riesgo nuestra salud.

La Dieta Atkins consiste en ingerir alimentos ricos en proteínas y grasas pero reducir el consumo de carbohidratos. Su funcionamiento se limita a asimilar conceptos; si lo primero que quema el organismo son los carbohidratos, entonces se acumula la grasa; así que si éstos se limitan, el cuerpo debería empezar a convertir la grasa en energía en vez de en glucosa. Además, al consumir carnes y grasas se ralentiza la digestión, se sacia y se inhibe el hambre. Por lo que se produce una rápida pérdida de grasa y peso corporal.

Creada por el doctor norteamericano Robert C. Atkins en la década de los setenta, esta dieta posee una versión más actualizada que  reduce los riesgos de padecer enfermedades cardiovasculares, mantienen en equilibrio los niveles de azúcar y aumenta el consumo de fibra. Y es que mediante esta dieta se recomiendo un mayor consumo de vegetales para evitar los alimentos procesados, lo que incrementa los niveles de fibra en nuestro cuerpo. Desde su propia web insisten en su eficacia y éxito: “comer los alimentos adecuados puede mejorar el metabolismo del cuerpo, especialmente la forma en la que procesa la grasa. Al comer pocos carbohidratos, dependiendo más de los vegetales ricos en fibra, el cuerpo hace un cambio para quemar”.

El autor de esta dieta asegura que el éxito de este sistema está en la forma en la que se reeduca el metabolismo. “Los carbohidratos aportan gran parte de la energía a músculos y cerebro; cuando escasean, el organismo obtiene la energía de las grasas; cuando se deja de comer arroz o pan se consume el tejido adiposo, eliminando así los típicos rollos”.

La dieta Atkins se basa en tres fundamentos para conseguir bajar de peso. es decir, se trata de un consumo muy reducido de carbohidratos y por el contrario elevado tanto de proteína como de grasa. Así, esta unión consigue reducir el hambre provocando una disminución en las calorías que consume al día una persona, bajando de peso de forma instantánea.

Fases de la dieta Atkins

  • Inducción. En el momento en el que se inicia esta fase comienza la pérdida de peso al eliminar la ingesta de carbohidratos y azúcares. Se recomienda hacer un total de cinco tomas al día en las que las proteínas son su base. Así es imprescindible comer al menos 150 gramos de carne, pescado, marisco, huevos o lácteos en cada comida, incluido el desayuno. Únicamente el consumo de 20 gramos de hidratos de carbono presentes en algunas verduras están permitidos. Su duración es de 15 días y se estima la pérdida de hasta siete kilos en este tiempo. En esta fase se deberán evitar alimentos como las legumbres, patatas, batatas, verduras ricas en carbohidratos como zanahorias o nabos y frutas ricas en carbohidratos como plátanos, manzanas, uvas o naranjas. 
  • Pérdida de peso de manera continua. En esta segunda fase se empìezan a añadir los carbohidratos a la dieta, hasta alcanzar los 25 gramos. Son los quesos, frutos secos y frutos rojos.
  • Mantenimiento previo. Poco a poco se siguen añadiendo los carbohidratos, hasta llegar a los cinco kilos de permanecer en el peso ideal.
  • Mantenimiento. Objetivo conseguido, la persona que ha realizado la dieta hasta esta etapa conoce ya los alimentos que debe comer con más o menos frecuencia por lo que se encuentra un equilibrio natural.

Además existen una serie de alimentos permitidos:

  • Carne, excepto la procedente de los órganos
  • Pescado graso y marisco
  • Verduras bajas en carbohidratos
  • Huevos
  • Lácteos ricos en grasa
  • Frutos secos y semillas
  • Grasas y aceites saludables

Así como una lista de alimentos prohibidos:

¿Sabes que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta? Sin cuotas mensuales, sólo pagas si vas al médico. Consulta aquí como funciona.

  • Azúcar refinada
  • Cereales
  • Grasas trans
  • Aceites vegetales
  • Productos dietéticos

Es importante hidratarse bebiendo unos dos litros de agua al día, también se pueden alternar con bebidas cafeinadas como el té verde o el café. Las bebidas alcohólicas no quedan prohibidas en su totalidad, la mejor opción en este sentido es el vino.

Lo mejor de esta dieta y una de las claves en la que reside su éxito es en la agradable sensación que le queda a la persona que está practicándola por el hecho de perder apetito, aumento de bienestar, pérdida de peso y una asombrosa disminución de medidas corporales. Es importante ser fiel a esta dieta ya que sino se cumplen los requisitos alimenticios no se podrá pasar de etapa y cada una debería durar una semana. Y sobre todo alimentarse a diario y en las cantidades suficientes para no pasar hambre.

Como en todas las dietas, estos cambios en la alimentación tienen sus ventajas y desventajas. Entre ellas, prevenir y mejorar el síndrome metabólico, la diabetes o la hipertensión. Es más, la cantidad de alimentos permitida es muy amplia, las proteínas consumidas ofrecen sensación de saciedad y se pierde peso rápido al tiempo que se equilibran los hábitos alimenticios. Sus riesgos inciden en la posibilidad de presentar dolores de cabeza, mareos, debilidad, fatiga o estreñimiento en el período que dure la primera fase.



Menú para dos semanas

  • Desayuno: 1. Café descafeinado o té. Porción de queso o un huevo pasado por agua, duro o revuelto

    2. Huevos con tocineta y café descafeinado. 

  • Almuerzo. 1. Caldo de verduras. Filete de pollo. Ensalada de repollo y pepino con aceite y limón.

    2. Chuleta grande con verduras.

  • Merienda. 1. Queso magro. Café descafeinado.

    2. Dos huevos duros 

  • Cena. Pecado. 1. Caldo de verduras con queso rallado.

          2. Atún con mayonesa

En cualquier caso se puede comer carne, pescado, marisco, aves y quesos variados. Se puede cocinar con mantequilla y añadir aceite a las ensaladas. 

Lo normal para las personas que han puesto en marcha esta dieta es que con el paso de los días empiece a disminuir su apetito y se sientan saciadas con tan sólo tres comidas al día, algunas incluso con dos. En el caso de que no le suceda esto puede tirar de algunos alimentos para picar entre horas que no supondrá una alteración en el seguimiento de esta dieta:

  • Las sobras
  • Uno o dos huevos duros
  • Un trozo de queso
  • Un pedazo de carne
  • un puñado de nueces
  • Un yogur griego
  • Bayas y crema batida
  • Zanahorias (no recomendadas en la primera fase de inducción)
  • Frutas (una vez superada la primera fase)

En el caso de que comas fuera de casa con frecuencia te ofrecemos algunos consejos para que puedas seguir manteniendo la Dieta Atkins. Por ejemplo, en vez de comer pan, patatas o arroz opta por verduras; una comida principal puede basarse en un plato de carne grasa o pescado graso; también se puede incorporar algo de salsa, mantequilla o aceite de oliva.

A la hora de hacer la compra semanal, es importante optar por alimentos enteros y orgánicos no procesados. En la sección de carnes puedes optar por vacuno, pollo, cordero, cerdo o tocino. En la cesta añade también pescado graso como es el caso del salmón o la trucha y también marisco. Los huevos no deben faltar, cómpralos en cantidad así como productos lácteos como yogures griegos, crema de leche, mantequilla o queso. 

Las verduras también conforman una parte importante a la hora de llenar tu cesta de la compra. Espinacas, col rizada, lechuga, tomates, brócoli, coliflor, espárragos o cebollas. Frutos secos como almendras, nueces de macadamia, nueces o avellanas; o bayas como arándanos o fresas. Las semillas de girasol o de calabaza, las aceitunas, los condimentos, el chocolate negro, los aceites de oliva y coco y los aguacates completan la lista.

Si tienes algún problema de salud, recuerda que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta. Consulta aquí como funciona.

Muchas controversias surgieron en el momento en que esta dieta se dio a conocer. Opositores férreos por su alto contenido en grasas saturadas fueron las principales organizaciones y autoridades nutricionistas. En un principio se calificó de dieta no saludable y alarmaron a las personas que pretendían ponerla en práctica por sus nefastos riesgos para el bienestar. Poco después se realizaron diferentes estudios e investigaciones que avalaron que la seguridad de esta dieta y su no participación en las enfermedades cardiovasculares.

En la actualidad, las dietas de cero hidratos se alzan como uno de los tratamientos más exitosos y sanos para reducir el peso corporal, ya que además reducen la glucosa en sangre, los triglicéridos y la presión arterial y aumentan el colesterol HDL. Además, si se insiste en la práctica de ejercicio diario podrá obtener exitosos resultados.

Por el contrario, la Dieta Atkins no está recomendada para menores de 18 o mayores de 5 años; embarazadas; si se tienen problemas renales, de colesterol o lípidos altos; o si se es diabético.

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *