BonomédicoBlogMedicamentosDiclofenaco: para qué sirve y efectos secundarios

Diclofenaco: para qué sirve y efectos secundarios


Comentar
Publicado en Medicamentos

El Diclofenaco es un medicamento perteneciente al grupo de los AINE, antiinflamatorios no esteroideos, cuyos efectos son:

  • Antipirético: puede reducir la fiebre.
  • Antiinflamatorio: reduce la inflamación.
  • Analgésico: calma el dolor.

Los analgésicos son fármacos conocidos que se toman para aliviar o eliminar el dolor. El Diclofenaco es una de las mejores opciones para las inflamaciones puesto que además evita que se extiendan. Este medicamento se distribuye en el mercado desde 1974, bajo los nombres comerciales Voltarén y Cataflam, y las versiones genéricas, Diclofenaco y Diclofenaco sódico. Todos estos, a excepción de Voltarén K, se adquieren con receta médica.

Está indicando específicamente para el tratamiento de: ataque agudo de gota, enfermedades reumáticas crónicas inflamatorias como la artrosis, reumatismo extraarticular, inflamación provocado por lesiones o heridas, o dismenorrea.

¿Cómo tomar Diclofenaco?

A pesar de las incompatibilidades, el fármaco Diclofenaco es seguro, siendo uno de los más utilizados ya que es capaz de aliviar molestias de forma muy efectiva. A la hora de iniciar el tratamiento se debe tener en cuenta el formato, la dosis y la duración del mismo.

Presentaciones

Podemos encontrar en el mercado Diclofenaco en diferentes formatos y presentaciones. Dependiendo de cuál le haya prescrito el médico, su aplicación o uso variará, por lo que es importante que lea detenidamente el prospecto de tu formato.

Entre las distintas presentaciones se encuentra:

  • Inyectable de 75 mg.
  • Gel de aplicación tópica.
  • Comprimidos con dosificaciones de 75 o 100 mg de liberación modificada.
  • Supositorios de 100 mg.
  • Solución oftálmica o colirio.

Posología

El médico a la hora de recetar la dosis adecuada tiene que tener en cuenta una serie de elementos como la gravedad de la enfermedad, la condición del paciente o la edad. Bajo ninguna circunstancia debe tomar más o menos dosis de la cuenta, esto podría acarrearle severos problemas de salud.

¿Sabes que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta? Sin cuotas mensuales, sólo pagas si vas al médico. Consulta aquí como funciona.

Siga minuciosamente las instrucciones dadas por su médico, y en el caso de tener alguna duda, acuda de nuevo a consulta o visite al farmacéutico. Una vez que se tiene claro la dosis que se debe tomar, hay que iniciar el tratamiento cuando empiecen los primeros síntomas. Es importante ingerir el comprimido entero sin partirlo, con la ayuda de agua, siendo aconsejable antes de las comidas.

En el caso de saltarse una toma, nunca duplique la ingesta. Olvide la toma y siga tomando los comprimidos a la hora habitual, nunca lo compense.

La dosis de Diclofenaco depende de la presentación que tome y de las indicaciones de su médico:

  • Las cápsulas líquidas 4 veces al día.
  • Las tabletas de liberación prolongada una vez al día.
  • Las cápsulas de gelatina 3 veces al día con el estómago vacío.
  • Las tabletas de liberación retardada y las tabletas de Diclofenaco 2, 3 o 4 veces al día.

Generalmente se recomienda no sobrepasar los 100-150 mg de principio activo al día. Al ser los comprimidos de 50mg, se debería tomar como máximo un comprimido cada 8 horas.

Para los dolores menstruales, la dosis diaria deberá ajustarse a su caso, estando entre 50 y 200mg. Inicialmente se administrará una dosis de 50-100mg y en el caso de que sea necesario, se incrementará en los siguientes ciclos menstruales. El tratamiento se debe iniciar en cuanto aparezca el primer síntoma, dependiendo su continuación de la intensidad.



Para los niños, debe ser el pediatra quién prescriba el medicamento. Bajo ningún concepto debe suministrar al niño el medicamento sin su consentimiento. La administración intravenosa se lleva a cabo mediante infusión lenta, con una dosis de 75 mg de forma continua en un período de 30 minutos a 2 horas. La dosis nunca debe excederse de los 150 mg en 24 horas.

Para que el tratamiento con Diclofenaco sea totalmente eficaz debe seguir minuciosamente las instrucciones del prospecto y de su médico. Nunca lo inicie si tiene alguna duda.

Precauciones

Algunos pacientes deben tener especial cuidado al iniciarse en el tratamiento con Diclofenaco, ya que un mal uso del mismo, pueden ocasionarles problemas graves de salud. Estas personas pueden tomarlo sin problema bajo supervisión médica, siempre y cuando cumplan las dosis que su médico le recete acorde a sus enfermedades. Por ello es importante informar a su médico si padece alguna otra enfermedad o se está medicando con cualquier otro fármaco. En base a la información que el médico posea sobre el paciente, proporcionará la dosis adecuada para su caso, evitando de ese modo la aparición de problemas o efectos secundarios.

Problemas cardiovasculares

Quienes sufren enfermedades cardiovasculares o hipertensión deberían evitar el fármaco, su uso se restringe sólo a prescripción médica.

En estos casos el Diclofenaco aumenta la retención de líquidos, el riesgo de sufrir otras complicaciones como infartos, y la aparición de edemas. Deben prestar especial atención las personas fumadoras, con diabetes, hipertensas, con antecedentes familiares de enfermedades cardiovasculares o con colesterol.

Problemas gastrointestinales

Al igual que ocurre con el ibuprofeno, puede empeorar los problemas de úlceras gastrointestinales o de hemorragia. Por ello, deben tener cuidado con este fármaco aquellos que cumplan alguno de los siguientes puntos:

  • Edad avanzada
  • Tratamientos largos y dosis elevadas
  • Antecedentes hemorragias gastrointestinales o úlceras
  • En tratamiento con otros antiinflamatorios
  • Problemas en el hígado
  • El Diclofenaco puede causar daños al hígado, siendo importante tener precaución si sufre problemas hepáticos leves.
    Diclofenaco

    Debido a su eficacia, el Diclofenaco es uno de los fármacos más utilizados para tratar dolencias.

Otros problemas

Debe comunicarle a su médico si presenta alguno de los siguientes problemas que a continuación le describimos. En caso de omitir la información podría provocar severos problemas de salud.

  • Se ha realizado una cirugía bypass coronario en las últimas dos semanas.
  • Alta presión sanguínea.
  • Consume más de tres bebidas alcohólicas al día.
  • Si está embarazada, quiere quedar en estado o está amamantando.
  • Úlceras o sangrado estomacal.
  • Enfermedad renal
  • Ha presentado una reacción alérgica al Diclofenaco o a otros AINE.
  • Enfermedad hepática.

Además. mientras esté en tratamiento con Diclofenaco debe prestar especial atención a:

  • Si el dolor no mejora.
  • Evite tomar medicamentos como naxopreno o ibuprofeno.
  • No fume o ingiera alcohol, puede provocar hemorragias o úlceras en el estómago e intestinos durante cualquier momento del tratamiento.
  • No conduzca si experimenta somnolencia o mareos.
  • Al lavarse los cientes cepíllese con la mayor suavidad posible, el Diclofenaco puede hacer sangrar las encías con mayor facilidad.

Contraindicaciones

Al igual que los demás medicamentos, el Diclofenaco está contraindicado en algunos pacientes. No todas las personas toleran el fármaco, ya sea por alguna enfermedad del propio paciente o por la interacción con otros medicamentos. Cualquiera que cumpla alguno de los requisitos que mostramos a continuación, deberá consultar con su médico si es conveniente iniciar el tratamiento. Evaluará su caso analizando los pros y los contras.

  • Durante el tercer trimestre del embarazo. Puede afectar al completo desarrollo del bebé e inhibe las contracciones.
  • Si tiene hipersensibilidad al fármaco o a algunos de los excipientes que lo componen. Para conocer cuales son lea el prospecto que se encuentra dentro de la caja del medicamento.
  • Riesgo de enfermedades cardiovasculares graves
  • Si alguna vez algún antiinflamatorio ha causado una hemorragia gastrointestinal o úlcera, o si actualmente padece una.
  • Problemas de hígado o riñón severos.
  • Sufre asma, rinitis aguda o urticaria después de tomar aspirina, ibuprofeno, metamizo o fármacos similares.
  • Padece colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn.
  • Está en tratamiento con anticoagulantes o sufre problemas de coagulación de la sangre.

Un mal uso del Diclofenaco puede provocar en el paciente la aparición de efectos secundarios o agravar el estado de salud.

Interacciones con otros medicamentos

Cuando está tomando algún medicamento y va a iniciar el tratamiento con otro distinto, lo primero que debe hacer es informarle a su médico de cuáles se trata. El desconocimiento por parte de su médico podría acarrear errores en la dosis o en el período de toma, pudiendo causar efectos secundarios o severos problemas para su salud.

Para estos casos lo ideal es consultar con su médico si se inicia otro tipo de tratamiento o si es posible combinarlo tomando serias precauciones, como ingerirlo horas antes o después. Debe prestar atención especial si toma alguno de los siguientes medicamentos:

  • Corticoides, aumenta el riesgo de hemorragia gastrointestinal y de úlcera.
  • Litio o digoxina.
  • Ciclosporina puede ocasionar problemas renales.
  • Diuréticos.
  • Levofloxacino o Ciprofloxacino, provoca convulsiones.
  • Antidiabéticos.
  • Anticoagulantes, aumenta el riesgo de hemorragia.
  • Fármacos usados para tratar la depresión y otros trastornos.
  • Metotrexato y su toxicidad puede aumentar.
    Diclofenaco

    A la hora de iniciar el tratamiento con Diclofenaco debe tener en cuenta ciertas precauciones si padece alguna otra enfermedad.

  • Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina, como paroxetina o fluoxetina.

Efectos secundarios

Diclofenaco es un medicamento seguro, pero como cualquier otro medicamento, puede producir efectos secundarios. En el caso de padecer alguno de ellos debe pausar el tratamiento y acudir al médico, le aconsejará qué hacer en su caso.

Los efectos secundarios del Diclofenaco se pueden catalogar de leves y graves. Los primeros, entre los que se encuentran la diarrea, estreñimiento, dolor de cabeza, mareos, flatulencia o dispersión abdominal o zumbido en los oídos, no deben preocupar al paciente. En estos casos, si el problema persiste durante un largo período consulte a su médico.

En cambio, los efectos secundarios graves pueden provocar en el paciente un problema severo de salud. Es por ello que debe dejar de tomar Diclofenaco hasta que lo consulte con su médico. Entre los efectos graves se encuentran:

Si tienes algún problema de salud, recuerda que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta. Consulta aquí como funciona.

  • Respiración entrecortada o dificultad para respirar o tragar.
  • Aumento de peso repentino.
  • Falta de energía.
  • Pérdida de apetito.
  • Cansancio Excesivo.
  • Náusea.
  • Dolor en la parte superior derecha del estómago.
  • Picazón.
  • Síntomas de gripe.
  • Ampollas.
  • Ictericia en ojos o piel.
  • Fiebre.
  • Urticaria.
  • Inflamación del rostro, garganta, lengua, labios, manos, ojos o brazos.
  • Ronquera.
    Diclofenaco

    Para evitar la aparición de efectos secundarios debe informar a su médico si toma alguna otra medicación o padece alguna enfermedad.

  • Ritmo cardíaco rápido.
  • Piel pálida.
  • Micción dolorosa, orina decolorada, con sangre o turbia.
  • Dolor de espalda.

Diclofenaco durante el embarazo y lactancia

Como hemos mencionado anteriormente, no se recomienda la toma de Diclofenaco durante el tercer trimestre del embarazo. Pero qué ocurre durante el primero, el segundo y la lactancia, es la cuestión que respondemos a continuación.

Este antiinflamatorio no está recomendado durante el embarazo. Aquellas mujeres que inician el tratamiento siempre serán por consentimiento médico. Previamente el especialista habrá evaluado los pros y los contras del tratamiento, donde los beneficios que aporta a la mujer son mayores que los riesgos que podría causar al bebé.

Durante la lactancia, aunque no es recomendable, hay casos donde el médico aconseja su uso. La cantidad que se excreta en la leche materna es ínfima y se elimina rápidamente del organismo, haciendo que el riesgo para el bebé sea muy bajo.

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *