BonomédicoBlogCirugía OcularDeporte tras la operación de miopía

Deporte tras la operación de miopía


Comentar
Publicado en Cirugía Ocular

La persona que se somete a una intervención quirúrgica para tratar algún tipo de anomalía o defecto visual como la miopía debe guardar reposo durante los primeros días. Se pueden llevar a cabo determinadas actividades deportivas utilizando la protección ocular que fuera necesario, sin embargo se debe evitar aquellos deportes que son de contacto físico.

La operación de miopía con cirugía láser ocular es un procedimiento bastante sencillo e indoloro, pero sigue siendo una intervención quirúrgica y, por ello, se deben seguir una serie de recomendaciones y pautas para prevenir cualquier tipo de complicación.

Tras una operación de miopía es conveniente tener precaución con el deporte

Tras una operación de miopía es conveniente tener precaución con el deporte sobre todo los de contacto

En primer lugar, hay que tener muy en cuenta que la zona tratada se encuentra muy sensible y hay que protegerla de posible lesiones. Asimismo, hay que evitar frotarse o tocarse los ojos durante las primeras semanas de la operación de miopía, ya que puede provocar que aparezcan infecciones en los ojos.

Se aconseja protegerse del sol con gafas pues se pueden originar cicatrices y, en el caso de hacer natación, también se deben de utilizar protectores oculares. El mismo agua del grifo no puede entrar en los ojos ni se debe maquillarse, al menos, a lo largo de los primeros siete días.

El paciente puede sufrir de fluctuaciones, eso quiere decir que hay veces que su visión será ciertamente borrosa y poco clara, mientras, en otros momentos,  notará que puede ver los objetos de forma óptima. Esto suele suceder durante los primeros días o semanas hasta que la visión queda totalmente estabilizada.

Por otro lado, también pueden aparecer ciertas manchas rojas en la zona blanca de los ojos. Se trata de pequeñas hemorragias originadas por la ruptura de alguna  vena o capilar, lo cual se suele solventar por sí solo.

Es muy importante tener una buena higiene y se deben realizar limpiezas con suero con el objetivo de poder quitar la secreciones externas que se originan alrededor de ambos ojos.

¿Sabes que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta? Sin cuotas mensuales, sólo pagas si vas al médico. Consulta aquí como funciona.

La recuperación de la operación de miopía es muy rápida y en pocos días podrá volver a practicar deporte

La recuperación de la operación de miopía es muy rápida y en pocos días podrá volver a practicar deporte

Ventajas e inconvenientes de la operación de miopía

En la mayoría de los casos, si se siguen las pautas que da el médico especializado en oftalmología y se realizan los cuidados de una manera correcta, no debe presentarse ninguna complicación tras la operación de miopía con cirugía láser.  En ese mismo sentido, se llevará  el seguimiento del postoperatorio en la consulta del cirujano, ya que se estipulan una serie de revisiones para poder controlar el estado de la visión.

La cirugía refractiva tiene multitud de beneficios tales como que la operación es breve y no produce dolor, así como que los cuidados posteriores no suelen presentar ningún problema. Hay que destacar que con el avance tecnológico de estas técnicas se ha podido arreglar en gran medida y, en ocasiones, de forma total la anomalía visual.

Las lentillas y las gafas pueden ser bastante incómodas para las personas que sufren algún defecto en los ojos y crear una alta dependencia, por lo que la opción que existe, en la actualidad, de poder corregir la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo, supone una salida a una vida con mayor calidad.

Si tienes algún problema de salud, recuerda que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta. Consulta aquí como funciona.

Las personas con miopía no son capaz de poder distinguir el contorno de las cosas y objetos que se encuentran a distancia, tras la intervención podrán visualizarlos de forma clara. Por otro lado, los que sufren de hipermetropía dejarán de forzar la vista y enfocarán de manera adecuada aquellos elementos que tengan cerca. Y, en cuanto a aquellos que sufren de astigmatismo, percibirán las imágenes como son en realidad y no distorsionadas y alargadas como lo hacían antes de ser intervenidos.



 
  • Artículo escrito por:
  • Doctor José Martín López

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *