BonomédicoBlogReproducción asistida¿Qué es la conservación de embriones o crioconservación?

¿Qué es la conservación de embriones o crioconservación?


Comentar
Publicado en Reproducción asistida

Definición

La conservación de embriones o crioconservación es la técnica mediante la cual se congelan los embriones sobrantes de una pareja o persona que se ha sometido a una fecundación in vitro, que los ha producido para su transferencia al útero o que los han creado y congelado para transferirlos en otro momento más adecuado a sus circunstancias personales.

La técnica consiste en exponer los embriones a temperaturas bajísimas (-196 ºC) usando nitrógeno líquido. El someterlos a tan baja temperatura es para que no se altere su fisiología y se pare cualquier actividad biológica. Además se utilizan crioprotectores, que son sustancias similares y que actúan como los anticongelantes. De esta forma se preservan los embriones indefinidamente, pues dichas sustancias también evitan la formación de cristales de hielo y hacen posible que la congelación no dañe las células.

Con la técnica de vitrificación se ha incrementado el número de embriones óptimos respecto a los transferidos sin congelar o en fresco, pues los avances actuales en la técnica de congelación han mejorado la supervivencia de los embriones congelados y han facilitado altas tasas de embarazo.

Una vez que los embriones son congelados se les asigna un código para que, una vez se almacenen en los tanques de nitrógeno pertinentes, se puedan localizar sin dificultad.

Las personas que tienen embriones vitrificados deberán confirmar al centro donde estos se encuentren guardados si desean continuar conservándolos para realizar un nuevo intento. Esta confirmación la realizarán por escrito cada dos años. Por su parte, el centro o clínica de reproducción asistida en el que estén asegurará su custodia.

Sin embargo, existe un límite de edad hasta el cual se pueden guardar estos embriones y son los 50 años de la mujer, pues con esa edad los médicos consideran que la receptora ya no puede someterse a una técnica de reproducción asistida al no contar con los requisitos mínimos exigidos. 

Los posibles destinos de los preembriones crioconservados son:

¿Sabes que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta? Sin cuotas mensuales, sólo pagas si vas al médico. Consulta aquí como funciona.

  1. Para fines reproductivos.
  2. Para utilizarlo por la propia mujer o cónyuge.
  3. Para la donación a la investigación y cesar su conservación sin otra utilización.

El último caso se hará cuando la receptora ya no pueda utilizarlos por su edad y no haya expresado su consentimiento por escrito para emplearlos en el resto de prácticas mencionadas.

También puede darse la situación de que no sea posible contactar con la pareja o mujer responsable de los embriones congelados. En ese caso, la clínica que pueda demostrar este hecho se hará cargo de los embriones crioconservados.

Si los miembros de la pareja no se ponen de acuerdo acerca del destino de los embriones congelados (por ejemplo, porque se hayan separado), la clínica o centro no podrá aceptar lo que diga individualmente cada uno de ellos, ni podrá aceptar ningún acuerdo de la pareja sobre los embriones con la finalidad de obtener algún beneficio económico o de otro tipo.

Durante el almacenamiento de este material genético se pueden producir accidentes -como rotura del vial de almacenamiento u otros- que deterioren los preembriones congelados o incluso provoquen que estos se destruyan. Entonces el centro al que le haya ocurrido esto lo comunicará a los pacientes.

Ventajas de la crioconservación

La congelación de embriones presenta muchas ventajas. Entre estas, el hecho de que con ella se consigue mejorar el tratamiento incrementando la tasa de embarazo por punción y contribuyendo a minimizar los embarazos múltiples, pues -al disponer de más congelados- permite que se decidan transferir menos embriones.

Utilizando embriones congelados se tiene la misma probabilidad de riesgo de aborto o malformaciones en el recién nacido que si se produjesen en una concepción natural.

Pese a que con las transferencia de embriones congelados los índices de embarazos son levemente menores a cuando se hace con embriones frescos, dicha diferencia cada vez es menor, pues la tecnología avanza a gran velocidad en este sector. De otra parte, la congelación de embriones no produce mayor riesgo de malformaciones o complicaciones en el embarazo en relación a la población general.

Los preembriones congelados mantienen intactas las características fisiológicas de cuando fueron creados. Por tanto, permiten a la pareja buscar un embarazo en el momento más adecuado, aunque sin llegar al límite de edad de cincuenta años de la mujer.

El tratamiento en sí es ventajoso, cómodo y económico. No necesita de la utilización de inyecciones diarias ni continuos controles ecográficos. Tampoco necesita de sedación ni tiene efectos secundarios, ya que los niveles hormonales para la preparación son similares a los de un ciclo normal.

Dicho tratamiento consiste en preparar el útero antes de recibir los embriones criopreservados. Esto se logrará con la administración de parches o pastillas durante unas dos semanas antes de la transferencia embrionaria.

El útero se prepara al inicio de la menstruación y se hace una ecografía unos diez días después para asegurar que reúne las condiciones precisas. En este momento se programa la descongelación y posterior transferencia embrionaria. Una vez se programa dicha transferencia, la paciente recibirá progesterona por vía vaginal entre 3 y 5 días antes de la fecha fijada para la descongelación.

Se trata pues de una técnica igual a la empleada para los embriones frescos, que no requiere una preparación diferente o molestias adicionales. También el médico realizará las mismas recomendaciones posteriores, debiendo seguir con el tratamiento de parches y comprimidos vaginales hasta hacerse el test de embarazo.

Si tienes algún problema de salud, recuerda que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta. Consulta aquí como funciona.

Resumiendo, es una técnica muy ventajosa y de preparación muy simple: colocación de parches en la piel unos días, ecografías para controlar que todo marcha bien y programar cuándo se administrará la progesterona y realizará la transferencia de embriones.

Recomendaciones especiales

Las pacientes a las que se les han transferido embriones congelados deberán seguir las mismas recomendaciones que si hubieran recibido embriones frescos. Es decir, deberán llevar una vida lo más normal posible y tomarán la medicación que le prescriba el médico desde que se le practica la transferencia hasta que se realiza el test de embarazo.

Por último, señalar que los embarazos y niños conseguidos con embriones congelados no son diferentes a los embriones logrados sin criopreservación previa, lo que hace más seguro el utilizar este tratamiento.

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *