BonomédicoBlogConsejosConsejos para aliviar la alergia al polen

Consejos para aliviar la alergia al polen


Comentar
Publicado en Consejos

Consejos para evitar alergia al polen

La primavera suele ser la estación del año más temida por las personas alérgicas, sobre todo por aquéllos que lo son al polen. Los expertos aseguran, además, que la de este 2014 va a ser una primavera especialmente complicada para ellos, ya que debido a las lluvias y las condiciones meteorológicas de los meses pasados, se prevé que las concentraciones de polen en el aire sean altas. No podemos olvidar que esto afecta a un amplio sector de la población española, ya que en nuestro país, la más frecuente de las alergias es precisamente al polen, causado, sobre todo por árboles, plantas o césped.

Los síntomas son muy variados y bien conocidos por todas las personas que la padecen, y entre los más comunes podemos indicar el lagrimeo y picor de ojos, estornudos, picor en nariz y garganta, secreción nasal -u obstrucción de la nariz-, etc. En algunos individuos, la alergia al polen puede incluso provocar asma. Estos síntomas pueden comenzar, por regla general durante los meses de febrero y marzo, aunque su mayor incidencia se produce en los de abril, mayo y junio. No obstante, esto dependerá del tipo de polen al que se sea alérgico, aunque cada vez son más numerosas las personas que lo son a varios de ellos, prolongando así es período en que padecen los síntomas.

Aunque esta patología, en la mayor parte de las ocasiones no tiene cura, sí es posible controlar, o al menos mitigar, los síntomas con la ayuda de un especialista alergólogo. Pero, además, también es recomendable realizar una serie de pautas y cumplir con ciertas medidas que van a ayudarnos a disminuir la intensidad de dichos síntomas. Entre estas medidas podemos señalar, por ejemplo, evitar, dentro de lo posible, salir de casa en aquellas jornadas en las que la concentración de polen sea más alta o cuando haya vientos fuertes; tenemos que tener en cuenta que existen unas horas durante las cuales, esta concentración es mayor y, por tanto, se deberían evitar los tramos horarios que van desde las cinco a las diez de la mañana y el que comienza a las siete de la tarde y finaliza a las diez de la noche. Viajar con las ventanillas subidas del coche también es una buena medida. Utilizar gafas de sol cuando salgamos y ducharse y cambiarse de ropa al llegar a casa, también puede contribuir. Renovar los filtros de aire en los coches y en los aparatos de aire acondicionado, sería otra recomendación. Y, en general, no realizar actividades que nos pongan más en contacto con el polen, como cortar el césped, estar cerca de árboles o plantas, etc. Y, en caso de duda, consultar a su médico especialista en Alergología.

Fuentes:

www.teinteresa.es

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *