BonomédicoBlogNoticiasComer por placer o por estrés, ¿qué es peor?

Comer por placer o por estrés, ¿qué es peor?


Comentar
Publicado en Noticias

Tanto la creencia popular con la mayoría de los escritos científicos relacionan las situaciones de estrés y nerviosismo con un mayor apetito. Pero un reciente estudio, realizado por la Universidad de Salzburgo (Suiza) y publicado en la revista Biological Psychology, desmiente la vinculación entre los atracones de comida y el estrés. Entonces, ¿qué es peor, comer por estrés o por placer?

Lo primero que hacen los autores de dicho estudio es diferenciar entre el “hambre por necesidad” y el “hambre por placer”. Así lo explica la responsable del mismo, Julia Reichenberger, en un artículo de El País, donde señala que el primer caso se produce por “la alarma” con la que el cuerpo avisa de que necesita alimento; mientras que el segundo se refiere al hambre “impulsado por el hedonismo, por el sabor de la comida”.

En concreto, el estudio evidenció que cuando las personas están más estresadas disminuye su hambre por placer, pero no por el hambre por necesidad. No solo el estrés no es el causante del impulso por comer, sino que, según estos científicos, la relación entre comida y emociones es inversamente proporcional.

Otra cosa que también sorprende de este estudio, es que concluye que la mayor disposición a comer por hedonismo se produce cuando la persona experimenta emociones positivas.

No obstante, aunque el estrés no despierte el apetito, esto no quiere decir que no haya relación entre este y la obesidad. Son muchos los estudios que afirman que las preferencias de comida se modifican cuando estamos especialmente nerviosos, tendiendo a ingerir alimentos con mucho azúcar o grasas.

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *