Bótox en Vigo


Comentar
Publicado en Medicina estética

¿Para qué sirve el bótox?

El uso del bótox en Vigo por parte de las clínicas estéticas ofrece magníficos resultados por la naturalidad de los mismos. Se trata de un tratamiento estético muy demandado, tanto por su precio como por sus excelentes resultados frente a las arrugas de expresión de la zona facial, especialmente de la frente y de los labios.

El bótox es muy usado en la medicina estética por las clínicas estéticas, ya que se aprovecha su capacidad para debilitar determinados músculos faciales que ayudan a eliminar las arrugas de expresión, ya que la toxina que libera el bótox inhiben determinadas señales nerviosas, inmovilizando los músculos tratados.

¿Qué es el bótox?

A la toxina botulínica se le conoce comúnmente como bótox. Estamos en presencia de una toxina fabricada por la bacteria Clostridium botulinum, y tiene numerosas aplicaciones médicas, incluidas las de carácter estético.

Entre sus aplicaciones médicas se encuentra el tratamiento de la hiperdrosis con el objeto de controlar el exceso de sudoración; o el tratamiento de la distonía, es decir, reducir el movimiento de los músculos cuando se contraen de forma involuntaria afectan a la calidad de vida del paciente; o incluso el tratamiento de incontinencia urinaria, especialmente en personas parapléjicas. Se trata de una toxina que puede llegar a originar botulismo, aunque el bótox, aplicado debidamente y por una clínica estética que cuente con profesionales médicos con experiencia, proporciona magníficos beneficios estéticos.

Entre las ventajas que se atribuyen al bótox en Vigo, como tratamiento facial, se destacan las siguientes:

  • No es necesario someterse a una intervención quirúrgica.
  • Se trata de una intervención indolora
  • Su precio es asequible
  • Sus efectos suelen estar entre los 4 y los 6 meses
  • El tratamiento puede repetirse sucesivamente.

El tratamiento facial consiste en inyectar el bótox bajo la piel, bloqueando las fibras nerviosas del músculo con el objeto de evitar que se contraigan. De esta forma, se controlan la aparición de las arrugas. Las zonas donde se aprecian unos magníficos resultados y de forma natural es el tercio superior del rostro, es decir, la frente, contorno de los ojos, el entrecejo, las cejas y lo que conocemos como las patas de gallo.

El paciente debe asegurarse que el bótox es el tratamiento que mejor se adapta a sus necesidades. Hay que recordar que no sirve para corregir la flacidez, ni las arrugas causadas por el sol o incluso problemas de pigmentación. Existen otras técnicas de rejuvenecimiento que deberá ser consultado con el especialista adecuado.

¿Cómo y dónde debe aplicarse el bótox?

Es importante acudir a una clínica especializada y con experiencia en este tipo de tratamientos. El especialista debe estar experimentado no solo en la administración del bótox sino también en la realización de estudios previos y análisis del paciente. Hay que tener en cuenta que no todos movemos los músculos de igual forma. Cada paciente tiene determinada forma de gesticular. La formación de las arrugas depende de la contracción continua de los músculos, y resulta esencial estudiar ya analizar con carácter previo los movimientos del mismo. Tras el análisis del mismo, de designarán los puntos del paciente que deben ser tratados.

Para la administración del bótox se usan unas agujas muy finas, las cuales no dejerán marcas en el paciente. Además de no tratarse de proceso quirúrgico, resulta indoloro, debido al escaso grosor de las agujas y a la forma de administrarse. Es habitual usar una crema anestésica que se aplica en la zona a tratar. El tratamiento es minimamente invasivo y sin secuelas en el paciente, de modo que tras la intervención puede retomar su vida sin apenas algunas precauciones que le deberá recomendar el especialista.

¿Cuánto tiempo dura el bótox?

No existe un periodo fijo, sino un plazo estimado que ronda los seis meses. Podemos apreciar los efectos de la toxina botulínica, como inhibidor del movimiento de los músculos faciales y responsables de la aparición de las arrugas, a los pocos días. En unos quince días aproximadamente, podemos apreciar el sumo de los efectos que podemos llegar a conseguir. Esos efectos se alargan durante un plazo temporal que suele ir más allá de los seis meses, aunque dependerá de cada paciente. No todos los pacientes gesticulan igual, y las arrugas dependen directamente de la intensidad y de la forma en que movemos el músculo facial. En cualquier caso, se recomienda como periodo aproximado, que cada seis meses se repita el tratamiento si se desea mantener los resultados que le paciente haya alcanzado con la promesa sesión, y siempre bajo supervisión y conformidad del médico estético.

¿Quién puede ser paciente para aplicarse bótox?

La inmensa mayoría que acuden a las clínicas estéticas con la finalidad de hacer desaparecer las arrugas son aptas para recibir el bótox. De todas formas, es imperativo consultarlo con un médico estético, ya que será a este a quien le corresponda la decisión de declarar a dicho paciente como apto para este tipo de tratamientos, poco invasivo y sin penas contraindicaciones, salvo para mujeres en periodo de lactancia, que se encuentren embarazadas o pacientes con trastornos musculares.

¿Existen riesgos?

El uso del bótox con una finalidad estética resulta prácticamente indolora y no resulta molesto para el paciente por el uso de cremas anestésicas. Igualmente se trata de un procedimiento mínimamente invasivo, por lo que apenas se les asocia efectos secundarios, aunque es una cuestión que deberá responder su médico estético.

No obstante, existen determinados perfiles de pacientes a los que no se les recomienda el uso del bótox, como el caso de mujeres en perido de lactancia o embarazadas. Igualmente no resulta recomendable si se padece de trastornos musculares. Será el médico estético quien debe analizar la situación particular del paciente en la medida de que se trata de un inhibidor del movimiento del músculo.

En ocasiones, los resultados tras la aplicación del bótox no son los esperados ni los deseables, aunque pueden estar asociados a una negligencia del médico estético, como es el caso de la caída temporal de los parpados, asimetría en las cejas o una sonrisa que nos resulta poco natural. Por ello resulta importante contrastar opiniones antes de elegir al especialista.

¿En qué zonas puede aplicarse el bótox?

El uso del bótox con fines estéticos no está recomendado para inhibir el músculo de cualquier parte del cuerpo. Sólo se recomienda su uso para eliminar las arrugas que se localizan en el tercio superior de la cara, y en concreto en la zona de la frente, ojos o labio superior.

¿Cuándo se aprecian los efectos de bótox?

Dependerá de cada paciente. Es una duda muy habitual y la respuesta debe ser en términos generales. Los efectos de la aplicación del bótox son casi inmediatos, no hay que esperar demasiado tiempo. En dos o tres días podemos comenzar a apreciar los efectos del tratamiento sobre las arrugas, aunque para apreciar los resultados finales, habrá que esperar a que transcurran, aproximadamente, unos quince días.

¿Cuál es el precio del bótox en Vigo?

No existe un precio fijo en este tipo de tratamientos puesto que dependen de diversos factores. Cada clínica o médico estético establecerá su propio precio.  Entre los factores que más influyen en el precio es la marca de la toxina botulínica que se use en el tratamiento. Existen diferencias notorias en el precio dependiendo de la marca usada. La más reconocida corresponde al fabricante alemán Allergan. Otros factores que influirán en el precio ofertado por la clínica estética es el grado de reconocimiento del médico estético así como los márgenes usados por la clínica.

En cualquier caso, una referencia aproximada puede ser unos 300 euros por sesión.


Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *