Bótox en las cejas


Comentar
Publicado en Medicina estética

¿Qué resultado tiene el bótox en las cejas?

Como nos podemos imaginar, la mirada de las personas nos transmite mucho más de lo que muchos puedan llegar a pensar. Para algunos es la zona de la cara que más llama la atención. Las ojeras, las cejas caídas o bien las arrugas en la zona de los ojos ofrecen un aspecto más envejecido para aquellos que lo padecen, siendo muy complicado disimularlo ya que todas las miradas se dirigen a la zona de los ojos cuando mantenemos una conversación.

Es habitual que con el paso del tiempo, haya una pérdida de elasticidad de la piel, y debido a la flacidez que se genera con la pérdida de elasticidad, las cejas comiencen a caerse.

El uso del bótox en las cejas puede revertir esa situación debido a la toxina botulínica, consiguiendo rejuvenecer la mirada de forma muy natural. Por ello, el bótox para las cejas tiene como objetivo fundamental levantar la piel caída que puede acrecentar el aspecto de cansancio o la expresión de tristeza.

Con el objeto de levantar la ceja se usa el bótox, inyectando la toxina botulínica en la zona a tratar. La inyección del bótox en la ceja no pretende aumentar o rellenar el volumen de esa zona, ya que esa objetivo se atribuye al ácido hialurónico. La finalidad de usar el bótox en la ceja es inhibir el movimiento muscular de dicha zona, para realzar esa zona y conseguir un aspecto más elevado de la ceja. Es habitual aplicar el bótox en las zonas que rodean a los ojos para conseguir un resultado más natural y a la vez más coherente en el conjunto formado por las cejas, ojos, entrecejo y lo que se conoce como las patas de gallo.

En ocasiones podemos ver pacientes con una ceja más caída que otra, resultando muy evidente y pudiendo afectar a la autoestima de quien lo padece. A través del bótox se puede corregir esa asimetría, inyectando cantidades distintas de bótox en cada ceja con el objeto de equilibrar la apariencia estética de ambas cejas.

¿Cuánto tarda en hacer efectivo el bótox en las cejas?

Con carácter general y con independencia de la zona del rostro a tratar, el bótox comienza a hacer efectos a los dos o tres días del tratamiento, llegando a alcanzar la plenitud a los 15 días de aplicar el bótox en las cejas. Esos efectos son temporales, pudiendo alargarse en torno a los seis meses. Pasado ese tiempo, debiera volver a realizarse el tratamiento si se desea mantener los resultados conseguidos en la primera sesión.

En cualquier caso, se tratan de referencias temporales aproximadas, ya que los plazos están sujetos a las circunstancias particulares de cada paciente.

Cuidados tras aplicar el bótox en las cejas

Deben seguirse las recomendaciones del médico estético. No obstante, recomendamos evitar el masajear la zona intervenida durante los dos días siguientes a la aplicación del bótox; no se recomienda el uso de las piscinas o saunas durante el plazo que le indique su médico estético, ya que puede reducir los efectos que se pretenden conseguir; evitar el ejercicio intenso ni estar boca abajo, ya que la idea en minimizar la presión en la zonas tratadas, el menos durante las siguientes horas posteriores a la intervención.

Con carácter previo al tratamiento es importante no ocultar nada al médico estético elegido, con el objeto de evitar algún tipo de contraindicación, así como comunicarle cualquier medicación o suplemento nutricional que se esté tomando; consultar y resolver todas las dudas que se tengan en relación a este tratamiento y no ingerir alcohol los días previos a la inyección del bótox en las cejas.

Efectos secundarios del bótox en las cejas

Dado que se trata de una intervención mínimamente invasiva, apenas tiene efectos secundarios que vayan más allá de pequeños hematomas o dolor de cabeza. Es importante elegir un médico estético con experiencia contrastada con el objeto de mejorar los resultados y minimizar los posibles efectos secundarios. En cualquier caso, deberá consultarlo con su especialista.

¿Quién es un paciente indicador para el bótox en las cejas?

Está indicado para cualquier tipo de persona, tanto para hombre como para mujeres, que deseen mejorar el aspecto de sus cejas, obteniendo los mismos resultados estéticos.

Se trata de un tratamiento muy sencillo, aunque hay algunos supuestos en los que no es recomendable:

  • Si en un periodo inferior al de un año ha sufrido alguna intervención en dicha zona
  • Cuando el paciente se haya sometido recientemente a un tratamiento que afecte al tejido conectivo.
  • En el supuesto de sufrir enfermedades dermatológicas.
  • En los supuestos en que la zona a tratar esté afectada por heridas, alguna quemadura o situaciones similares.

¿Qué precio tiene el bótox en las cejas?

No existe un precio uniforme ya que dependerá de varios factores. El más determinante es la marca de la toxina botulínica que se desee usar. Igualmente, el precio variará en función del médico estético elegido, ya que la experiencia del mismo influirá en el precio final, así como los márgenes que utilice la clínica estética. Como referencia apróximada podemos hablar de unos 300 euros aproximadamente, aunque de la zona a tratar y de la cantidas de bótox a utilizar.


Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *