BonomédicoBlogConsejosCómo bajar y controlar los índices de ácido úrico

Cómo bajar y controlar los índices de ácido úrico


Comentar
Publicado en Consejos, Enfermedades

Hay dos formas fundamentales de bajar y controlar los índices de ácido úrico:

  • Una principal y básica es mejorando la alimentación y eliminando ciertos productos y bebidas perjudiciales para nuestra salud.
  • Otra pasará por la toma de medicamentos que prescriba el médico en casos extremos y necesarios.

Hay también factores genéticos que predisponen a ciertas personas a tener más elevados sus índices de ácido úrico. En estos casos, es fundamental el cuidado de una buena alimentación y un control más profundo de los niveles de este.

En este artículo detallaremos qué es el ácido úrico y cuándo es preocupante, para pasar a exponer de forma más amplia y detallada cómo controlarlo y bajar sus niveles.

El ácido úrico es una sustancia química que produce el cuerpo al descomponer unos elementos -llamados purinas- que están en algunos alimentos y bebidas como el marisco, cerveza, carnes rojas y algunos tipos de verduras como las alubias. Cuando estas purinas se presentan en exceso, se elevan los niveles de ácido úrico y esto puede provocar una especie de cristales que se adhieren a las articulaciones inflamándolas y produciendo, entre otras enfermedades, la gota.

El ácido úrico se suele disolver en la sangre que llega y pasa los riñones mediante la orina. Pero en caso de que no se elimine o el organismo comience a generar demasiado, la persona enfermará padeciendo gota, como hemos expuesto anteriormente, o enfermedades renales.

El exceso de ácido úrico se denomina hiperuricemia y no siempre presenta síntomas. Por eso, la mejor forma de detectarlo es mediante la realización de un análisis de sangre o de orina.

La cantidad normal de ácido úrico en sangre es de 3,5 a 7,2 mg/dl, aunque estas cantidades variarán algo según el laboratorio donde le analicen la sangre u orina.

¿Sabes que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta? Sin cuotas mensuales, sólo pagas si vas al médico. Consulta aquí como funciona.

Candidatos a tener el ácido úrico elevado

Personas que tengan familiares directos que presenten en sus resultados médicos ácido úrico elevado también podrán padecerlo.

La obesidad es otro de los factores de riesgo del ácido úrico que predispone a sufrir estos niveles de ácido úrico e incluso a padecer la gota. Además, las personas que consumen mucho alcohol y llevan una dieta rica en purinas tienen el ácido úrico elevado así como quienes son diabéticos, hacen ejercicio excesivo, quienes sufren hipoparatiroidismo, intoxicación con plomo, enfermedad renal quística medular, toxemia del embarazo, insuficiencia renal, policitemia vera, nefrolitiasis y leucemia.

Dicho esto, observamos que no solo lo que se come puede hacer que tengamos estos niveles descontrolados de ácido úrico, sino también el padecer ciertas enfermedades o el tener predisposición genética nos lleva a esto.

El exceso pues de las purinas -que son compuestos con nitrógeno que se crean en las células o que entran en nuestro organismo al comer ciertos alimentos- se debe sobre todo al organismo de cada uno, porque solo un tercio de las personas que tienen hiperuricemia se debe a su alimentación.

Bajar el ácido úrico en sangre

Expondremos las opciones saludables que pondremos en marcha para bajar y controlar los niveles de ácido úrico y no padecer hiperuricemia. Estas son las indicaciones relativas a una adecuada alimentación:

  1. Eliminar alimentos ricos en purinas como pescado azul, carnes rojas, vísceras y marisco.
  2. Moderarse el consumo de azúcares añadidos que hay en los refrescos.
  3. No tomar alcohol y, sobre todo, cerveza.
  4. Tomar frutas y verduras porque su beneficio es muy grande, aunque en el caso de ciertas verduras puedan contener unas pequeñas cantidades de purina.
  5. Beber gran cantidad de agua, pues la única forma de eliminar el ácido úrico en sangre es mediante la micción.
  6. Evitar las legumbres, dejar su consumo para una vez a la semana y consumir carne cocinada de forma hervida -porque al hervirse la carne, se eliminan todas las purinas-.
  7. Limitar las piezas de fruta a una al día, pues contienen mucha fructosa y esto contribuye a elevar los niveles de ácido úrico.
  8. Evitar la obesidad comiendo de forma equilibrada y haciendo ejercicio a diario.

La enfermedad más común de quienes padecen altos niveles de ácido úrico: la gota

La enfermedad más común de quienes padecen altos niveles de ácido úrico en sangre es la gota. Se trata de una dolencia de las articulaciones que más sinsabores causa en quienes las padecen. Se produce porque se acumulan depósitos de cristales de urato de sodio en las coyunturas y articulaciones, tejidos blandos y riñones. Cada tipo de acumulación dará lugar a una enfermedad:

  • Cuando se colocan en el dedo gordo del pie: gota.
  • Cuando aparecen como bultos debajo de la piel: se denominan tofos gotosos.
  • Cuando se establecen en los riñones producen cálculos renales: piedras en los riñones.

Esto ocurre porque el organismo de algunas personas no puede eliminar los niveles de ácido úrico en sangre producidos por la constante destrucción y formación de células. Pero en otras ocasiones, ocurre por comer ciertos alimentos en cantidades muy grandes.

Es característico de la gota que ataque en primer lugar al dedo gordo del pie cuando la persona está descansando. Entonces el dedo se pone rojo y se hincha.

Pero la gota también afectará a otras articulaciones y zonas del cuerpo: muñecas, dedos de las manos, codos, rodillas, talones, tobillos y arco del pie. Los síntomas que se padecerán en estas zonas son:

  • Dolor.
  • Hinchazón.
  • Rigidez en la articulación.
  • Calor.
  • Enrojecimiento.

El estado de ánimo de la persona también hace que la enfermedad pueda empeorar. Por ejemplo, en situaciones de estrés o si se toma mucho alcohol o drogas o por otra enfermedad que se tenga, se sufrirán crisis de gota.

Causas de la gota

La gota se produce porque el cuerpo aumenta la cantidad de ácido úrico que genera, no lo elimina en la sangre que pasa por los riñones y a través de la orina y se acumula también por ingerir demasiados alimentos ricos en purina -que son las sustancias que al descomponerse producen el ácido úrico-.



La hiperuricemia es la concentración alta de ácido úrico en la sangre. El nivel normal de ácido úrico en sangre es de entre 3,5 y 7,2 mg/dl. Casi todas las personas con hiperuricemia no sufren gota. No obstante, esta se puede dar si el cuerpo produce cristales de ácido úrico en cantidades excesivas.

Otros de los motivos por los que se puede padecer gota son:

  • Se tiene predisposición genética a padecerla.
  • Los hombres la padecen en mayor proporción a las mujeres.
  • Se consume mucho alcohol.
  • Se tiene sobrepeso.
  • Se consumen demasiados alimentos ricos en purinas.
  • Ha sufrido un trasplante de órgano.
  • Toma medicamentos diuréticos.
  • Toma vitamina niacina.
  • Tiene una enzima defectuosa que dificulta la degradación de las purinas.
  • Se está expuesto al plomo en el medioambiente.

Diagnóstico y tratamiento

Lo primero será ir al médico y realizarnos unos análisis de sangre y orina. Por lo general, estos mostrarán niveles elevados de concentraciones de ácido úrico en la sangre -hiperuricemia-. Por otro lado, también tendrá cristales de ácido úrico en el líquido de las articulaciones que le producirán artritis. Esto hará que tenga hinchazón, enrojecimiento y calor en la articulación. Dicha artritis puede darse en el dedo gordo del pie, tobillo o rodilla.

El médico, para asegurarse de que tiene gota, cogerá una muestra del líquido de una articulación inflamada para ver si tiene cristales asociados a la gota.

El profesional médico recetará antiinflamatorios no esteroides (AINE) o corticosteroides, como la prednisona y la colchicina, que se ingieren dentro de las primeras 12 horas de un ataque agudo. Además, hay otros medicamentos que reducen la concentración de ácido úrico en sangre.

Un pronto diagnóstico y un correcto tratamiento podrán reducir las probabilidades de sufrir ataques de gota e incluso curarla. Una medicación adecuada puede hacer que los cristales se disuelvan y se mantengan los niveles de ácido úrico por debajo de lo normal para que no haya futuros depósitos.

Medidas sanas para los enfermos de gota

Solo un tercio de las personas que sufren gota se debe a su incorrecta alimentación. El resto la padece por lo expuesto anteriormente, es decir, predisposición genética y fruto de otras enfermedades o situaciones -como haber sufrido un trasplante de órganos-.

En cualquier caso, existen remedios caseros para bajar los índices de ácido úrico. Por ejemplo, llevar una vida equilibrada y con una alimentación controlada ayudará mucho. Lo primero será eliminar el alcohol, el marisco y el pescado azul, por contener mucha cantidad de purinas, y consumir verduras y hortalizas, así como beber mucha agua para eliminar ácido úrico por la sangre mediante la orina.

Si tienes algún problema de salud, recuerda que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta. Consulta aquí como funciona.

Se tomarán pequeñas cantidades de carne cocinada de forma hervida en vez de legumbres, pues al cocerse la carne se eliminan las purinas. El tomate se deberá restringir en la dieta de quienes padezcan gota y tomarse solo en ocasiones especiales, pues es perjudicial.

Por último, la toma de fruta se limitará a una al día por su alto índice de fructosa, que eleva el ácido úrico.

Además de todo esto, hacer ejercicio regularmente ayudará a mantener un peso saludable -aunque no se debe perder peso de forma rápida y extrema porque aumenta la concentración de ácido úrico en sangre-, realizar consultas periódicas al médico, consultarle sobre los medicamentos y vitaminas que se esté tomando y, sobre todo, seguir las indicaciones médicas, pues son ellos los médicos quienes conocen mejor qué debemos hacer para bajar y controlar los índices de ácido úrico y para tratar la gota.

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *