Tipos de autismo


Comentar
Publicado en Enfermedades

El autismo engloba a un grupo de trastornos del desarrollo cerebral denominados “trastorno del espectro autista” (TEA) que se desarrolla durante la infancia y afecta al paciente en su forma de actuar, comunicarse y aprender. Se llama espectro porque hace mención de una amplia gama de síntomas, habilidades y niveles de deterioro o discapacidad que pueden tener los niños que padecen esta enfermedad. Según cada caso y los tipos de autismo, habrá niños con síntomas de deterioro más leve y otros que sufrirán un discapacidad más grave de la enfermedad.

Es un trastorno neurológico bastante complejo que afecta al desarrollo de la persona y está presente durante toda su vida. Las personas autistas pueden tener problemas para interactuar con otras personas, intereses restringidos y conductas repetitivas.

Cada persona autista puede tener síntomas diferentes por eso se conoce el autismo como un trastorno espectral, es decir, que se dan unas características similares en personas diferentes con este trastorno.

El autismo es un trastorno neurológico que afecta a la conducta de la persona, durante toda su vida.

El autismo es un trastorno neurológico que afecta a la conducta de la persona, durante toda su vida.

Además el médico podrá diagnosticar si la persona autista sufre otros problemas intelectuales (problemas del lenguaje, razonamiento, memoria o genéticos como convulsiones o el síndrome del X frágil). El médico se acogerá a una serie de pautas para diagnosticar este trastorno generalizado del desarrollo (TGD). Ahora alguien con síntomas más graves de autismo y personas con síntomas menos graves siguen siendo diagnosticadas como autistas.

Tipos de autismo

Antes existían los siguientes tipos de autismo:

  • Trastorno autista clásico.
  • El trastorno de Asperger (síndrome de Asperger) cuyos síntomas eran más leves y relacionados con conductas sociales. 
    Existen diferentes tipos de autismo, aunque en la actualidad todos se engloban bajo el mismo término.

    Existen diferentes tipos de autismo, aunque en la actualidad todos se engloban bajo el mismo término.

  • El trastorno generalizado del desarrollo no especificado (TGD-NE) o autismo atípico. Este tipo incluía algunas características del autismo clásico y del síndrome Asperger, pero no todas
  • El trastorno de Rett (síndrome de Rett).
  • El trastorno desintegrativo infantil (CDD, por sus siglas en inglés). El niño que tenía este diagnóstico se desarrollaba de forma normal durante varios meses o años pero luego perdía sus habilidades de lenguaje, movimientos y coordinación, además de otras funciones cerebrales.

Actualmente todos estos términos no se suelen emplear para hablar de alguien con trastorno del espectro autista .

Síntomas del autismo

Las características de la persona con autismo pueden variar de un enfermo a otro, y en función de los tipos de autismo, puesto que este trastorno es espectral como se ha mencionado antes. Habrá personas con un autismo de síntomas muy leves, mientras otras los sufrirán de forma más grave, pero en ambos casos estaremos hablando de autismo. A pesar de ello, hay unos signos que pueden alertar a los padres de que sus hijos puedan ser autistas (aunque algunas se asocian al autismo más que otras).

¿Sabes que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta? Sin cuotas mensuales, sólo pagas si vas al médico. Consulta aquí como funciona.

Es importante observar a los pequeños para que se pueda detectar este trastorno cuanto antes pues de ello dependerá su tratamiento y el reducir sus posibles secuelas. En cualquier caso, si los padres sospechan que su hijo no está teniendo un desarrollo cognitivo normal, deberán acudir de inmediato al médico para que determine lo que le ocurre y ponga un tratamiento lo antes posible.

Dicho esto, señalaremos una serie de pautas o acciones que suelen indicar que el niño puede padecer autismo. Estos síntomas se suelen relacionar con áreas de comunicación e interacción con otras personas; conductas rutinarias o repetitivas y con algunas estereotipadas.

Comunicación

Relacionado con la comunicación, si el niño tiene uno de los tipos de autismo puede ocurrir lo siguiente:

  • Con 12 meses no responde a sus padres cuando lo llaman.
  • No es capaz de explicar lo que quiere. 
    Los niños con algún tipo de autismo suelen tener problemas para relacionarse con otros niños.

    Los niños con algún tipo de autismo suelen tener problemas para relacionarse con otros niños.

  • No hace caso.
  • Algunas veces parece que oye y otras que no.
  • Ni señala ni dice adiós con la mano.
  • Deja de decir unas palabra y no balbucea, aunque antes lo hiciera.

Capacidad de relacionarse

En lo referente a su relación con los demás:

  • No sonríe cuando alguien lo hace.
  • Mantiene poco contacto visual.
  • Prefiere jugar solo.
  • Coge cosas para sí mismo.
  • Se muestra muy independiente para su edad.
  • Parece estar en otro mundo y no prestarle atención a la gente.
  • No le interesan los demás niños.
  • Con 14 meses sigue sin señalar objetos interesantes.
  • No le gusta jugar al “cucú”.
  • Parece no importarle llamar la atención de sus padres.

Otros síntomas típicos

Los niños autistas siguen, además, una conducta estereotipada que se caracteriza por:

  • Repetir una y otra vez lo mismo y no poder pasar a otra cosa.
  • Mostrar un apego inusual a los juguetes, objetos o rutinas (como coger siempre una cuerda). 
    Es habitual que los niños autistas se muestren distraídos, sin prestar atención a los demás.

    Es habitual que los niños autistas se muestren distraídos, sin prestar atención a los demás.

  • Emplea mucho tiempo en poner las cosas en fila o en un orden concreto.
  • Repite frases o palabras.

Además de estas conductas, hay otras que caracterizan al niño autista como:

  • No sabe imitar caras tontas.
  • Sus movimientos son extraños.
  • Padece rabietas intensas o violentas.
  • Es muy sensible al ruido.
  • No le gusta subir escaleras.
  • Parece deambular sin sentido o mirar al vacío.
  • Es muy activo pero no coopera.
  • No sabe emplear sus juguetes para jugar.
  • Camina como si fuera de puntillas.
  • No le gusta rebotar en las rodillas de sus padres.

Todos estos síntomas deberán tenerlos en cuenta los padres para tomar medidas tempranas y llevar a su hijo al médico para que le diagnostique si sufre o no de autismo y pueda empezar el tratamiento lo antes posible.

¿Cuándo empiezan los síntomas?

Los síntomas que hemos mencionado empiezan a aparecer durante las primeras etapas de desarrollo del niño, durante los 12 y 18 meses. En ese tiempo comienzan los problemas con el contacto visual, no responden a su nombre y prefieren seguir la mirada de otra persona o un dedo que señala un objeto. También comienzan los problemas de comunicación no verbal y para imitar a otros.

Los primeros síntomas del autismo suelen aparecer cuando los niños tienen entre los 12 y 18 meses.

Los primeros síntomas del autismo suelen aparecer cuando los niños tienen entre los 12 y 18 meses.

Al ser los niños tan pequeños, los padres no son conscientes de estos síntomas y no se dan cuenta de que tiene  algún tipo de autismo hasta que el pequeño no comienza a hablar a la edad habitual. Por eso, el diagnóstico de estos niños no suele llegar hasta después de los tres años, aunque los médicos observen problemas en el desarrollo antes de esa edad.

Los estudios sobre el tema demuestran que la detección precoz y la intervención a tiempo mejoran los síntomas de esta enfermedad. Por lo que conocer sus síntomas es muy importante. Entre estos se encuentra la regresión que sufre el pequeño con autismo, que deja de usar el lenguaje, de jugar o tener habilidades sociales que había aprendido. Esto se produce cuando el niño tiene entre 1 y 2 años.

A veces incluso se da antes, y se manifiesta porque el niño deja de mirar los rostros o compartir una sonrisa. En cualquier caso, los médicos que investigan este tema no saben por qué hay algunos niños que tienen autismo regresivo o cuales pueden llegar a tenerlo. Los niños con autismo tienen un crecimiento cerebral diferente desde etapas tan precoces como los 6 meses.



Causas del autismo

No se sabe la causa exacta que produce los diferentes tipos de autismo. Se comenzó a estudiar este espectro en el año 1940 y desde entonces no se sabe más sobre esta enfermedad. Como es un trastorno muy complejo, no existen dos personas autistas exactamente iguales, lo que hace pensar a los investigadores que pueden existir muchas causas que desencadenen esta enfermedad.

Genética y autismo

Hay estudios que argumentan la existencia de relación entre genes y autismo. Pues recogen la existencia de más de 100 genes en diferentes cromosomas como causantes del desarrollo del autismo en distintos grados.

Al ser niños tan pequeños, los padres suelen no ser conscientes de las señales.

Al ser niños tan pequeños, los padres suelen no ser conscientes de las señales.

Las personas con autismo tienen muchas mutaciones de estos genes. No obstante, dicha relación entre mutaciones genéticas y autismo es bastante complicada. Gran parte de los enfermos con autismo registran mutaciones y combinaciones de mutaciones genéticas diferentes. Pero no todas las personas con autismo tienen cambios en cada uno de los genes que los investigadores han vinculado al autismo.

De hecho, hay personas sin autismo o síntomas autistas que tienen dichas mutaciones genéticas vinculadas al autismo. Esto significa que algunas mutaciones o combinaciones de mutaciones serían responsables de:

  • La levedad o gravedad de los síntomas
  • Provocar síntomas específicos del autismo
  • Incrementar la probabilidad de sufrir autismo

Esto quiere decir que una persona con alguna de esta mutaciones genéticas sufre más riesgos de tener autismo que otra sin estas mutaciones.

Genética y entorno

Los investigadores creen que una persona con propensión al autismo por tener estas mutaciones genéticas en ciertas situaciones podría desarrollar el autismo. Es el caso de una persona que sufra una infección o contacto con sustancias químicas de su entorno que podría desarrollar el autismo por tener además predisposición genética a ello. Aunque también podría no ocurrir esto incluso teniendo dicha infección.

Los científicos creen que en el autismo influyen también otros factores biológicos en su aparición, además del genético. Dichos factores estarían relacionados con:

Si tienes algún problema de salud, recuerda que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta. Consulta aquí como funciona.

  • Malas conexiones cerebrales.
  • Inadecuado crecimiento o crecimiento excesivo de ciertas zonas del cerebro. 
    Las causas de los diferentes tipos de autismo todavía no están claras.

    Las causas de los diferentes tipos de autismo todavía no están claras.

  • Problemas del metabolismo.
  • Problemas con el sistema inmunitario del cuerpo que se encarga de protegerlo de las infecciones.

Aunque se siguen sin conocer las causas auténticas que provocan los tipos de autismo, los médicos insisten en la necesidad de observar a los niños para poder llevarlos a consulta y establecer un diagnóstico temprano que les ayude en su desarrollo personas y a minimizar los síntomas de esta compleja enfermedad.

  • Artículo escrito por:
  • Doctora Maria José Fernández Jiménez

  • Licenciado en 1995 en Medicina y Cirugía por la Universidad de Málaga (UMA)
  • Colegiado 7.624 del Colegio de Médicos de Málaga
 
 

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *