BonomédicoBlogEnfermedadesAlteraciones de la menstruación: menorragia y metrorragia

Alteraciones de la menstruación: menorragia y metrorragia


Comentar
Publicado en Enfermedades, Ginecología

Existen numerosas alteraciones de la menstruación  que son objeto de consulta ginecológicay entre ellas destacan las siguientes:

Menorragia: Es la menstruación excesiva en cantidad o duración, siempre ligada al ciclo menstrual. Se la conoce también como hipermenorrea. Como norma práctica, el útero es responsable del aumento en cantidad y el ovario en duración. Es uno de lossíntomas más frecuentes en ginecología y no siempre presupone la presencia de patología orgánica o funcional. Se ha comprobado normalidad ovulatoria en mujeres con menorragias para las que se ha invocado factores locales uterinos como un exceso de actividad fibrinolítica o una variable capacidad en la síntesis de prostaglandinas.

Metrorragia: Es toda hemorragia uterina irregular, desligada de la ovulación, sin periodicidad ni norma en cantidad ni duración. Etiológicamente podemos establecer dos grandes grupos de patologías: orgánica, que depende de lesiones en el tracto genital, y funcional, que produce hemorragias anormales no acompañadas de tumor, inflamación ni embarazo.

Algunos de los traumatismos genitales que son objeto de consulta para losginecólogos son los siguientes:

Patología inflamatoria cervical: la inflamación da lugar a metrorragias que no son de gran intensidad y provocadas muchas veces por el coito. No es excepcional la tendencia a la menorragia. Estos síntomas pueden darse también en ectropiones muyvascularizados.

Pólipo cervical ulcerado: uno de los caracteres histopatológicos de los pólipos cervicales es su vascularización. Es bastante frecuente que su superficie se halleulcerada total o parcialmente, lo que motiva la metrorragia, que es pequeña, intermenstrual y provocada generalmente por esfuerzos o el coito.

Cáncer de cuello uterino: las metrorragias son de pequeña intensidad, casiimperceptibles en la etapa inicial y por lo común provocadas por esfuerzos (coito,defecación) y sin relación con el ciclo. En fases avanzadas pueden aumentar en cuantía. Cabe destacar la importancia de los programas para su diagnóstico precoz que han determinado una significativa reducción en su incidencia.

¿Sabes que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta? Sin cuotas mensuales, sólo pagas si vas al médico. Consulta aquí como funciona.

Mioma uterino: especialmente en su variedad submucosa que, por su ubicación, es la que produce metrorragias casi siempre continuadas e irregulares. También se pueden dar en la forma intersticial o intramural, aunque éstas suelen producir menorragias.

utero

Una de las principales consultas a los ginecólogos son las alteraciones en el ciclo menstrual.

Hemorragia uterina disfuncional: es frecuente la presencia de menorragias asociadas a fallos de la ovulación, sobre todo en las fases puberal y premenopáusica. El proceso más frecuente es la llamada “metropatía hemorrágica”, de carácter disfuncional, que puede corresponder a una gran variedad de trastornos ligados a menudo a una persistencia folicular del ovario. Se traduce en cuadros diferentes que deben ser diagnosticados con precisión por los ginecólogos de Málaga para su corrección terapéutica. Los másfrecuentes son la hiperplasia quisticoglandular y la maduración o descamación irregulardel endometrio. Conviene prestar especial atención a las metropatías hemorrágicas que inciden en el período perimenopáusico.

Atrofia: en la fase posmenopáusica se pueden dar metrorragias, generalmente escasas, por la falta del estímulo estrogénico como factor trófico endometrial al que puede sumarse la posible incidencia de un factor vascular local individual.

Pólipos endometriales: son hiperplasias regionales, únicas o múltiples, que puedenproducir metrorragias copiosas e irregulares en relación con procesos de ulceración.

Procesos inflamatorios: en especial la enfermedad inflamatoria pélvica, que producencuadros hemorrágicos por la endometritis concomitante.

Endometriosis: un síntoma común a esta patología es la presencia de reglas abundantes cuya intensidad aumenta generalmente con la edad y que se da especialmente en la adenomiosis o endometriosis uterina.

Adenocarcinoma de endometrio: da lugar a metrorragias inicialmente escasas, indoloras y de sangre roja y líquida (como agua de lavar carne), que repiten anárquicamente y se hacen progresivamente más frecuentes y abundantes.

Escasez y continuidad son caracteres que deben alertar ante una metrorragia. Hay que prestar especial atención a cualquier sangrado que se presente después de la menopausia, las manchas de sangre años después de cesar las reglas. Es de destacar quela frecuencia absoluta del cáncer de endometrio ha aumentado en los últimos años,siendo una de las patologías malignas más frecuentes en la actualidad.

Sarcoma corporal: proceso poco frecuente producido por proliferación atípica del tejido conjuntivo y que da lugar a metrorragias continuadas, como agua de lavar carne, abundantes y copiosas.

Tumores funcionantes del ovario: especialmente los de células granulosas y eltecoma.

Dispositivo intrauterino (DIU): la inserción de un DIU comporta como norma unaumento en la cantidad y/o duración de las reglas pero, además, pueden presentarsesangrados intermenstruales, generalmente como manchas o pérdidas seronemáticas.



Yatrogenia: hemorragias motivadas por la administración de fármacos especialmente de acción hormonal. En este capítulo deben incluirse los anticonceptivos hormonales y las terapias con anticoagulantes.

Relacionadas con la gestación: conocida o ignorada, o con secuelas de la misma: para ello es precisa una anamnesias cuidadosa, ya que, en la práctica, muchas metrorragias tienen esta etiología. Debe valorarse con especial atención toda metrorragia distinta de la regla habitual de la mujer que se produzca tras unos días de retraso, ya que puede tratarse de un aborto o un embarazo ectópico, que presentaría mayores problemas diagnósticos y complicaciones clínicas. Asimismo, es preciso insistir en la necesidad de estudio histopatológico de los restos expulsados u obtenidos por legrado en las gestaciones interrumpidas ya que un porcentaje de los mismos son debidos a degeneraciones molares que exigen siempre un control ulterior para descubrir la posible aparición de un corioepitehoma, neoplasia producida a partir de las células epiteliales de revestimiento de las vellosidades coriales, que da lugar ametrorragias de tipo discontinuo y de gran intensidad.

Finalmente, debemos mencionar las metrorragias calificadas como esenciales o criptogenéticas que son aquellas en las que no se descubre una causa orgánica, disfuncional o general que las justifique.

Leucorrea: Se denomina leucorrea al aumento anormal del flujo producido en el canal genital. La vulva, las paredes vaginales, el endocérvix, la cavidad uterina y las trompas son fuente de secreciones y trasudados que constituyen el flujo normal, susceptible de ser modificado por distintos estímulos. En la vulva, las glándulas vestibulares y de Bartholin aumentan su actividad con los estímulos sexuales. La vagina modifica su trasudado de acuerdo con la acción de estrógenos y progestágenos. El cuello uterino aumenta su producción mucosa de acuerdo con elincremento estrogénico. Endometrio y endosalpinx sufren los clásicos cambios propios del ciclo genital.

La vagina es un órgano especialmente dotado para la lucha contra las infecciones gracias a la acción estrogénica, a la presencia de glucógeno en sus células y al papel de los bacilos de Doderlein. Todo ello crea un pH vaginal ácido que hará de la vagina un importante freno a cualquier infección extenor, así como al ascenso de dichas infecciones hacia tramos genitales más altos.

La leucorrea es el síntoma guía de una infección que no ha podido ser evitada pese a las defensas vaginales.

Aunque la leucorrea puede originarse en cualquier nivel del canal genital, es raro el flujo procedente de útero y trompas que en los casos en que sucede expresa, en general, procesos neoplásicos o cuerpos extraños.

En la clínica habitual la leucorrea se origina en vagina y cérvix uterino y pone de manifiesto infecciones de estas estructuras o, en ocasiones, y especialmente en niñas, la presencia de cuerpos extraños.

Si tienes algún problema de salud, recuerda que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta. Consulta aquí como funciona.

Las infecciones detectadas por los ginecólogos que con mayor frecuencia afectan al canal genital son:

  • Trichomoniasis.
  • Candidiasis.
  • Gardnerellas.
  • Gonococia.
  • Clamidiasis.
  • Trichomoniasis: Es la infección producida por el protozoo Trkhomcmas vaginalisy cuyo contagio habitual, aunque no exclusivo, tiene lugar por contacto sexual. El 25% de leucorreas corresponden a esta infección, en la que se añade habitualmente la presencia de un importante prurito. La exploración muestra un intenso enrojecimiento y edema vulvares, así como cierto piqueteado rojizo del cérvix uterino y la vagina. La leucorrea es blancuzca, fluida, abundante y a veces espumosa y de olor característico. El examen en fresco de una muestra de leucorrea, disuelta en una gota de suero salino, permite la identificación frecuente del protozoo, especialmente por la presencia de un flagelo que se mueve alocadamente, produciendo su desplazamiento y el de las células vecinas. El tratamiento de elección de esta infección es el metronidazol por vía sistémica, tanto de la mujer como de su pareja.
  • Candidiasis: Es una micosis, ó sea una infección por hongos, cuyo responsable habitual es Candida albicans.
  • El contacto sexual es una de las vías de contagio, pero determinados factores favorecen particularmente la infección, como es el caso de tratamientos con antibióticos de amplio espectro e inmunosupresores.

El embarazo y la diabetes predisponen especialmente a la infección. Un 25% de las leucorreas se deben a las candidiasis que ofrecen un aspecto blanco y espeso, gaseoso  y formando placas que pueden observarse aplicadas sobre la superficie vaginal. El prurito intenso es frecuente. El diagnóstico puede establecerse por observación directa en fresco, en la que se aprecian las caraaerísticas cadenas de micelios del hongo. El tratamiento puede hacerse con nistatina o con ketoconazol. Parece importante asociar el tratamiento local y el sistémico y tratar también a la pareja. Naturalmente, debe establecerse el control de los factores predisponentes.

  • Gardnerella: La Gardnerella vaginalis es responsable frecuente de leucorrea en asociación con bacterias anaerobias. Se presenta en el 40 °/o de casos de leucorrea y se transmite por vía sexual habitualmente. El cuadro clínico es el de una leucorrea maloliente, líquida y grisácea. Hay prurito importante. El diagnóstico en fresco puede sospecharse por la ausencia de leucocitos y la presencia de células vaginales de bordes “mordidos”. El tratamiento se hace con metronidazol, tetraciclinas y ampicilina.
  • Gonococia y clamidiasis: Estas infecciones se asocian frecuentemente y afectan a endocérvix, endometrio y endosalpinx. El contagio es sexual y el aspecto de la leucorrea es purulento, observándose su emisión a través del cérvix uterino. La identificación de estas infecciones precisa de cultivos especiales. El tratamiento de la gonococia se haceespecialmente con los betalactármcos y el de la clamidiasis con la doxiciclina.

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *