BonomédicoBlogOrtodonciaAlimentos prohibidos y recomendados tras una ortodoncia

Alimentos prohibidos y recomendados tras una ortodoncia


Comentar
Publicado en Ortodoncia

Hoy en día es bastante habitual que un elevado número de personas se decanten por un tratamiento dental mediante el cual conseguir la adecuada alineación de sus dientes y lograr una salud dental y apariencia estéticas ideales. Sin embargo, la utilización de este tratamiento supone la adopción por parte del paciente de diferentes costumbres relacionadas con la dieta y que deberá mantener con posterioridad. Por este motivo, le ofreceremos una guía sobre los alimentos prohibidos y recomendados tras una ortodoncia para que la eficacia del tratamiento se vea aumentada.

Qué se puede comer y qué no

El primer aspecto fundamental será detener el consumo de aquellos alimentos que presenten excesiva dureza o los pegajosos, que se adhieren a los dientes y aparatos -brackets, bandas o arcos- dificultando su limpieza.

La ingesta de bebidas con un alto contenido de azúcar -el caso de las carbonatadas o zumos envasados- deberá reducirse lo máximo posible. Tampoco se deberán adoptar costumbres como masticar hielo o morderse las uñas.

La relación de alimentos que se aconsejan y los que no se recomiendan en absoluto sería:

Frutas

Son parte fundamental de una alimentación sana y equilibrada, pero se deberá conocer cómo son más aconsejables de ingerir si se está bajo un tratamiento de ortodoncia.

De este modo, los brackets pueden provocar que la sencilla tarea de morder una manzana o cualquier otro tipo de fruta dura se complique, así que siempre resultará mejor cortarla en pequeños pedazos que se masticarán utilizando los molares o dientes posteriores.

También la fruta blanda -fresas, moras o arándanos- son especiales en este sentido y, como sucedía con las manzanas, es recomendable masticarlas con la zona dental posterior.

¿Sabes que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta? Sin cuotas mensuales, sólo pagas si vas al médico. Consulta aquí como funciona.

Además, se procurará por todos los medios reducir la ingesta de cítricos como el limón o los pomelos, ya que su acidez es elevada y el esmalte puede verse afectado.

Verduras

Si bien es cierto que aportan minerales y vitaminas indispensables para el crecimiento, en el caso de las personas con brackets deberán tomarse de manera algo distinta.

Así, si los vegetales no se cocinan, están duros. Esto sucede con las zanahorias o el brócoli y consumirlos a lo largo del tratamiento de ortodoncia tampoco es sencillo. Por esa razón se cortarán en pequeños pedazos, preferiblemente cocidos.

Legumbres

Entre las propiedades de las legumbres destaca su aportación de hierro, fibra y otra serie de nutrientes.

Por regla general se preparan cocidas, caso en el cual no supondrían mayores complicaciones para la persona sometida al tratamiento.

Sí que prestar mayor atención a la corteza del pan o los artículos de bollería duros, pues son muy capaces de provocar que los brackets se despeguen. Con motivo de esto, siempre será más recomendable comer pan de molde y productos de bollería blandos, pero tampoco en exceso debido a su elevado contenido de azúcar y carbohidratos.

Lácteos

El calcio es un elemento indispensable para la salud y el crecimiento de hueso y dientes. La leche y sus derivados proporcionan, además de calcio, potasio, vitamina D o proteínas. Todos los productos lácteos suponen una gran ayuda para aquellas personas con tratamiento de ortodoncia, ya que no precisan masticarlos demasiado.

No obstante, hay algunas excepciones dentro de ellos debido a su dureza o a su gran adherencia a los aparatos. Por ejemplo, los quesos muy curados o la pasta.

Carnes

Proteínas e hierro son los máximos beneficios de la carne. Sin embargo, en ciertas ocasiones, presenta dificultades de masticación con motivo de su dureza y sus abundantes fibras. Es por ello que no se recomienda consumir alimentos como el jamón serrano o el salchichón. Si en alguna ocasión puntual se comiesen, habrá que hacerlo en pedazos muy pequeños y masticándolos a conciencia.

Pescado

Su aporte de proteínas es elevado y su dureza, baja. Es decir, los aparatos dentales no se ven afectados durante su ingesta y se considera una muy válida alternativa en la alimentación.

Si tienes algún problema de salud, recuerda que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta. Consulta aquí como funciona.



Frutos secos y semillas

Tanto su dureza como sus reducidas dimensiones provocan que no se recomiende consumirlos con ortodoncia. Y es que podrían dañar e incluso romper ciertos elementos de los aparatos.

Dulces

Para finalizar con esta relación de alimentos prohibidos y recomendados tras una ortodoncia, señalaremos que los dulces son una serie se alimentos muy común entre la población y que se podrían diferencias dos clases:

  • Duros.
  • Pegajosos y blandos.

Las dos categorías no resultan en absoluto recomendables bajo un tratamiento de ortodoncia porque su alto contenido de azúcar facilita la aparición de caries y porque, al igual que en el caso de los frutos secos, podrían ocasionar la rotura de la aparatología.

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *