Algidol


Comentar
Publicado en Medicamentos

El Algidol es un medicamento compuesto por paracetamol, codeína y ácido ascórbico. Se conoce como fármaco analgésico y antipirético puesto que ayuda a tratar el dolor y la fiebre, síntomas propios de los resfriados. Su función principal es, como hemos dicho, tratar el dolor de intensidad leve a moderada y la fiebre. En su composición hay codeína una sustancia, que pertenece a los denominados analgésicos opiáceos, que ayuda a aliviar el dolor. Y que se puede emplear sola o con otros analgésicos como paracetamol.

Si se utiliza Algidol durante tres días y la fiebre y el dolor no mejoran deberá acudir de inmediato al médico. Algidol es un producto que se toma vía oral y cuya presentación es en sobres monodosis con granulado. Cada envase, de venta en farmacias, contiene de 12 a 20 sobres aluminio y polietileno de baja densidad.

¿Cómo usar Algidol? Dosis

Cualquier medicamento que tomemos deberá ser consultado con nuestro médico, aunque sea un medicamento que no necesite receta. Algidol no se debe administrar a un enfermo durante más de 3 días. Si pasado este tiempo la persona sigue mal y con fiebre deberá acudir de inmediato al médico para ver cuál es el origen de esto. Por lo general, será el médico el que establezca la dosis de Algidol que debe tomar en función de cada necesidad individual. Los adultos tomarán 1 sobre cada 4 ó 6 horas, no tomando más de 6 sobres en un día (24 horas).

El Algidol es un medicamento analgésico y antipirético, compuesto fundamentalmente por paracetamol.

El Algidol es un medicamento analgésico y antipirético, compuesto fundamentalmente por paracetamol.

Los niños tomarán la dosis que prescriba el médico y se ajustará al problema de salud y a la respuesta del paciente. Estas dosis recomendadas son:

  • De 1 sobre cada 4 ó 6 horas en adolescentes de más de 15 años y no excediendo los 6 sobres cada 24 horas.
  • En caso de adolescentes a partir de 13 años de edad, irá en función del peso del niño: si pesa entre 43 y 54 kg se tomará 1 sobre cada 6 horas, cuando lo necesite, no excediendo los 4 sobres cada 24 horas (2,600 g de paracetamol). Para peso superior a 54 kg hasta 1 sobre cada 4 ó 6 horas, siempre que lo necesite y nunca tomando más de 5 sobres cada 24 horas (3,250 g de paracetamol).
  • Los más pequeños de casa, esto es, los niños de menos de 12 años y los adolescentes que pesen menos de 43 kilos no tomarán Algidol.
  • Los niños de menos de 12 años no deben tomar este medicamento porque conlleva un riesgo de generarles problemas respiratorios graves.
  • Los pacientes mayores podrán tomar, como dosis recomendada, 1 sobre cada 8 horas. 
    La dosis normal de Algidol suele ser un comprimido cada 8 horas.

    La dosis normal de Algidol suele ser un comprimido cada 8 horas.

  • Las personas que sufran patologías relacionadas con el hígado antes de tomar Algidol lo consultarán con su médico. Y tomarán la cantidad de fármaco que les aconseje su doctor con un intervalo mínimo entre cada toma de unas 8 horas. No pudiendo tomar más de 2 gramos de paracetamol en 24 horas.
  • Algo parecido les ocurre a las personas que padecen enfermedades del riñón, pues deberán consultar con su médico antes de tomar Algidol. Pues la dosis de este medicamento no se recoge para este grupo de pacientes.

El paciente tomará un sobre en medio vaso de agua: antes, durante y después de las comidas. Si el efecto de Algidol es muy fuerte o débil se informará al médico o farmacéutico para que le adapte la dosis del tratamiento.

Si el paciente toma más Algidol del que necesita deberá consultarlo al médico. Y si olvidó tomar el medicamento no podrá tomar una dosis doble para compensar la que se saltó, tan sólo deberá tomarla tan pronto como se acuerde con la separación indicada de al menos 4 horas.

Efectos secundarios de Algidol

Hasta aquí hemos comprobado cómo tomar este medicamento para la fiebre y el dolor, que en principio no parece tener muchas contraindicaciones. Pero como cualquier fármaco hay veces que produce efectos secundarios, aunque estos nos los padezcan todas las personas. Los efectos secundarios del Algidol pueden ir desde muy poco frecuentes (afecta a 1 de cada 100 pacientes) hasta muy raros (afecta a 1 de cada 10.000 pacientes).

¿Sabes que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta? Sin cuotas mensuales, sólo pagas si vas al médico. Consulta aquí como funciona.

Los médicos suelen recetar Algidol para casos de fiebre y dolor.

Los médicos suelen recetar Algidol para casos de fiebre y dolor.

Hemos de señalar que este medicamento produce pocos efectos secundarios, ya que se dan en casos raros (1 de cada 1000 pacientes) y asociado a su composición con paracetamol. En ese caso se produce a veces malestar, incremento de transaminasas hepáticas o disminución de la tensión arterial.

En esta línea, y también relacionado con el componente de paracetamol algunas personas (1 de cada 10.000) sufren reacciones alérgicas que van desde una pequeña erupción cutánea (inflamación y rojez en la piel) hasta una urticaria o alergia grave, como es un shock anafiláctico, además de oxicidad en el hígado, color amarillo de piel y mucosas, disminución de glucosa en sangre, reducción de plaquetas en sangre, leucopenia, agranulocitosis, disminución de glóbulos blancos en sangre, anemia hemolítica, orina turbia y otros efectos renales adversos. Pero debemos quedarnos con el hecho de que esto sucede de forma muy poco frecuente y afecta a muy pocos pacientes.

Otros efectos secundarios del Algidol están producidos por su componente codeína. También afectan a pocas personas de las que lo toman. Pero lo señalamos para que se conozcan. En casos raros (1 de cada 1000 pacientes) sufrirá:

  • Sensación de sueño.
  • Náuseas.
  • Vértigos.
  • Estreñimiento.
  • Malestar.
  • Problemas respiratorios.
  • Respiración lenta y espasmos en los bronquios que le dificulta respirar.

Otro tanto por ciento de personas, pero en menor medica, concretamente, 1 de cada 10.000 pacientes tendrá reacciones alérgicas como las descritas para el componente con paracetamol (es decir que irán desde una simple erupción en la piel hasta un shock anafiláctico e ictericia), además de hipoglucemia, anemia hemolítica, trombocitopenia, agranulocitosis y neutropenia.

Para terminar con este apartado de efectos secundarios señalar que el Algidol producirá por su componente de ácido ascórbico los siguientes efectos secundarios que tendrán 1 de cada 10.000 pacientes como: niveles elevados de glucosa en sangre (hiperglucemia), formación de piedras en el riñón, problemas de gota en personas con antecedentes de la enfermedad, náuseas, diarreas, dolor abdominal, vómitos, hipersensibilidad, síndrome de asma alérgico (que se manifiesta con sarpullidos, edema, urticaria, prurito y muy pocas veces con shock anafiláctico).

¿Quiénes pueden tomar Algidol?

El Algidol lo puede tomar toda persona que esté sana y no tenga ningún problema. Pero no se aconseja su uso en los siguientes casos:

  • Alérgicos. Pacientes que sean alérgicos a cualquier componente de este fármaco no lo tomarán. 
    No está aconsejado suministrar Algidol a los niños menores de 12 años.

    No está aconsejado suministrar Algidol a los niños menores de 12 años.

  • Niños y adolescentes que hayan sufrido la extracción de amígdalas o adenoides por el síndrome de apnea del sueño obstructiva.
  • Personas que metabolizan muy rápido la codeína en morfina.
  • Mujeres en periodo de lactancia.

Por otra parte antes de tomar Algidol ciertas personas, que mencionaremos a continuación, deberán consultarlo a su médico:

  • Pacientes con anemia (glóbulos rojos bajos en sangre), enfermos del corazón, riñón, pulmones, tiroides o de la glándula suprarrenal.
  • Pacientes débiles, ancianos, aquellos que hayan sufrido un golpe en el cráneo o tengan el tamaño de la próstata mayor. En estas personas no se establecerá un tratamiento largo debido al componente paracetamol del Algidol.
  • Personas con asma y alergia al ácido acetilsalicílico puesto que tomar paracetamol puede producir asma. Por ello, se recomienda que no se tomen dosis altas y que evitar tratamientos de mucho tiempo para enfermedades del hígado, con o sin insuficiencia hepática. Para estos casos se establece una dosis de 2g/día de paracetamol (esto es un sobre de Algidol cada 8 horas)
  • Pacientes que consumen otros medicamentos que contienen paracetamol y pueden incrementar la toxicidad en el hígado. Estas personas no tomarán más de 4g/día de paracetamol.
  • Personas que tomen bebidas alcohólicas (tres o más al día) pueden hacer que si toman paracetamol se produzca un daño en el hígado. Los alcohólicos tendrán que extremar la precaución y no tomar más de 2 g/día de paracetamol (esto es un sobre de Algidol cada 8 h como dosis máxima).
  • Pacientes con lesiones en la cabeza, problemas respiratorios o presión intracraneal tomarán la dosis establecida por el médico puesto que sus síntomas pueden empeorar por la codeína que contiene el Algidol.

En general, el médico procurará un tratamiento con Algidol no muy largo, porque su componente de codeína puede causar dependencia psíquica, física y tolerancia con síntomas de abstinencia cuando se quite el uso de este fármaco. Para evitar esto se terminará de forma gradual el tratamiento.

Por lo general, el paciente tomará Algidol durante un periodo de tiempo no muy largo.

Por lo general, el paciente tomará Algidol durante un periodo de tiempo no muy largo.

Las personas con problemas de riñón, cálculos renales o gota y exceso de hierro en sangre, así como los diabéticos pueden empeorar sus síntomas con el Algidol puesto que lleva ácido ascórbico, que no es muy bueno para sus síntomas.

Tampoco deberán tomar Algidol o suspenderán el tratamiento las personas que al hacer uso de este medicamento, siguiendo las pautas marcadas por su médico, experimenten confusión, pupilas contraídas, respiración lenta, vómitos, estreñimiento, náuseas o falta de apetito.

Si tienes algún problema de salud, recuerda que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta. Consulta aquí como funciona.



Tras esta exposición sobre el Algidol llegamos a la conclusión de que es un medicamento útil para tratar ciertas afecciones pero que siempre debe ser empleado bajo control médico para evitar problemas mayores.

  • Artículo escrito por:
  • Doctora Maria José Fernández Jiménez

  • Licenciado en 1995 en Medicina y Cirugía por la Universidad de Málaga (UMA)
  • Colegiado 7.624 del Colegio de Médicos de Málaga
 
 

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *