Microinjerto capilar en Barcelona

Capilar Barcelona

Microinjerto capilar en Barcelona por 1.550 €
Hasta
el
17 dic

Una solución definitiva y eficaz contra la calvicie

El injerto capilar en Barcelona es la única solución definitiva contra la calvicie y el tratamiento más eficaz para frenar la caída del cabello. Con BonoMédico puedes acceder a un microinjerto en Capilar Barcelona desde solo 1.550 €. El precio dependerá de la cantidad de unidades foliculares que necesites implantar. Te ofrecemos las siguientes opciones:

  • Microinjerto de hasta 500 unidades foliculares: 1.550 € en vez de 2.800 €
  • Microinjerto de hasta 1.000 unidades foliculares: 2.450 € en vez de 4.500 €
  • Microinjerto de hasta 1.800 unidades foliculares: 3.595 € en vez de 6.500 €

La técnica empleada en prácticamente todos los casos es la FUE, cuyos resultados son completamente naturales. ¡Nadie notará que te has hecho un injerto de pelo!

Si te interesa este tratamiento, debes adquirir un bono gratuito en esta misma página. Nosotros te llamaremos para darte tu cita en Capilar Barcelona, donde un equipo de experimentados cirujanos te atenderá en la consulta previa gratuita. Reserva sin comprimiso.

Otras ofertas de Microinjerto capilar en la provincia de Barcelona

Escribe un comentario


 
He leído y acepto las condiciones de uso
 
Enviar

    Microinjerto capilar en Barcelona: noticias relacionadas

    ¿Es posible corregir un injerto capilar?

    Todos los pacientes deben saber que si es posible corregir un injerto capilar que se ha realizado con anterioridad. Aunque es una cirugía poco invasiva para el paciente, el grado de complejidad es mucho mayor para el cirujano. Ya que no todos los trasplantes de cabello se realizan con las técnicas adecuadas de FUE y FUSS y la tecnología más desarrollada, es por eso que se pueden obtener malos resultados.

    Ahí radica la importancia de que el cirujano tenga una experiencia contrastada en ese tipo de cirugías. También puede pasar que los trasplantes capilares se hicieron hace mucho tiempo y con técnicas que en ese momento eran las mejores pero que en la actualidad han quedado desfasadas y que son fácilmente mejorables.

    Tampoco se puede desestimar que existe una serie de factores que pueden ser aconsejables para una nueva cirugía de injerto de cabello como, las mismas características del paciente y la respuesta que el cuerpo ha tenido ante tal intervención, así como el cuidado que tuvo en el periodo postoperatorio de la cirugía. Un buen trasplante de cabello exige mucho conocimiento técnico por parte del cirujano y cuidados responsables por parte del paciente.

    El candidato ideal para injerto capilar: ¿Cuál es la mejor edad para la cirugía?

    Actualmente, con las técnicas que se emplean para el injerto capilar: Follicular Unit  Extraction (FUE, por sus siglas en inglés) o la denominada técnica Follicular Unit Strip Surgery (FUSS, por sus siglas en inglés) o de la tira han contribuido a solucionar situaciones que antes no podía abordarse con éxito  como por ejemplo que la mayoría de trasplantes de pelo se realizaban a pacientes que estuvieran en fases avanzadas de alopecia, cuando ya el paciente tuviera las áreas bien identificadas, por lo que el paciente ya tenía más de 40 años. No obstante, hoy en día, la franja de edad apta para realizar un injerto capilar va desde los 26 hasta los 80 años, pero la mayoría de los cirujanos especialistas en tratamientos capilares recomiendan intervenir a hombres de entre 30 y 40 años por dos razones principales. Por un lado, porque a esa edad ya se puede prever la evolución futura de la alopecia o caída del cabello, y por otra parte, porque a esa edad el paciente ya tiene muy localizadas sus áreas de alopecia, lo que permite una mejor distribución de los folículos en las áreas receptoras.

    Si el injerto capilar se lleva a cabo en pacientes muy jóvenes, la probabilidad de que el paciente de nuevo se tenga que someter a otra sesión de injerto capilar es bastante alta, debido a que su caída no se ha estabilizado y continuará perdiendo pelo no injertado por la acción hormonal que actuará sobre ese cabello que seguirá perdiendo en los años próximos. 

    Por esa razón, los cirujanos siempre aconsejan esperar a que la alopecia se frene y estabilice por sí sola, por lo que los pacientes menores de 30 años no suelen ser siempre buenos candidatos para este tipo de cirugía, debido a que su pérdida todavía no se encuentra estabilizada.

    Baja laboral tras un injerto capilar

    El tratamiento quirúrgico de injerto capilar es una de las cirugías estéticas menos invasivas para los pacientes. Es una intervención, que en la mayoría de casos, tiene excelentes resultados y muy pocas complicaciones, lo que conlleva a que el periodo de recuperación del paciente por un injerto de pelo sea rápido y pueda retomar sus actividades cotidianas en pocos días, es decir, el tiempo de baja laboral tras un injerto de cabello es breve, respondiendo de esta manera a una de las interrogantes más comunes entre los pacientes que se someterán a dicha cirugía.

    Recuperación tras un trasplante de cabello

    Para tener un tiempo de recuperación rápido y sin complicaciones, es necesario que el paciente cumpla con todas las indicaciones postoperatorias, así como el cirujano se lo ha indicado. En caso de seguirlas correctamente y no hacer aquellas cosas que tienen prohibidas, es bastante probable que se puedan retomar las actividades habituales en casa a los dos días después de la cirugía, eso independientemente,  si la persona se sometió al método con la técnica Follicular Unit  Extraction (FUE, por sus siglas en inglés) o la denominada técnica Follicular Unit Strip Surgery (FUSS, por sus siglas en inglés) o de la tira.

    El regreso al trabajo dependerá de la rapidez de cicatrización de cada paciente, pero la media en la mayoría de pacientes es de 10 días, debido a que las evidencias del trasplante de cabello durarán aproximadamente entre 10 días y dos semanas. Si el paciente obedece y descansa durante unos día eso ayudará a que la incisión se cure significativamente favorable.

    Es importante estar consciente que en ningún momento después del injerto capilar hay riesgo de rechazo, ya que el cabello trasplantado es del mismo paciente, solo que se trasladó de una zona de su cabeza a otra donde había ausencia de cabello.

    Aspectos a tomar en cuenta para corregir un injerto capilar

    Corregir un trasplante de cabello exige de parte del cirujano un buen conocimiento técnico, años de experiencia en las cirugías de injerto capilar y una buena intuición.

    Por otra parte, aunque el nivel de satisfacción es muy elevado en este tipo de cirugías, sin embargo, se puede decir que todavía se puede encontrar pacientes insatisfechos con el resultado que obtuvieron de un injerto capilar y  con el aspecto actual de su pelo, por lo que solicitan realizarse una nueva cirugía de trasplante de cabello para mejorar los resultados y conseguir de esa forma un aspecto natural.

    Es relevante elegir un buen cirujano capilar

    Para el caso de estas segundas cirugías cuyo objetivo es corregir un trasplante anterior, es obligatorio que selecciones un buen cirujano capilar, con la titulación y la experiencia necesaria en este tipo de cirugías que garanticen, lo más próximo posible, el éxito del nuevo trasplante y la casi nula posibilidad de riesgos.

    La corrección de un injerto capilar cuyo resultado no fue satisfactorio para el paciente, es una cirugía, aún más exigente para el cirujano.  El cirujano debe tener mucha experiencia en el trasplante de cabello, específicamente en una de las dos técnicas más demandadas, ya sea la Follicular Unit  Extraction (FUE, por sus siglas en inglés) o la denominada técnica Follicular Unit Strip Surgery (FUSS, por sus siglas en inglés) o la tira. Y es que, en la cirugía se necesita, por una parte, corregir los malos resultados (“pelo de muñeca”, cicatrices visibles, aspecto antinatural, “pelo de muñeca”, etc.) de un injerto capilar, y por otro lado, se debe aspirar a que los resultados que se lograrán con la segunda cirugía tengan un aspecto natural.

    Antes de someterse a una corrección de injerto capilar, es necesario que el paciente consulte a varios cirujanos para comprobar la experiencia que tienen empleando cualquiera de las dos técnicas para garantizar que los resultados serán los adecuados.

    Cicatrices que deja el injerto de cabello

    Las cicatrices que deja un injerto de cabello dependerá de la técnica que se utilice para dicho tratamiento. Entre los tratamientos de injerto de cabello más frecuentes que se les realizan a los pacientes están la denominada técnica Follicular Unit Strip Surgery (FUSS, por sus siglas en inglés) o de la Tira o la Follicular Unit  Extraction (FUE, por sus siglas en inglés).

    Con la técnica Folicular Unit Strip Surgery (FUSS por sus siglas en inglés) o extracción de Unidades Foliculares con Tira para la realización del método se debe usar un bisturí para hacer el corte longitudinal en la dermis para extraer una tira de piel con folículos pilosos. Debido a eso, con esta técnica sí queda una cicatriz en el lugar donde se hizo la incisión, aunque la mayoría de cirujanos no recortan el pelo adyacente para evitar que se note a simple vista. En pocas palabras, no es una cicatriz que todo mundo podrá ver a primera vista, primero por el cabello adyacente, y segundo, porque para conseguir una buena cicatriz y la piel sane correctamente la experiencia del cirujano será un factor determinante para lograr unos excelentes resultados.

    Con la Técnica Folicular Unit Extraction (FUE por sus siglas en inglés) no queda ningún tipo de cicatriz, ya que no se realizan incisiones de gran tamaño que puedan resultar visibles ni tampoco que hacen puntos de sutura. Y es que, con esta técnica lo que se utiliza es un instrumento quirúrgico especialmente para ello que se denomina sacabocado microscópico (normalmente de unos 0,8 mm de diámetro), por lo que deja unas cicatrices microscópicas.

    En la técnica de FUE los cortes son hechos con este material cilíndrico milimétrico de menos de 1mm, lo que deja solo unos puntos micro milimétricos blanquecinos de menos de 0,5 mm de diámetro.

    Uso de cookies
    Esta página web utiliza cookies propias con fines técnicos, analíticos y publicitarios así como cookies de terceros con fines técnicos, analíticos y de publicidad comportamental. Para obtener más información sobre el uso de cada una de las cookies, consulta nuestra Política de Uso de Cookies. La navegación por el Portal supone la aceptación de nuestra política de cookies.