• Ortodoncia fija con brackets

      Encuentra los mejores especialistas en ortodoncias fijas de Barcelona con Bonomédico: salud dental al mejor precio.

      • Barcelona:

        • Consulta previa en Barcelona
        • Tratamiento en Barcelona
        MUY
        PRONTO
        Más detalles
      • Badalona:

        • Consulta previa en Badalona
        • Tratamiento en Badalona
        MUY
        PRONTO
        Más detalles
      • Cornellàde Llobregat:

        • Consulta previa en Cornellàde Llobregat
        • Tratamiento en Cornellàde Llobregat
        MUY
        PRONTO
        Más detalles
      • Hospitalet de Llobregat:

        • Consulta previa en Hospitalet de Llobregat
        • Tratamiento en Hospitalet de Llobregat
        MUY
        PRONTO
        Más detalles
      • Manresa:

        • Consulta previa en Manresa
        • Tratamiento en Manresa
        MUY
        PRONTO
        Más detalles
      • Mataró:

        • Consulta previa en Mataró
        • Tratamiento en Mataró
        MUY
        PRONTO
        Más detalles
      • Rubí:

        • Consulta previa en Rubí
        • Tratamiento en Rubí
        MUY
        PRONTO
        Más detalles
      • Sabadell:

        • Consulta previa en Sabadell
        • Tratamiento en Sabadell
        MUY
        PRONTO
        Más detalles
      • Sant Boi de Llobregat:

        • Consulta previa en Sant Boi de Llobregat
        • Tratamiento en Sant Boi de Llobregat
        MUY
        PRONTO
        Más detalles
      • Sant Cugat del Vallés:

        • Consulta previa en Sant Cugat del Vallés
        • Tratamiento en Sant Cugat del Vallés
        MUY
        PRONTO
        Más detalles
      • Santa Coloma de Gramenet:

        • Consulta previa en Santa Coloma de Gramenet
        • Tratamiento en Santa Coloma de Gramenet
        MUY
        PRONTO
        Más detalles
      • Terrassa:

        • Consulta previa en Terrassa
        • Tratamiento en Terrassa
        MUY
        PRONTO
        Más detalles
    La ortodoncia en Barcelona es una especialidad que permite corregir las deformaciones dentales.

    La ortodoncia en Barcelona es una especialidad que permite corregir las deformaciones dentales.

    ¿Qué es la ortodoncia?

    Si analizamos el significado de la palabra ortodoncia que viene del griego orthos (correcto) y odon (diente) y el sufijo -ia (que es acción o cualidad) podemos intuir que se trata de una parte de la medicina, concretamente de la odontología, que se encarga de la correcta colocación de los dientes. Por tanto, la ortodoncia es una disciplina que ayuda a corregir las deformaciones dentales.

    Beneficios de la ortodoncia

    Los tratamientos dentales de ortodoncia en Barcelona tienen muchos beneficios y aspectos positivos entre los que destacaremos:

    • Ayuda a que las personas con problemas de maloclusión puedan morder de forma correcta. Esto hace que se eviten presiones excesivas en la articulación temporomandibular que hará que se eviten problemas de desgaste dental, dolor de mandíbula y de cabeza. Los problemas de mordida son muy importantes pues hacen que se incremente la cantidad de sarro en la boca, las enfermedades periodontales, desgaste de encías y dientes e incluso pérdida de piezas dentales. Por eso, los tratamientos de ortodoncia son cruciales.
    • Favorece la higiene dental diaria al conseguir una correcta alineación de las piezas. De este modo, con el cepillo y la seda dental se podrá acceder a todos los huecos de la boca y reducir la cantidad de bacterias que puede haber en ellas y disminuir el riesgo de padecer enfermedades periodontales como la gingivitis o caries o el sangrado de encías e hipersensibilidad de las piezas.
    • Ayuda a una correcta digestión de los alimentos, pues esto se consigue masticando bien. Además así el organismo aprovecha todos los nutrientes y se mejoran los trastornos gástricos como estreñimiento, reflujos o gases.

    Problemas de las maloclusiones y las malposiciones dentarias

    Los problemas de las maloclusiones y las malposiciones dentarias se producen cuando los dientes no encajan bien y se sobrecarga la mandíbula.

    Casi toda la población (un 90%) sufre maloclusión dental u oclusión dental defectuosa esto genera una serie de problemas, entre los que se encuentra el denominado bruxismo (que es apretar y rechinar los dientes) que se suele dar durante el sueño y de forma inconsciente. Este hecho provoca dolor fuerte en la articulación temporomandibular, en los oídos, la cabeza y el cuello y con el tiempo hace que se desgasten los dientes.

    Por eso, los ortodoncistas en Barcelona recomiendan que se lleven a los niños a revisiones antes de los 6 años para evitar problemas relacionados con la oclusión. Si se hace esto pronto, se evita que con el crecimiento se empeoren los problemas.

    Además de la alineación anormal de los dientes, la maloclusión puede generar apariencia anormal de la cara, dificultad o molestias para masticar o morder, dificultades en el habla (esto en menor medida) e incluso balbuce y por último respiración bucal (es decir, respirar por la boca sin cerrar los labios).

    ¿Por qué se producen los defectos en la posición de los dientes?

    La maloclusión a veces es hereditaria, lo que quiere decir que la afección se transmite de padres a hijos. Puede producirse por tener un tamaño de mandíbula superior diferente al inferior o entre el tamaño de la mandíbula y el diente, esto produciría apiñamiento de los dientes o patrones de mordida anormales.

    Existen defectos en la posición de los dientes que son congénitos, como el labio leporino y paladar hendido, que pueden causar también maloclusión dental.

    Además de lo expuesto se produce maloclusión dental por:

    • Dientes que se han formado de manera anormal, dientes extras, perdidos o impactados.
    • Haber sufrido una lesión grave que ha provocado una fractura de la mandíbula y mala alineación dental.
    • Malos hábitos de la infancia como chuparse el dedo, usar chupete o biberón después de los tres años o presionar los dientes con la lengua.
    • Tumores de la mandíbula o la boca
    • Mal ajuste de coronas, prótesis, retenedores y correctores dentales.

    ¿Cómo se estudian los defectos de la dentadura?

    Los defectos en los dientes se estudian en la consulta del dentista, mediante una serie de técnicas específicas.

    Los defectos en los dientes se estudian en la consulta del dentista, mediante una serie de técnicas específicas.

    Los defectos de alineación dental se estudian durante una consulta de rutina del odontólogo. Este especialista puede ver que la mejilla está hacia afuera y pedirle al paciente que muerda hacia abajo para comprobar si existe buen ajuste de los dientes posteriores.

    También puede estudiar los defectos de la dentadura haciendo radiografías dentales, radiografías de cráneo o cabeza, o faciales. Incluso puede que sea necesario realizar moldes diagnósticos de los dientes para dar con el problema.

    Tipos de tratamientos en la ortodoncia en Barcelona: interceptivos y correctivos

    Hay muchas formas de actuar según el problema dental que se trate. Pues no es lo mismo poner un tratamiento de ortodoncia preventivo que corregir un problema de más tiempo.

    Por ello, pese a que también existen estos tratamientos preventivos, en este punto nos centraremos en dos tipos de tratamiento en la ortodoncia: interceptivos y correctivos.

    • Tratamiento interceptivo. Tiene como fin corregir desviaciones que se produce en un momento dado pero que aún pueden modificarse. Existe una mala posición o hábito que se puede corregir. Se utiliza para evitar un crecimiento anormal del  complejo craneofacial por lo que se aplica a personas jóvenes. Abarca pues dientes y mandíbula. Este tipo de tratamientos incluye aparatos fijos para evitar problemas futuros.
    • Tratamiento correctivo. Es aquel que se utiliza cuando el problema ya se ha instaurado y alterado el complejo bucofacial. Se puede manifestar con deformación de la forma del arco dentario o alteración en la función dental. Se puede aplicar en jóvenes y alguna vez puntual en adultos. El tipo de aparato de ortodoncia que se usa es removible y también fija para que la persona vuelva a tener una morfología funcional y estática normal. Al tratar un problema que ya ha evolucionado, el odontólogo puede necesitar un estudio para cada caso en particular con radiografías panorámicas, etc.

    ¿Cómo son los aparatos en la ortodoncia?

    Los aparatos de ortodoncia en Barcelona serán de una forma determinada, según el problema que traten. Señalaremos los siguientes tipos:

    • Aparatos funcionales: Se trate de aparatos que actúan sobre músculos y huesos pero también mueven dientes. Pueden ser removibles y su fin es conseguir el equilibrio entre las fuerzas internas (lengua) y externas.
    • Aparatos removibles o extraíbles: Son los más empleados para niños porque se emplean para tratamientos interceptivos, es decir, los que buscan interceptar desviaciones que se están dando para que no se instauren y evitar un desarrollo anormal. El paciente se los puede quitar y poner según la actividad que realice, aunque debe llevarlos un número de horas determinadas.
    • Aparatos fijos: Son los que no se pueden quitar durante el tratamiento. Están anclados en los dientes y su fuerza es continua. Permiten realizar todo tipo de movimientos sin límites y pueden mover corona y raíz del diente. Se puede combinar con el uso de otros aparatos.
    • Aparatos extraorales: Son aparatos que están fuera de la boca y actúan sobre los dientes y mandíbulas. Se utilizan en casos muy concretos y determinados.
    • Retenedores en una ortodoncia: La función de este tipo de aparato de ortodoncia, que se suele poder extraer, es que no se empeore lo conseguido tras un tratamiento de ortodoncia, pues al finalizar dichos tratamientos los dientes suelen volver a su posición anterior. Los retenedores hacen que esto no suceda.

    Además, también se puede distinguir entre otros tipos de ortodoncia:

    • Ortodoncia metálicaEs el aparato que hecho de metal combina los brackets de poca fricción con los alambres térmicos, disminuyendo así el tiempo de tratamiento.
    • Ortodoncia estética o de zafiro: Es un tipo de aparato realizado con zafiro lo que hace que sea transparente, de buen precio y que contribuya a que la ortodoncia se realice con rapidez y precisión.
    • Ortodoncia invisibleEs un tipo de aparato que se realiza a medida del paciente y es transparente por lo que no se ve. Entre los múltiples beneficios y ventajas de la ortodoncia invisible, destaca que se puede extraer y mejora la sonrisa sin alterar la vida cotidiana del paciente.
    • Ortodoncia lingual: Los aparatos o brackets que se colocan en el interior de los dientes se conocen con ese nombre. Con ello se consigue buenos resultados.

    Duración del tratamiento

    La duración de una ortodoncia en Barcelona dependerá de cada caso. Pero suele oscilar entre los 18 y 24 meses. En casos más concretos suele incluso durar hasta 36 meses.

    Limpieza durante la ortodoncia

    La limpieza bucal es fundamental se lleve o no aparatos en los dientes. Pero en el segundo supuesto más aún. Los pacientes con aparatos fijos deben acentuar la limpieza y cepillado durante la ortodoncia porque estos aparatos ayudan a que se produzca caries, mal aliento, etc.

    No hay edad mínima ni máxima para una ortodoncia en Barcelona

    No hay edad mínima ni máxima para una ortodoncia en Barcelona

    Por esto, se debe hacer una completa higiene bucal muy exhaustiva. Se podrá usar cepillos dentales con perfil de filamentos en forma de V que se adaptan a la forma de los aparatos de ortodoncia, junto con una pasta dentífrica y un colutorio con una formulación específica para personas con ortodoncia.

    Para los aparatos removibles se usarán comprimidos limpiadores efervescentes.

    Edad mínima y máxima para la ortodoncia

    Los tratamientos de ortodoncia en Barcelona no tienen límites de edad siempre que el estado periodontal y bucal sean buenos. Pueden existir límites en algunos movimientos ortopédicos que sólo se pueden conseguir en pacientes jóvenes y que se recomiendan antes de los 14 años, como puede ser la expansión del paladar, pero insistimos en que no existe una edad mínima y máxima para la ortodoncia.

    Preguntas frecuentes

    Obviando algunas como las relativas al precio de una ortodoncia o a cuándo extraer piezas dentales, entre las preguntas frecuentes en una ortodoncia destacaremos las siguientes:

    ¿Es doloroso el tratamiento?

    Los tratamientos de ortodoncia en ningún caso causarán dolor, como mucho, molestias.

    ¿Perjudica a los dientes?

    Este tipo de tratamientos dentales busca el beneficio y no perjuicio dental, por lo que puede afirmarse que la ortodoncia no daña los dientes.

    ¿Se corrigen todos los defectos?

    Con los aparatos dentales se intenta mejorar la maloclusión dental y se consigue en un alto índice de casos pero no en todos. Pues cuando hay una maloclusión muy grave y existen diferencias esqueléticas agudas, a veces, la única solución que existe es la cirugía ortognática.

    Diferencias entre la ortodoncia en adultos y en niños

    Las diferencias entre la ortodoncia en adultos y en niños estriban, sobre todo, en aspectos estéticos más que de salud. Puesto que en los niños con la ortodoncia se busca corregir para que la mandíbula se desarrolle de forma correcta. Este tipo de ortodoncia no se puede dar en los adultos.

    Por otro lado, en los niños no prima un tipo de aparatos que busco lo estético sino lo funcional. En el caso de los adultos sí se busca mejorar la boca pero con aparatos que también sean estéticos y no queden mal.

    En los tratamientos de ortodoncia infantil no se pueden combinar estos con otros tratamientos, en los adultos sí.

    Los tratamientos de ortodoncia en adultos trabajan sobre dientes definitivos, no como en los niños que son dientes en erupción. Los adultos suelen ponerse ortodoncia cuando han perdido alguna pieza dental o les ha salido la muela del juicio. En los tratamientos de este sector (adultos) intervienen diversos especialistas:periodoncista, implantólogo y ortodoncista en Barcelona.

    Los aparatos que suelen emplearse en adultos son: los invisibles (invisalign) o brackets de zafiro, esto es, aquellos que sean estéticos y pasen desapercibidos.

    ¿Qué es la ortodoncia? ¿Para qué casos se recomienda?

    Al hablar de ortodoncia en Barcelona nos referimos a todo tratamiento que va encaminado a corregir los dientes y huesos mal posicionados.

    Hoy en día es más común ver a niños, adolescentes y adultos usar aparatos dentales para corregir la forma anómala en que van creciendo los dientes o bien por porque los huesos de las mandíbulas no están desarrollándose correctamente.

    En síntesis, podemos definir a la ortodoncia como una parte de la odontología (parte de la medicina que se dedica a la dentadura y encías, es decir, todo lo relacionado con el apartado bucal, así como de sus enfermedades y deficiencias) que se encarga de corregir los dientes y huesos que han crecido incorrectamente en el paciente.

    La importancia de arreglar cualquier defecto odontológico estriba en garantizar que la persona tenga una buena mordida; a eso se le suma que cuando los dientes no están correctamente alineados, se tiende acumular entre ellos mucha suciedad de la comida que se ingiere, lo que provoca, entre otras cosas, mal aliento, pérdida de dientes, enfermedades en las encías y caries.

    Los beneficios de la ortodoncia en Barcelona son tanto estéticos como funcionales, ya que ayudan a corregir los defectos en la mordida.

    Los beneficios de la ortodoncia en Barcelona son tanto estéticos como funcionales, ya que ayudan a corregir los defectos en la mordida.

    Cuando los problemas no se solucionan, no sólo provocan las patologías que hemos expuesto anteriormente, sino también otros inconvenientes como dolor de cuello, en la espalda, síndrome temporo mandibular, además de dar un mal aspecto.

    Como ve, el problema no es nada sencillo; de hecho, cuando no se le da la importancia que merece, la situación puede complicarse en demasía, por eso es importante que dentro de su plan de salud anual usted y su familia programen una o dos visitas al odontólogo.

    Ahora bien, una de las dudas que surgen al respecto de los problemas dentales es cuándo debe hacerse una ortodoncia y acudir al especialista.

    Se cree erróneamente que un niño no puede presentar ninguna deficiencia dental por ser jóvenes. Sin embargo, en las primeras etapas de la vida es cuando más importancia se le debe dar a la salud dental. Además, en esas edades (entre ocho y 12 años, más o menos) es cuando éstos se pueden empezar a corregir para ver los resultados más rápidos y de una forma más eficaz. Detectar a tiempo cualquier problema bucal es importante para que en la edad adulta el panorama no sea tan complicado.

    Problemas más comunes que requieren de la ortodoncia en Barcelona

    A continuación, detallamos los tipos de mordidas dentales y problemas más comunes por los que se requiere de la ortodoncia para que usted tenga una idea más amplia del tema:

    • La sobremordida: 

    A este problema también se le conoce como maloclusión y se refiere al mal alineamiento de los dientes, específicamente de los superiores sobre los inferiores. Esta condición no suele ser muy perceptible en algunos pacientes.

    Sin embargo, en casos muy avanzados los dientes están muy sobrepuestos y hasta pueden llegar a causar cambios significativos en la forma del rostro. Estéticamente no está bien visto, pues a estos pacientes se les suele llamar “dientes de conejo”. Más allá de eso, hay personas que presentan problemas del habla.

    Pero, ¿qué causa la sobremordida? Los médicos afirman que es muy común en personas que, por ejemplo, se chuparon el dedo desde pequeños o en aquellos casos de niños que usaron durante mucho tiempo chupete; por otro lado, también se dice que es cuestión hereditaria.

    En ese sentido, los tratamientos de ortodoncia en Barcelona se convierten en una opción muy fiable para tratar esta condición.

    • Espaciamiento

    Como su nombre indica, es el espacio que existe entre uno y otro diente. Normalmente, esta condición es común en las piezas delanteras.

    La razón de este estado dental es que se da un crecimiento anormal de los dientes o incluso de la mandíbula; además puede ser resultado de piezas faltantes en la anatomía de la boca o cuando éstos no ocupan todo el espacio. Estéticamente, es un problema muy significativo.

    • Submordida

    En este caso pueden suceder dos cosas: uno, que los dientes superiores estén muy metidos hacia dentro; o dos, que los inferiores estén muy salidos. Cualquiera de ellos se traduce en una condición muy compleja en el paciente, pues le cambia la forma del rostro.

    • Mordida cruzada

    Básicamente, los dientes inferiores no se encuentran al mismo nivel que los superiores, es decir, al ponerlos juntos, éstos aparecen unos sobre otros. Esta situación debe tratarse desde pequeños, pues en la edad adulta en algunas ocasiones se recurre a la cirugía para contrarrestarla.

    • Mordida abierta

    Es un espacio que hay entre los dientes superiores o inferiores. Se distinguen tres tipos en esta apartado. A continuación los detallamos:

    1. Mordida abierta anterior: se da cuando no hay contacto entre los incisivos.
    2. Mordida abierta posterior: el espacio que hay se da entre los molares.
    3. Mordida abierta completa: el contacto se da solamente en los últimos molares, pero no en los dientes superiores e inferiores, provocando un enorme espacio en la boca.
    • Apiñamiento

    Los dientes crecen unos sobre otros; el espacio es demasiado pequeño en el hueso maxilar, de ahí que aparecen apiñados, como el nombre indica. Hay casos en los cuales esta condición no es muy grave, pero en otros sí lo es, llegando a provocar problemas estéticos y enfermedad periodontal, pues debido a que las piezas no están correctamente colocadas, hay más posibilidad de que entre o bajo ellas se forme caries y acumulación de sarro.

    Ésta categoría se divide en tres: apiñamiento primario, cuando la genética tiene que ver; secundario, pérdida prematura de los dientes ya sea por accidente, enfermedad o malos hábitos; terciario, por el aparecimiento de las cordales, que ejercen una presión en el hueso mandibular empujando a las demás piezas hasta amontonarlas. Este último caso es más frecuente en los adultos que en los menores.

    • Línea media desplazada

    Se trata de un desplazamiento de la línea media de los dientes. Sitúese frente a un espejo y junte los dientes. Trace una línea imaginaria y si compruebe que sus piezas dentales superiores están perfectamente alineadas con las superiores.

    Anatomía de los dientes

    Antes de hablar de la utilidad de los aparatos dentales, es conveniente aclarar algunos conceptos, ya que si bien hay diferentes tipos de patologías que se presentan en los dientes, es preciso conocer también cuál es su anatomía y cómo están distribuidos.

    Cada uno de los dientes de una persona tiene una función específica, pero a veces existen problemas que dificultan su utilidad.

    Cada uno de los dientes de una persona tiene una función específica, pero a veces existen problemas que dificultan su utilidad.

    Con este objetivo, y en primer lugar, vamos a detallar las diferentes partes del diente:

    • Dentina: se trata de la capa del diente que se encuentra abajo del esmalte. Cuando una persona padece de caries, y si ésta no se cuida, la infección puede llegar hasta la pulpa dental lo cual vuelve más compleja la situación.
    • Corona: es la forma en cómo se ven los dientes, es decir, los incisivos se distinguen por ser más afilados y así, de la misma manera, con el resto de las piezas dentales.
    • La raíz: es la parte del diente que está conectada con el hueso maxilar.
    • Borde de la encía: es la unión entre el diente y la encía. Cuando no hay una adecuada limpieza de estos, el sarro se va acumulando en la parte superior, formando una placa amarillenta de mal aspecto, que a la larga puede devenir en enfermedades como la gingivitis.
    • El esmalte: es la parte exterior del diente, actúa como una capa protectora. De igual forma, si no hay limpieza adecuada este esmalte se va desgastando dejando al diente a expensas de que pueda deteriorarse.
    • La pulpa: es ese tejido que está en el centro del diente, que se encuentra en contacto con los nervios del mismo. Cuando una infección ataca esa zona, los dolores que sienten los pacientes son muy fuertes.

    Todos los seres humanos tenemos diferentes tipos de dientes, cada uno cumple una función específica y sin ellos, digerir los alimentos sería complicado. Vamos a tratar someramente cada uno de ellos:

    • Los incisivos: son los que están más afilados en los bordes inferiores; éstos se utilizan para morder los alimentos, arrancar pequeños pedazos, etc. Tenemos cuatro en la parte superior y mismo número en la inferior.
    • Los caninos: los dientes que comúnmente las personas llaman colmillos. Sirven para desgarrar los alimentos.
    • Los premolares: aplastar y desgarrar, ésa es la función de este grupo de dientes. 
    • Los molares: tienen diferentes tipos de cúspides, como se les conoce a los bordes de los dientes. Básicamente, su función es la de masticar.

    Tiempo de duración de un tratamiento de ortodoncia

    El tiempo de duración de un tratamiento de ortodoncia en Barcelona es una de las preguntas más frecuentes a las que se enfrentan los odontólogos por aquellos pacientes que se encuentran con la incomodidad de llevar aparatos dentales dentro de la boca.

    En términos generales, el tiempo de duración depende de muchos factores, principalmente del tipo de situación que se vaya a corregir, de la edad del paciente, de lo avanzada que esté la maloclusión, de la técnica que el especialista vaya a utilizar y del estado en que se encuentren las encías.

    Pero si aún se insiste en precisar un tiempo, hay de casos en los que sólo se necesitan seis meses para tratar el problema, pero hay quienes requieren pasar en tratamiento de ortodoncia hasta un año y medio o dos, o en todo caso se recurre a la cirugía para tratar la condición del paciente. Todo depende, como repetimos, de su condición.

    El éxito de todo tratamiento de ortodoncia está íntimamente relacionado con lo rápido que se trate. Y es que cuando existen condiciones genéticas, como cuando la mandíbula inferior crece de forma desmedida, es preciso tomar cartas en el asunto lo antes posible y comenzar con el trabajo desde que el niño tiene entre los siete y ocho años, pues de ignorar la situación, en la edad adulta el caso se vuelve más complicado de revertir.

    La idea del médico, en el caso anterior, es revertir el crecimiento de la mandíbula y estimular el crecimiento maxilar, para que haya un equilibrio.

    Por otro lado, también en los casos de sobremordida, submordida, mordida abierta, cruzada o crecimiento vertical, de no tratarse a tiempo lo más recomendable será que el paciente recurra a una cirugía.

    También queremos aclarar un punto bien importante. Una de las preocupaciones de las personas con problemas de ortodoncia es la edad. Se cree que sólo los adolescentes o los niños son los que “deben” usar brackets o frenillos, como también se les conoce. Ésta es una idea equivocada, pues no hay un límite para optar por cualquier procedimiento, eso sí, éste debe recomendarlo el especialista.

    Si su problema es que se le noten los aparatos dentales, hoy en día la ortodoncia ha evolucionado en gran medida y le ofrece una gran variedad de aparatos que van desde los llamados invisibles hasta los que se usan en el paladar.

    ¿Es molesta la ortodoncia con aparatos dentales?

    El solo hecho de imaginarse la boca con alambres, ligas u otro tipo de aparatos dentales, puede hacer que el paciente dé por descartado el tratamiento de ortodoncia, pese a que su condición pueda llegar a ser incluso grave.

    Con anterioridad a la colocación de los aparatos, usted debe consultar con el médico acerca de todas las dudas que le surgen al respecto, y una de ellas será si sentirá o no molestias. Él deberá ser muy sincero en este sentido, pues al inicio cuando coloque los brackets (según sea el caso) hará un poco de presión en la dentadura, y eso sí puede causar cierta incomodidad en el paciente.

    Afortunadamente, la molestia cesará al cabo de los días, pues los dientes se irán acomodando a su nueva posición. 

    Ahora bien, también existen dos tipos más de molestias, por llamarlas de alguna forma, que pueden generar los tratamientos de ortodoncia en el paciente. Uno, se relaciona sobre todo con una cuestión de índole estética, es decir, el paciente puede sentir vergüenza de cómo se ve con los aparatos y evita reír, por ejemplo.

    La ortodoncia en Barcelona tiene una duración determinada, según el problema dental que se necesite resolver.

    La ortodoncia en Barcelona tiene una duración determinada, según el problema dental que se necesite resolver.

    Como se mencionaba anteriormente, hay que decir que, sin embargo, existen en la actualidad muchos aparatos que no son visibles y que pueden ayudarle a superar esa crisis.

    Dos, también el paciente deberá cambiar los hábitos de alimentación e higiene cuando se usa cualquier tratamiento de ortodoncia. Una de las recomendaciones que podemos darle en ese sentido es que prefiera los alimentos que no son tan duros y utilice productos especiales para su limpieza, pues además de ayudarle a cuidar su dentadura, también preservará el estado de los aparatos dentales, evitando que la comida se atore entre ellos o que los alambres se rompan.

    En ese sentido, pregunte al médico sobre qué tipo de producto para el aseo dental le recomienda y úselos tres veces al día como se lo indiquen.

    Los alimentos, qué debe y que no debe comer

    En relación con en el tema anterior, es muy importante que el paciente que se somete a un tratamiento de ortodoncia en Barcelona tenga conocimiento pleno de los alimentos prohibidos y recomendados tras una ortodoncia. Como se mencionaba anteriormente, en términos generales debe evitar aquellos muy duros o pegajosos, así como dejar de lado ciertos hábitos como comer hielo o morderse las uñas.

    A continuación hacemos una lista de lo que debe y no comer para que tome nota.

    • Carnes: prefiera las más blandas como el pollo y el pescado (sin espinas) preferentemente que sean a la plancha para que la textura exterior no quede muy dura. Además, evite las que son muy fibrosas como la de ternera y la de conejo, pues le será más difícil masticarlas.
    • Verduras: puede comer de todo, pero cocínelas al vapor para que no queden ni muy cocidas ni muy crudas. Eso sí, con las zanahorias, por ejemplo, no se debe evitar su consumo, pero su consistencia es muy dura, para eso le recomendamos que prefiera hacerlas en crema o en puré.
    • Puede comer pastas con su salsa favorita, así como arroz, huevo y puré de patatas; éstos dos últimos le serán de mucha ayuda durante los primeros días que tenga los aparatos, pues por su misma condición de blandos, no afectarán a la masticación y la ingesta.
    • Con las frutas como las manzanas y peras, por ejemplo, o todas aquéllas duras, utilícelas, preferentemente, en puré.
    • Las ensaladas también son una buena idea. Prepárela con los ingredientes que desee, pero pártalos en pequeños pedazos o en julianas muy delgadas para que no se le dificulte comerlas. Consuma aguacate, una fuente rica en proteína.
    • Los gazpachos también son una buena opción para preparar sus verduras, especialmente los tomates, brócolis u otros.
    • En cuanto a los postres prefiera los bajos en azúcar o, en todo caso, decántese por los yogurts, flanes o gelatinas.

    Alimentos que no debe comer

    En este punto los especialistas son estrictos. Si se salta las reglas, corre el peligro de echar a perder el tratamiento, así que debe seguir las recomendaciones del médico.

    • No dulces: si usted es adicto a ellos, deberá dejarlos de lado mientras dure el tratamiento, pues el exceso de azúcar puede causarle caries. Las gomas de mascar o todo aquel producto muy pegajoso puede alterar la placa de los brackets.
    • Las barras de cereal, palomitas de maíz, comer hielo o los frutos secos por su consistencia también están dentro de las cosas que debe evitar.
    • Quizás esta recomendación no esté estrictamente dentro de la alimentación, pero es muy recomendarle que no use sus dientes para abrir paquetes, embalajes o cualquier otro objeto, pues dañará los aparatos de ortodoncia.

    Problemas que pueden surgir con los brackets

    En los primeros días posteriores a la puesta de los brackets, es normal que el paciente presente pequeñas laceraciones en los labios y encías, debido a los alambres de los mismos. Es importante saber cómo utilizar cera en una ortodoncia, ya que el médico se la proporcionará para evitar el roce colocándola sobre los frenillos.

    El dolor también es frecuente; en ese sentido, el especialista le recetará analgésicos para calmarlo. Recuerde que esto es completamente normal y que al paso de los días desaparecerán.

    Además de tener que conocer a la perfección cómo limpiar bien los brackets, también se presentan otro de tipo de inconvenientes con este tipo de aparatos. Aquí los mencionamos:

    • Los alambres que pinchan: con mucho cuidado, muévalo hacia un lado con los dedos o con una pinza. Si siente que le molesta, coloque cera sobre él.
    • Bandas sueltas: si hay molestia, porque lo normal es que no genere ninguna incomodidad, también puede recurrir a la cera, pero antes quítelo y si queda algún pedacito de alambre suelto, también use cera.
    • Alambres sueltos en el último bracket: con una pinza dóblelo al lado donde no le molesta o trate la manera de volverlo a colocar por medio de una pinza. Si le es imposible, entonces recurra a la cera.

    Este tipo de incidentes pueden ocurrir pues, hasta cierto, punto son comunes. Pero para que no sucedan con frecuencia, usted no debe perder las citas con el odontólogo para que haga una revisión, ajuste y control de los aparatos dentales.

    Cuando se lleva ortodoncia hay que tener cuidado con los alimentos que se toman, para no dañar el aparato.

    Cuando se lleva ortodoncia hay que tener cuidado con los alimentos que se toman, para no dañar el aparato.

    Normalmente, estas citas son cada 15 días y no se extienden durante más de 20 minutos, tiempo en el que el médico hace una evaluación de cómo va respondiendo la dentadura con el tratamiento, además, hace un ajuste de la misma o coloca más aparatos, pues en algunas ocasiones no se pueden poner todos de una sola vez.

    Sin embargo, el tiempo de consulta será a consideración médica, ya que algunos tratamientos no requieren más que de una revisión que se hará cada mes o según sea el caso.

    De todos modos, es importante que si usted siente algún tipo de molestia, visite al médico, máxime cuando un alambre se ha despegado y éste cause heridas en los labios o mejillas, lo que a su vez pueda traducirse en infecciones, lo que complicaría más el caso. Por este motivo habrá que conocer cómo evitar aftas o llagas en una ortodoncia.

    Uno de los inconvenientes a los que se enfrentan las personas que se someten a una ortodoncia en Barcelona con brackets, es el dolor al ajuste de los mismos. Sí, es inevitable que esto no suceda y puede considerarse como uno de los riesgos de la ortodoncia. Sin embargo, es necesario para que la dentadura vaya desplazándose y que, por ende, el tratamiento dé los resultados esperados.

    Aquí le damos algunos consejos para reducir el dolor:

    • En los primeros días consuma sopas o caldos.
    • Si el dolor es intenso, pregunte al médico por algún fármaco que lo disminuya o, en todo caso, chupe cubitos de hielo, no los muerda.
    • Enjuáguese con agua con sal, eso le ayudará a disminuir las molestias.
    • Prefiera las pastas dentales para reducir la sensibilidad. Éstas son de gran ayuda en los días posteriores al ajuste de los frenillos.

    Por regla general, al seguir estas indicaciones el dolor pasa más rápido, pero si éste persiste y no le permite hacer sus actividades con normalidad, vaya al médico.

    Preguntas frecuentes sobre ortodoncia

    ¿A qué edad se debe visitar por primera vez al ortodoncista?

    Ocurre lo mismo que con otros especialistas como el pediatra o el oculista. Resulta fundamental que los niños acudan a una consulta de ortodoncia en Barcelona. Como es lógico, sus padres o tutores deben prestar especial atención a su calendario de vacunas o a confirmar que no necesitan usar gafas. Pues hoy en día también es preciso contemplar la opción de que deban llevar aparatos ortodóncicos.

    Con el propósito de verificar si requieren someterse a un tratamiento de ortodoncia o no, se antoja primordial una completa revisión antes de que cumplan los 7 años, pues alrededor de esa etapa los maxilares todavía se están formando y este aspecto es una gran ventaja a la hora de corregir hipotéticas anomalías dentales.

    En todo niño pequeño es esencial esa visita inicial al especialista en ortodoncia, pese a que en apariencia gocen de una estupenda salud bucal. Esto es así porque los defectos de boca y dientes no están necesariamente relacionados con las imperfecciones estéticas que sus padres puedan detectar. Errores en la funcionalidad dental pueden afectar de manera notable en la salud de tres de cada cinco infantes, siendo el ortodoncista la única persona cualificada que realmente puede diagnosticar estas anomalías.

    En todos los casos, la espera durante el tratamiento merecerá la pena y después se lucirá una estupenda sonrisa.

    En todos los casos, la espera durante el tratamiento merecerá la pena y después se lucirá una estupenda sonrisa.

    Esta visita al ortodoncista cuando los pequeños aún no han llegado a los 7 años es una de las características recomendaciones de las principales sociedades científicas de ortodoncia:

    • Sociedad Española de Ortodoncia (SEDO).
    • Asociación Española de Especialistas en Ortodoncia.
    • Asociación Americana de Ortodoncistas.

    Un adecuado tratamiento ortodóncico permitirá a los niños hacer gala de una sonrisa bonita y saludable a la vez que estos desarrollen una vida perfectamente normal y propia de esa edad: juegos, aprendizaje, diversión, socialización, etc.

    ¿Hay que esperar al completo reemplazo de la dentición para esta consulta?

    No es preciso esperar. De hecho, tampoco es aconsejable, puesto que a una edad superior a esos 7 años son más obstáculos los que tendría que sortear el mencionado tratamiento de ortodoncia en Barcelona. Esta teoría está bastante extendida pero no por ello es cierta, ya que adolece de base científica alguna. Hoy en día, se defiende la creencia de que es preferible que el ortodoncista actúe a una pronta edad del pequeño, aproximadamente en la fase en la que se está produciendo el cambio de los dientes de leche por los dientes permanentes. Esta permuta ocurre en la mayoría de los casos a los 6 o 7 años. Así es bastante más fácil corregir cualquier malformación e impedir que esta se agrave con el paso del tiempo.

    ¿Para quiénes son los beneficios de este tratamiento?

    Tengan la edad que tengan, todas las personas pueden disfrutar de las numerosas ventajas de la ortodoncia. Tampoco depende de si cuenta con defectos en los dientes -torcidos, salidos, malposiciones dentarias, etc.-, en los maxilares -paladar ojival o mandíbula desproporcionada- o en la funcionalidad de la boca -ruidos mandibulares, respiración oral, problemas de masticación y fonación-.

    Un tratamiento de ortodoncia con el adecuado diagnóstico causa una importante mejoría en la salud dental y bucal del paciente, independientemente de los años que ya haya cumplido.

    Hace ya mucho tiempo que la mayoría de gente creía que el tratamiento con brackets era exclusivo de los más pequeños. Pero la verdad es otra y uno de cada cuatro pacientes son personas adultas. El proceso que desempeñan los dientes es el mismo en los niños y en los no tan niños, por lo que un tratamiento de ortodoncia se aconseja en todos los casos.

    ¿Cuánto suele durar un tratamiento de ortodoncia en Barcelona?

    El lapso temporal que abarca un tratamiento de este tipo depende de cómo de severa sea la malformación a reparar y del propio ortodoncista. Aunque no se pueda determinar una duración exacta, en buena parte de las situaciones esta varía entre uno y dos años y medio. Estamos, pues, ante un proceso que lleva su tiempo y que requiere apoyo, comprensión y cariño por parte de la persona que se somete a él. No obstante, el resultado compensará con creces esta espera y será ya definitivo.

    ¿Es muy doloroso?

    Actualmente, y con motivo de la aparición de modernas técnicas, se sienten ciertas molestias en el peor de los casos. El paciente suele estar incómodo los primeros días, aunque en breve seguirá con su vida normal sin ningún tipo de problema y podrá comer cualquier clase de alimentos.

    ¿Es demasiado caro el tratamiento?

    Si estamos hablando de aspectos de salud, siempre puede considerarse una inversión muy rentable más que un gasto. Sí sería costoso si no se consiguen los resultados que se pretenden. Es por ello por lo que hay que elegir al especialista idóneo. Otro factor a tener en cuenta en relación al precio es requerir -previamente al inicio del tratamiento- un presupuesto definitivo y cerrado que garantice el montante final, que se adapte al bolsillo del paciente y que cumpla sus deseos.

    ¿Hay garantías de éxito?

    Al igual que sucede en otros ámbitos de salud y medicina, no puede afirmarse con rotundidad la consecución de unos resultados plenamente satisfactorios, pues estos dependen de distintos aspectos personales del paciente -problemas periodontales, hormonas, crecimiento, tejido óseo, etc.-, aunque también por:

    • La destreza del ortodoncista.
    • La habilidad de sus ayudantes.
    • La tecnología aplicada en su instrumental.
    • La colaboración y respuesta del propio paciente.
    Con una ortodoncia en Barcelona el éxito final para sus pacientes está prácticamente asegurado.

    Con una ortodoncia en Barcelona el éxito final para sus pacientes está prácticamente asegurado.

    Por ello, es recomendable seleccionar una clínica garantizada que se comprometa a solucionar cualquier imprevisto que pueda presentarse. Sin embargo, para eso resulta imprescindible que el paciente demuestre que de verdad desea alcanzar una buena salud dental.

    En este sentido, deberá mostrar su compromiso con la clínica de ortodoncia en Barcelona en lo referente a:

    • Acudir a la totalidad de revisiones periodontales y odontológicas.
    • Usar los retenedores y llevarlos a todas las citas con el ortodoncista, ya que si encajan adecuadamente, los dientes no se desplazan.
    • Limpiarse bien los dientes y utilizar hilo dental.

    ¿Qué es mejor, acudir al dentista o al ortodoncista?

    Ambos profesionales son perfectamente complementarios. El ortodoncista comprueba el desarrollo y función de boca y dientes, mientras que el dentista es el responsable de que piezas dentales y encías continúen sanas.

    Ya hemos visto lo importante que es un tratamiento ortodóncico, por lo que se recomienda encarecidamente visitar una clínica cualificada que cuente con especialistas preparados y con la suficiente trayectoria. La ortodoncia es una rama nada sencilla que requiere años de intenso y permanente estudio, por lo que después también es necesario dedicarse a ella en exclusividad.

    ¿Cómo puede saberse que la clínica es adecuada?

    Cuando no se está plenamente convencido de la cualificación de una clínica de ortodoncia en Barcelona, se cuenta con la posibilidad de requerir información acerca de ella en cualquiera de las asociaciones enumeradas anteriormente:
    • Asociación Americana de Ortodoncistas (AAO o American Association of Orthodontists).
    • AESOR (Asociación Española de Especialistas en Ortodoncia).
    • Sociedad Española de Ortodoncia (SEDO).

    Consejos relacionados con la higiene dental

    • Limpiar los dientes varias veces diarias.
      Se deposita una pequeña cantidad de pasta de dientes con flúor en un cepillo dental seco y apto. Después se cepillan dientes y encías con un movimiento circular durante, al menos, 2 o 3 minutos.
    • Acudir a la consulta del dentista dos veces al año para la pertinente revisión.
      Imprescindible es esta visita para que compruebe el estado de los dientes y prevenga la caries, incluso después de un tratamiento dental.
    • Utilizar un enjuague bucal con flúor cada noche.
      Tras haber limpiado los dientes, es preferible enjuagar la boca con un colutorio o enjuague con flúor durante un minuto.
    • No picar entre comidas.
      Deberán evitarse especialmente los snacks, los caramelos y los chicles.
    • Quedan también prohibidos los alimentos duros o pegajosos que tuercen o hasta rompen los aparatos, retrasando y dificultando el proceso.
    • Emplear el sentido común para elegir los alimentos que se van a consumir.
      Además, es conveniente cortar los alimentos en trozos pequeños antes de su masticación.
    • No masticar objetos muy duros.
      Es el clásico ejemplo de los bolígrafos o lápices. A lo largo del tratamiento de ortodoncia en Barcelona, los brackets se tocarán solo con el cepillo de dientes.
    La ortodoncia en Barcelona es una técnica que ayuda al desarrollo de los huesos de la cara y a corregir la mala posición de los dientes.

    La ortodoncia en Barcelona es una técnica que ayuda al desarrollo de los huesos de la cara y a corregir la mala posición de los dientes.

    ¿Qué es la ortodoncia?

    La ortodoncia en Barcelona es una parte de la odontología que se encarga de conseguir un buen posicionamiento de los dientes y huesos así como del buen desarrollo de la mandíbula y la cara.

    Beneficios de la ortodoncia en Barcelona

    Hay muchos y variados beneficios de la ortodoncia, entre los que está una masticación correcta y unos dientes duraderos. También se disminuyen las enfermedades de encías y dientes y se mejora la higiene bucal.

    Problemas de las maloclusiones y las malposiciones dentarias

    Los problemas de las maloclusiones y malposiciones dentarias están relacionados con el incorrecto encaje entre dientes de arriba y de abajo. Esto provoca que la masticación no sea correcta -hay distintos tipos de mordidas dentales-, con lo que se producen problemas de mala digestión de alimentos, dolor local, artrosis y enfermedades periodontales. Por todos estos motivos, es muy probable que deba hacerse una ortodoncia.

    ¿Por qué se producen los defectos en la posición de los dientes?

    Hay diferentes motivos por los que se producen defectos en la posición de los dientes: predisposición genética, malos hábitos (como chuparse el dedo o utilizar muchos años chupete), perder las muelas y dientes de leche de forma prematura o respirar por la boca en vez de por la nariz.

    ¿Cómo se estudian los defectos de la dentadura?

    El ortodoncista encontrará signos de que algo va mal y de que existen defectos de la dentadura y huesos cuando analice la boca y piezas dentales del paciente. Para ello, realizará una copia en yeso de su dentadura, realizará radiografías especiales y fotografías faciales para analizar si existe o no desfiguración estética. Con el análisis de estos datos se establecerá un diagnóstico y se impondrá el tratamiento más idóneo para el paciente en concreto.

    Tipos de tratamientos en la ortodoncia: interceptivos y correctivos

    Aunque alguno más, nos centraremos en estos dos tipos de tratamientos en la ortodoncia: interceptivos y correctivos.

    • Tratamiento interceptivo: Se trata de un método con el que se corrigen hábitos anormales que pueden interferir en el correcto desarrollo de dientes y mandíbula.
    • Tratamiento correctivo: Con ellos se arreglan problemas que no se han podido tratar a tiempo con el tratamiento interceptivo. Para ello se colocarán aparatos funcionales, removibles y fijos.

    ¿Cómo son los aparatos en la ortodoncia?

    Los aparatos para dientes más comunes son los funcionales, aparatos removibles y aparatos fijos, aparatos extraorales y retenedores tras la ortodoncia.

    Hay varios tipos de tratamientos de ortodoncia en Barcelona.

    Hay varios tipos de tratamientos de ortodoncia en Barcelona.

    En concreto, los tipos de ortodoncia en Barcelona son los siguientes:

    • Aparatos funcionales: Se colocan durante la dentición temporal o mixta. Actúan sobre los músculos de la mandíbula desplazándola a un lugar correcto al igual que los dientes.
    • Aparatos removibles o extraíbles: Se conocen también con el nombre de placas y son de gran utilizad para tratar el apiñamiento leve. Se pueden quitar para su mejor limpieza.
    • Aparatos fijos: Son los que mejores resultados ofrecen y no se pueden quitar para nada.
    • Aparatos extraorales: Van fuera de la boca y actúan sobre ésta, dientes y mandíbula. Se consideran poco estéticos, pero prácticos.
    • Retenedores en una ortodoncia: Mantienen los resultados conseguidos con tratamientos de ortodoncia tradicionales.
    • Ortodoncia metálica: Son aparatos de metal que, aunque poco estético, cumplen a la perfección con su misión. Además, dado el habitual precio de una ortodoncia, no resultan excesivamente caros.
    • Ortodoncia estética o de zafiro: Es un tipo de aparato realizado con un material transparente, zafiro, que resulta muy estético y discreto.
    • Ortodoncia invisible: Son fundas de plástico transparente que se colocan sobre los dientes y consiguen recolocarlos. Los beneficios y ventajas de la ortodoncia invisible son múltiples.
    • Ortodoncia lingual: Son brackets que van en la cara interior de los dientes y permite tratar cualquier malposición dental.

    No hay duración de la ortodoncia determinada, pero oscila entre los 18 y 24 meses como media general.

    Limpieza durante la ortodoncia en Barcelona

    Además de la higiene dental, es fundamental limpiar bien los brackets, por lo que será necesario limpiar el aparato de ortodoncia en Barcelona y los dientes cepillándolos tres veces al día como mínimo y después de cada comida. El dentista podrá recomendar los cepillos, dentífricos y colutorios más adecuados para la limpieza y cepillado durante la ortodoncia.

    Edad mínima y máxima para la ortodoncia

    No hay una edad mínima y máxima para la ortodoncia y comenzar un tratamiento de este tipo.

    Los dentistas sí aconsejan prevenir los problemas de maloclusión antes del desarrollo de la mandíbula por lo que las revisiones dentales en niños pueden resultar muy importantes.

    En el caso de que los niños deban llevar aparatos de ortodoncia, el odontólogo intentará que lo haga el menor tiempo posible para conseguir el mayor resultado. En ocasiones realizar una ortodoncia infantil muy pronto supone que los pequeños tengan tratamientos muy largos.

    Generalmente, se suele esperar a que todos los dientes definitivos hayan salido para empezar el tratamiento de ortodoncia en Barcelona.

    Preguntas frecuentes: es doloroso el tratamiento/perjudica a los dientes/ se corrigen todos los defectos

    Normalmente no existen riesgos de la ortodoncia y los tratamientos no son dolorosos, aunque puedan resultar un poco molestos. Además, la ortodoncia no puede dañar los dientes sino que más bien los corrigen.

    La principal diferencia entre la ortodoncia de niños y adultos es el cuidado por la estética.

    La principal diferencia entre la ortodoncia de niños y adultos es el cuidado por la estética.

    Para terminar con estas preguntas frecuentes en una ortodoncia, afirmar que los tratamientos no se acaban con todos los defectos dentales y de maloclusión pero sí con gran parte de ellos, y los que no se atenúan.

    No obstante, hay otras dudas habituales, que pueden estar relacionadas con los alimentos prohibidos y recomendados tras una ortodoncia, cómo evitar aftas o llagas -para lo que se podrá utilizar cera en una ortodoncia-, cuándo hay que extraer piezas dentales o en qué consiste la expansión del paladar con la ortodoncia.

    Diferencias entre la ortodoncia en adultos y en niños

    Analizando la ortodoncia de adultos y niños podemos encontrar muchas diferencias entre ambas, tanto de carácter estético como de salud.

    La ortodoncia para niños suelen enfocarse hacia tratamientos correctivos o interceptivos que tienen común el objetivo del desarrollo correcto de la mandíbula. Lógicamente este tipo de ortodoncias no se pueden dar en adultos con la mandíbula ya desarrollada de forma definitiva.

    Los tratamientos de ortodoncia para niños no buscan lo estético, pero la de mayores sí tiene que resultar estéticas y funcionales durante el tratamiento.

    La última de las diferencias entre la ortodoncia en adultos y en niños es que en adultos los tratamientos se pueden combinar, en cambio en niños no.

    La ortodoncia infantil

    La ortodoncia infantil se hace para ayudar al correcto desarrollo de dientes, estructuras óseas y colocación de dientes definitivos por lo general.

    La ortodoncia en adultos actúa sobre dientes ya definitivos.

    La ortodoncia en adultos actúa sobre dientes ya definitivos.

    Los tipos de ortodoncia en Barcelona que más se utilizan en los niños son los brackets metálicos.

    La ortodoncia de mayores

    Los tratamientos de ortodoncia para adultos actúan sobre los dientes definitivos. Las personas, ya con cierta edad, se animan a ponerse estos tratamientos cuando han perdido alguna pieza dental o cuando les ha salido la muela de juicio. Es preciso por ello, que intervengan varios tipos de especialistas: ortodoncista implantólogo y periodoncista.

    Los tratamientos de ortodoncia para adultos buscan una buena estética al mismo tiempo que arreglar el problema dental. En este sentido, los más demandados son los brackets de zafiro y los invisibles.

    Ortodoncia: noticias relacionadas

    ¿Qué preguntas debo hacer antes de usar brackets en caso de necesitarlos?

    Una de las preguntas básicas que se le debe de hacer al ortodoncista antes de comenzar un tratamiento de ortodoncia es sobre la higiene bucal adecuada cuando se lleva el tratamiento. Y es que en caso de decidirse por ponerse brackets, se deben tomar medidas adicionales para prevenir la gingivitis, las caries y la descalcificación.

    Hay que tomar en cuenta que con los brackets es mucho más difícil limpiar los dientes de forma adecuada cuando se tienen los aparatos, en especial si son de metal o de cerámica transparente que van pegados a tus dientes, por lo que el tiempo de limpieza bucal se hace el doble.

    Otra de las consultas que debes hacerle al ortodoncista antes de tomar una decisión definitiva de usar brackets, es consultarle sobre los riesgos asociados con los brackets. Para la mayoría de los pacientes los brackets son seguros, sin embargo, hay ocasiones que pueden tener un riesgo en ciertas personas.

    Por ejemplo, si sus dientes se han dañado antes a raíza de un accidente o trauma físico, el movimiento del diente que generan los brackets podría provocar su decoloración o dolor en el nervio del diente.

    Cómo aliviar las molestias causadas por los brackets

    Si bien es cierto el tratamiento de ortodoncia tiene excelentes resultados finales (dientes parejos y una mordida adecuada), a lo largo del tratamiento los aparatos provocan dolores o algún tipo de molestia. Para aliviar este tipo de inconvenientes puedes seguir los siguientes consejos que te servirán de mucho.

    Cera de ortodoncia: Lo fundamental es la cera de ortodoncia. Cuando un brackets u otro tipo de armazón de ortodoncia te esté causando laceraciones en la mucosa interior de la boca (piel interna de las mejillas, lengua, etc.) deberás colocar la cera de ortodoncia en el aparato para impedir que siga lastimando.

    Enjuagues de bicarbonato: Mezcla una cucharada de bicarbonato de sodio en una taza de agua y realiza  enjuagues que ayudarán a reducir la irritación y el dolor. Además, el bicarbonato ayuda a curar, de manera más rápida, las lesiones que los aparatos provocan en los labios y las mejillas interiores.

    Calmantes para el dolor: En caso de sentir demasiada presión en los dientes, debido a que acaba de tener una cita de ajustes en los dientes, lo que le provoca dolor, puede optar por tomarse un calmante para el dolor, ya sea una Ibuprofeno o Paracetamol.

    Momento ideal para usar un tratamiento de ortodoncia

    Mientras se da el crecimiento de los dientes puede haber algunas pequeñas dificultades. Para resolver esos casos dentales, es necesario que el niño comience a usar un aparato de ortodoncia. Los aparatos de ortodoncia permiten corregir las deformaciones de la dentadura o de la mandíbula. 

    El niño debe utilizar un aparato de ortodoncia para:

    • Evitar que los dientes que están saliendo crezcan encima de los dientes ya desarrollados.
    • Enderezar los dientes ya desarrollados.

    El tratamiento se puede comenzar desde los  6 años.  El uso de ortodoncia a partir de los 6 años de edad permite corregir la posición de la lengua detrás de los incisivos superiores durante la deglución, las deformaciones del maxilar o paladar y así mismo, protege a los dientes que están en desarrollo. Tampoco, el niño podrá chuparse los dedos.

    Desde los  11 años  el uso de un aparato de ortodoncia permite que se corrijan las deformaciones del arco dental y la asimetría maxilar, también se logra obtener que se nivelen los dientes definitivamente. El tratamiento dura como un año como mínimo y al terminar el niño debe usar un aparato de retención por algunos meses después.

    Tratamiento de ortodoncia: ¿cuánto tiempo dura?

    Los ortodoncista mencionan que un tratamiento de ortodoncia puede durar hasta 30 meses en casos complejos y hasta 12 meses o menos para casos sencillos, todo dependerá del caso de cada uno de los pacientes, así como también si se trata de un niño que iniciará el tratamiento que tienen un hueso blando y que es más fácil de mover sus dientes, que si se trata de un paciente adulto que ya tiene sus dientes afianzados al hueso por muchos años.

    Por ejemplo, si se trata de un tratamiento de dientes incluidos, caninos impactados en el paladar suelen durar de 24 a 30 meses. Mientras que, si se necesitan de un aparato de avance mandibular combinado con brackets, el tratamiento suele tardar cerca de los 24 meses y, en algunos casos, unos 18 meses.

    En el caso de que el paciente lleve invisaling 7 el tratamiento puede durar alrededor de dos a tres meses y funciona para la corrección de pequeños movimientos. Pero si se trata de tratamiento con Invisaling lite suele estar entre los 7 a los 12 meses la duración.

    El tiempo justo y necesario

    Siempre se debe indicar el tiempo justo y necesario para cada tratamiento para la corrección del problema que presente cada paciente.

    Principales beneficios que lleva implícito el tratamiento de ortodoncia

    La mayoría de los pacientes que recibieron tratamiento apropiado de ortodoncia consideran que valió la pena el esfuerzo y sacrificio de haberse sometido, por los siguientes beneficios que consiguieron:

    1. La ortodoncia les mejoró la calidad de vida, debido a que las personas pueden hablar y sonreír con total naturalidad, sin tener que cubrir su boca con la mano. La mayoría de las veces al tener dientes desalineados a las personas les da vergüenza sonreír o hablar en público, perjudicando su autoestima y por consiguiente su personalidad.
    2. La ortodoncia les proporcionó unos dientes correctamente alineados lo que permite una adecuada limpieza, previniendo con ello la aparición de caries y el sarro. Al haber dientes apiñados o muy justos entre sí, se complica realizar un cepillado adecuado provocando la acumulación de grandes cantidades de sarro en esas zonas, que debilitan los tejidos de soporte (hueso que rodea los dientes),  causando movilidad dental y hasta pérdida de las piezas dentales.
    3. La ortodoncia también les proporcionó una sonrisa bonita y saludable que ayudó a mejorar el autoestima, por consiguiente le trajo beneficios tanto laborales, psicológicos y sociales. Es realmente impresionante como cambia el aspecto con dientes alineados.

    ¿Cada cuánto hay que realizar las revisiones con el ortodoncista una vez que se lleva el tratamiento?

    Lo primero que hay que destacar es que cada tratamiento es diferente en cada paciente, por lo que los controles de revisiones van a varían de una persona a otra, lo más seguro es que la siguiente revisión se realizará una vez se ha conseguido el movimiento que el ortodoncista  programó previamente en sus dientes. Por ejemplo, si el movimiento se consigue en ocho días, pues a más tardar el siguiente control será en 10 o 15 días. Mientras que si otros movimientos necesitan más tiempo, entonces se programará el control para más días. En promedio, se dice que el paciente debe asistir por lo menos una vez al mes, es decir, las visitas suelen ser cada tres, cuatro o cinco semanas y suelen ser citas cortas de 15 a 20 minutos.

    Si la cita va a demorar más tiempo de 20 minutos, tu ortodoncista te indicará que el siguiente control será más largo en tiempo, porque te hará algún movimiento o te colocará alguna armazón extra, dependiendo el caso.

    El ortodoncista en función de cómo vea la evolución de tu tratamiento te irá indicando cada cuando hay que acudir a realizar el siguiente ajuste.

    La conveniencia del cepillo dental eléctrico

    Su eficacia es equiparable a la del manual, así que pueden utilizarse indistintamente.

    ¿Qué cepillo de dientes es mejor?

    Aquellos cuyo borde está en forma de V son muy eficaces.

    ¿Cuáles son las fases dentomaxilares?

    Los tratamientos pueden realizarse en dos fases: la primera a temprana edad y con una finalidad interceptiva y una segunda de ortodoncia fija a una edad más avanzada -una vez que ya se haya producido la totalidad del recambio dental-.

    • La Fonoaudiología presta una especial colaboración con la Ortodoncia, pues especifica sus tratamientos. La estructura del proceso fonoaudiológico consigue corregir la funcionalidad muscular bucal y facilitando el desarrollo de los maxilares y la permanencia de los resultados que se hayan logrado.
    • La reparación de aquellas anomalías faciales y maxilares más importantes y que provocan una modificación sustancial de la estética, su función oral y la salud emocional de los pacientes, precisa una intervención quirúrgica de la complicación, especialmente en el caso de los adultos.
    • En la actualidad, la ortodoncia se encuentra extensamente relacionada con las demás disciplinas dentales, por lo que el ortodoncista tiene que disponer al detalle de las características del resto de disciplinas en cuanto a sus limitaciones y disponibilidades para así poder aplicar sus procedimientos desde una mayor perspectiva. Es decir, suele llevarse a cabo en equipo y colaboran especialistas de ámbitos como la periodoncia, la prótesis o la estética dental, ya que esta es la única forma de poder practicarse.

    Ortodoncia: problemas más habituales

    • Apiñamiento

    Ya sea porque el arco dental resulte demasiado pequeño o porque el tamaño de los dientes sea excesivo, los dientes pueden estar mal alineados. Como consecuencia de este apiñamiento, pueden aparecer dientes impactados, oclusiones inadecuadas y apariencias indeseadas.

    • Los dientes superiores están salidos

    Estos dientes superiores suelen provocar complicaciones y normalmente son reflejo de un encaje incorrecto de los molares o de un asimétrico crecimiento de las mandíbulas.

    • Sobremordida

    Sucede en los casos de que los dientes incisivos inferiores cierran por debajo de los superiores y muerden la zona del paladar o la parte inferior de la encía de los superiores.

    • Mordida abierta

    Los dientes incisivos superiores e inferiores no contactan al intentar encajarlos o al morder, por lo que la totalidad de la presión de la mordida recae en las dientes de atrás.

    • Espacios dentales

    Suelen acarrear, además de una apariencia no deseada, lesiones en las encías.

    • Mordida cruzada

    Por ejemplo, los dientes superiores encajan dentro de los inferiores, hacia la lengua, al morder.

    • Los dientes inferiores están salidos

    Los dientes inferiores están más adelantados que los superiores, por lo que se necesita controlar el crecimiento de las mandíbulas.

    ¿En qué consisten los aparatos removibles?

    Los aparatos removibles son aquellos que puede quitarse el propio paciente para, por ejemplo, limpiarlos, pero que, durante su utilización, quedan fijados fuertemente a las piezas dentales. Mediante ellos puede aplicarse, sobre los dientes que se pretendan corregir, una presión controlada a través de la fuerza de ciertos elementos mecánicos -resortes, arcos, tornillos, etc.- que actúan desplazándolos.

    Estas fuerzas nada tienen que ver con las ejercidas por los músculos y que actúan en aquellas funciones de masticación, deglución o fonación.

    Los aparatos removibles también se denominan placas y sirven para facilitar la expansión -cuando esté indicada- de los maxilares, especialmente del superior, sobre todo en lo referente a la corrección y reparación de un apiñamiento moderado y de las mordidas cruzadas. Otra opción de empleo de los aparatos removibles es para aquellos movimientos muy concretos de los dientes.

    En la actualidad hay una gran diversidad de aparatos removibles, los cuales presentan ventajas, aunque también muchos inconvenientes.

    En este sentido no deben considerarse como opción alternativa a los brackets, lo cual es un error bastante común. A pesar de ello, forman parte en el conjunto de aparatos empleados por el dentista, que será quien finalmente decida cuándo y de qué modo utilizarlos.

    Los brackets metálicos

    Los brackets metálicos son la base de la ortodoncia fija tradicional. Su procedimiento consiste simplemente en que unos arcos de acero son fijados a los dientes a través de determinadas piezas de acero inoxidable que el dentista va posteriormente manipulando de forma que modifica a la fuerza la posición de los dientes. Se trata de una de las técnicas más utilizadas por su contrastada eficacia y su bajo coste.

    No obstante, presentan una serie de desventajas:

    • No son en absoluto estéticos.
    • Su incomodidad favorece la aparición de irritaciones y llagas.
    • Resultan poco higiénicos, pues acumula restos de alimentos.
    • No son extraíbles.

    En los últimos tiempos han aparecido otros procedimientos para reemplazar los brackets metálicos por otros de plástico, cerámica o zafiro. El problema es el mayor desgaste y deformidad que estos experimentan, con la consiguiente menor eficacia.

    Pese a que los alambres permanecen, este nuevo tipo de brackets transparentes se adhieren a la cara exterior de los dientes y adoptan su color, motivo por el cual su apariencia es menor.

    Los brackets de zafiro son los que ofrecen mayor resistencia y no cambian de color, por lo que también pueden considerarse como los más estéticos.

    ¿Qué tipos de brackets existen?

    Por regla general, los tratamientos de ortodoncia se realizan con brackets metálicos o estéticos y podemos distinguir los siguientes tipos:

    • Brackets metálicos

    Resultan bastante fiables, son resistentes, su tratamiento suele ser más corto y menos costoso. Por todos estos motivos son los más utilizados actualmente.

    • Brackets de cerámica

    Son más caros, aunque presentan garantías de alta calidad y no poseen las desventajas propias de los brackets de plástico.

    • Brackets estéticos

    En su elaboración pueden emplearse diferentes materiales como plástico, cerámica, zafiro -los más resistentes- o policarbonato.

    • Brackets camaleón

    Mediante estos brackets transparentes se produce un menor roce, que se traduce en la reducción del periodo de tratamiento.

    • Brackets linguales

    No resultan visibles y se colocan en la cara palatina y lingual de los dientes. En la mayoría de ocasiones provocan más molestias que los tradicionales, ya que el contacto con diversas partes blandas de la boca es permanente.

    • Brackets o frenos de autoligado Damon

    No precisan de instalar ligaduras mediante las que fijar los arcos a los brackets. Por este motivo, el movimiento de los dientes resulta más cómodo y rápido, lo que provoca que tanto el tratamiento como su evolución presenten una duración menor.

    La ortodoncia: tipos de tratamiento y tipos de aparato

    Dependiendo de la anomalía a reparar y de la edad del paciente, nos encontramos con las siguientes clases de tratamiento:

    • El tratamiento preventivo, destinado a eliminar los hábitos deformantes durante la niñez, casi siempre en el periodo de dentición temporal -de 3 a 6 años-.
    • El tratamiento interceptivo, el cual busca facilitar la natural salida de los dientes definitivos cuando suele comenzar el reemplazo -de 7 a 11 años-.
    • El tratamiento correctivo, que resulta el más idóneo una vez los dientes definitivos hayan salido -de 12 a 15 años-.

    Por su parte, existen dos tipos de aparatos correctores:

    • Los aparatos removibles

    Están basados en una fina placa que se adapta al paladar y a la que se añaden distintos elementos de metal capaces de mover los dientes y sus respectivos huesos. A pesar de que su utilización resulta bastante simple, dichos aparatos sólo sirven para reparar pequeños defectos.

    • Los aparatos fijos

    Consisten en unos pequeños soportes adheridos a los dientes, los cuales alojan unos alambres específicos que suministran la energía necesaria para que se muevan. Si los comparamos a los removibles, su efectividad resulta bastante superior y se suelen recomendar para la corrección de otros defectos más graves.

    Centros relacionados: dentistas en Barcelona

    (Los centros y/o especialistas que aparecen a continuación no trabajan con Bonomédico. Se muestran solo a título informativo.)

    NombreDirecciónTeléfono
    Primera página Página anterior Página siguiente Última página

    Especialistas relacionados: dentistas en Barcelona

    (Los centros y/o especialistas que aparecen a continuación no trabajan con Bonomédico. Se muestran solo a título informativo.)

    NombreDirecciónTeléfono
    Primera página Página anterior Página siguiente Última página