Brackets en Barcelona

Servicios de primer nivel al mejor precio

Recomendamos:

  • Turó Park Medical Center
    Dra. Madeleine Smit

    Turó Park Medical Center

    932 52 97 29 calle Francesc Pérez Cabrero, 19-21, Entlo - 08021 - Barcelona

    En Turó Park Medical Center te ayudan para que puedas lucir tu mejor sonrisa. Es un centro médico de referencia en Barcelona para cuidar tu salud dental, integrado por un equipo internacional de excelentes profesionales, especialistas en Odontología, centrados en la prevención, diagnóstico y tratamiento de problemas bucodentales. En su afán por prestar una atención personalizada y de calidad, disponen también de un destina de urgencias y atienden al paciente en cinco idiomas.

    Más información
    • Brackets

      Ortodoncia con brackets en Barcelona para corregir la mala posición de los dientes a un precio inmejorable y en un centro de prestigio.

      • Barcelona:

        • Consulta previa en Barcelona
        • Tratamiento en Barcelona
        MUY
        PRONTO
        Más detalles

Brackets en Barcelona

¿Qué son los brackets en Barcelona? ¿Para qué sirven?

Tenemos la tendencia de confundir las piezas que componen este aparato con la aparatología en sí. Y es que si escuchamos la palabra brackets en Barcelona lo primero que hacemos, a nivel general, es relacionarla con aquellos aparatos de ortodoncia destinados a ofrecer una solución a las complicaciones que observamos a nivel dental.

Por el contrario, el término brackets únicamente hace referencia a esas piezas, mencionadas con antelación, y de tamaño reducido que conforman una de las piezas del aparato de ortodoncia. Precisamente, los brackets se colocan en los mismos dientes, ya sea en su cara frontal o interior, y terminan por unirse mediante la disposición de un aro de metal.

La salud de la boca y los dientes depende, en parte, de la correcta posición de la dentadura.

La salud de la boca y los dientes depende, en parte, de la correcta posición de la dentadura.

Este aro metálico supone la parte más activa del aparato en general ya que se encarga de aplicar la fuerza requerida para impulsar el cambio de posición de nuestras piezas dentales, es decir, de aquellos dientes apilados, amontonados o colocados en posiciones que realmente no son las suyas.

Por su parte, los brackets en Barcelona conforman la parte pasiva del este aparato de ortodoncia. Destinados a transmitir la potencia hacia los dientes, completan, junto a una serie de alambres y elásticos, la meta principal de este tipo de tratamientos dentales: delimitar la dirección hacia la que se deben empujar nuestros dientes.

Además, la dirección no estará fijada sino que tiene carácter variable. Es decir, el odontólogo podrá modificar esta dirección en cada visita del paciente a su consulta en el caso de que se sea necesario. Eso sí, cualquier cambio en el movimiento se hará conforme a las necesidades que requieran las complicaciones dentales propias de cada paciente.

En este sentido, destacamos la importancia del establecimiento de un calendario de citas con el que estén de acuerdo tanto el dentista como el paciente, ya que un tratamiento de estas características suele tener una duración estimada de unos 24 meses, es decir, unos dos años.

Durante la ortodoncia hay que seguir un calendario de revisiones establecido por el dentista, en las que se ajustará el aparato y se comprobará la efectividad del tratamiento.

En el caso de que se identifiquen cuadros clínicos en los que se distingan mordeduras deficiente u oclusiones dentales defectuosas, la gran parte de los especialistas en salud dental aconsejan la aplicación de un tratamiento de ortodoncia.

Hoy en día, tenemos a nuestra disposición multitud de métodos dentales en este sentido, sin embargo, antes de establecer o determinar alguno de ellos conviene diferenciar las posibles complicaciones. Nos referimos a la existencia de dientes amontonados o torcidos, o el desencaje de la mandíbula superior con respecto a la inferior como consecuencia de una lesión, la tendencia de niño a chuparse el pulgar, simplemente la genética heredada o la temprana o tardía pérdida de los dientes.

Candidatos óptimos de un tratamiento de brackets

Lo más común es que sean los más pequeños los que se sitúen en el rango de candidatos óptimos para el establecimiento de un tratamiento de ortodoncia con brackets en Barcelona. La razón es bien sencilla. Y es que son ellos los que, como consecuencia del desarrollo natural del crecimiento, comienzan a perder los dientes de leche para dejar paso a las piezas dentales definitivas, proceso durante el cual se produce un reordenamiento de la dentadura del pequeño. Lo lógico y habitual es que esta reordenación se desarrolle de forma correcta sin embargo también pueden surgir complicaciones que deberán ser tratadas mediante la aplicación de un tratamiento de ortodoncia.

Los brackets en Barcelona son un tratamiento pensado para corregir problemas dentales a cualquier edad.

Los brackets en Barcelona son un tratamiento pensado para corregir problemas dentales a cualquier edad.

Por el contrario, no son los más pequeños los más asiduos a la visita del dentista. Cierto miedo ante la incertidumbre les suele acompañar a lo largo de la primera vez que acuden a la consulta de un dentista, por lo que no está de más intentar tranquilizarlos al informarlos sobre el procedimiento que se llevará a cabo. Y es que el dentista tan sólo se dedicará, en esta primera visita, a revisar y examinar en profundidad la cavidad bucal del pequeño en busca de complicaciones.

El procedimiento no irá más allá, tampoco remitirá dolor para el niño, por lo que resultará bastante sencillo ganar su confianza. Sin embargo, el especialista en salud dental anotará cada factor encontrado, cada detalle que sugiera una posible complicación dental. Detalles que conformarán la primera valoración que determinará o no la posibilidad de aplicar un tratamiento de ortodoncia a largo plazo.

Cabe señalar que, si bien las primeras revisiones se suelen hacer a edades tempranas la edad recomendada para el inicio de un tratamiento de ortodoncia se sitúa entre los 8 y los 12 años de edad; las visitas podrán comenzar en torno a los 6 años.

Antes de ponerse brackets, hay que asegurar que el paciente no tiene ninguna enfermedad en la boca o encías que pueda interferir en el tratamiento de ortodoncia.

Además, el crecimiento natural del pequeño será un factor a valorar en la consecución del éxito del tratamiento aplicado. Aunque, esto no quiera decir que únicamente los más pequeños puedan ser receptores de tratamientos de ortodoncia.

Cada vez un mayor número de adultos se apuntan a la aplicación de un método dental de estas características ya que, si bien no es precisamente el crecimiento un factor beneficioso, sí que son susceptibles de arreglar las consecuencias visibles del paulatino deterioro de las piezas dentales de los adultos.

¿Cuándo hay que ponerse brackets?

Diferentes situaciones que afectan a nuestra salud dental pueden ser solucionadas mediante la aplicación de un tratamiento con brackets en Barcelona. Pasamos a señalar, a modo de resumen, algunas de las circunstancias que indican que es el momento de hacerse una ortodoncia:

  • Apiñamiento. Dientes apilados, virados o mal posicionados por la inexistencia del hueco necesario para alojarlos en el hueso maxilar. Los brackets de zafiro y la ortodoncia invisible suponen una opción más que eficaz y exitosa para solucionar esta molesta complicación dental.
  • Prognatismo. Estamos ante un tipo de maloclusión formada por una protrusión de la mandíbula inferior con respecto al maxilar superior. En lenguaje coloquial, se trata de un complicación en la que los los dientes inferiores permanecen algo más adelantados que los superiores. Este tipo de afecciones deben tratarse en el momento en el que sean diagnosticada, ya que la rapidez en su tratamiento podrá evitar el paso por quirófano del paciente.
  • Existen diferentes brackets en Barcelona que cuidan la estética de la dentadura durante el proceso, entre ellos los de zafiro.

    Existen diferentes brackets en Barcelona que cuidan la estética de la dentadura durante el proceso, entre ellos los de zafiro.

    Retrognatismo. Esta afección consiste en la existencia de una mandíbula algo más atrasada y más pequeña. Además, se manifiesta un maxilar superior más adelantado que el inferior. Pese a que el paciente sí que puede cerrar la boca por completo, no existe contacto entre sus dientes.
  • Mordida abierta: Esta otra situación, tampoco favorece el contacto directo entre los dientes de arriba y los dientes de abajo. Sin embargo, la complicación va más allá ya que tampoco permite que el paciente pueda cerrar por completo la boca.
  • Mordida cruzada: Un paladar profundo y estrecho predomina en este tipo de complicaciones. Y es que lo que caracteriza a esta afección es la existencia de una relación incorrecta entre el maxilar y la mandíbula, es decir, que los dientes de arriba están por dentro de los dientes de abajo.
  • Mordida tijera: Este tipo de mordida es menos común que la cruzada. Más recurrentes son las mordidas tijera de un diente aislado que comparte su origen con las mordidas cruzadas monodentarias.
  • Mordida borde a borde: Colisión de carácter directo entre los bordes de los incisivos superiores con los de los incisivos inferiores.
  • Diastemas. Alejamiento extremo entre los dientes del paciente.
  • Mordida cubierta: Estado de sobremordida vertical aumentada, en la que la dimensión entre los márgenes incisales dentales superiores e inferiores es excesiva.
  • Colapso. Estrechamiento en el maxilar o en la mandíbula que anula cualquier espacio para colocar todos los dientes de la forma correcta.

Cuidado y mantenimiento de los brackets: Qué comer y qué no

Si bien es cierto que surgen muchas dudas antes de pasar por la consulta del dentista bajo el objetivo de optar por un tratamiento de ortodoncia, muchas más llegan a saltar en el momento en el que esté método está adecuadamente aplicado en la boca del paciente, y más, si hablamos de pacientes de edades tempranas.

Tanto en los pequeños como en los adultos se recomienda la modificación de determinados hábitos que forman parte activa de su vida rutinaria, aunque puede que para los niños sea algo más difícil acostumbrarse a este tipo de cambios.

El paciente tiene que comprometerse a cuidar sus dientes durante la ortodoncia, evitando alimentos que puedan dañar los brackets y prestando atención al cepillado.

En concreto, los hábitos que sufrirán mayores modificaciones serán sin duda tanto la alimentación como la limpieza, cuidado y mantenimiento de las piezas dentales y la limpieza de los brackets. Y es que determinados alimentos pueden llegar a limitar la seguridad de los brackets en Barcelona; por otro lado, la limpieza de nuestros dientes nos alejará de las caries o las temidas patologías periodontales o de las encías (como la gingivitis).

Por su parte, la persona que acaba de recibir un tratamiento de brackets, ya sea adulto o niño, adoptará otro tipo de pautas en relación con su higiene bucal:

  • Cepillar los dientes tras cada comida, incluyendo lengua y paladar.
  • Prestar atención a los espacios entre dientes.
  • El cepillado debe ser suave pero no agresiva.
  • El hilo dental removerá los restos de comida.
  • La pasta dental debe ser de flúor.

Los productos alimenticios también deberán ser restringidos bajo la meta de mantener la salud tanto de los dientes como de los brackets en Barcelona y evitar riesgos en la ortodoncia:

  • Entre los alimentos que pueden dañar los brackets en Barcelona están los frutos secos, bebidas cítricas o golosinas.

    Entre los alimentos que pueden dañar los brackets en Barcelona están los frutos secos, bebidas cítricas o golosinas.

    Frutos secos.
  • Chicle, caramelos y todo tipo de golosinas.
  • Alimentos con alto contenido en azúcar.
  • Bebidas cítricas.

Beneficios de la ortodoncia

Con respecto a los beneficios de la ortodoncia, los más significativos son:

  • Mejora de la posición, función y estética de los dientes
  • Potenciamiento de la sanidad en huesos y encías
  • Mejora tanto del estado de la boca como de la higiene bucal
  • Alivio de las posibles presiones en la articulación mandibular
  • Mejora de la digestión
  • Reducción del riesgo de desgaste natural de los dientes o pérdida de éstos
  • Disminución de infecciones bucales, caries y patologías periodontales
  • Mejora del habla y, por lo tanto, de la pronunciación
  • Disminución del riesgo de traumatismos dentales
  • Potenciamiento del autoestima del paciente
  • Incremento de la calidad de vida

Tipos de brackets en Barcelona

Las posibilidades son múltiples. Es decir, en la actualidad el mercado nos arroja múltiples tipo de brackets en Barcelona que se adaptan perfectamente tanto a nuestro ritmo de vida como a nuestras necesidades estéticas.

Según el defecto dental que se necesite resolver hay diversos tipos de brackets que se adaptan perfectamente a las necesidades estéticas y funcionales de cada paciente.

Brackets transparentes, de colores, invisibles, ubicados bajo la superficie de los dientes, todo un sinfín de mecanismos destinados a facilitar el día a día de los pacientes al tiempo que se corrigen las complicaciones dentales previamente halladas por el especialista en salud dental.

Brackets metálicos o convencionales

Son los aparatos de toda la vida, los más tradicionales. Aquellos que están compuestos por los propios brackets, colocados en la cara frontal de los dientes, por un aro metálico y por gomitas y alambres que fijan el aparato al completo sobre nuestra dentadura. Son, además, aparatos fijos.

Brackets transparentes cerámicos

Una de las alternativas para los pacientes más coquetos. Se trata de un mecanismo de piezas traslúcidos que ofrece una mayor estética. Es decir, son completamente imperceptibles ante los ojos de los demás.

Brackets de colores

En las primeras consultas el dentista explicará cómo se deben limpiar los brackets en Barcelona.

En las primeras consultas el dentista explicará cómo se deben limpiar los brackets en Barcelona.

Una alternativa de lo más divertida y favorita entre edades tempranas. Los más demandados por los más pequeños ya que ofrecen tonalidades divertidas: desde los colores más discretos hasta los más llamativos.

Brackets de zafiro

Mayor potencia y calidad, que garantizan una disminución en la producción de rozaduras en el interior de la boca al tiempo que ofrece naturalidad al adaptarse al color natural de las piezas dentales del paciente.

¿Qué es la ortodoncia interceptiva?

Las afecciones que surgen en las piezas dentales o en las estructuras óseas de la cara del paciente en la mayoría de las ocasiones pueden ser detectadas ya desde que el pequeño comienza a crecer, es decir, se identifican a edades bastante tempranas. Además, existen situaciones en las que aunque esta afección haya sido ya diagnosticada el experto en salud dental no recomiende su inmediato tratamiento.

Estamos entonces ante lo que definimos como ortodoncia interceptiva. A modo de ejemplo se puede tratar del diagnóstico previo de una posición inadecuada de alguna pieza dental a la que no se le podrá poner solución a corto plazo pero sí a medio plazo.

Y es que la ortodoncia interceptiva está orientada hacia el allanamiento de la corrección de un inadecuado crecimiento del complejo craneofacial en pacientes que se encuentran aún en fase de crecimiento. Estamos, sin duda, ante un de los procedimientos más exitosos para el tratamiento de una maloclusión, una complicación que en la mayoría de las veces afecta a todo el complejo mandibular.

¿Qué es la ortodoncia lingual?

Una de las alternativas especialmente dirigida hacia el tratamiento dental de adultos es, sin duda, la ortodoncia lingual. Y es que, la aplicación de este tipo de técnicas dentales favorece tanto el cuidado de nuestros dientes como el de la estética. También conocida como ortodoncia invisible, este método facilita la invisibilidad de los brackets en Barcelona al colocarlos en las caras internas de los dientes. En este sentido, la superficie exterior, es decir, la que se exhibe delante de los demás, queda libre por lo que ni siquiera intuiremos que el paciente está bajo un tratamiento de ortodoncia.

La ortodoncia lingual es aquella en la que los brackets metálicos se colocan en la cara interior de los dientes, de manera que no se observan a simple vista.

Direccionado tanto al sector de los adultos como al de los adolescentes, la ortodoncia lingual es la alternativa perfecta para aquellas personas que necesitan un tratamiento de ortodoncia para solucionar determinadas complicaciones dentales y que además quieren evitar el antiestético efecto de este tipo de métodos.

¿Son dolorosos los brackets?

No todas las personas sobrellevan de la misma forma el dolor. De hecho, el dolor en la aplicación de una ortodoncia suele situarse como una de las principales preocupaciones de los pacientes. Muchas son las cuestiones y preguntas frecuentes que saltan a la luz: ¿duelen los brackets al ponértelos? ¿sentimos un dolor tan insoportable que apenas se puede comer? ¿permanecerá el dolor por años?

En principio, la existencia o no de dolor va a estar directamente relacionado con el tratamiento al que el paciente vaya a ser sometido. Y es que existen determinadas ocasiones en las que antes de proceder a la ejecución de un tratamiento de ortodoncia se requiere la extracción de piezas dentales como consecuencia de la existencia de alguna afección. Si este es tu caso, lee los siguientes apartados:

  • Antes de proceder a la extracción de alguna pieza dental el especialista en salud dental aplicará anestesia en la encía que va a ser tratada, por lo que el dolor se eliminará.
  • Ante la duda de que la anestesia no haya hecho el efecto esperado, coméntaselo cuanto antes a tu dentista.
  • Tras la extracción la toma de analgésicos paliará el posible dolor una vez que remitan los efectos de la anestesia.
En algunos casos, el paciente deberá usar retenedores después de quitarse el aparato dental.

En algunos casos, el paciente deberá usar retenedores después de quitarse el aparato dental.

Por otro lado, cabe señalar que durante el proceso de aplicación de los brackets en Barcelona el paciente no sentirá dolor alguno. Lo más habitual es que este tipo. de procedimientos pueda resultar levemente molesto ya que el paciente deberá permanecer bastante tiempo con la boca abierta.

Sin embargo, cabe la posibilidad de que surjan episodios de dolor una vez que ya estén colocados los brackets sobre los dientes. Para evitar este tipo de molestias toma nota de los siguientes consejos:

  • Antes de salir de la consulta del dentista realiza múltiples movimientos con la boca para detectar algún posible alambre incómodo en el caso de brackets metálicos y ponlo en conocimiento de tu dentista de confianza
  • La incomodidad inicial es totalmente normal ya que el paciente no está acostumbrado a llevar este dispositivo en el interior de su boca. Otra cosa serán las ulceraciones bucales. Su aparición es totalmente normal, además podrán reducirse mediante la aplicación de enjuagues bucales especiales y el uso de cera de ortodoncia.
  • Durante los ajustes que se hagan en cada visita al dentista es totalmente normal que se produzcan algunas molestias como consecuencia de los movimientos fuertes y constantes que sufrirán tus dientes.
  • Se recomienda la adopción de una dieta blanda con el objetivo de evitar las molestias al masticar alimentos duros. Evitando el consumo de productos de amplia dureza alargamos, además, la vida útil de nuestros brackets en Barcelona.

Uso de cookies
Esta página web utiliza cookies propias con fines técnicos, analíticos y publicitarios así como cookies de terceros con fines técnicos, analíticos y de publicidad comportamental. Para obtener más información sobre el uso de cada una de las cookies, consulta nuestra Política de Uso de Cookies. La navegación por el Portal supone la aceptación de nuestra política de cookies.