Expertos en atención a mayores

El valor de los mejores cuidados en buena compañía

contacta con nosotros
Las mejores residencias de ancianos en Barcelona

Explícanos qué necesitas,
te ayudamos a elegir tu residencia.

Te ayudamos a elegir el centro

Estudiamos tus necesidades y te recomendaremos el centro que mejor se adapte a ti. Nuestro asesoramiento es gratuito.

Reservamos tu cita en la residencia

Podrás visitarla el día y hora que quieras.
Sin compromiso

Llámanos o envía un whatsapp

Rellena este cuestionario y te llamaremos con la mejor opción para ti o tu familiar.

Residencias de ancianos en Barcelona

Residencias de ancianos en Barcelona

En las últimas décadas se ha producido un cambio importante en la forma de entender la jubilación en Barcelona. En años atrás, la idea que se tenía sobre la etapa de la jubilación era la de una época de no hacer nada. Para los jubilados significaba que ya habían cumplido con todas sus obligaciones laborales y no deseaban ninguna actividad mínimamente estresante, algo que, además su organismo tampoco podría soportar. No obstante, desde hace más de una década, los propios pensionistas se están dando cuenta de que la vejez es una etapa de la vida lo suficientemente larga e importante como para buscar otro tipo de actividad, lejos de estar sólo en casa.

Además de tomar conciencia de que hay que mantenerse activos para vivir mejor y con más salud, también comienzan a aprovechar el tiempo para hacer cosas que jamás habían hecho y tal vez en otra época desearon hacer, pero que por falta de tiempo no pudieron, hasta ahora.

Un jubilado y su nieto

Un jubilado y su nieto

Aunque es una idea extendida de que la jubilación es una época de no hacer nada, por el hecho de que los jubilados disponen de mucho tiempo libre, sin embargo no es una etapa para no hacer nada, sino para buscar actividades que les permita estar ocupados. De ahí hace que se genere la necesidad de contar con recursos que permitan a la persona mayor emplear de manera satisfactoria las horas del día que le puedan sobrar.

Las residencias de ancianos en Barcelona son una buena alternativa en la que las personas pueden encontrar formas interesantes de seguir envejeciendo empleando el tiempo en actividades de su interés. Hay residencias que ofrecen sus servicios durante el día y que son para personas válidas, es decir, con autonomía para realizar sus actividades diarias. Es importante destacar esta distinción para que las personas de la tercera edad en buen estado físico y psicológico no piensen que en esos lugares solo viven residentes que ya no se pueden cuidar solos.

Al contrario que los centros de día, tienen implantados diversos protocolos de funcionamiento que rigen la vida de la residencia como son la valoración del uso de sujeciones físicas, de hospitalización, de casos de defunción, etc.

El ritmo acelerado de la vida actual está haciendo cambiar el núcleo familiar que vive y que convive en una casa. Muchos hijos o nietos no pueden hacerse cargo de sus abuelos, abuelas, padre, madre, suegra o suegro. No pueden cuidar de esas personas mayores que tienen en la familia por la falta de tiempo porque deben ir a trabajar, estudiar, etc., y en muchos casos la única opción posibles es llevarlos a una residencia de mayores para que puedan recibir cuidados integrales.

La opción de dejar sus hogares para ir a una residencia de ancianos en Barcelona siempre será un paso duro y traumático tanto para el anciano como para el resto de la familia. Pero saber escoger bien una residencia puede hacer más sencillo ese cambio.

Los familiares del residente pueden estar tranquilos respecto a la cualificación de los profesionales del centro ante el tratamiento de posibles complicaciones de salud que puedan aparecer, pues cuentan con una serie de protocolos para ello: de alteraciones de nutrición, de actuación ante úlceras por presión -y también de prevención de las mismas-, de rehabilitación-fisioterapia, etc.

Sin embargo, hay que decir que seleccionar una residencia para adultos mayores no siempre será fácil, porque están involucrados muchos factores que hay que tomar en cuenta para tomar la mejor decisión por parte de la familia, del anciano y de la residencia en cuestión.

Para los ancianos que solo necesitan actividades para invertir su tiempo existen las residencias de ancianos válidos. Estás instituciones son más centros enfocados a la atención social de personas mayores, que se valen por sí mismas en la vida diaria, pero que por distintas circunstancias no pueden permanecer en su domicilio, es decir, ya sea por aburrimiento, porque sus hijos no los quieren dejar solos en casa, etc.

Las residencias de ancianos para válidos en Barcelona cuentan con servicio de estancia de día, servicios higiénicos, enfermería, áreas verdes, cocina, lavandería, peluquería, en fin, varios servicios de interés para sus residentes, lejos de aquellos para personas dependientes. De igual forma, en estas residencias el personal profesional trata de integrar a los residentes en actividades sociales grupales para que convivan con el resto de las personas que viven en el lugar y fomenten la comunicación entre ellos.

Para las personas mayores con algún tipo o toda ayuda para realizar sus actividades diarias también existen las residencias asistidas. Y es que, al hablar de las residencias asistidas se pueden encontrar ciertos criterios y estándares de cuidados a seguir dentro de un protocolo de la institución. A diferencia de los servicios que se ofrecen en las residencias para válidos, los cuidados que se ofrecen en las residencias de asistidos deben ser más especializados. Aunque son varios los servicios, nos centraremos en el respeto a la privacidad e intimidad de las personas mayores asistidas, por el grado de importancia que este aspecto tiene dentro de la residencia. En todo caso, para conocer las necesidades de los mayores, es importante la realización de una valoración geriátrica integral.

Respeto a la privacidad e intimidad en los cuidados personales y en el aseo

No cuidar estos aspectos al momento de la ayuda degrada y expresa menosprecio hacia la persona residente. De igual forma, queda en evidencia la falta de ética del profesional que está prestando su servicio. Al respetar la intimidad propicia un espacio de atención personalizado y humano, agrega valor a la dignidad de la persona. También al realizar este tipo de apoyo o cuidados personales se demuestra la calidad de atención, además de favorecer la independencia y autonomía de las personas residentes. En concreto al respetar la intimidad de los residentes se hacen valer los derechos fundamentales de la persona (derecho al honor, derecho a la intimidad personal y derecho a la propia imagen).

Para que las residencias de ancianos en Barcelona puedan llevar a cabo estos criterios de respeto a la intimidad de los residentes, cada residente deberá participar en la planificación y ejecución de estas tareas; la adaptación y preparación del entorno; el cuido de la identidad personal y de la imagen y las actitudes profesionales fundamentales para su desarrollo. Para las personas más heterónomas se les debe brindar una atención digna y ética, y tener protocolos para la prevención de salidas involuntarias, por ejemplo.

 

Para garantizar que se cumplan los criterios de respetar la intimidad de los residentes en los cuidados personales y en el aseo se deberán de tomar en cuenta aspectos fundamentales y realizar acciones como:

Tanto el profesional encargado como el residente deberán planificar y realizar las actividades de aseo y atención personal. Su participación activa permitirá que opine e influya en el modo en que el profesional hace las tareas de apoyo, favorece al control de sus capacidades y garantiza el ejercicio de sus derechos. La persona puede opinar en aspectos como:

  • Elegir los utensilios que va a necesitar para desarrollar dicha tarea.
  • La creación de un estilo y secuencia personalizada, para que la persona se sienta segura y confortable a la hora de hacer la rutina.
  • El desarrollo de tareas, aunque sean actividades básicas.
  • La elección de los jabones, perfumes o colonias, cremas, jabón líquido, que procuren un espacio de bienestar y de disfrute del propio cuerpo.
  • Cuidar del entorno de modo que brinde un espacio de seguridad, confort y privacidad. Esto es necesario porque los cuidados personales, como vestirse y arreglarse deben poder realizarse en lugares con intimidad y seguridad. Que nadie más pueda entrar además de la enfermera/o que está atendiendo al residente.
  • Preparar con tiempo los utensilios que va a utilizar el residente para que a la hora de usarlos lo haga con toda la comodidad posible.
  • Evitar ambientes no deseados como avisos de otros residentes, interrupciones de otras personas, etc.
  • Propiciar factores de confort y seguridad: dar un trato respetuoso y afectuoso, indicarle de las tareas que se van realizando, preguntar sus gustos, preferencias y estimular su decisión.
  • Dar importancia a aspectos asociados con la imagen y la identidad de la persona residente. Los profesionales del centro deben recordar que cada una de las personas a las que asisten tiene su propia idea de sí misma, sus gustos y sus preferencias. Mantener esa identidad de la persona la mayor cantidad de tiempo posible es parte fundamental del trabajo que realizan los profesionales de la residencia.

Además de estos aspectos, la persona residente deberá participar activamente en la tarea de vestirse, seleccionando qué ropa quiere ponerse, así como sus complementos, pendientes, pañuelos, pulseras, gargantillas, gorros, anillos, reloj, etc.), definiendo una manera individual de vestirse y diferenciarse de los demás residentes.

Lo importante para cumplir adecuadamente con el respeto al residente no está en las tareas que deben ejecutarse, sino en el modo que se desarrollan. La comunicación no verbal, las incorrectas actitudes cuando se trata de atender aspectos íntimos del cuidado personal adquieren un significado especial. Es por ello que la observación, la escucha, la sensibilidad y la empatía son imprescindibles en estos casos. En estos momentos de intimidad, es imprescindible evitar siempre:

  • Conversar sobre otros temas si se encuentra otro profesional colaborando como si el residente no estuviese ahí.
  • Usar auriculares u otros utensilios mientras se le está prestando ayuda.
  • No dirigirle la palabra.
  • Conocer la opinión del otro y entrar en empatía, tratarlo como nos gustaría a nosotros que nos tratarán en sus circunstancias, es un buen método para que cada profesional lleve a cabo con ética su trabajo.

Por otro lado, algunos de los problemas que se presentan en las residencias para cumplir como se debe con los cuidados íntimos de los residentes es la falta de tiempo para realizar estas tareas adecuadas, debido a las continuas demandas de los residentes. Sin embargo, una de las posibles soluciones a dicha problemática es planificar adecuadamente, es decir, con cada residente se debe preparar la ropa o los complementos desde la noche anterior. Flexibilidad de horarios y ser creativos ayudará al profesional a que pueda distribuir mejor el tiempo.

Otro problema de los profesionales es la despersonalización y trabajo rutinario en las tareas de aseo y atención personal, para esto debe de haber una mayor sensibilización y formación específica.

Corregir estos aspectos ayudará a que el profesional brinde una mejor atención a los residentes, sobre todo en esos momentos íntimos del aseo personal. Dentro de los criterios y cuidados en personas de la tercera edad en las residencias de ancianos, existen muchos puntos a abordar, pero el respetar el derecho de la intimidad y privacidad es uno de los aspectos más básicos a desarrollar en el tema.

Es importante conocer otros requisitos que deben tener las residencias de ancianos en Barcelona para convertirse en la mejor opción para muchas personas. Hablaremos de los puntos imprescindibles para brindar el mejor servicio posible en base a criterios y estándares de cuidados específicos de las personas de la tercera edad. En este aspecto la “Guía de Buenas Prácticas en Residencias de personas mayores en situación de dependencia” de la Consejería de Bienestar Social del Principado de Asturias es un documento de lectura muy recomendable.

Una de las dificultades existentes en las residencias de ancianos en Barcelona son los problemas de los profesionales para entender las peticiones y demandas de los residentes. Por esa razón es importante que las residencias desarrollen acciones formativas y de sensibilización sobre distintas habilidades de comunicación y sobre estrategias de escucha activa.

También es necesario hacer un registro con las necesidades de información expresadas por parte de los usuarios. Dicha información debe contener aspectos generales de cada persona como intereses culturales, sociales, expectativas, relaciones familiares, deseos, sus derechos, sus deberes, etc. y también sobre el funcionamiento de la residencia.

Deben agregar las demandas de información en el plan personalizado de atención, pues en ocasiones se presenta la dificultad de los profesionales para comprender y aceptar las decisiones de un usuario concreto, que pueden resolverse con el plan personalizado. Algo que puede ayudar en este punto es implementar acciones formativas y de sensibilización sobre los derechos de la persona (marco ético-legal), empatía e identificación.

De igual forma, los profesionales tienen la dificultad de adaptar y personalizar el lenguaje a cada persona usuaria que se agrava cuando los residentes presentan mayor aislamiento intelectual. En este punto es vital que se evalúen las capacidades de las personas mayores acerca de cómo reciben y comprenden la información, también si cuentan con autonomía y pueden tomar decisiones correctamente. De ese modo a los profesionales se les hará más fácil adaptar el lenguaje en su relación con ellos. Las residencias deberán ampliar las oportunidades para que las personas mayores puedan hacer uso de sus derechos, libertades y deberes.

La autonomía de las personas: imprescindible para una vida con calidad

Muchos se preguntarán por qué es necesario promocionar la autonomía de los residentes cuando se encuentran ingresados en los centros asistenciales, pero lo cierto es que eso ayuda y obliga a las instituciones a revisar su forma de actuar de modo que ésta sea compatible con el empoderamiento de las personas mayores. La autonomía incrementa el interés y compromiso de las personas mayores en situación de dependencia o heteronomía, ya que con ella manera podrán lograr sus deseos:

La mano surcada de arrugas de un anciano

La mano surcada de arrugas de un anciano

  • Podrán seleccionar entre varias opciones
  • Planificar y participar en actividades individuales;
  • Formar parte de estructuras de participación grupal, aportando su punto de vista.

Sin importar el grado de ayuda que necesitan las personas para realizar sus actividades diarias, ya sean dependientes o válidos, es necesario hacer cumplir el ejercicio de los derechos de todos los residentes. Eso supone darles la oportunidad de desarrollo personal y de empoderamiento en la toma de decisiones (siempre y cuando puedan tomarlas) y definir los apoyos que serán necesarios para realizarlas.

La residencia siempre deberá comunicar a los residentes que son capaces de tomar sus decisiones, es decir, ayudar a que sean conscientes de su capacidad y competencia. De igual forma, el centro asistencial deberá mantener informada a la persona usuaria sobre todos los aspectos esenciales de su funcionamiento y sobre todo de aquellos que le afectan de manera directa.

Las residencias de ancianos en Barcelona deberán implementar instrumentos de apoyo que refuercen la concienciación de los derechos de los residentes. Por ejemplo, a través de los consentimientos informados. El consentimiento informado debe realizarse en los momentos más importantes de la vida en el centro:

  • Aprobación de su ingreso y permanencia en la residencia.
  • Aprobación de su plan personalizado de atención.
  • Aprobación de la participación de la familia en su plan personalizado de atención.
  • Aprobación del régimen de visitas de otras personas.
  • Aprobación al acceso a su información personal por parte del equipo profesional.
  • Aprobación a la aplicación de contenciones físicas.

Algunos profesionales de las residencias de mayores tienen miedo al empoderamiento real en la toma de decisiones que puedan tener los residentes, sin embargo, para darle solución a dicha situación los documentos de criterios y estándares de cuidados en residencias recomiendan una capacitación específica de estos profesionales y el desarrollo de la empatía con los residentes. El aprender haciendo también ayuda porque se comparte en equipo las vivencias y es recomendable comenzar a desarrollar los procesos con los casos menos complejos y que pueden visibilizarse con resultados en poco tiempo.

Por otro lado, algunas veces los profesionales tienen poco conocimiento de carácter jurídico o de derechos de los usuarios por lo que es importante desarrollar acciones que mejoren la sensibilidad de los aspectos jurídicos y normativos. En las residencias de ancianos en Barcelona no debe faltar la cultura institucional sobre los derechos, deberes y posibilidad de tomar decisiones por parte de los usuarios.

Las residencias deberán trabajar mucho en favorecer la convivencia entre los residentes ya que de esa forma permitirá que la persona mejore aspectos cotidianos de su vida diaria como: qué quiere hacer, con quién quiere sentarse, plantearse objetivos, relacionarse. Eso hará que mejore el bienestar emocional de la persona porque favorece la expresión de sus ideas, se mantiene la vivencia de control personal y se trasmiten correctamente las necesidades y deseos. Se fortalecen las relaciones interpersonales, porque los residentes tienen la libertad de compartir y convivir con quien desea, es más fácil crear vínculos afectivos de mayor calidad e intensidad. Se hace más fácil la participación en entornos grupales y la cooperación entre personas residentes y trabajadores profesionales.

Todos esos aspectos contribuyen a que la persona compruebe que su opinión es tomada en cuenta, lo que hace felices a los residentes.

 

Otros aspectos a tener en cuenta

Calefacción: otro de los puntos en los que deben tener cuidado las residencias para brindar un mejor servicio y ser la mejor opción para futuros residentes es el funcionamiento adecuado de la calefacción. Es muy importante porque los ancianos son personas que necesitan mantener su temperatura corporal estable, por lo que las residencias de ancianos en Barcelona deben disponer de elementos de calefacción en todas las áreas que lo requieran y que puedan ser usados por los residentes. La calefacción deberá funcionar a una temperatura ambiente, es decir, como mínimo a 20°.C. Las calderas de calefacción tienen que estar en lugares con ventilación adecuada, lejos de las áreas donde los residentes pudieran tener contacto directo con ellas. El combustible que utilice la calefacción para su funcionamiento tendrá que ubicarse en un lugar apropiado y donde los residentes no se vean expuestos. La residencia deberá siempre disponer en todo momento de agua caliente para todos los residentes.

Accesos y recorridos interiores: Al hablar de accesos dentro de las instalaciones de la residencia, éstos deberán estar pavimentados adecuadamente y con paso para todo tipo de sillas y camillas. Asimismo, la circulación entre todas las áreas de la residencia deberá ser siempre por el interior de la institución. Deberá existir una interconexión entre las mismas.

La residencia deberá de contar con ascensor en caso de que se necesite para acceder a las áreas de la residencia, pues hay que recordar que los residentes son de edad avanzada y se les dificulta más la movilización. De igual forma, estos ascensores deberán ser amplios para que se puedan trasladar personas en sillas de ruedas y camillas con enfermos.

Estos son algunos de los puntos que ayudarán a las residencias a convertirse en la mejor opción para las personas que desean trasladarse a una residencia.

Todas las residencias de ancianos tienen perfectamente delimitadas sus líneas de actuación ante cualquier circunstancia que pudiese surgir a lo largo de la estancia, y es por ello que establecen una serie de protocolos de ingreso, de adaptación, de estimulación en planta, de psicogeriatría, de casos de conductas agresivas, etc.

Protocolo de acogida de residentes

Con el protocolo de acogida en las residencias de ancianos se intenta conseguir la total integración del residente en cada centro, así como la implicación de su familia para conseguir el mejor estado anímico del residente y además lograr un entorno casi familiar en el que el residente y su familia estén muy cómodos.

Siempre se diferencian dos tipos de acogida distintas según el factor cognitivo de cada persona residente, y por tanto se diferencian dos tipos:

  1. Residente que no tiene deterioro cognitivo alguno o deterioro cognitivo leve.
  2. Residente que sí tiene un deterioro cognitivo importante

Este protocolo está pensado y va dirigido a los residentes y a sus familiares.

1- RESIDENTES SIN DETERIORO COGNITIVO O CON UN DETERIORO LEVE

Fase pre-ingreso o primera entrevista. Se diferencian dos fases en la primera entrevista:

Primera fase: Lo principal es obtener la máxima información del futuro residente y de su familia. Hay que dirigirse al nuevo residente para que efectúe su presentación y además también nos presente a su familia. Nos comente los motivos de su ingreso en una residencia de ancianos y todas las circunstancias de la decisión de ingresar en la residencia. El personal del centro siempre tendrá una posición de escucha activa intentando realizar preguntas muy abiertas con las que el residente informe de todo lo que se quiera saber. Hay que intentar que la familia participe, pero nunca el futuro residente puede pasar a un segundo plano, para evitar malos entendidos debido a las diferentes opiniones que puedan existir entre los familiares.

Es muy fundamental observar la comunicación verbal y la no verbal del residente mediante una actitud de observación permanente.

Hay que conseguir crear un ambiente agradable en esa primera entrevista, que no se interrumpa con llamadas u otras visitas, logrando un espacio de intimidad que permita la mejor comunicación posible entre el residente y la persona del centro que lo atiende en ese primer día y realiza el ingreso.

Debe explicarse a su familia que normalmente es necesario un periodo de adaptación de al menos 15 o 30 días. Debe insistirse en que el trato que se ofrece al residente, siempre será cordial y familiar. Siempre se llamará de usted al nuevo residente salvo que él mismo pida lo contrario.

Segunda fase: es muy importante explicar todo el funcionamiento de la residencia de ancianos y en especial detalles como:

  • Horario de visita de la familia
  • Horarios de las comidas
  • Dietas disponibles
  • Detalle de todos los servicios que se ofrecen: lavandería, podología, peluquería y otros servicios adicionales
  • Horarios de visita del médico
  • Todas las actividades lúdicas previstas
  • Ubicación del buzón de sugerencias y reclamaciones a disposición de residentes y familiares
  • Organización de la higiene del residente.
  • Precio de la mensualidad

La hoja de pre-ingreso debe reflejar la siguiente información:

  • Informes médicos acerca del historial sanitario del residente, la medicación que toma, fotocopia del D.N.I, fotocopia de la cartilla de la seguridad social
  • Detalle de todos sus enseres y su ropa marcada.
  • Datos personales del residente
  • Datos personales del familiar que será su responsable.
  • Teléfonos de contacto de los familiares.

Es importante advertir de  la importancia de los objetos personales como las fotos. Siempre debe insistirse en que pueden pedir ayuda al personal del centro siempre que lo necesiten. La persona que realiza la entrevista enseñará todas las instalaciones del Centro tanto al residente como a su familia. Tras cada visita se resolverán todas las dudas que puedan haber aparecido. Una vez resueltas, se fija una fecha para el ingreso.

 

Este primer contacto con el residente y su familia es fundamental para dar una buena imagen de la residencia y mejorar la relación futura del residente con el personal del centro.

Fase de ingreso: Llegado el día del ingreso debe darse una atención especial y muy personal al recién llegado. La familia debe ser muy consciente de que el residente se ha mudado a un nuevo domicilio y que la labor de su personal será conseguir que la estancia sea lo más agradable posible.

Debe insistirse en la enorme importancia que tiene para el residente recibir visitas de sus familiares y amigos, que normalmente pueden ir a comer al centro si avisan con tiempo.

La persona responsable del centro que les atienda durante el ingreso les recibe primero en su despacho, donde preguntará por el estado anímico del nuevo residente en los días anteriores al ingreso. Siempre se le asignará una persona encargada de tutelar su ingreso.

En este primer momento del ingreso siempre se revisa que aporta todo lo que se le ha pedido y de que esté todo correcto. Si está todo bien, se firmará el contrato y se facilita a los familiares el reglamento de régimen interior además de una copia del contrato para su revisión con tranquilidad. Los familiares podrán preguntar cualquier duda que les surja sobre el contrato.

Se deben respetar todos los sentimientos y los recuerdos que puedan aparecer por la ansiedad que provoca esta nueva situación.

Una vez firmado el contrato, se les vuelve a mostrar las instalaciones, se presentará a los demás residentes y a todos los trabajadores del centro encargados de su cuidado.

Una vez hechas todas las presentaciones se acompañará al nuevo residente y su familia a la habitación que se le haya asignado, y si es compartida se le presentará primero a su compañero/a de habitación. Una vez presentados se les dejará solos en la habitación para que puedan ordenar todos sus objetos personales.

2- RESIDENTES CON DETERIORO COGNITIVO

Si existe deterioro cognitivo (derivado de haber sufrido algún ictus, de padecer demencia senil en alguno de sus grados, alzhéimer, etc.) cambia totalmente el trabajo a realizar en el centro ya que toda la información necesaria será aportada solamente por la familia que será la única que puede tomar cualquier decisión sobre el cuidado del residente.

  • Fase preingreso: debido a sus limitaciones el residente no podrá estar presente en la primera entrevista y su familia deberá proporcionar toda la información sobre su situación. Toda la fase del pre-ingreso se llevará a cabo igual que con una persona sin deterioro cognitivo pero hablando sólo con la familia en lugar de con el residente.
  • Fase de ingreso: En el momento del ingreso siempre se presentará el personal al residente y si fuera posible se le pedirá que nos presente a toda su familia. Esta pequeña prueba nos dará información acerca del nivel cognitivo que esa persona tiene. También nos dará una orientación acerca de qué tipo de comunicación verbal podremos utilizar con él.

Las conversaciones deben utilizar frases muy cortas y claras y siempre con un tono de voz muy suave. Como a todos los demás residentes se le tratará siempre de usted y por su nombre.

El resto del proceso de acogida en la residencia de ancianos de Barcelona será idéntico al de un residente sin deterioro cognitivo.

Tras el ingreso siempre se realiza una exploración física para evaluar su estado general (si, por ejemplo, está aquejado de artrosis de caderade columna) y se concertará una cita con el médico en un plazo máximo de 24 horas.

En el momento del ingreso, el centro debe tomar los siguientes datos:

  • Datos personales.
  • Datos médicos y sanitarios como las enfermedades que padece y haya padecido, las alergias, la medicación que toma, las posibles necesidades de atención en la enfermería y si tiene alguna limitación en su dieta diaria.
  • Se valorará su independencia o dependencia funcional.

En las primeras semanas siempre se realiza la valoración inicial que debe incluir:

  • La valoración acerca de su dependencia o independencia en su desarrollo de las actividades de la vida diaria.
  • Su  valoración cognitiva.
  • Su evaluación psicomotora.
  • Análisis de la existencia del riesgo de úlceras.
  • Una ficha con todos sus datos de necesidades de enfermería.
  • Una ficha con sus datos funcionales físicos.
  • Una ficha con la valoración de su capacidad para relacionarse.
  • Análisis de su actitud y su motivación para participar las actividades de la residencia.

Los primeros días en el centro son siempre los más importantes para el nuevo residente. En esos días siempre debe sentirse escuchado, bien acompañado y muy querido. Cada día se debe mantener una pequeña conversación para detectar sus inquietudes, necesidades, posibles quejas o simplemente sentirse atendido. En estas pequeñas charlas se le pregunta por sus aficiones, qué le gusta hacer y se le debe informar de todas las actividades programadas en el centro, animándolo a participar en ellas.

Antes de que transcurran los dos primeros meses siempre se realiza un plan de atención personalizado de cada residente, que comprenda todas las disciplinas, fijando objetivos claros y creando una planificación de todas las actuaciones con el residente.

Se debe insistir a la familia de la necesidad de mantener un contacto por teléfono lo más frecuente posible, para que sienta muy cerca a su familia. Ese contacto siempre se facilita en todo lo posible y también se facilitará mantener el contacto con todos sus amigos y vecinos, que siempre podrán acudir verle al centro y a disfrutar de un buen rato con ellos, incluso comer juntos y salir a pasear fuera del centro.

Se planificará un régimen de visitas de los responsables del centro con los familiares para mantenerles informados del estado general del residente. También es muy importante conocer cómo están viviendo los familiares esta situación, y por tanto es muy importante escucharlos, intentar entender todos sus problemas que tengan que ver con el residente ya que conocerlos permitirá mejorar la relación y un mejor cuidado de su familiar.

Siempre debe mantenerse informados a los familiares de todas las actividades que se realicen como fiestas y actividades extras a las que serán invitados.

Es importante conocer la opinión de los residentes y de los familiares mediante la realización de encuestas con los residentes sin deterioro cognitivo o deterioro cognitivo leve y con los familiares si se trata de residentes con deterioro cognitivo grave.

Pasado el primer año debe realizarse la evaluación de todos los objetivos planificados, también debe hacerse un nuevo estudio cognitivo, emocional,  y funcional para analizar la evolución del residente y en función de los datos analizados fijar nuevos objetivos con todas las actuaciones necesarias.

 

Protocolo de ingreso en las residencias de ancianos

Los centros geriátricos que se encargan del cuidado de las personas mayores que lo necesitan bien sea porque sus familiares no pueden ocuparse de ellos por cuestiones diversas como trabajo y demás o porque ellos eligen esta opción, tienen unas pautas o protocolos fijados para garantizar su buen funcionamiento.

Dichos protocolos comprenden varios pasos:

1º. Antes de ingresar en la residencia de ancianos

Para poder prepararlo todo la residencia cuenta con un departamento de asistencia social. En este, el profesional encargado del mismo, una vez que sepa que va a entrar un nuevo residente realizará las siguientes acciones:

  • Contactará con la persona que va a entrar nueva.
  • Se comunicará con la familia del mayor o con los responsables del mismo.
  • A veces, se desplazará a la casa del nuevo residente para visitarlo.
  • Recopilará todos los datos referentes a análisis médicos.
  • Alentará a la persona mayor para que se lleve al centro sus recuerdos personales.
  • Intentará conocer todo sobre este nuevo residente cotejando lo que sabe con otras fuentes de información.

Recopilados todos estos datos, elaborará un informe pormenorizado donde se recoja la siguiente información:

  • Motivo por el que ingresa en la residencia
  • Lugar o institución de la que viene
  • Información personal y estado actual en el que se encuentra
  • Biografía donde figure toda su vida: estudios, trabajo, donde vivió, etc.

Este documento contendrá el estado físico y emocional en el que se encuentra la persona mayor durante estos encuentros y con él se puntuará su capacidad para desarrollar labores cotidianas.

El asistente social concretará con el propio residente y su familia o responsables cuándo ingresará, esto es, fijará la fecha y la hora del ingreso. Siempre avisando con un mínimo de 72 horas, puesto que todos los departamentos deben estar al tanto y ocuparse de la persona mayor.

Para finalizar, el asistente social recogerá y preparará la ropa del anciano con sus respectivas marcas de nombre

Los distintos departamentos

Los otros departamentos, que componen el centro o residencia de ancianos, se informarán sobre todo lo que concierne a este, leyendo el informe. Posteriormente, estarán preparados para recibirlo de la forma más adecuada.

Será el enfermero o enfermera de la Unidad de Enfermería quien informará a los demás profesionales de planta del ingreso de la persona mayor, además de otros datos que crea importantes para que su acogida sea lo mejor posible.

Enfermero de la unidad

Este profesional debe preparar todo para la buena acogida del mayor. Comenzará por comprobar que la habitación del nuevo residente esté bien y no le falte nada: cama hecha, toallas limpias y bien colocadas, etc.

Después se comunicará con el residente que ocupe esa habitación y le informará que a partir de una fecha determinada contará con un nuevo compañero de la misma.

También escogerá a una persona, que puede ser el compañero de la habitación u otro residente de la misma planta, para que le informe durante los primeros días del funcionamiento del centro.

Finalmente, elegirá al ayudante que se dedicará al nuevo residente en su primer contacto con el centro.

2º. Día del ingreso

Departamento de asistencia social

El asistente social de esta unidad recibirá en la entrada de la residencia al nuevo mayor y a las personas que vayan con él. Los llevará a su despacho para completar toda la información que le falte, así como recopilar más informes médicos y mantener una conversación con ellos.

Después completará la ficha social en la que figuren datos personales, número de teléfono de familiares y responsables. Les pedirá la Cartilla de la Seguridad Social y el DNI para hacer fotocopia y tenerlas en planta.

Cuando se han realizado todas estas acciones se le entregará al residente y familiares una tarjeta de bienvenida.

Tras todo esto, el departamento de asistencia social llamará al enfermero o enfermera para que salude y conozca a la nueva persona que ingresa y lo acompañe hasta su planta.

Introducción en planta

Cuando ambos estén en la planta, el enfermero se encargará de presentarlo al resto de profesionales que trabajen allí (médicos, limpiadora o auxiliares), para que, de esta forma, el residente conozca los nombres y funciones de cada persona y en caso de necesitar a alguno de ellos saber dónde acudir.

A continuación presentará al anciano a sus compañeros de habitación, de mesa y de planta.

Ya en la habitación, el nuevo recién llegado será ayudado por uno de los auxiliares o por la familia para colocar su ropa. La persona que le ayude podrá comprobar si tiene toda la ropa que necesita y en caso de que no sea así informar al asistente social para que lo solucione.

Antes de que entren a la habitación, el enfermero pondrá en la entrada una pegatina donde se indique de forma clara el nombre del residente.

Por último, el enfermero hablará con el médico para informarle del estado de salud del anciano.

Unidad de medicina

En lo referente al estado de salud del nuevo residente, el médico y el enfermero mantendrá un encuentro con él y sus familiares para poder conocer todo su historial clínico en el que conste: si padece alguna enfermedad actualmente; alergias; tipo de alimentación que puede tomar; antecedentes de enfermedades; deambulación; si tiene o no incontinencia y otras pruebas (electrocardiograma,  exploraciones, análisis de sangre y orina etc.).

Hecho esto notificará por escrito lo antes posible los tratamientos que debe seguir al área de Enfermería y Rehabilitación para que estén al tanto de todo.

El día en el que ingrese la persona mayor, el médico de planta puede ir con un compañero si lo cree oportuno.

El historial médico del nuevo paciente lo presentará el médico responsable durante la reunión de la unidad médica.

Unidad de psicogeriatría

Este departamento realizará la entrevista personal y valoración psicogeriátrica del nuevo residente. Para poder incluir los resultados en un conjunto concreto dentro de la terapia de grupo. Si cree que es necesario le dará una terapia individual.

Unidad de enfermería

El nuevo residente será convenientemente atendido por todos los departamentos. En especial si tiene un alto nivel de dependencia. Según la autonomía con la que cuente se atenderán sus necesidades de higiene personal, programación de duchas, nivel de incontinencia, sueño, y programación de curas. Además se le instalará una barandilla junto a la cama y se le llevará a revisiones de podología. También se completará el historial de enfermería.

El día que ingresa se le pesa en la residencia y se le toman, durante los tres días después, sus constantes vitales para conocer su presión arterial, nivel de azúcar, frecuencia cardíacas así como su temperatura.

Como existen carpetas y vasos de medicación del nuevo residente con todo sus datos, para no confundirlos con otros se les colocará adhesivos con su nombre.

En la primera reunión de planta, que se organice, se analizará si se ha realizado de forma correcta el protocolo de ingreso.

Unidad de terapia ocupacional y fisioterapia

Uno de los terapeutas de dicho departamento presentará al nuevo residente a todos.

En este caso también la persona mayor incorporada al centro será sometida a un análisis de su estado vital y de salud (articulaciones, músculos, actividades, etc.).

Gracias a esto se vera qué tipo de tratamiento se pondrá en funcionamiento.

El estado en el que se encuentra el anciano se expondrá durante la primera reunión de Actividades de la Vida Diaria.

Se le animará a que forme parte y asista a las tareas.

Unidad de animación

Es el departamento encargado de realizar actividades lúdicas y de ocio para los residentes.

La persona mayor que entra por primera vez en la residencia conocerá toda la programación de ocio de la que dispone: fiestas, coro, etc.

También y según su estado de salud se le recomendara algunas actividades para que participe en ellas.

Finalmente, se buscará que este persona se integre y adapte a las actividades que se organicen en su planta.

Servicio religioso

La persona encargada del servicio religioso, el capellán, presenta al recién llegado a todas las personas que colaboran con él y le informa de los servicios religiosos que puede encontrar en su departamento.

Si la persona mayor quiere asistir pero se encuentra mal porque no puede desplazarse por sus propios medios hasta el lugar donde se ofrecen estos servicios, se lo dirá al personal de su planta para que le puedan llevar a misa.

Introducción en la residencia

Unidad de enfermería

El nuevo anciano será acompañado por un auxiliar y otro residente, asignados por el enfermero encargado de la unidad de Enfermería, para que le acompañen a conocer todas las instalaciones de la casa y los servicios con los que cuenta como: salón de actos, gimnasio, cafetería, etc.

Por otro lado, se le dará información referente a los horarios y actividades que debe realizar durante el día tales como: desayuno, rehabilitación, consultas médicas y otras.

Por último y si se produce un caso de necesidad médica, el nuevo residente deberá saber que tiene que avisar al enfermero de planta.

Unidad de animación

Cuando la persona mayor nueva haya ingresado ya en el centro se presentará en la primera fiesta que se celebre para que lo conozcan el resto de compañeros y le brinden una bonita acogida.

Servicio religioso

El capellán mantendrá un encuentro con el nuevo residente para conocerle mejor y poderle dar un servicio bueno. De esta forma, conocerá: las costumbres y expectativas que tiene el anciano acerca del servicio religioso. También le ofrecerá toda la información acerca del mismo: personas que ayudan voluntariamente, celebraciones litúrgicas, asistencia religiosa individual, etc.

El psicoterapeuta, el médico y el enfermero se pondrán se reunirán y establecerán las lineas de actuación para ofrecerle el mejor trato posible al nuevo residente y comunicárselo a los voluntarios para que lo lleven a cabo.

Residencias de ancianos en Barcelona: noticias relacionadas

Derechos humanos de las personas de la tercera edad

Las personas que tienen más de 65 años, al igual que los demás seres humanos tienen una serie de derechos y deberes que deben ser cumplidos:

Derecho a una vida digna

Ese es el mayor propósito, porque se tiene que orientar la acción del Estado y de las instituciones que se interesan por tener mejores condiciones existenciales para ese grupo de la sociedad que se ha vuelto vulnerable. 

Derecho a la salud

Es una garantía constitucional de que todas las personas debe tener derecho a la salud, y se puede entender que se refiere a salud física y mental. Todos los adultos mayores deben tener acceso a atención médica para que puedan seguir gozando de su vida como lo merecen.

Derecho al respeto social

Así como es el Estado el encargado de brindar una atención para las personas de la tercera edad, también la sociedad debe tener la moral para generar un actitud de respeto a la persona de la tercera edad, porque es responsabilidad de todos cuidar de los mayores, además todas las personas en algún momento llegarán a formar parte de ese sector de la sociedad.

Alimentación adecuada para las personas con demencia senil

Es necesario que a las personas con demencia senil consuman alimentos muy nutritivos, y que sean fáciles de ingerir, esos alimentos pueden ser la leche y los productos lácteos que son enriquecidos con vitaminas y minerales, el pan, mezclas de aceite en el yogurt y compotas de frutas.

También es un obstáculo la dificultad progresiva en la masticación, deglución o en el manejo de los utensilios, y eso dificulta la ingesta. Para ello se pueden preparar alimentos que se puedan ingerir con las manos como croquetas o albóndigas, y si la persona tiene problemas para masticar, es preciso triturar la comida o servir cremas o purés.

En la dieta puede incluir alimentos ricos en ácidos grasos esenciales, en los análisis médicos los pacientes que tienen esas enfermedad muestran niveles bajo de ácidos grasos. Por eso la ingestión de alimentos ricos en grasa son esenciales, como el omega 3 y el omega 6, para contribuir a contrarrestar la evolución de la demencia senil. También se ha comprobado que los pacientes que reciben esos componentes por medio de alimentos han mostrado más estabilidad de carácter y no presentan muchos episodios de depresión e irratabilidad.

Fase de fortalecimiento en la actividad física del adulto mayor

Al principio la fase de fortalecimiento debe ser solamente de 15 minutos y se tiene que ir incrementando conforme va mejorando la condición física de la persona de la tercera edad. Se tiene que recordar que un parámetro sencillo, a considerar en esa actividad es que si levanta una liga menos de ocho veces es demasiado pesada para iniciar y se la levanta más de 15 veces es demasiada liviana y se tiene que buscar una liga que la levante un parámetro intermedio. El fortalecimiento físico tiene sus beneficios, entre los que están:

  • Mantener el peso corporal.
  • Mejorar la velocidad de la marcha.
  • Prevenir caídas.
  • Mejora el equilibrio.
  • Disminuir la depresión.
  • Ayudar al control de la artritis, diabetes, enfermedades vasculares, etc. 
  • Mantener o incrementar la densidad ósea.
  • Incrementar el nivel de actividad física espontánea.
  • Mejorar la digestión.
  • Fortalecer los músculos.
  • Mejorar los reflejos.
  • Mejorar la movilidad articular.

Se tiene que considerar que si la persona de la tercera edad presenta vértigo, nauseas, temblores o mareos o tiene falta extrema de aliento se debe reducir la intensidad del ejercicio.

Recomendaciones para tener apetito en la vejez

Muchas personas al llegar a la tercera edad comienzan a perder el apetito, esto se ve agravado por la pérdida del gusto y del olfato, además se puede ver influenciado por la ingesta de algunos medicamentos, pero para contribuir al incremento del apetito deben probar hacer de seis a ocho comidas pequeñas y ricas en calorías que tengan carbohidratos y proteínas saludables, en lugar de hacer solamente tres comidas grandes. También, el médico puede recomendarle algún suplemento nutricional para algunas de esas comidas, en la mayoría de los casos recomiendan suplementos que tengan 355 calorías por cada ocho onzas. Lo importante es que ese suplemento tenga un buen sabor.

Otro factor de gran relevancia es que a los alimentos se les dé mucho sabor. De esa manera se puede combatir el poco sentido del gusto añadiéndoles condimentos que sean bajos en sodio como hierbas frescas, curry, zumo de cítricos o polvos de chile. Lo preferible es que se evite la adicción a la sal porque mucho sodio puede provocar complicaciones a la salud.

Como postre puede elegir dulces sanos como pudines, bizcochos o flanes que sean elaborados con cereales integrales y frutos secos.

Toma de somníferos en la tercera edad

La dificultad a la hora de dormir es uno de los problemas más frecuentes entre los ancianos. Esta falta de sueño puede ser de diferentes clases:

  • De conciliación. La persona mayor tarda demasiado en quedarse dormido.
  • De despertar temprano. Se desvela de madrugada sin poder volver a dormirse.
  • De sueño fragmentado. Sus pacientes se despiertan repetidas ocasiones durante la noche.

Existen fármacos eficientes para combatir estos problemas para dormir. Sin embargo, también deben considerarse los efectos secundarios que acarrean. Asimismo, causan un efecto de costumbre, por lo que su eficacia desaparece al transcurrir cierto tiempo una vez comience el tratamiento.

De otro lado, estos medicamentos pueden provocar un efecto rebote. Es decir, en aquello casos en los que el tratamiento se detiene de forma repentina, es posible que se presente el mismo -o mayor- estado de insomnio que tenía antes.

Cambios sexuales en las mujeres mayores

Si bien depende de cada mujer, al cumplir los 50 años comienzan a aparecer los inevitables signos físicos y emocionales propios de la menopausia. El ciclo de la menstruación se detiene, la actividad de los ovarios se reduce y bajan los índices de determinadas hormonas: estrógenos, progesterona, etc. No obstante, no se pierde apetencia sexual ni tampoco la necesidad de sentir placer y orgasmos, siendo el clítoris el principal órgano sexual.

Sí es verdad que el clímax se retrasa y que su duración es inferior, para lo cual se requiere mayor estimulación. Las paredes de la vagina se vuelven menos elásticas y ya no lubrican como antes, de modo que hay veces en las que el acto sexual es menos placentero. Asimismo, las mamas experimentan cierta flacidez y se pierde tonificación en los músculos.

Un reciente estudio realizado en Stanford (Estados Unidos) confirmó que ni siquiera la mitad de mujeres con menopausia ven descender su deseo sexual, al tiempo que este incluso aumenta en una de cada cinco féminas.

Tratamiento del mareo en la tercera edad

Este tratamiento del mareo entre las personas mayores viene determinado por el motivo que lo haya originado. No obstante, hay multitud de factores que propician ese mareo y que pueden evitarse. Entre ellos, destacan:

  • Detectando y modificando la cantidad de fármacos que se ingieren o disminuyendo las dosis de estos.
  • Preservando unos adecuados niveles de nutrición e hidratación.
  • Buscando controlar la tensión arterial.
  • Poniendo en práctica las medidas caseras oportunas para, por ejemplo, evitar caídas.

En ciertas situaciones más específicas, como es el caso de la conocida como hipotensión ortostática, se aconseja que cambie de postura de manera paulatina, sin realizar movimientos bruscos o repentinos. También puede ayudar la utilización de medias elásticas en las piernas para incrementar la cantidad de sangre venosa que retorna al corazón. En varias de estas situaciones, ingerir una cantidad importante de líquidos puede resultar de gran utilidad.

La soledad en los ancianos

Lo más habitual es que, para las personas mayores, la soledad sea un estado indeseado y no buscado. Además, es una cuestión muy específica de cada persona. Quizás la misma situación puede ser llevadera para un anciano e insoportable para otro.

Determinados colectivos son más susceptibles de padecer esta soledad. Por ejemplo, los inmigrantes, las personas depresivas, las que tienen pocos recursos o cierta incapacidad, etc.

No obstante, la soledad no puede ser analizada únicamente desde el prisma de las circunstancias de la sociedad. De manera frecuente se confunde con el aislamiento, pero la satisfacción de una persona no tiene por qué ser directamente proporcional al contacto social. De hecho, hay gente para la que su forma de ser se adapta a la soledad como anillo al dedo. Determinadas personas pueden encontrarse solas en una muchedumbre, mientras que otras no precisan de ese contacto social y no se sienten solas aunque no tengan visitas.

¿Cómo se puede detectar una elevada tensión arterial?

La hipertensión arterial es la permanente elevación de los parámetros de tensión arterial sobre los estipulados como normales y que, en la actualidad, con motivo de las numerosas pruebas realizadas en investigaciones científicas durante los últimos años, se han establecido en 140/90 milímetros de mercurio.

A estas alturas puede confirmarse que esta patología supone un factor de riesgo para el corazón y los vasos sanguíneos que se debe tener muy en cuenta. Y es que hoy en día, de cada tres personas adultas, una padece esta afección.

Las ventajas del tratamiento se han demostrado en no pocas investigaciones médicas. Actualmente es aconsejable determinar y anotar cada dos años la tensión arterial de la sangre en aquellos hombres que superen los 40 años de edad. Así, habrá ciertas situaciones de presión arterial alta que precisen un tratamiento y un seguimiento durante varios años.

Adaptar la casa a las personas de la tercera edad

Cuando llega la tercera edad es necesario prestar atención a las condiciones de la casa, puesto que cualquier objeto puede significar un obstáculo o impedimento para realizar algunas actividades. Es fundamental tener un piso antideslizante, puesto que las escaleras son peligrosas para todos los integrantes de la casa, pero más para las personas de la tercera edad porque los huesos son más frágiles, por eso es necesario evitar caídas.  De esa manera los pisos antideslizantes para los baños son sumamente necesarios, así como colocar huinchas pegadas en cada peldaño de las escaleras para que el pie tenga mejor adhesión.

El cuarto de baño es bastante peligroso para las personas de la tercera edad si no se encuentra equipado con todos los artículos de seguridad necesarios. Por eso se deben evitar las tinas o si la tienen es mejor que se habiliten escalones pequeños que faciliten la entrada, piso antideslizantes para que se eviten caídas y barras de apoyo dentro de la ducha que permitan que se afirme sin problema, también existen asientos que son resistente al agua, en necesidad de que la persona de la tercera edad se bañe sentado.

La comunicación es importante con su padre o madre

Cuando la etapa de la tercera edad se presenta en el adulto mayor, es importante que a través de la conversación pueda indagar cómo se siente su padre o su madre. Si acaso está pasando por dificultades, las cuales le quiere ocultar. Traté de conversar con sus progenitores sobre su situación, sin que ellos sientan que usted los trata de controlar.

Investigue sobre temas que le interesan conocer de sus padres, pero de una forma indirecta al contar la experiencia de otra persona o diciendo que leyó algo sobre tal asunto. “A la tía Alicia se le comienza a dificultar subir las escaleras por la artritis, por eso han decidido mis primos que duerma en el cuarto de abajo ¿A ti no se te dificulta subir las gradas por la artritis?”

Observe aquellos síntomas que tienen o dicen sus padres. “Dijiste, hace un momento, que te duele la cabeza desde ya días. ¿Has visto al doctor últimamente? ¿Te perjudica eso en tus actividades diarias?” o “He visto que estás tomando más medicinas recientemente.

También aprovecha las oportunidades de pistas que te dan tus padres. Por ejemplo,  “Observe que se averió el retrovisor exterior derecho de tu carro. ¿Qué sucedió?

Realizar actividad física en la tercera edad

Se ha descubierto que la mejor forma de medir la salud en los ancianos es en término de función; lo que significa que lo más importante a evaluar en la vida de una persona de la tercera edad no es la cantidad de enfermedades que padece, si no que es lo que todavía puede hacer en su vida cotidiana. Existe al menos un 90% de las personas de la tercera edad que padecen algún tipo de enfermedad crónica, no obstante, muchos de ellos tiene la capacidad de tener una vida normal y plena. Así, cuando una persona sobrepasa los 65 años se incrementa la probabilidad de que en los siguientes años surja algún tipo de limitación en la funcionalidad. Por eso es más importante tratar de prevenir o minimizar la pérdida de independencia para las actividades de la vida cotidiana, que hacen que la relación en los adultos mayores sea más frágil, por medio de la actividad física, que es un componente fundamental de un estilo de vida saludable.

Se puede definir que la actividad física benéfica es así como cualquier movimiento del cuerpo causado por los músculos esqueléticos tienen gasto de energía.

La independencia es un derecho en la tercera edad

Muchos son los derechos humanos de las personas mayores que no se respetan en diferentes ámbitos, por ejemplo, está  el derecho a la salud de una medicina prepagada, al domicilio, a seguir trabajando mientras lo deseen, entre muchos derechos más. Es importante conocerlos  para exigir su cumplimiento. Las personas de la tercera edad dicen que se ha perdido el respeto, cuando en realidad lo que sucede es que se han violado alguno de sus derechos. La Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH), organizan jornadas en los municipios donde se les enseña tanto a los adultos mayores como a los profesionales y a personal que atiende a personas de la tercera edad cuáles son sus derechos y cómo defenderlos.

La discriminación, casi siempre está presente en la vida de las personas de la tercera edad. Los derechos de las personas mayores de 60 años, no tendrían que ser otros que los derechos humanos, pero sucede que al llegar a la vejez existe esa discriminación por edad, a lo que se conoce como edaísmo. También las mujeres mayores sufren una triple discriminación la de género, la de edad y de posición económica.

Reglas básicas para tomar las medicinas

Existen algunas reglas que las personas de la tercera edad deben seguir a la hora de tomar sus medicinas, esas reglas son las siguientes:

  • Guardar las medicinas tópicas y las orales en sitios diferentes.
  • Nunca debe tomar el medicamento de otra persona
  • Quitar el tapón de algodón de los frascos, porque atraen humedad.
  • No mezclar las medicinas a menos que el doctor lo indique.
  • Poner las medicinas de cada persona en áreas separadas, para que no se equivoquen al ingerirlas.
  • No tomar las medicinas que han expirado porque la composición química del medicamento cambia y no tiene el efecto curativo que se pretende
  • Tomar el medicamento según la dosis y el horario indicado
  • Guardar las medicinas en lugares secos, frescos, y oscuros para evitar la descomposición química.
  • Colocar los medicamentos en sitios donde los niños o desconocidos no tengan acceso.
  • Abrir las botellas en una superficie plana, como una mesa, para que sea más fácil encontrar una tableta si se cae.
  • No tirar los medicamentos vencidos o que no usó en un cesto de basura donde los niños o las mascotas puedan encontrarlos.  

El baño es necesario en todas las edades

En muchas ocasiones al llegar la tercera edad las personas ya no se sienten motivadas para tomar un baño o ducha a diario. En la actualidad existen muchos artículos que facilitan el baño para los adultos mayores, entre esos están los baños de asiento, que son un excelente auxiliar porque es un baño de agua templada o caliente que se usa con propósitos de limpieza o curativos. En ese sentido la persona solamente se debe sentar en el baño y el agua, que puede tener algún medicamente, cubriendo solamente las caderas y los glúteos. Esos baños se utilizan para aliviar comezón, dolor o espasmos musculares.

También se pueden utilizar paños jabonosos de higiene personal con aloe vera, esos son fabricados especialmente para la higiene de los adultos mayores, que tienen algún tipo de discapacidad o que pasan en mucho reposo.

Sin embargo, aunque existen muchos artículos que ayudan, siempre es necesario darle mucha atención a la persona de la tercera edad, aunque se sienta incómoda y vulnerable, pero se le debe avisar que siempre va estar pendiente de sus dudas o indicaciones que tenga, porque así logrará relajarse y disfrutar del baño.

Alimentos que tienen muchos beneficios para la tercera edad

Las personas que han llegado a la tercera edad deben ser consientes de tener una mejor alimentación, porque los nutrientes no se obtienen tan fácilmente y además se deben seguir al pie de la letra las recomendaciones médicas que reciba, de esa manera se puede conservar en mejores condiciones la salud.

Se recomienda que para el desayuno pueda comer: Un vaso de leche desnatada con café descafeinado y galletas bajas en azúcar, o un vaso de leche desnatada con cereales integrales y zumo de naranja natural.

Es necesario que a media mañana tenga un refrigerio como una pieza de fruta, ya sea manzana, guineo o naranja, o puede tomar un yogur.

En la comida puede elegir vegetales salteados con un filete de pollo a la plancha y yogur. Si no, una pasta, legumbres o arroz con albóndigas y una macedonia de frutas.

En la merienda se puede elegir entre un queso fresco con jamón o unas galletas.

En la cena se puede tomar un puré de calabacín con champiñones salteados y una pieza fruta, o tomar una sopa de cebolla con una tortilla de queso y siempre la porción de fruta.

Beneficios de aprender a cocinar para las personas de la tercera edad

Son muchos los beneficios de aprender a cocinar, entre esos se encuentran que la persona aprende a elaborar platillos que le ayudaran a fortalecer y nutrir el sistema digestivo, nervioso e inmune, porque es importante reforzarlos en esa etapa de la vida, aprenden a usar alimentos de valor nutricional de bajo costo, que favorecen en la salud, además en los cursos de cocina se aprenden técnicas de conservación de alimentos que son muy efectivas, se conocer la germinación de semillas lo que beneficia en la digestión e incrementa el valor nutrimental, aparte de eso, también se convive en un ambiente de cordialidad y compañerismo durante todas las semanas de trabajo y se genera en clases que son muy divertidas y amenas.

Otros beneficios extras de los cursos de cocina son las recetas que incluyen apartados sobre las propiedades terapéuticas de la preparación de algunos ingredientes principales. Se amplía la variedad de platillos deliciosos y nutritivos que pueden consumirse a esa edad, esto contribuye a obtener mejores hábitos de alimentación, de esa manera se mejora y corrigen las condiciones de algunas enfermedades, que pueden sanar con una correcta alimentación.

Beneficios de la espiritualidad en la tercera edad

La espiritualidad permite que la ansiedad sea liberada, porque esa es la causa de muchos problemas y enfermedades, porque la ansiedad quita la paz, crea estrés innecesariamente y hace que las personas se precipiten a tomar acciones o pensamientos inútiles y malsanos. La espiritualidad libra la ansiedad de lo que las personas desearon pero no pudieron vivir y sobre los aspectos de la vida y la muerte que causan mucho temor. También ayuda a encontrar bienestar en las relaciones que se tienen con la familia y con los amigos, eso permite que se experimente la satisfacción de conseguir lo que desea y tener fe de lo que todavía espera.

La espiritualidad permite tener un crecimiento del espíritu, existen muchos aspectos que se necesitan para tener una buena calidad de vida. La persona de la tercera edad en muchas ocasiones vive con baja calidad, no solo por las penurias económicas, sino por la marginación social y familiar a la que se ve sometido. El espíritu es lo más profundo de un ser, es un yo interior e íntimo que se alimenta de la palabra y del amor propio y de las demás personas.

Té verde muy utilizado para la cura de enfermedades

El té verde ayuda a los de la tercera edad para tratar o prevenir diferentes enfermedades, como:

  1. Previene el cáncer de vejiga, de ovarios, esófago y páncreas. Las mujeres mayores de 65 años que beben frecuentemente el té verde, parecen tener un menor riesgo considerablemente más bajo de desarrollar estos tipos de cáncer.

  2. El té verde ayuda a prevenir caries y gingivitis, algo que pasa muy frecuentemente en personas de la tercera edad.

  3. Otra de las bondades es que el té reduce y retrasa el riesgo de la aparición del Parkinson.

  4. Disminuye los niveles altos de grasa, cómo los triglicéridos y el colesterol en sangre. Es muy recomendable para las personas mayores que se les dificulta hacer ejercicio, lo que les impide nivelar los triglicéridos y el colesterol.

  5. También funciona como un depurador natural del organismo, ya que favorece a la eliminación de líquidos y toxinas, por medio de su efecto diurético.

  6. El té verde estimula el sistema inmunitario fortaleciendo el organismo para erradicar las infecciones de todo tipo que se presentan con más frecuencia en los adultos mayores.

  7. Contribuye a que la persona tenga una buena hidratación en la piel.

Relaciones amorosas con el cónyuge en la tercera edad

Es necesario que en la tercera edad las personas sientan el cariño de su pareja, que vivan una sexualidad expresada en toda su plenitud. En la actualidad existen nuevas ideas relacionadas con el amor y la sexualidad de la persona mayor.

En relación a lo sexual las mujeres de la tercera edad ya han logrado tener orgasmos gracias a los conocimientos que han adquirido sobre sus zonas erógenas y más sobre las técnicas de estimulación, que pueden ser compartidas con su cónyuge. De esa manera se puede revivir el amor entre las parejas que han llegado a esa etapa de la vida, y eso les permite tener una mejor calidad de vida.

Las relaciones amorosas, son importantes en todas las etapas de la vida, porque eso mejora el humor, la autoestima, hacen que las personas se sientan mejor de ánimos consigo mismas o con los demás, sentirse querido y amado por su propio cónyuge le hace ver el valor que tiene para la otra persona, que a pesar de todos los problemas que les ha puesto la vida, han sabido salir adelante y amarse por sobre todas las cosas, viviendo plenamente.

La preparación psicológica es importante al momento del retiro

La vida activa en la vejez es posible siempre y cuando se haya planeado el retiro desde el punto de vista psicológico y financiero, a fin de que no le sorprendan las estrecheces económicas. Una condición importante aparte de que se disfrute de una salud física y mental. Hay personas que se jubilan a una temprana edad, tan pronto como sus ingresos lo permitan, para así abandonar el trabajo como una ocupación personal y poder dedicarse a actividades que les resultan más satisfactorias.

Es necesario tener una higiene mental clara y precisa como una recomendación de vida activa. La actividad es una condición de las personas que están mentalmente saludables. Para que la vida tenga propósito, sentido y dirección, es necesario que las personas definan un plan de acción que les permita conseguir objetivos que son convenientes para él y aceptables para la sociedad de la cual es miembro. Ese plan deber ser absorber el interés y la atención de las personas. Para que tenga una vida saludable debe tener actividades integrales que repercutan en un sentimiento pleno de satisfacción, porque la pasividad estanca y deteriora la salud física y mental. 

Celulares especiales para la tercera edad

Este tipo de celulares, tiene apenas cinco botones para que personas de la tercera edad puedan estar comunicadas sin dificultades. También funcionan para monitorear la ubicación de los usuarios.. Mientras que en el mundo se venden cada día más teléfonos inteligentes, con pantallas táctiles y conexión a internet, muchas empresas  están apostando por celulares con cinco botones, especiales para personas de la tercera edad que poco a poco van padeciendo de algunas limitantes.

Estas empresas han descubierto la necesidad que tienen las personas de la tercera edad para comunicarse de forma fácil, sin las complicaciones que representa usar un teléfono móvil actual. Este tipo de celulares se crean en España, tienen cinco botones: uno de encendido, uno para guardar números, otro para colgar, uno más para lanzar alertas ante cualquier emergencia y otro de asistencia. Los asistentes telefónicos llaman a los usuarios para saber cómo se encuentran.

Estos celulares son como un acompañamiento y una asistencia personalizada al propietario, así, los adultos mayores oprimen una tecla y se comunican al centro de asistencia permanente, en el que el personal de la empresa ya tiene identificado quién les llama para brindarle el apoyo que necesite.

Disminución de reflejos en la tercera edad

Ya se sabe que para conducir de una manera segura, la persona tiene que poder reaccionar rápidamente en respuesta a los que hacen los demás automóviles y las personas que van en la calle. Es necesario que se tomen decisiones y recuerde lo que tiene que hacer. Tomar decisiones rápidas mientas conduce es importante para que se eviten accidentes y permanezcan seguros. Los cambios que se producen con la edad pueden afectar la rapidez con la que una persona reacciona, así se pueden notar que los reflejos son más lentos.  Los dolores en las articulaciones o los músculos debilitados pueden dificultar la habilidad de moverse de manera rápida. La  habilidad de mantenerse atento puede verse reducida o ser más difícil de hacer dos cosas al mismo tiempo.

Para estos casos se recomienda en la medida posible evitar las calles que tienen mucho tráfico, aumentar la distancia entre su automóvil y el automóvil frente a usted, comenzar a frenar temprano cuando es necesario que se detenga, o tomar clases para conducir de forma defensiva, o sino preguntarle a la compañía de seguros le ayudar a encontrar una clase cerca de donde vive o trabaja.

Los carnavales sirven como una estimulación cognitiva

Muchas veces la participación de una persona de la tercera edad en un carnaval sirve como una estimulación cognitiva, primero este tipo de terapias se enfoca en las personas que necesitan rehabilitarse por un deterioro cognitivo más elevado, que necesitan más atención personaliza y un refuerzo mayor cuando tienen que realizar un tipo de actividades. Segundo se enfoca en las personas que tienen un deterioro cognitivo menor, o inexistente y que es necesario hacer un trabajo más generalizado en las áreas cognitivas.

Siempre, antes de inscribir una participación en un carnaval es necesario hacer un examen cognoscitivo a la persona de la tercera edad, para conocer las habilidades cognitivas que mantiene y qué tipo de actividades podrá realizar.

Para participar en el carnaval muchas veces se establecen talleres de manualidades, con el objetivo de generar todos los disfraces, atuendos y arreglos que se van a utilizar, en este tipo de talleres pueden participar las personas de la tercera edad, puesto que ellos conocen muy bien como manipular ciertos materiales y herramientas, además tienen muy buena creatividad e ideas, de esa manera ponen en práctica su psicomotricidad fina, la concentración y la coordinación manual.

Ventajas de utilizar la computadora y el internet en la tercera edad

Al utilizar aplicaciones de internet como el correo electrónico, revistas digitales, periódicos en línea y muchos más recursos de información se obtienen ventajas particulares, porque el dominio de esas habilidades incrementa el nivel de autoestima.  Actualmente en internet se encuentra toda la información necesaria, solamente hay que dar un clic y se encuentran muchos archivos o bases de datos sobre una infinidad de temas, por lo que la persona de la tercera edad se mantiene informado, y forma parte de una sociedad que está evolucionando y él no se siente marginado.

Uno de los mayores beneficios que se obtienen al utilizar la computadora en la tercera edad es que ayuda a superar el miedo a la soledad y al aislamiento de los familiares. En el ciberespacio se incrementan las posibilidades de interactuar y la autonomía personal y social. Por esas razones, en internet se han creado espacios especiales para las personas de la tercera edad con el propósito de desarrollar las relaciones interpersonales y el contacto con el entorno. Además fomenta las relaciones intergeneracionales, porque descubren intereses comunes con sus familiares, así pasan con ellos momentos más agradables.

Ejercicios de respiración en la tercera edad

Noticia número 25

La respiración es una actividad muy cotidiana que muchas veces se pierde el significado de que tan importante y beneficiosa es para la salud. Respirar no sólo tiene como objetivo mantener con vida a las personas, también ayuda a aliviar muchas enfermedades. Para aprovechar los beneficios que conlleva solamente hay que estar consciente de eso. Primero, la respiración profunda y lenta permite que las personas controlen su peso. Si la persona padece de exceso de peso, el suministro extra de oxigeno permite que queme grasas. Si por el contrario, tiene poco peso, el oxígeno alimenta a los todos tejidos. Esto quiere decir que hacer ejercicios de respiración contribuye a lograr el peso ideal en la tercera edad. Además, los pulmones se mantienen sanos y fuertes, y eso es un buen seguro ante problemas respiratorios.

También, los ejercicios de respiración ayudan a limpiar los pulmones y eliminar las sustancias tóxicas que perjudican el cuerpo y se controla el estrés, aclarando la mente en los momentos difíciles. Asimismo, se reduce el dolor, porque al dirigir la respiración hacia la zona que está adolorida, el cuerpo alivia y dolor y libera la tensión muscular que siente.

Los beneficios del ciclismo

Es importante que cuando practique ciclismo aprender las diferentes formas de llevar carga, y el tipo de luces u otros accesorios, como un soporte para botellas de agua, que pueda necesitar. Existen otras opciones, como guantes y gafas; ya que son muchos los beneficios que brindan estos accesorios al andar en bicicleta.

El ciclista de la tercera edad tiene que recordar que como ciclista, es el conductor de un vehículo y está bajo las mismas leyes que los conductores de carros. Tiene que aprender a mantener una actitud defensiva, aun cuando la ley y el derecho de paso están a su favor. Tiene que prever lo que un conductor va a hacer. Pero no debe dar por hecho lo que en realidad va a hacer. Es importante que nunca se subestime la importancia de la comunicación por medio de señales con la mano o con algún accesorio que indique sus maniobras. Similar a la forma en que lo haría al conducir un carro, los ciclistas de la tercera edad tienen que contemplar el tráfico a su alrededor y detrás de ellos mientras están conduciendo, de esa manera se están previniendo accidentes y están conservando su seguridad.

Actividades recreativas que se pueden hacer con los adultos mayores

Los adultos mayores que se encuentran en las residencias de ancianos necesitan de actividades recreativas que les ayuden a mantenerse ocupados y que no tengan la sensación de olvidados en esos lugares.

Una buena opción de actividad recreativa es  la sesión de bailoterapia. Esta se puede hacer con música acorde a los gustos y preferencias musicales, de manera que los adultos mayores recuerden su etapa de juventud para que se motiven a bailar y ejerciten el cuerpo de una forma recreativa. La sesión de bailoterapia contribuirá a que los adultos mayores mejoren o conserven una buena calidad de vida.

Otra actividad recreativa son los encuentros deportivos, donde cada adulto mayor debe destacar sus mejores destrezas deportivas, pero nunca hay que olvidar que lo más importante es destacar que la actividad es para participar, disfrutar y compartir con los amigos de la residencia. Esta actividad recreativa se puede realizar también con adultos mayores de otras residencias para conseguir que sociabilicen con otros adultos mayores.

Por otra parte, dentro de las actividades recreativas también se puede realizar un encuentro de dominó en memoria de un personaje de la ciudad. El encuentro debe ser en fechas alegóricas a ese personaje.

Una buena nutrición en la tercera edad

Para tener una alimentación saludable, evite carbohidratos procesados, como por ejemplo, harina de trigo refinada, el azúcar blanco, incluso el arroz no integral, ya que son carbohidratos que provocan altos niveles de azúcar en la sangre y que dan cortos lapsos de energía.

Si la persona adulta mayor desea consumir carbohidratos, lo más aconsejable son aquellos “complejos”, pues son mucho más sanos, como las harinas, los cereales integrales, granos y frutas.

Consumir frutas, legumbres, verduras frescas también beneficia a los adultos mayores. También beber dos litros de agua por día.

Y es que, el envejecimiento influye en la capacidad de obtener los nutrientes necesarios, ya que una mala alimentación puede tener graves consecuencias en el aparato digestivo, la producción de saliva y la dentadura de la persona. A parte de que se le puede desarrollar enfermedades crónicas como diabetes tipo 2, hipertensión, enfermedades del corazón y mucho más.

Para que la persona se motive a comer sano, le aconsejamos a que coma sano, pues es una forma de querer alimentarse equilibradamente al ver que sus amigos comen lo mismo que él. Mientras más social y amena sea el momento de la comida, más se disfruta los alimentos que consumen.

Motricidad, concentración y sanación, son algunos beneficios de pintar en la tercera edad

Los adultos mayores obtienen múltiples beneficios al dedicarse a la pintura, entre los que se pueden mencionar:

Motricidad: El aprender a sostener y manejar el pincel o el lápiz contribuye a regular los movimientos de la mano y a estimular conexiones cerebrales mientras se desarrolla una habilidad. Pero más beneficios de motricidad ofrecen la pintura en los adultos mayores ya que les ayuda a fortalecer su motricidad fina.

Concentración y sanación: La persona que se dedica a pintar, entra a una zona más pura, en un estado de concentración muy marcado. La persona se llega a concentrar tanto en su cuadro que se sumerge en él y se le olvida el entorno, en los casos que la persona está inspirada el tiempo transcurre sin darnos cuenta, los dolores físicos se borran, es similar a entrar a otra dimensión sin abandonar el cuerpo. Ese estado de concentración avanzado se conoce como Alpha, el cual ha sido objeto de estudio e investigaciones.

Durante el estado Alpha una parte del cerebro se encuentra consciente, pero la otra hace que aparezca el inconsciente, por lo que existe mayor creación, porque la energía pura se trasmite.

Beneficios de los crucigramas

Desde que los crucigramas aparecieron en los Estados Unidos en el año 1993, siempre se han hablado de los múltiples beneficios que estos conllevan puesto que agudizan la mente y entretienen. Con el transcurso de los años se han desarrollado muchas formas de crucigramas, algunos han sido en honor de la creación de estos y otros han sido desarrollados por varios famosos. Los crucigramas tienen, también muchos beneficios para la salud, porque hacen que el cerebro esté siempre ocupado y alerta. Es más, siempre se recomienda que se haga uno a la semana. Se pueden hacer maravillas en la vida social, puesto que ayuda adquirir nuevo vocabulario, agilidad mental y es un tema de conversación. Entre otros beneficios destacan La prevención de la demencia, puesto que los crucigramas son una buena forma de mantener el cerebro alerta mientras se envejece, muchos médicos recomiendan el hábito de los crucigramas para que se prevenga la demencia. También, se mejoran las habilidades verbales, según muchos estudios al hacer crucigramas diariamente se benefician las habilidades verbales. Aunque no termine uno, siempre descubrirá lo que muchas palabras significan mientras resuelven las pistas que conocen. De esa manera se incrementa el vocabulario

Listado de residencias de ancianos en la provincia de Barcelona

Uso de cookies
Esta página web utiliza cookies propias con fines técnicos, analíticos y publicitarios así como cookies de terceros con fines técnicos, analíticos y de publicidad comportamental. Para obtener más información sobre el uso de cada una de las cookies, consulta nuestra Política de Uso de Cookies. La navegación por el Portal supone la aceptación de nuestra política de cookies.