Balón intragástrico en Palma de Mallorca

Dr. Ramiro Amurrio

Balón intragástrico en Palma de Mallorca por 3.450 €
Hasta
el
03 dic

Te traemos una solución definitiva para los problemas de obesidad

Bonomédico te trae la solución definitiva para los problemas de la obesidad: balón intragástrico en Palma de Mallorca por solo 3.450 €.

La técnica del balón intragástrico sirve para facilitar la pérdida de peso en pacientes con obesidad. Consiste en la introducción bajo control endoscópico de un balón de silicona en el estómago del paciente, el cual, al estar parcialmente lleno, hace que disminuya la sensación de hambre y se propicie la pérdida de peso. Con un balón intragástrico se pueden perder entre 14 y 30 Kg de peso, aunque hay que recordar que esta técnica debe complementarse con un cambio en los estilos de vida: no es una manera de adelgazar rápidamente y sin sacrificio.

Para beneficiarte de esta operación debes adquirir un bono gratuito en esta misma página. Nosotros te daremos tu cita en Centro Policlínico Quirúrgico, donde te atenderá el equipo del Dr. Ramiro Amurrio. Esta consulta previa tiene un coste de 19 € €, a abonar en el centro. Esta consulta no te compromete a someterte al tratamiento.

Nota: La consulta previa tendrá un coste de 19 €, a abonar en el centro.

Servicios incluidos

  • Primera visita médica (%%precio_consulta%% €, a pagar en el centro).
  • Sedación.
  • Introducción del balón intragástrico por laparoscopia de manera ambulatoria.
  • Visitas de control posteriores.

No incluye

  • Nota: La consulta previa tendrá un coste de 19 €, a abonar en el centro.
  • Posibles complicaciones fuera del proceso normal.

Balón intragástrico en Palma de Mallorca: más información

La obesidad mórbida y el balón intragástrico en Palma de Mallorca

¿Es posible que una persona con obesidad mórbida opte por la colocación del balón gástrico en Palma de Mallorca? En este artículo abordaremos el tema.

La obesidad mórbida es hoy en día un término médico que se utiliza para designar a aquellas personas con un Índice de Masa Corporal (IMC) superior a 40 kg/m2 por encima de su peso ideal.

Una de las características de esta condición es que el paciente tiene problemas para movilizarse, le cuesta caminar por sí solo o necesita ayuda para desplazarse. Y es que el exceso de peso le impide llevar una vida normal. En casos muy severos, las personas se recluyen en sus hogares y limitan sus actividades a una cama, donde sus familiares les ayudan a comer y a bañarse, por ejemplo.

Una alimentación desequilibrada puede conducir a la colocación de un balón gástrico en Palma de Mallorca.

Una alimentación desequilibrada puede conducir a la colocación de un balón gástrico en Palma de Mallorca.

Hoy en día es más común hallar pacientes con obesidad mórbida, un mal que se extiende cada vez más en las sociedades modernas, esas en las que, para facilitar la vida, se recurre a comida basura como una forma de alimentación rápida y fácil, dejando de lado la salud además de la actividad física.

De hecho, este tipo de obesidad es una de las principales causas de que los pacientes presenten enfermedades cardiovasculares, diabetes e incluso hay algunos médicos que afirman que se le relaciona con la aparición de ciertos tipos de cáncer.

El factor hereditario, clave

Se cree erróneamente que la principal causa de la obesidad es solo la falta de voluntad en cuanto a hacer actividad física y comer saludablemente. Esto va más allá, pues de acuerdo a los estudios científicos, la genética juega un papel fundamental en todo este embrollo.

Para el caso, si en su familia hay quien tiene obesidad, es muy probable que los hijos de este también la presenten en algún momento de su vida. Por eso es que no hay una cura para la pérdida de peso, por lo que la dieta y el ejercicio son regularmente los primeros pasos que dan los pacientes, algunos logrando reducir los kilos extra pero con enorme dificultad.

Incluso si el paciente se decidiera por una cirugía para perder peso como el balón gástrico en Palma de Mallorca, tras la misma, el reto de mantenerse se puede extender durante toda la vida. El panorama no es sencillo para quienes luchan contra la obesidad. Deben tener el compromiso constante de mantenerse saludables.

Otros posibles motivos

Ahora bien, ¿cuáles son los factores que permiten que una persona llegue a tener obesidad? Hay muchos, como la ya mencionada genética, pero también hay otros que influyen como:

  • El entorno en el que se desenvuelve el paciente.
  • El metabolismo.
  • Los malos hábitos alimenticios.
  • El sedentarismo.
  • Algunas condiciones médicas.

A continuación se lo explicaremos con detalle para que tenga una idea al respecto.

Principales causas de la obesidad

Además de la dieta, hay diversos motivos por los que una persona puede padecer obesidad o sobrepeso.

Además de la dieta, hay diversos motivos por los que una persona puede padecer obesidad o sobrepeso.

Cuestión genética

Los médicos afirman que así como los genes determinan el color de ojos de un bebé, así se podría definir si una persona presentará obesidad en el futuro -en el sentido de la capacidad de almacenar la grasa en el organismo-. Si bien es algo que aún no se ha determinado, se cree que esta puede ser una de las causas por la que algunas personas intentan por todos los medios bajar de peso pero no lo consiguen tan fácilmente.

El entorno

Si hay una predisposición a ser obeso y si a eso se le suma que vive en un ambiente donde se come frecuentemente comida basura, le será muy difícil perder peso -aun con el balón intragástrico en Palma de Mallorca- y muy fácil ganarlo. Para el caso, si su trabajo consiste en pasar todo el día sentado frente a un ordenador, no le ayudará en nada a perder peso, especialmente si come frente al mismo.

A eso se suma el evitar caminar por simple pereza o por falta de tiempo. La inactividad pasa factura, no solo porque implique una ganancia de peso, sino porque también ayuda a la aparición de otras enfermedades como las varices y problemas en las articulaciones.

El metabolismo

Para muchas personas existe una relación entre metabolismo y obesidad. Y no del todo depende una de la otra. Se sabe, por ejemplo, que para que el metabolismo se mantenga activo, en el caso de las personas con síndrome metabólico, deben comer al menos seis veces al día, con sus comidas fuertes y refrigerios, lo que permite que este trabaje.

Si bien eso ayuda, no es la causa por la que una persona sea obesa. De hecho, el metabolismo y la obesidad están relacionados cuando el paciente presenta alguna deficiencia a nivel endocrinológico, como en el caso de los diabéticos, o quienes tienen problemas de tiroides.

En ese sentido, el médico debe hacer una revisión para determinar si hay otros factores que están provocando que el paciente no baje de peso. Si hay un diagnóstico de diabetes tipo 1 o 2, entonces el especialista debe controlar los niveles de insulina en el organismo. Lo mismo sucederá si hay hipotiroidismo o hipertiroidismo.

Los trastornos de la alimentación

Contribuyen a que poco a poco se vaya ganando peso y se contemple colocar un balón gástrico en Palma de Mallorca:

  • Comer a deshoras.
  • Hacerlo siempre sin medida.
  • Preferir la comida alta en grasa, las harinas refinadas o las bebidas carbonatadas.

Y más si no hay una actividad física, si se opta por el sedentarismo.

En ese sentido, la alimentación juega un papel fundamental en la ganancia de peso. Hay pacientes que, ante el estrés o la ansiedad, comen. Por ello, en este punto también vale incluir a aquellos que comen por factores externos -como los psicológicos-.

En ambos casos se puede trabajar. En el primero, optando por la visita a un nutricionista que confeccione un plan de alimentación de acuerdo a sus necesidades. En el segundo, aprendiendo a controlar las emociones.

El IMC es una de las principales variables que se consideran para colocar o no un balón gástrico en Palma de Mallorca.

El IMC es una de las principales variables que se consideran para colocar o no un balón gástrico en Palma de Mallorca.

Tomar conciencia de la situación ayuda a controlar lo que se come. Si bien la cirugía es una alternativa en los pacientes con obesidad mórbida, es preciso que antes de la misma adquieran hábitos alimenticios saludables para comenzar con un régimen que permita que se encuentre apto para someterse a una intervención de este tipo.

¿Quiénes pueden considerarse candidatos al balón gástrico en Palma de Mallorca?

Ahora que ya sabe un poco más de la obesidad mórbida, es preciso que determinemos si un paciente con exceso de peso se convierte en uno de los ideales candidatos al balón intragástrico.

Primero debe saber que el balón intragástrico en Palma de Mallorca es un tratamiento temporal que se utiliza para comenzar, ya desde su preparación, a cambiar ciertos hábitos alimenticios y a promover la actividad física durante el tiempo que el paciente lo tiene dentro del estómago, como también tendrá que hacerlo durante el postoperatorio y recuperación del balón gástrico.

Ahora bien, en personas con un Índice de Masa Corporal (IMC) entre 25 y 30 kg/m2 es recomendable, pues se ubican en entre el grupo de personas que tienen sobrepeso pero no obesidad.

Cuando se habla de obesidad mórbida, como se menciona al inicio, el IMC de las personas en este rango es superior a 40 kg/m2. En estos casos, la técnica del balón gástrico no es del todo viable, porque en ellos se necesita una pérdida de peso más agresiva. Sin embargo, algunos especialistas ven en el balón el primer paso para comenzar a cambiar hábitos alimenticios, es decir, es la primera etapa antes de una cirugía para perder peso.

Todo esto depende de la evaluación médica que haga el especialista del paciente. Si bien puede determinarse que el balón gástrico puede ayudar a la pérdida de peso en personas con obesidad mórbida, se debe evaluar si a quien se le colocará está apto físicamente para recibirlo.

¿Cómo podrían evitarse riesgos y complicaciones?

Si bien no son frecuentes, cabe la posibilidad de que surjan ciertos riesgos del balón gástrico, por lo que se recomienda encarecidamente que el paciente se someta a revisiones previas para descartar la existencia de úlceras estomacales o de garganta. Además, deberá recibir cumplida información acerca de la preparación necesaria antes de la colocación del balón. Por ejemplo, en lo referente a la alimentación, ha de saber que al principio solo podrá tomar líquidos.

De otro lado, también debe tener plena consciencia acerca de la extraordinaria relevancia que supone la práctica de alguna actividad física. En caso de que el paciente no disponga de la movilidad suficiente para hacer ejercicio, podría valerse de determinados aparatos a utilizar, sin que para ello sea preciso que se incorpore. En tales situaciones, aunque parezca que no supone efecto alguno, todo movimiento será de gran utilidad para que los resultados empiecen a percibirse y el paciente pueda beneficiarse de las numerosas ventajas del balón intragástrico.

Ante una pérdida de peso de estas dimensiones, el paciente ganará una extraordinaria agilidad después del tratamiento.

Ante una pérdida de peso de estas dimensiones, el paciente ganará una extraordinaria agilidad después del tratamiento.

Puntos finales

A veces el panorama es difícil, sobre todo para aquellos pacientes que han visto disminuida su movilidad, pero es importante que se tome conciencia de que si el médico ha avalado que se le coloque el balón gástrico no se debe ver en él la cura milagrosa para perder peso, más bien el especialista debe explicarle detalladamente al paciente que debe adquirir el compromiso y la responsabilidad de cambiar sus hábitos alimenticios y, en la medida de sus posibilidades, hacer ejercicio.

El panorama puede ser sombrío, pero la mayoría de los pacientes que toman la iniciativa por su salud se ven ampliamente beneficiados con el balón intragástrico. Al inicio quizás es un poco difícil comenzar, por eso es preciso que camine a la par de un nutricionista para que le guíe sobre su menú, el cual elaborará de acuerdo a sus gustos.

Ante cualquier duda que usted tenga al respecto, consulte con su médico, quien también está en la obligación de explicarle las ventajas y desventajas del balón gástrico en Palma de Mallorca, así como de los beneficios que obtendrá.

Escribe un comentario


 
He leído y acepto las condiciones de uso
 
Enviar

    Balón intragástrico en Palma de Mallorca: noticias relacionadas

    Recuperación del balón gástrico

    La colocación del balón intragástrico se hace por medio del esófago, ese balón va ocupar un porcentaje del espacio del estómago, lo que lo hace más pequeño. De esa manera el paciente tiene una sensación de llenura y saciedad con menos cantidad de comida. Eso ayuda a que reduzca al menos de 25% del exceso de sobrepeso que se ha diagnosticado. El balón gástrico es un método infalible para combatir la obesidad, pero no es un método mágico para solucionar el problema. Es un punto de partida bastante favorecedor, porque la disminución del apetito evita que se acumulen las grasas o los azucares que en realidad no necesita el cuerpo. No obstante es necesario que se implemente una serie de cuidados especiales, para que el balón no tenga ningún daño o desperfecto que llegue afectar al cuerpo o que no se logre perder el sobrepeso que se desea.

    La alimentación posoperatoria es un punto muy importante y muy delicado en la etapa de recuperación, porque por una parte el cuerpo de tiene que acostumbrar al nuevo objetivo que se encuentra en su estómago y por otro debe aprender nuevos hábitos alimenticios y dietéticos para perder peso.

    ¿Quiénes son los candidatos a un balón gástrico?

    El balón gástrico se coloca por medio de vía endoscópica y como cualquier otro procedimiento quirúrgico se ha diseñado para los pacientes que cumplen con los criterios que garanticen excelentes resultados y de manera segura. Para definir si un paciente es un candidato ideal a ese procedimiento se deben considerar múltiples factores, entre los que destacan el grado de obesidad, que se define por el índice de masa corporal (IMC). 

    La obesidad se clasifica en grados según el IMC que es el peso en kilogramos dividido por la estatura en metros cuadrados. La clasificación de la obesidad es la siguiente:

    • Normal 18.5 – 24.9
    • Sobrepeso – 25.0 – 29.9
    • Obesidad I – 30.0 – 34.9
    • Obesidad II 3– 5.0 – 39.5
    • Obesidad Morbida III – mayor a 40
    • Super Obesidad – mayor a 50
    • Super Super Obesidad – mayor a 60
    • Obesidad Triple – mayor a 65

    Los riesgos de la morbilidad y la mortalidad se relacionan con esa clasificación del IMC como “incrementado” el riesgo si se encuentra en el rango de 25,0 a 29,9 kg/m2, “moderados” en la clase I,  “severos”, en la clase II y “muy severos” en la clase III.

    ¿Cuánto peso se logra perder con el Balón Intragástrico?

    El Balón Intragástrico está indicado para personas con sobrepeso que necesitan perder entre 10 a 20 kilos de exceso de peso y se puede llegar a lograr con este sistema de pérdida de peso. Claro está que la cantidad de peso que se pierda y el tiempo durante el cual mantenga la pérdida dependerá de lo bien que adopte los cambios a largo plazo en su estilo de vida, asociados con la alimentación y el ejercicio rutinario. Recuerde que luego de los trascurridos los seis meses, el Balón Intragástrico será retirado.

    ¿Qué cambios presentará el estómago con el Balón Intragástrico?

    Aunque se trate de un objeto extraño dentro del estómago éste no causa cambios anatómicos, es decir, el estómago mantendrá el tamaño y la forma habitual. El Balón Intragástrico no modifica el funcionamiento fisiológico normal del cuerpo y mantiene las funciones naturales del organismo de cada paciente.

    Los meses que el paciente lleva el Balón Gástrico deben contribuir para que el paciente adopte hábitos de alimentación saludable acostumbrándose a una dieta más sana que pueda mantener la pérdida de peso conseguida. Lo más recomendable es que el paciente pierda 1 kg por semana llevando el Balón.

    En qué consiste la colocación del Balón Intragástrico

    El Balón Intragástrico es un tratamiento que ayuda a la pérdida de peso en un periodo de seis meses. Su colocación consiste, en que a través de la boca, por vía endoscópica, se coloca un balón que viene totalmente desinflado, unido a una manguera con una válvula unidireccional. Se llena alrededor de 500 cc a 700 cc de agua salina con un colorante.

    El propósito del Balón Intragástrico es, ocupar espacio dentro de la cámara gástrica para de esa forma tener menos ingesta y conseguir una disciplina de dieta en todo el proceso de la pérdida de peso.

    La ventaja de este tratamiento de pérdida de peso es que no es una opción que necesite cirugía, es de bajo riesgo; sin embargo, su mayor desventaja es que es temporal y se debe de dejar entre seis meses a un año. Es en este tiempo que la persona debe educarse para comer, es decir, con hábitos saludables que hagan que tenga un estilo de vida diferente.

    Una vez se quita el Balón Intragástrico y la persona vuelve a sus hábitos alimenticios que tenía antes de la colocación del balón, es bastante probable que regrese al peso que tenía en un inicio.

    Extracción del balón intragástrico

    El tratamiento con balón gástrico dentro del estómago es de seis meses, ya terminado la extracción es igualmente segura y sencilla, provocando la morfología gástrica a las características y dimensiones similares a la que se tenían antes de la colocación pero ya se han acostumbrado a otro tipo de hábitos alimenticios.

    Sin embargo, no se puede garantizar una pérdida de peso determinada, la tasa de buenos resultados es aproximadamente en el 80% de los pacientes tratados, con una pérdida de peso de entre 15 y 20 kilogramos, pero todo depende de las características de cada persona y del seguimiento que tenga a sus hábitos alimenticios.

    Así, los seis meses que tarda el tratamiento deben ser un incentivo y una total motivación para que el paciente pueda reeducar sus hábitos alimenticios y su estilo de vida, de esa manera se le ayudar a mantener el peso perdido.

    Es por eso que lo aconsejable es que el paciente se plantee un programa de mantenimiento del peso perdido controlado  por un equipo multidisciplinar conformado por un nutricionista, psicólogo, dietista, un endocrinólogo y el médico, así se puede asegurar en mayor medida el éxito del tratamiento para que el paciente.

    Centros relacionados: cirujanos generales en Palma de Mallorca

    (Los centros y/o especialistas que aparecen a continuación no trabajan con Bonomédico. Se muestran solo a título informativo.)

    NombreDirecciónTeléfono

    Especialistas relacionados: cirujanos generales en Palma de Mallorca

    (Los centros y/o especialistas que aparecen a continuación no trabajan con Bonomédico. Se muestran solo a título informativo.)

    NombreDirecciónTeléfono

    Uso de cookies
    Esta página web utiliza cookies propias con fines técnicos, analíticos y publicitarios así como cookies de terceros con fines técnicos, analíticos y de publicidad comportamental. Para obtener más información sobre el uso de cada una de las cookies, consulta nuestra Política de Uso de Cookies. La navegación por el Portal supone la aceptación de nuestra política de cookies.