Otorrinolaringólogos en Badajoz

Los mejores especialistas médicos

Tumores en la laringe

Tumores en la laringe

Los síntomas de comienzo detectados por los otorrinos de Badajoz son distintos según la localización:

Cáncer glótico: Comienza muy precozmente con una disfonía o ronquera que, a diferencia de la de la laringitis y pseudotumores, es persistente y lentamente progresiva. Puede ocurrir que asiente sobre una lesión precancerosa (papiloma, laringitis crónica) y en este caso el paciente presentaba una disfonía fluctuante que un buen día se hace ya invariable. En las formas avanzadas llegará a la voz "leñosa" característica del cáncer. Durante mucho tiempo la disfonía persiste como único síntoma. De ahí el peligro que el enfermo no acuda al médico pues no le da importancia, sobre todo si poseía una laringitis crónica anterior. En esta fase el paciente presenta en cuerdas vocales una tumoración verrugosa, no pediculada, que asienta preferentemente en la unión del 1/3 anterior y el medio de las cuerdas vocales. Puede adoptar una forma infiltrada (con engrosamiento de las cuerdas vocales), vegetante (como una coliflor) o exulcerada. En este momento procede hacer una biopsia que nos daría el diagnóstico de certeza; generalmente basta para obtenerla el uso de un espejillo y una pinza acodada. Durante mucho tiempo la cuerda cancerosa conserva su movilidad y se comporta al respecto igual que la no afectada. En este momento se puede realizar una cirugía conservadora.

Si dejamos avanzar el proceso la disfonía se va a acentuar adquiriendo un timbre especial (voz leñosa o de "madera"), a la vez que se van a añadir nuevos síntomas: bien una disnea (lo más frecuente) o una disfagia, o bien parestesias o dolor en un lado de la garganta (el dolor franco es el más tardío de los síntomas). Pero a todos ellos se les puede considerar ya síntomas terminales que ensombrecen mucho el pronóstico. Ya en estos estadios avanzados pueden encontrar los otorrinos de Badajoz signos objetivos: adenopatías palpables, exteriorización del tumor bajo la piel, etc... Para entonces la cuerda ha perdido su movilidad pues el tumor ha infiltrado la muscular, y generalmente rebasa los límites de la propia cuerda hacia la cuerda contralateral u otras zonas de la laringe (como el ventrículo)

Cáncer supraglótico: los otorrinos de Badajoz distinguen tres variedades:

  • Cáncer del vestíbulo: tiene una sintomatología muy precoz pero mucho menos clara y llamativa que el anterior: se trata de parestesias, sensación de cuerpo extraño, carrasperas... Generalmente localizadas en uno de los lados de la laringe. En esta fase el tumor presenta un aspecto similar al descrito para la glotis, pero asienta en la banda ventricular o en la cara laríngea de la epiglotis. Todavía presenta un pronóstico razonablemente bueno: se logra respetar la fonación y hay una alta probabilidad de éxito tras la operación. Pero no olvidemos que aquí la metástasis son bastante frecuentes y no es raro que el enfermo presente ya adenopatías cervicales. El síntoma que aparece a continuación con más frecuencia es la disfagia, a continuación la disnea y sólo finalmente la disfonía. Es curioso cómo el cáncer del vestíbulo laríngeo suele respetar las cuerdas vocales.
  • Cáncer del ventrículo: Son mucho más raros y bastantes malignos pues metastatizan precozmente. Pueden crecer hacia arriba o hacia abajo. Se manifiesta por una disnea, la ronquera aparece cuando la cuerda vocal comienza a estar invadida e inmóvil; más adelante aparece una disfagia si la lesión evoluciona hacia la faringe.
  • Cáncer supraglótico: El resto de las localizaciones a las que denominamos cáncer supraglótico sin más, son igualmente raras. Metastatizan pronto y pueden iniciarse con disfagia, disnea o disfonía (más raramente) según la localización.

Cáncer infraglótico: Son también raros e igualmente dan metástasis relativamente pronto. Se manifiestan por la disnea y sólo tardíamente hay disfonía. El diagnóstico debe ser lo más precoz posible. Todo enfermo que presente una disfonía persistente o intermitente, sensaciones parestésicas, una ligera disfagia o una leve dificultad respiratoria, debe ser examinado cuidadosamente desde el punto de vista laríngeo y faríngeo. El examen comprende el estudio endoscópico de estas zonas. Puede plantearse el diagnóstico diferencial con algunas laringitis específicas: tuberculosis, sífilis... pero éstas hoy día son excepcionales mientras que el cáncer es muy frecuente, y suele presentarse antecedentes sistémicos de la enfermedad. De todas formas la biopsia da al otorrino en Badajoz el diagnóstico de certeza. Para establecer la extensión del tumor es imprescindible la radiografía para los tumores altos de vestíbulo. Para los menos altos y los tumores de las cuerdas vocales es mejor una tomografía frontal.

Especialistas relacionados: otorrinolaringólogos en Badajoz

(Los centros y/o especialistas que aparecen a continuación no trabajan con Bonomédico. Se muestran solo a título informativo.)

NombreDirecciónTeléfono

Uso de cookies
Esta página web utiliza cookies propias con fines técnicos, analíticos y publicitarios así como cookies de terceros con fines técnicos, analíticos y de publicidad comportamental. Para obtener más información sobre el uso de cada una de las cookies, consulta nuestra Política de Uso de Cookies. La navegación por el Portal supone la aceptación de nuestra política de cookies.