Fecundación in Vitro en Alicante

Clínica Accuna

Fecundación in Vitro en Alicante por 2.600 €
Hasta
el
10 dic

No renuncies a tu sueño de tener hijos. Con BonoMédico y la fecundación in vitro es más fácil

Bonomédico te trae a los mejores especialistas en fertilidad: fecundación in vitro en Alicante al mejor precio y con las mejores condiciones de financiación.

La fecundación in Vitro es una técnica que permite fecundar un óvulo con un espermatozoide fuera del útero. Ofrece un elevado porcentaje de éxito y es, junto a la inseminación artificial, la técnica de reproducción asistida más usada a día de hoy. En esencia consiste en la extracción de óvulos y espermatozoides de los propios pacientes y su posterior tratamiento. Se introduce, mediante un aguja microscópica, el espermatozoide en el óvulo, propiciando la fecundación. Después de varios días, los óvulos fecundados se reintroducen en el útero de la madre, donde se gestarán de manera natural.

BonoMédico te trae las siguientes ofertas:

  • Fecundación in Vitro (FIV): 2.600 €
  • Fecundación in Vitro con Donación de Óvulos (FIVDO): 4.800 €

Si tienes interés en realizarte cualquiera de estas operaciones debes adquirir un bono gratuito en esta misma página. Nosotros te daremos tu cita en el Clínica Accuna, donde te atenderán y te aconsejarán en todos los aspectos de la intervención. Esta consulta no te compromete a someterte al tratamiento.

Servicios incluidos

  • Primera visita médica y estudio previo.
  • Obtención de los gametos masculino y femenino a partir de los propios pacientes o de donantes anónimos.
  • Tratamiento de fertilidad mediante fecundación in vitro

No incluye

  • Posibles complicaciones fuera del proceso médico normal.

Centro

Clínica Accuna

Clínica Accuna

Centro médico garantizado

ACCUNA se presenta como un centro de referencia en el sector de la medicina reproductiva Alicantina. Cuentas con un equipo humano y tecnológico actual, modernas instalaciones, así como habitaciones privadas, sala quirúrgica y laboratorio de fecundación in vitro propios, lo que propicia mejores cuidados, comodidad y resultados.

Fecundación in Vitro en Alicante: más información

Falta de deseo sexual femenino y orquitis: otros factores que inciden en la infertilidad

Cuando se habla de infertilidad o esterilidad (hay diferencias entre ambos términos) lo primero en lo que se piensa es que hay algún problema con los óvulos o los espermas, sin embargo, esto va más allá. Y concretar las causas que están impidiendo tener un hijo es el primer paso para determinar qué tratamiento es el más adecuado, ya sea por inseminación artificial, fecundación in vitro con o sin microinyección espermática, la necesidad de la ovodonación, la posterior transferencia de embriones, etc. 

La infertilidad y la esterilidad son dos conceptos diferentes, pero con algo común: la imposibilidad de lograr un embarazo, ya sea por primera vez o por una segunda o tercera…

Cuando se comienza un tratamiento -previo, por ejemplo, a la fecundación in vitro en Alicante-, para determinar las razones por las cuales una pareja no ha logrado un embarazo o en todo caso que este llegue a término y finalice con el nacimiento del bebé, surgen diferentes diagnósticos como problemas en la ovulación, en el caso de las mujeres, o algún inconveniente con los espermatozoides, por el lado de los hombres.

Sin embargo el problema suele ser más complejo de lo que se cree. Si bien toda anomalía que se halla en los óvulos o espermas es producto de alguna patología, hay casos en los que se conoce poco de ellas o no se les da la importancia debida.

Es por eso que en este artículo expondremos dos de las causas por las cuales el embarazo no es posible hasta que el paciente no se someta a un tratamiento que le ayude a superarlo. Se trata de la orquitis, patología que se presenta en los hombres, y la falta de deseo sexual en las mujeres.

Quizás esta última le genere un tanto de incomodidad al no considerársele una causa en los problemas de fertilidad, pero se ha demostrado que sí influye, y mucho, por lo que requiere de atención y tratamiento médico para superarla.

La falta de deseo sexual en la mujer puede ser uno de los factores que inciden en la infertilidad

La falta de deseo sexual en la mujer puede ser uno de los factores que inciden en la infertilidad

La orquitis    

Esta enfermedad se define como la inflamación o hinchazón de uno o de los dos testículos. La causa de la orquitis se debe a que el paciente ha contraído alguna bacteria o virus que ha propiciado la aparición de esta patología. La infección por la orquitis también puede ocurrir con otras en el epidídimo o la próstata.

Una de las principales causas de la aparición de la orquitis son las paperas, un virus que es muy común en los niños y en los adolescentes. 

Pero no solo las paperas son las responsables de la orquitis, sino también aquellas enfermedades de transmisión sexual (ETS) como la clamidia o la gonorrea. Casi en un 35 por ciento esta enfermedad es más común en aquellos hombres que son sexualmente activos y que no usan ningún tipo de protección, como también en quienes tienen múltiples parejas sexuales o si anteriormente ha sufrido de alguna ETS.

En cuanto a los síntomas de la orquitis se detallan los siguientes:

  • Inflamación del escroto.
  • El área de la ingle luce inflamada y sensible al tacto.
  • Dolor al momento de las relaciones sexuales y durante la eyaculación.
  • Secreción en el pene, la cual puede ser amarillenta o blancuzca, diferente a la de la eyaculación.
  • Por tratarse de una infección es muy probable que haya fiebre.
  • Dolor al orinar.
  • Presencia de sangre en el semen.
  • Testículos sensibles o inflamados, algunas veces con la sensación de que ambos o uno solo pesa más que el otro.

La orquitis es una enfermedad muy compleja y peligrosa para el paciente. Para lograr un tratamiento, el médico debe hacer una serie de exámenes en los que se incluyen pruebas de sangre, ecografía en los testículos, exámenes de orina, conteo sanguíneo, así como aquellos exámenes que determinen la presencia de gonorrea o clamidia.

Ciertas enfermedades que afectan a los testiculos, como la orquitis, están detrás de las dificultades para tener hijos

Ciertas enfermedades que afectan a los testiculos, como la orquitis, están detrás de las dificultades para tener hijos

¿Cómo es que esta enfermedad puede causar infertilidad? Por la sintomatología que antes se ha descrito, usted notará que los testículos son los que se ven más afectados. Entonces, cuando se presenta una enfermedad que los afecta es muy probable que los espermas también se vean comprometidos.

Y es que como se ha planteado anteriormente, cuando los espermas se ven afectados, ya sea por enfermedades como estas como por otros factores a nivel de cromosomas, entonces la calidad de los mismos disminuye.

Es por eso que se dice que la orquitis es una de las causas de la infertilidad, pues la enfermedad en sí afecta a los testículos, que es donde se hallan los espermas. De no tratarse a tiempo, el hombre puede ser estéril.

La prevención de la orquitis va más encaminada a que el paciente sea vacunado contra las paperas, una de las principales razones por las que se presenta la enfermedad; por otro lado  como también es causa de las enfermedades de transmisión sexual, lo más recomendable es que se incline por la monogamia o en todo caso use protección, máxime cuando tiene múltiples parejas.

De diagnosticarse a tiempo, la orquitis es curable, es decir, hay buenas expectativas de que el paciente se recupere.

La disfunción sexual femenina

Se trata de un trastorno en el que la mujer ve disminuido el deseo sexual, es un cambio de comportamiento en el que ya no tiene deseos sexuales y evita toda costa el coito con la pareja. Además, el problema se vuelve un tanto más complejo cuando la paciente no tiene la capacidad  de disfrutar los encuentros sexuales, lo cual va minando el vínculo con la pareja.

En síntesis, de acuerdo a los estudios médicos, la disfunción sexual femenina abarca cuatro áreas: el deseo, la excitación, la imposibilidad de lograr un orgasmo y el dolor que se asocia al coito.

La relación que guarda la disfunción sexual es que la paciente evita las relaciones sexuales, además, no se logra llegar al coito, por lo que un embarazo es improbable mientras no se investigue cuáles son las razones de este comportamiento.

En ese sentido, se afirma que uno de los tipos de disfunción sexual es el hipoactivo, en el cual hay periodos en los que la mujer no siente deseo sexual. Estos pueden ser durante el embarazo, la lactancia, la menopausia o tras el parto.

También inciden en este caso algunas enfermedades como la diabetes, el Parkinson, la depresión, episodios traumáticos sexuales de índole traumática (como violaciones o abusos), el consumo excesivo de alcohol o drogas.

  • Trastorno de excitación sexual

La sexualidad es casi tan antigua como la humanidad y, aún en pleno siglo XXI, con todos los avances de la medicina, hay cuestiones que todavía el ser humano no comprende o no conoce. 

Por ejemplo desconoce cómo funciona su pareja en el plano sexual, qué le excita y que no. Se cree erróneamente que solo se trata de la penetración sin llegar más allá, sin que haya un juego previo que permita llegar al orgasmo.

Cuando se habla del trastorno de excitación sexual es que la mujer presenta una sensación de incomodidad durante el coito, es decir, dolor ante la penetración. Esto se vuelve bastante complejo porque priva a la pareja del placer.

  • Trastorno orgásmico

En este punto convergen un sinfín de detalles que impiden que se llegue al orgasmo: experiencias negativas previas, falta de comunicación de la pareja, poca o nula estimulación sexual, ignorancia, miedo, problemas psicológicos, incluso hasta físicos y otros tantos más que no permiten que se disfruten de las relaciones sexuales.

Para todo este tipo de problemas es preciso que se consulte con un especialista que le ayude a superar estas etapas. En la mayoría de los casos las barreras mentales impiden que se disfrute de las relaciones sexuales responsables. Y en caso de que sean otras las causas que estén imposibilitando el que tengan hijos, asesórese sobre los diferentes tratamientos de reproducción asistida que existen, sobre sus beneficios y sus riesgos (ya sean de la fecundación in vitro, de la inseminación artificial o de la microinyección espermática) tales como el embarazo múltiple o el síndrome de hiperestimulación ovárica

La presión por lograr el embarazo agrava el problema, la pareja debe relajarse y apoyarse mutuamente

La presión por lograr el embarazo agrava el problema, la pareja debe relajarse y apoyarse mutuamente

Puede que le parezca increíble, pero todo lo que se ha descrito anteriormente son algunas de las causas por las cuales una pareja no puede lograr un embarazo. En este punto se descartan quizás todas las dolencias físicas, pues la imposibilidad va más allá, se localiza a nivel emocional, una de las partes contra las que más cuesta luchar.

La educación sexual es clave para lograr una armonía con la pareja. La comunicación es clave en todo lo que se ha desarrollado hasta el momento, pues como se mencionaba anteriormente, la ignorancia y el desconocimiento de la pareja, en cuanto a gustos, provoca que el coito no se lleve a cabo.

Las terapias con especialistas pueden ayudar mucho en este tipo de casos. Superar los medios le permite a la pareja explorar otras áreas que antes desconocía. Y es que la situación se agrava cuando existe la presión por lograr un embarazo, ese que se ha buscado por tanto tiempo y que no se ha logrado, pese a que los médicos no han hallado deficiencias físicas que lo impidan.

En ese sentido usted debe buscar ayuda en un profesional, abrir más su mente y dejar de lado el estrés, factor que puede incidir demasiado en que no se logre un embarazo. Al tener la presión que el paciente se impone, más la de la familia, se somete a episodios en los cuales no disfrutará las relaciones sexuales, sino que estas se convertirán en una obligación y no en placer.

Una vez que se deshaga de los prejuicios y de las dudas, le aseguramos que superará todas las barreras que usted mismo se ha impuesto. El orgasmo no es solo físico, sino mental. Si lo logra, tenga por seguro que verá cómo su familia se amplía.

Consulte cualquier duda que tenga con su especialista sobre tratamientos de reproducción asistida y fecundación in vitro en Alicante.

Escribe un comentario


 
He leído y acepto las condiciones de uso
 
Enviar

    Fecundación in Vitro en Alicante: noticias relacionadas

    Verificación del crecimiento de los embriones

    En la técnica de reproducción asistida Fecundación in Vitro (FIV) existe el paso de verificación del crecimiento de los embriones o verificación de fertilización.

    Cuando el óvulo fecundado se divide, se convierte en embrión, en este periodo el personal del laboratorio donde se está realizando la técnica, lo vigilará regularmente para garantizar de que esté creciendo de forma apropiada. En aproximadamente cinco días, el embrión tendrá varias células que se están dividiendo constantemente, es en ese proceso en que se realiza la verificación de las misma.

    En esta fase, los óvulos son re-evaluados entre 15 y 18 horas luego de fecundados. Aquellos óvulos que fueron fecundados y que se convirtieron en embriones se devuelven a la incubadora por otros dos (día 3 de la FIV en que los embriones tienen entre 4 y 8 células c/u) a cuatro días (día 5 de la FIV en que los embriones son blastocistas de entre 64 y 128 células c/u).

    Los embriones serán transferidos al útero cuando estén listos para su posterior implantación en el endometrio de la mujer.

    Los óvulos fecundados o embriones que no se lleguen a utilizar en la transferencia embrionaria, podrán ser crioperservados (congelados en nitrógeno líquido a 196 C) si así lo decide la pareja.

    Resultados del test de Hühner para comprobar los espermatozoides

    La prueba de fertilidad masculina llamada Test de Hühner (test postcoital) se le realiza a las mujeres, ya que esta prueba ayuda a verificar el número y el comportamiento que los espermatozoides están en la vagina entre 8 a 12 horas después de una relación sexual. Luego de la relación sexual la mujer debe permanecer acostada entre 15 a 20 minutos sin limpiarse la vagina hasta después de ese tiempo. Después de trascurridas ocho horas la mujer debe acudir al médico para que realice el test postcoital. No le generará tantas molestias, sino las mismas que una revisión rutinaria ginecológica.

    El resultado con el test de Hühner puede ser normal o anormal. El resultado postcoital normal indica positivo la cantidad de espermatozoides de la muestra los cuales son normales, el moco cervical tiene una elasticidad dentro de la normalidad, el moco se seca siguiendo un patrón, los espermatozoides se mueven de manera normal y de forma rectilínea, el moco se extiende con una viscosidad normal, etc.

    Mientras que un resultado anormal del Test de Hühner indicará que, el moco cervical no se estira, sino que es compacto, en algunos casos, hay ausencia de espermatozoides en la muestra o espermatozoides muertos en la muestra, el moco no se seca siguiendo un patrón, etc.

    ¿Por qué en ocasiones no proporcionan resultados positivos los tratamientos FIV-ICSI- Ovodonación?

    Uno de los aspectos en los que puede fallar un tratamiento FIV es la transferencia embrionaria, la cual si no se realiza de la forma correcta puede dar un resultado negativo. Por esa razón se debe tener cuidado con los siguientes aspectos: tener que hacer la limpieza del moco cervical para prevenir que queden atrapados los embriones en él, emplear la ecografía para comprobar dónde queda la punta del catéter en el momento de la embolada o emplear un catéter lo más flexible posible, llevar a cabo la transferencia con la vejiga llena para corregir el ángulo cervicovaginal, los cuales  son cosas que parecen tener su repercusión en los resultados finales.

    Y es que no hay que olvidar que la transferencia embrionaria es uno de los aspectos básicos en el éxito de la fecundación in vitro, por lo que debe ser delicada y cuidadosa, ya que eso ofrece resultados superiores.

    Otros aspectos que influyen en el éxito o fracaso de un tratamiento de FIV es la calidad de los óvulos y espermatozoides de la mujer y el hombre, respectivamente.  Además a capacidad del  útero y endometrio desarrollado durante el ciclo de tratamiento.

    Fecundación in vitro, el tratamiento más común

    Los especialistas dicen que después de los 40 años, la tasa de esterilidad femenina se incrementa hasta el 70%, más porque el número y la calidad de los óvulos disminuyen de manera considerable. Ese problema reproductor obstaculiza la gestación natural, pero también la asistida.

    Por ese motivo, la mayoría de estas mujeres, casi el 90% deben someterse a las técnicas de reproducción asistida, como la fecundación in vitro (FIV) o la inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI), que se trata de la unión del óvulo con el espermatozoide en el laboratorio, con el propósito de obtener un número considerable de embriones disponibles para transferirlos al útero materno.

    En relación a estas técnicas de reproducción, en casi un 60% de los casos se necesita optar por ciclos de recepción de ovocitos de donantes  o hacer algún tipo de ciclotransferencias de embriones criopreservados, es decir que son conservados a temperaturas bastante bajas y que son procedentes también de ovocitos de donantes, mientras que en el resto de los casos los ciclos de fecundación se llevan a cabo con ovocitos que son propios de las pacientes. En otros casos también es esperma puede ser donado o propio.

    ¿Cómo se calcula la fecha del parto en embarazos que son por fecundación in vitro?

    El embarazo  inicia en el momento que se da la fecundación, pero para algunos médicos empieza cuando se ocasiona la implantación, que frecuentemente es entre cuatro y seis días posteriores a la fecundación. En los casos en los que la paciente se ha sometido a una FIV, como la fecundación se produce en el laboratorio 48 horas o muchos días más tarde, el embarazo inicia el día de la transferencia.

    En los embarazos espontáneos como no se conoce casi nunca cuando ha sucedido la fecundación, se ha acordado de manera universal contar la edad gestacional a partir del primer día la última regla, aun a sabiendas de que la fecundación se da aproximadamente unos 10 días después de eso. En los casos de Fecundación In Vitro lo correcto es contar a partir del día de la implantación y, para calcular la fecha más probable del parto, e tiene que restar 10 días, como si tu última regla. De esa manera se puede conocer con más aproximación la fecha más probable en la que será el parto, pero también influyen factores como si es embarazo múltiple.

    Centros relacionados: especialistas en reproducción asistida en Alicante

    (Los centros y/o especialistas que aparecen a continuación no trabajan con Bonomédico. Se muestran solo a título informativo.)

    NombreDirecciónTeléfono

    Uso de cookies
    Esta página web utiliza cookies propias con fines técnicos, analíticos y publicitarios así como cookies de terceros con fines técnicos, analíticos y de publicidad comportamental. Para obtener más información sobre el uso de cada una de las cookies, consulta nuestra Política de Uso de Cookies. La navegación por el Portal supone la aceptación de nuestra política de cookies.