Rinoplastia en Albacete

Dr. Miguel Fernández Calderón


Reserva tu consulta GRATUITA

Te ofrecemos

  • Primera consulta gratuita
  • Consulta on line gratuita
  • Mejor precio de España
  • Dos equipos de cirujanos
  • Financiado desde 60 € al mes
  • Llámanos al 687 51 76 83 y te informamos
Rinoplastia en Albacete por 3.800 €

La nariz de tus sueños a tu alcance gracias a la rinoplastia en Albacete que BonoMédico te ofrece

Presumirás de nariz: rinoplastia en Albacete por solo 3.800 € con el Dr. Miguel Fernández Calderón. ¡No lo pienses más y consigue la nariz que quieres!

La Rinoplastia es una intervención quirúrgica muy habitual que busca resolver problemas estéticos de la nariz, logrando la armonía en el rostro del paciente. Las personas indicadas para esta intervención son aquellas que buscan una mejoría y no la perfección absoluta en su rostro. Los resultados son excelentes y la cicatriz completamente imperceptible, normalmente oculta en el interior de las fosas nasales.

En la visita previa el Dr. Miguel Fernández Calderón te atenderá, te comentará todos los detalles de la operación y estudiará tu caso. La cirugía se lleva a cabo con anestesia general en un centro de primer nivel.

Nota: El precio indicado es para operaciones realizadas en Madrid, en Hospital Moncloa o Clínica La Luz. Para intervenciones en Albacete, en Hospital Quirón Salud Albacete habría que pagar un suplemento.

Servicios incluidos

  • Primera visita médica.
  • Anestesia General y Rinoplastia.
  • Hospitalización de un día.
  • Visitas de control postoperatorias.

No incluye

  • Pruebas preoperatorias.
  • Tratamientos ante hipotéticas complicaciones que se salgan del proceso quirúrgico normal.

Especialista

Miguel

Dr. Miguel Fernández Calderón

4.86 de 5
(21 opiniones)

Cirujano plástico
Dr. Fernández Calderón, cirujano plástico

Dr. Fernández Calderón, cirujano plástico

El Dr. Miguel Fernández Calderón es Licenciado en Medicina por la Universidad de Castilla La Mancha y número 1 en el examen MIR de su promoción sobre más de 14.000 aspirantes. Se especializó en Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva en el Hospital Universitario La Paz. Se ha formado en cirugía de la mano y de reconstrucción mamaria así como en cirugía estética complementaria (cirugía del envejecimiento facial, contorno corporal y rinoplastia, cirugía de reasignación de género facial, corporal y genital, cirugía íntima...) y cirugía estética mamaria y cirugía del envejecimiento facial.

Ha participado en congresos y revistas nacionales e internacionales tanto en cirugía estética como reconstructiva. El Dr. Fernández es el miembro número 1.097 de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE).

Centros

Hospital Moncloa

Hospital Moncloa

Centro médico garantizado

El Hospital Moncloa es un centro hospitalario que ofrece asistencia sanitaria de máxima calidad desde hace más de 20 años, logrando ser uno de los centros de referencia de la Comunidad de Madrid en lo que a sanidad privada se refiere. Se fundó como clínica en 1993 y en 2009 recibió el reconocimiento hospitalario de tercer nivel, cambiando su nombre por el de Hospital Moncloa. Cuenta con los más cualificados profesionales así como con los mayores avances técnicos, puediendo ofrecer al paciente un servicio cercano, de calidad y de máxima eficiencia. Sus 14 quirófanos y 230 habitaciones individuales con cama de acompañante, le permiten poder afrontar culquier tipo de intervención quirúrgica.

Clínica La Luz

Clínica La Luz

Centro médico garantizado

Clínica La Luz es el centro asistencial privado más grande de Madrid. La cercanía con el paciente y sus familiares ha sido la seña de identidad de este centro desde que se inaugurara en el año 1978. Esto, unido a las más avanzada tecnología y el mejor equipo humano, hacen de este centro la opción ideal para cualquier tipo de intervención.

Rinoplastia en Albacete: más información

La cirugía de nariz o rinoplastia es una de las operaciones de cirugía plástica más habituales y su finalidad no es otra que corregir la anatomía de la nariz, alcanzando una mayor naturalidad y proporción en relación al rostro. De este modo, la rinoplastia en Albacete puede incrementar o reducir las dimensiones, reparar la forma de los orificios de la nariz, etc.

Puede atender a motivos estéticos, utilizarse para modificar alteraciones congénitas, solventar modificaciones provocadas por algún traumatismo o por consumo de cocaína, eliminar dificultades en la respiración, etc. Cuando se actúa sobre el tabique nasal para corregir complicaciones respiratorias se conoce con el nombre de rinoseptoplastia

Hay que tener una edad mínima para realizarse una rinoplastia en Albacete.

Hay que tener una edad mínima para realizarse una rinoplastia en Albacete.

Requisitos para una rinoplastia en Albacete

Es aconsejable en todas aquellas personas que pretendan mejorar la belleza de su nariz y de su cara, siempre y cuando hayan cumplido una edad ideal para la rinoplastia, gocen de un estado de salud adecuado y no presente afecciones que contraindiquen esta operación. También juega un papel relevante poseer la necesaria estabilidad emocional.

Se utilicen o no injertos e implantes en la rinoplastia, esta operación se practica en un quirófano acondicionado, emplea -en la práctica totalidad de los casos- anestesia general y únicamente en contadas ocasiones utiliza anestesia local con sedación. Antes de la intervención se llevará a cabo un completo análisis médico con la finalidad de elegir con garantías la mejor opción. La cirugía se realiza mediante incisiones localizadas dentro de la nariz, motivo por el que no quedará a la vista ninguna cicatriz tras la rinoplastia.

Nariz, hueso y cartílago se corregirán hasta conseguir la forma que se persigue. La duración de la intervención de rinoplastia en Albacete se sitúa entre una hora y dos horas. Cuando esta concluya, se le colocará un yeso que consiga mantener la nariz en la posición buscada. En su interior se aplicarán ciertos tapones para que controlen hipotéticos sangrados.

Después de la rinoplastia, se desaconseja practicar actividades que necesiten mucho esfuerzo físico o contacto directo, hasta que lo indique el cirujano.

Después de la cirugía podrían surgir molestias y dolores, pero la mayoría de veces serán moderados y para calmarlos es suficiente con antiinflamatorios y analgésicos. Transcurrida una semana o diez días, se retirará el yeso. La apariencia irá mejorando poco a poco, si bien es recomendable no realizar excesivos esfuerzos. Con la operación de rinoplastia se obtienen unos resultados excelentes, se mejora el aspecto estético de la nariz y el rostro y, como consecuencia de ello, tanto la confianza como la autoestima se incrementan de manera sustancial.

Clases de rinoplastia en Albacete

La rinoplastia en Albacete de tipo primario es aquella cirugía que corrige y dota de una mayor funcionalidad a la nariz. Dentro de ellas se distinguen:

Rinoplastia abierta

Esta clase de cirugías nasales se practican en el caso de que se precisen modificaciones considerables. Los cortes que se efectúan en la zona vertical de la piel sirven para separar las fosas nasales. La piel y los tejidos se levantan para que el médico pueda apreciar con claridad la forma de la nariz y consiga manipular este área más cómodamente. 

Hay diferentes tipos de rinoplastia en Albacete, en función de los defectos que se deseen corregir.

Hay diferentes tipos de rinoplastia en Albacete, en función de los defectos que se deseen corregir.

Rinoplastia cerrada

La rinoplastia cerrada se emplea para modificaciones de menor importancia. Buena parte de los cirujanos practican incisiones en el interior de la nariz. Posteriormente, la piel es separada del hueso y el cartílago que constituyen su soporte. Una vez que el hueso y el cartílago están expuestos, podrán ser retirados y en ese instante se corrigen, incrementan o redistribuyen hasta alcanzar la anatomía pretendida.

Rinoplastia de relleno

La operación de rinoplastia de relleno supone la utilización de inyecciones que rellenen depresiones, modelen los ángulos o modifiquen el extremo de la nariz para conseguir así una simetría y un aspecto más vistoso. En vez de acabar con las protuberancias, se empleará un relleno que las nivele.

Rinoplastia secundaria

La rinoplastia secundaria o rinoplastia de revisión se efectúa para reparar las anomalías que persisten o que aparecen tras una cirugía previa. Si bien es cierto que, por norma general, las dificultades son menores y pueden repararse de forma sencilla, hay veces en las que estas se complican. Al igual que la rinoplastia primaria, también pueden ser abierta o cerrada.

La anestesia en la rinoplastia

Una de las preguntas frecuentes en la rinoplastia está relacionada con la anestesia empleada. Pues bien, la cirugía de rinoplastia en Albacete puede realizarse con la utilización de anestesia general o de anestesia local. Se trata de uno de los aspectos a los que mayor atención deben prestar los pacientes que vayan a pasar por quirófano para practicarse una intervención de esta clase.

En este sentido, un posible paciente de rinoplastia habrá de someterse a distintas pruebas de anestesia antes de la operación, ya que esta lleva implícito un determinado riesgo. Estas pruebas son analizadas después por el anestesista pertinente. El conjunto de factores de riesgo asociados varían según razones de diferente índole, entre las que podríamos destacar:

  • Si se trata de anestesia general o local.
  • El tiempo utilizado en su administración.
  • La clase de fármacos empleados.
  • El control de la temperatura.
El postoperatorio de la rinoplastia es un poco molesto, pero el cirujano prescribirá analgésicos para aliviar el dolor.

El postoperatorio de la rinoplastia es un poco molesto, pero el cirujano prescribirá analgésicos para aliviar el dolor.

Dependiendo de la situación de riesgo que presenten, puede agruparse a los pacientes en diversas categorías si atendemos a determinados criterios de evaluación o puntuación (ASA). Así, el paciente que vaya a someterse a una rinoplastia y que se clasifique como ASA1 tendrá un riesgo menor que otro paciente catalogado como ASA2. De manera habitual, los pacientes a los que se practica cualquier clase de cirugía plástica se clasifican como ASA1. Es decir, nos encontramos con pacientes de riesgo muy reducido, por lo que es muy poco posible que apareciesen complicaciones durante la intervención.

De entre todos los mitos y verdades de rinoplastia, hay una creencia errónea que afirma que, a veces, puede que el anestesista administre una dosis excesiva al paciente. Se trata de otro de los bulos que habitualmente rodean el mundo de la cirugía estética. Y es que antes de la intervención, el paciente deberá someterse a una serie de pruebas y análisis para precisar el procedimiento a emplear y determinar con exactitud la cantidad de dosis que se administrará. Esta varía, entre otros factores, del peso o de la salud del paciente.

Para terminar de descartar esta hipótesis, en todos los casos se concede un margen de seguridad en el cálculo de la dosis con el objetivo de impedir que aparezcan riesgos, problemas o complicaciones en la rinoplastia. Además, a lo largo de la operación, el anestesista estará continuamente vigilando la evolución del paciente.

¿Cómo es el postoperatorio de una rinoplastia en Albacete?

Si bien es perfectamente normal que aparezcan ciertas molestias como consecuencia de la obstrucción de la nariz, la etapa siguiente a una intervención de rinoplastia en Albacete no se considera demasiado dolorosa.

La inflamación de la nariz irá desapareciendo pasados unos días, pero habrá que tener paciencia para comenzar a ver los resultados de la rinoplastia.

Pese a lo anterior, no hay que dejar de respetar los aspectos que a continuación se enumeran respecto a la recuperación tras una operación de rinoplastia:

  • El paciente podrá regresar a su domicilio transcurridas entre 3 y 6 horas desde la operación, cuando el efecto de la anestesia en la rinoplastia se ha disipado.
  • Para impedir una hipotética sequedad oral, se aconseja que paciente beba abundante líquido.
  • También habrá de ingerir analgésicos, descongestionantes y otros fármacos que se le hayan indicado.
  • En una amplia mayoría de casos de rinoplastia en Albacete, los pacientes retomarán su actividad rutinaria a los 2 o 3 días después de la intervención, pero para regresar a su puesto de trabajo deberán esperar 4 o 5 más -es decir, en torno a una semana tras la operación-, aunque esto variará según la naturaleza de este.
  • En relación a las pautas alimenticias no existen demasiadas recomendaciones, aunque es cierto que no se aconseja consumir alimentos excesivamente calientes o que tenga que ser masticados demasiadas veces. Además, a lo largo de los primeros 30 días tampoco se podrá beberá alcohol.
  • Conforme se reduzca la hinchazón de la nariz, la férula se amoldará poco a poco.
  • Pasados unos cuantos días, la inflamación disminuirá y la apariencia del rostro sufrirá una mejora sustancial. No obstante, al principio la cara continuará hinchada, lo cual puede significar un pequeño golpe anímico para el paciente. 
  • Habrá que proporcionar una serie de cuidados para facilitar la recuperación y evitar complicaciones.

    Habrá que proporcionar una serie de cuidados para facilitar la recuperación y evitar complicaciones.

    En las primeras 24 horas el paciente tendrá que descansar y mantener la cabeza levantada, ya que cabe la posibilidad de que sienta dolores de cabeza y obstrucciones de la nariz con motivo de la hinchazón del rostro.
  • Durante la primera quincena, pueden presentarse hematomas e inflamación en la zona ocular, pero luego desaparecerán.
  • Para evitar que surjan sangrados, es aconsejable no sonarse la nariz con excesiva fuerza en los primeros días.
  • Hasta que el cirujano no indique lo contrario, el paciente no deberá practicar actividades de contacto o aquellas que requieran la realización de un importante esfuerzo físico (correr, nadar, etc.).
  • Tampoco habrá de gesticular en exceso a lo largo de los primeros días.
  • Para nada resulta aconsejable fumar, pues afectaría al proceso de cicatrización.
  • Hay que evitar que el área tratada entre en contacto con el agua, lo que -como es lógico- no es impedimento para el aseo del paciente.
  • Únicamente es recomendable dormir con la cara mirando hacia arriba.
  • Si el paciente llevase gafas, habrá de extremar la precaución.
  • Como en el resto de operaciones, también tendrá que evitar la exposición al sol en la rinoplastia.
  • Para estornudar, debe procurar hacerlo con la boca abierta, pues de este modo el área tratada no se vería afectada.

En conclusión, todo aquel paciente que se haya sometido a una intervención de rinoplastia en Albacete y siga las recomendaciones que el especialista le facilite, podrá verificar en primera persona que los posibles riesgos y complicaciones que esta conlleva son muy escasos.

 
  • Artículo escrito por:
  • Doctor Miguel Fernández Calderón
  • Dr. Miguel Fernández Calderón es Licenciado en Medicina por la Universidad de Castilla La Mancha y número 1 en el examen MIR de su promoción. Se especializó en Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva en el Hospital Universitario La Paz. Se ha formado en cirugía de la mano y de reconstrucción mamaria así como en cirugía estética complementaria (cirugía del envejecimiento facial, contorno corporal y rinoplastia, cirugía de reasignación de género facial, corporal y genital, cirugía íntima...) y cirugía estética mamaria y cirugía del envejecimiento facial.
  • El Dr. Fernández es el miembro número 1.097 de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE).
  • Página WEB
 

Uso de cookies
Esta página web utiliza cookies propias con fines técnicos, analíticos y publicitarios así como cookies de terceros con fines técnicos, analíticos y de publicidad comportamental. Para obtener más información sobre el uso de cada una de las cookies, consulta nuestra Política de Uso de Cookies. La navegación por el Portal supone la aceptación de nuestra política de cookies.